“Maestro~!”

Al otro extremo del camino, Kaede estaba agitando la mano.

Parece que Marianne y los demás se han reunido y sólo quedamos Soarer y yo.

Kaede estaba agitando su cola y pareció feliz de verme frente a ella.

Nos separamos por poco tiempo, pero me pregunto si me echaba de menos.

“¿Cómo estuvieron tus compras?”

“Hubieron muchísimas cosas, y no me pude decidir qué cosas debía comprar, también compré un montón de cosas para el Maestro, luego te las enseño.”

La mochila que lleva Kaede está muy abultada.

Le di el almacenamiento mágico, pero parece que no lo usó.

O tal vez estaba tan absorta en las compras que se olvidó de todo.

“Marianne, ¿conseguiste lo que querías?”

“Sí. Pude comprar recuerdos para mi padre y Urara, y encontré algunos artículos raros, así que estoy feliz, inclusive Luna.”

“Así es. Tengo mi cepillo de baño, mis gafas de sol para el baño y… Oh no, puedo dejar que veas esto, Toru-Kun, hey, no te muevas.”

La bolsa de Luna se mueve constantemente.

……Me pregunto qué es. Tengo curiosidad por lo que hay en esa bolsa.

“¿Qué vamos a hacer ahora? ¿Vamos a reunirnos con Nei y los demás?

“Probablemente no hayan vendido bien. Hemos terminado con nuestro trabajo. Vamos a ayudarles.”

“Estoy de acuerdo. Estoy en deuda con Nei-San por su ayuda.”

Y de esta manera nos trasladamos al mercado.

“Hay muchas personas.”

“¿Habrá algún problema?”

Puedo oír muchas voces del lugar donde está Nei.

“¡No empujen! ¡Las verduras no irán a ninguna parte!”

“Entonces, ¿quieres comprar este pepino por 1.000? Es una ocasión especial.”

“¡Chicos, hagan una fila! De lo contrario, ¡no lo venderé nada!”

“Aquí tienes tu dinero. ¿Qué? ¿Quieres darme la mano? Claro, estoy feliz de estrechar la mano de una joven tan bonita.”

En el abarrotado mercado, el puesto de Nei era el que destacaba.

Tanto hombres como mujeres, se concentraban allí.

No tengo ganas de acercarme a toda esa multitud.

“¡Ya todo se ha agotado! ¡Dispérsense!”

Al parecer, todo estaba agotado.

La gente se va a casa con pesar.

“Parece que todo ha salido muy bien-2

“No fue sencillo. No sabía que iban a venir tantas personas.”

Nei se sienta con el rostro cansado y abre las piernas.

Por otro lado, Aleusha y Frau tienen una mirada soñadora.

“Los elfos son muy populares entre los humanos. Estoy sorprendida.”

“No me prestan atención porque siempre estoy cerca de Kaede, pero Frau es un hada magníficamente hermosa. Siento que por fin estoy recordando quién soy realmente.”

Pione parece avergonzada por alguna razón.

“Sé que la gente me confunde con un hombre porque voy vestido como tal, pero es complicado cuando todas las chicas se acercan a mí. No creo que sea lo suficientemente atractiva para ser una chica.”

Anímate, Pione.

Lo has hecho muy bien.

Y tú eres una chica guapa.

Puse mi mano en el hombre de Pione para subirle los ánimos.

“Toru-Sama… Ueeeh!”

“Tranquila, ya todo terminó”

Le frote la espalda cuidadosamente.

“Bueno, ustedes tres me ayudaron. He ganado mucho dinero y ahora podré alimentar a mi familia durante un tiempo.”

“Aun tienes una hermana y un hermano que todavía son niños.”

“Nuestra factura mensual de alimentos es la mitad de lo que solía ser, desde que dejé de trabajar cómo aventurera, las cosas ya no son cómo antes.”

“Te voy a dar esto.”

Saqué una bolsa de cuero del almacén mágico.

Se oye un fuerte golpe y los ojos de Nei se iluminan.

“¿Qué es esto?”

“Es para ti, no lo necesito.”

“¡No es posible! Hay muchos objetos raros aquí.”

“Acéptalo, es para ti.”

Son objetos que obtuve en Berserker Valley.

En realidad, me olvidé por completo de venderlo y lo tenía ahí ocupando espacio.

Aunque lo guardes durante mucho tiempo, será un desperdicio de tesoro, y lo mejor sería dárselo a Nei, que ha cuidado mucho de mi.

Todos asintieron con la cabeza, como si pensaran lo mismo.

“Gracias, Toru.”

“No llores. De todos modos, voy a querer más verduras. Es como pagar por adelantado.”

“¡No estoy llorando! ¡No me mires!”

Nei se frotó los ojos y se sintió avergonzada.

“Bueno, vamos a almorzar.”

“Conozco un buen lugar, te lo mostraré.”

Después de recoger todas sus cosas, Nei tiró del carro y empezamos a caminar.

Ya sé a qué lugar iremos a comer.

Lo estoy deseando.


Al anochecer, todos caminamos a casa mientras conversabamos.

