A primera hora de la mañana del día siguiente.

Todos nos reunimos frente a la casa con nuestros equipaje.

Ya se ha acabado nuestra semana viviendo juntos, así que todas regresarán a sus hogares.

Desde que volví a mi ciudad natal, he estado pensando.

¿Debo quedarme en el pueblo o salir de nuevo?

Y si lo hago, ¿qué haré?

…Gracias en parte a Marianne y a las demas chicas, he podido recuperarme, aunque sea un poco.

Sin embargo, el agujero en el pecho todavía no estaba cerrado.

Quizás todavía no he podido organizar mis sentimientos.

Me traicionaron, me enteré de la verdad y tomé cartas en el asunto. Esa secuencia de eventos era demasiado grande para mí, aún no sé qué hacer con todo lo que ha ocurrido.

Así que decidí hacer un viaje… Una vez más.

Creo que será lo mejor para curar este corazón roto.

Nei y Soara vinieron a despedirse.

“Vuelve a casa, Lloraré si no lo haces.”

“No tengo planeado irme por mucho tiempo.”

“Toru, no pienses que tienes la libertad de irte a tierras lejanas otra vez, tienes que regresar. Ahora tienes muchas responsabilidades a las cuales responder.”

“Eh… ¿Responsabilidades?”

¿Qué clase de responsabilidad es esa?

A veces Soara dice cosas que son difíciles de entender.

Kaede y los demás se despidieron de Nei y Soara, y prometieron volver a reunirse.

Las chicas parecían haberse conocido mejor durante la última semana.

“Frau, por favor.”

“¡Déjame a mí!”
Frau gira en círculo justo por encima de nosotros y rocia su polvo.

Mi cuerpo comenzó a flotar.

Deberíamos poder llegar a la casa de Pione al final del día.

O siendo más realistas, a media noche.

Conmigo a la cabeza, todas las chicas se elevaron alto en el cielo.


Todas llegaron a salvo a sus hogares. Y nosotros podemos continuar con nuestro viaje.

Nuestro destino es el país de Lastoria.

Es un país grande con países más pequeños como Northstar bajo su paraguas.

También es una nación que mira al mar, y es la única de los países circundantes que tiene la tecnología para construir barcos.

Además, hay muchos lugares de interés turístico y se puede disfrutar de la cocina marina que sólo se puede encontrar aquí.

Por cierto, ya he hecho un contrato de amo-sirviente con Kaede y Frau.

Resulta que había un traficante de esclavos en la ciudad en la que nos detuvimos.

“No puedo creer que he vuelto a ser la esclava del Amo. Siento que he recuperado algo importante.”

“Estás exagerando. Cuando firmas un contrato, no puedes resistirte a mí. ¿Estás segura de que fue buena idea?”

“Eso es lo que quiero. Quiero que mi amo me controle, quiero estar bajo su merced.”

“Sabes Kaede, a veces dices cosas muy difíciles de escuchar.”

“¿En serio?”

Kaede me mira con cara de puchero.

No creo que sea un pensamiento normal querer ser dominado.

Pero después de todo, ella es Kaede.

Sucede muy a menudo este tipo de comentarios.

En estos momentos estamos atravesando el bosque.

Si seguimos el camino, podremos entrar en Lastoria en poco tiempo.

“¿Hasta donde pensamos llegar con este viaje? ¿Hay un objetivo o algo así?”

“Kyu.”

Frau quien está encima de Panda dice.

Honestamente, no tengo respuestas a esa pregunta.

Simplemente decidí que quería viajar.

Un objetivo… Hmm…

Kaede tiró de mi ropa.

“Um, maestro, hay un lugar que quiero visitar, ¿podemos?”

“¿Visitar un lugar? ¿Es la primera vez que vienes aquí?”

“Es mi segunda vez, para ser exactos. De hecho, solía vivir por aquí antes de convertirme en esclava.”

“…??”

Qué extraña manera de decirlo.

Si has vivido en Lastoria, no puedes decirlo cómo si lo hayas visitado.

¿Viviste aquí una vez y luego te viste? ¿Eso es lo que trata de decir?

“Vayamos allí.”

Kaede señaló un acantilado en la distancia.

Es demasiado pequeña para llamarla montaña, y demasiado grande para llamarla roca, es una roca enorme como una torre creada por la naturaleza.

Me pregunto qué hay ahí.

“¿Qué están haciendo? ¡No es por ahí!”

“Kaede quiere visitar un lugar.”

“Eeeh. Yo quería comer dulces en la ciudad.”

“Kyu~”

Frau y Panda son unos insensibles.


“Es más alto de lo que parece desde la distancia.”

“Sí.”

La enorme roca que miraba hacia arriba es imponente.