En la parte trasera del carro tirado por Nei, Aleusha, Luna y Frau dormían.

“Nos lo hemos pasado muy bien hoy. El tiempo que hemos pasado con todos ustedes ha pasado volando, y los echaré mucho de menos.”

“Comparto el sentimiento, quisiera pasar más tiempo con ustedes.”

“Es agradable estar en una party sin todos esos hombres asquerosos, Nya. No quiero ir a casa, Nya. No puedo soportar la idea de tener que trabajar en ese lugar sudoroso de nuevo. Nya~”

“Vamos, Lynn-san. ¿En serio tus compañeros son tan malos?”

Pione tranquiliza a Lynn, quien se rasca la cabeza.

Kaede que caminaba a solas, tenía su cola colgando, parecía triste.

Gug.

Soara me golpea el costado con un bastón.

¿Qué?

Ah, eso…

“Chicas, ¿puedo hablar con ustedes un momento?”

Me adelanté y las detuve a todas en medio del camino.

De mi almacenamiento magico saque una gran bolsa que contenía el regalo que les compré al a chicas. Puse una en cada una de sus manos.

“Maestro, ¿qué es esto?”

“Ábranlo, por favor.”

Lo que apareció tras abrir el envoltorio fue una pequeña caja de madera.

Cuando lo abrieron, las chicas pusieron los ojos en blanco.

“Um, quiero que acepten este regalo… Es mi agradecimiento por todo lo que han hecho por mi.”

“Maestro.”

Las joyas de los anillos en sus manos brillaban bajo el sol que se estaba ocultando.

Kaede se puso el anillo y sonrió con lágrimas en sus ojos.

“Toru-sama, ¿esto es lo que creo que es?”

“¿Hmm? Oh, sí, por supuesto, es exactamente eso.”

Las chicas se sorprenden y chillán de alegría.

Sí, es mi agradecimiento.

Soara dijo que tenía que regalarles un anillo.

En cuanto se lo das a una mujer. Has dado un paso importante en tu vida para demostrar tu gratitud.

Pero yo no sabía eso.

No sabía que un anillo se le pudiera dar a una amiga.

Pensaba que era algo que sólo los amantes se daban. Ya sabes, cuando te quieres comprometer en matrimonio con alguien.

No.. No creo que Soara me haya engañado para comprarles un anillo de compromiso, es mi amiga, siempre ha aconsejado este tipo de cosas.

“Oh, y esto es para Kaede y Frau.”

Les doy otro paquete.

“¿Es un collar…?”

“Quiero que vuelvan a ser mis esclavas. Aunque si no quieren, pueden decir que no.”

“¿Bromeas? Estoy feliz, me encantaría ser la esclava del maestro.”

Kaede derrama lágrimas en sus ojos

Se puso el collar alrededor del cuello y luego puso la mano en su pecho.

“Por favor, hagamos un contrato maestro-esclavo”.

“Claro que sí”

“Y estaré contigo para siempre.”

“Así será.”

Eeh.

me sorprendí cuando Frau se asomó por un lado.

“Oye, Frau también se puso su collar, ¿por qué no me miras?

“Lo siento. Te queda hermoso.”

“¡Sí! ¡Sabía que Frau sería la esclava perfecta para el Lord! Acaríciame. Dame una palmadita en la cabeza y dime que estás feliz de que sea tu esclava otra vez.”

“Muy bien. Muy bien, no aprietes tu cabeza contra mí.”

Le acaricie la cabeza a Frau, y ella felizmente decía; “¡Gracias! ¡Te amo!”

De repente, Aleusha, que estaba en el carro, se pone de pie.

“¡Toru-Dono! ¡¿Por qué no tengo un collar?!”

“¿Qué es esa pregunta tan repentina?”

“¡Los humanos quieren esclavizar a los elfos! Entonces es lógico que Toru-Dono quiera poseer a Alusha.”

“¿Quieres que te haga mi esclava?”

“No me hagas decir algo vergonzoso.”

De repente pierde el ímpetu y se avergüenza.

“Me pregunto si también puedo ser una esclava. Aunque soy una aristócrata.”.

“Sí, yo también.”

“Probablemente sea imposible. Aunque me gustaría convertirme en una, pero como soy de la realeza y mi padre podría llorar, lo máximo que puedo hacer es un contrato de amo-sirviente.”

Marianne, Pione y Luna también querían ser mis esclavas, pero por su alto estatus social no podían.

No puedo evitar preguntarme por qué quieren hacer algo así.

“Es un problema demasiado grande. De todos modos, vamos a volver a reunirnos, así que ¿por qué no firmamos todos un contrato de amo-sirviente con Toru antes de irnos?

“Así es. Nos volveremos a encontrar en un futuro no muy lejano.”

¿Qué diablos significa eso? ¿Otra reunión?

¿Hay alguna reunión o algo que no sepa?

Kaede me agarra del brazo y tira de mí.

“El maestro es mi maestro.”

“Kaede-San, escapar es para cobardes. Todas, atrapen a Toru!”

¡Hey, me están persiguiendo!

Kaede, que tiraba de mi mano, tenía una sonrisa que era de admirar.

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!