Parecía haber un monstruo que habitaba en la cima, y un pájaro volaba sobre nosotros.

¿Qué podría haber en este lugar?

“¡Ahí está! ¡Mi viejo abanico de hierro!”

Kaede recogió un abanico de hierro sucio entre las hierbas.

Abrazó ese abanico de hierro como si fuera importante para ella.

Al parecer, había venido a buscarlo.

“El amo se preguntaba cómo llegué a ser una esclava, ¿Verdad?”

“Um, sí, ¿me lo vas a decir?”

“Frau-San, llévanos a la cima.”

“Bien, me encargaré de eso.”

Kaede voló encima de nosotros y roció su polvo de hadas.

Con Kaede a la cabeza, subimos rápidamente.

“¿Hasta dónde piensa llegar?”

“A la cima. Allí encontrarás el camino que yo tomé.”

Llegamos a la cima, donde había un punto de apoyo de unos treinta metros de diámetro.

La hierba y los árboles crecían densamente, y me impresionó en secreto el hecho de que las plantas pudieran crecer en un lugar así.

“Por aquí.”

Cortamos la hierba y continuamos caminando.

Poco después, veo algo que parece un artefacto.

Era un escenario circular de piedra

En el centro había un círculo mágico que había perdido su luz.

“¿Llegaste aquí a través de este círculo mágico?”

“Así es, este fue el punto en el que aparecí cuando me trajeron a estas tierras.”

Kaede se agacha y toca el círculo mágico

“Qué mal. Probablemente todo el poder mágico se ha agotado cuando llegué aquí.”

“¿No pasa una vena mágica por aquí?”

“Este círculo mágico es diferente, almacena el poder y lo utiliza, un poco diferente al resto que hemos visto.”

¿En serio existe algo así?

Como es de esperar de una especie antigua, ha dejado todo tipo de cosas.

“Pero se puede usar si vierto poder mágico en él, ¿verdad? Es cómo si llenara el tanque.”

Kaede niega con la cabeza.

“No sirve de nada si sólo se activa un lado del círculo mágico. El círculo mágico del otro lado estaba casi sin energía cuando llegué aquí, no creo que podamos cruzar.”

“¿Y a dónde lleva el otro lado del círculo?”

Kaede no responde inmediatamente a mi pregunta, sino que duda.

“Mi ciudad natal.”

Las palabras que dijo mientras las exprimía eran bastante ordinarias

Pero noto mucho significado en su humor no tan amable.

Kaede no es una tribu de bestias ordinaria, lo sé por lo que he visto hasta ahora.
Si es así, no es difícil imaginar que su tierra natal también está en un lugar inusual.

“Mi patria está en…. Otro continente. Yo vivía allí.”

“Espera, ¿Qué continente?”

“¿No lo sabías?”

La cabeza me da vueltas.

¿Otro continente?

¿Hay otro continente además de éste?

Pero nunca he oído hablar de ninguna otra tierra.

“No lo entiendo, ¿por qué el arce ha llegado hasta aquí a través de ese círculo mágico? ¿Por qué se convirtió en esclavo? Tengo muchas preguntas pero no respuestas.”

“Es porque mi ciudad natal estaba en una situación crítica y yo fui la única que escapó con este círculo mágico. Pero mi nivel era muy bajo, y no logré descender esta montaña rocosa y caí a mitad de camino, y un esclavista me recogió cuando me desmayé.”

En ese momento, se le cayó el abanico de hierro que llevaba en la mano, y parece que Kaede llevaba mucho tiempo preocupada por ello.

“Lo siento, debí haber preguntado por ello antes.”

“Está bien. Había decidido que las necesidades del maestro deben tener prioridad sobre las mías, y además, estoy feliz de tener esto de vuelta.”

Dijo en voz baja: “Es el último recuerdo de mi madre.”

Al oír eso, agarré a Kaede y la abracé muy fuerte.

“Probablemente sea tarde, pero iremos a la ciudad natal de Kaede. Podemos llegar allí sin un círculo mágico, ¿verdad?”

“Es posible si cruzamos el mar, ¿Seguro que quieres eso? Es posible que no podamos volver aquí.”

“No seas tonta. Tanto cómo el Lord y yo estamos agradecidos por todo lo que has hecho por nosotros. Cuando se trata de ti, nada es una molestia, eres cómo mi familia.”

“Frau-San.”

Kaede derramó lágrimas, probablemente por la alegría.

Sí, tiene razón, Frau.

Estamos muy agradecidos por todo lo que ha hecho Kaede.

Ni siquiera estuviéramos aquí si no fuera por ella.

Para que no tenga que seguir soportando su dolor ella sola.

Voy a ayudarla en todo lo que pueda.

La llevaré a donde quiera ir.

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!