[Mikihara Taiga] 

Despu√©s de que Chika-san se fue, volv√≠ a repasar mi libro de vocabulario √°rabe. Tengo que aprovechar mi tiempo libre para estudiar todo lo que pueda. 

Oh, casi lo olvido. Saqu√© un suplemente zinc de mi bolsillo y me lo meto en la boca. Cuando estoy demasiado ocupado para cocinar ostras y comidas similares, intento completar mi zinc con esto.  

Pero Chika-san me dijo que esperara, y no s√© por qu√© raz√≥n… ¬ŅHm? Mi tel√©fono comenz√≥ a sonar, cuando vi la notificaci√≥n, era un mensaje de LINE. 

Era Chika-san, el mensaje dec√≠a; ‚ÄúLo siento, pero, ¬ŅPodr√≠as venir al despacho?‚ÄĚ 

Me pregunto si todav√≠a hay trabajo que hacer para el festival de la escuela. Guard√© mi libro de palabras en el bolsillo y me dirijo al despacho. 

Una vez ah√≠, abr√≠ la puerta, y lo que me preparaba en dicho lugar, me dej√≥ sorprendido…  

La puerta del techo estaba abierta, y la escalera estaba abajo. En ese momento, un nuevo mensaje lleg√≥; ‚ÄúSube por la escalera.‚ÄĚ  

Trague saliva luego de leer ese mensaje. Chika-san… Est√° a punto de revelar su gran secreto para m√≠. Mi sue√Īo de un harem de cinco hermanas puede o no hacerse realidad. 

Estoy m√°s nervioso que en una final nacional. Me limpi√© el sudor de las manos en los pantalones y sub√≠ la escalera.  

asom√© la cabeza por debajo del techo y encontr√© una gran y magnifica habitaci√≥n que parec√≠a fuera de lugar. Una mesa, un monitor enorme, una nevera, una librer√≠a, un catre y un aire acondicionado estaban en dicho lugar… Y en la esquina de la habitaci√≥n.  

Kaeko, Mitsuri, Maihime y Ai estaban all√≠. Me miran con torpeza, o como a un ni√Īo al que han rega√Īado. Se supone que soy la primera persona que ve a las cinco juntas. Tengo que aprender de Maihime y actuar con sorpresa. 

-¬ŅEh…? 

Creo que reaccione bien. Acto seguido Chika-san habla lentamente. 

-Taiga-kun. Te vamos a contar dos secretos muy importantes.   

Despu√©s que las hermanas se presentaran una por una, Chika-san dijo; las cinco personalidades son una mentira. Y en realidad nosotras cinco hacemos el papel de 1. 

Endurec√≠ mi expresi√≥n facial.  

-Entonces… 

-Increible… 

-Siento haberte mentido.  

Las cinco hermanas inclinan la cabeza juntas. Luego Chika-san contin√ļa hablando. 

-Tengo una cosa m√°s que decir. Nosotros cinco… 

Ella no dice nada. Se lleva las manos a sus amplios pechos con las mejillas sonrojadas. 

-Tal parece que nos hemos enamorado de ti.  

¬°¬°Home Run!!

El √©xtasis invade mi cerebro. ¬°El requisito previo para un harem se ha cumplido! Pero no dejes que tu alegr√≠a se refleje en tu cara todav√≠a. 

Da la sensaci√≥n de “no estoy seguro de entender lo que est√° pasando”. 

Chika-san agit√≥ sus ojos azules con ansiedad. 

-Has estado en contacto con cada una de nosotras, y queremos sabes. ¬ŅQui√©n es la hermana con la que quieres salir? 

-¬ŅSoy yo? 

Kaeko-san se se√Īala as√≠ misma 

-¬ŅO yo?  

El tono de Mitsuri-san est√° lleno de confianza, pero su expresi√≥n es ansiosa.  

Maihime-san guarda silencio, pero no para de mirarme  

-Yo ser√≠a feliz. 

Dice Ai-san que se rasca las mejillas. Y Chika me mira con seriedad. 

Cinco opciones frente a m√≠… Pero no pienso quedarme con ninguna. Las quiero a todas. 

Fing√≠ estar en silencio durante unos tres minutos, luego… Me puse de rodillas, y mis manos en la cara, como si tuviera todo el peso del mundo sobre mis hombros 

-Si, no puedo elegir. 

Golpee el suelo con todas tus fuerzas. 

-Me hicieron creer que ten√≠as cinco personalidades, ¬°Pero me encanta cada una de ustedes! ¬°Por eso no puedo elegir! 

Era un deseo sincero. Por eso mis l√°grimas fluyeron incesantemente y mi voz tembl√≥. 

-Los quiero a todas… ¬°Quiero estar enamorado de las cinco! 

El silencio se apoder√≥ del √°tico. Chika-san y Ai-san parecen estar impacientes. 

-Es-Espera un minuto, Taiga-kun. ¬ŅSabes lo extra√Īo que est√°s diciendo? 

-S√≠, lo s√©. No hay mucha moralidad en mis palabras… 

Kaeko-san se cruza de brazos y se pasea por la habitaci√≥n.  

-Pero… 

Se rasc√≥ la cabeza y continu√≥. 

-La raz√≥n por la que Taiga pensaba as√≠ era porque est√°bamos interpretando cinco papeles, cinco personalidades y otras cosas extremadamente complicadas, ¬Ņverdad? As√≠ que no puedo quejarme demasiado… 

Palabras acertadas. Kaeko-san se hab√≠a puesto a mi lado y… Enderez√≥ los hombros con fuerza. 

-¬°Por esa raz√≥n! Me parece bien que Taiga-kun tenga que hacerse cargo de nosotras. 

¬°Esa es la manera de pensar! Bien, ya tengo a una de mi parte. La mi boca estaba comenzando a aflojarse, pero me mord√≠ la carne de mi mejilla con toda la fuerza que pueda, y contuve el dolor. El sabor de la sangre se expandi√≥ por toda mi boca. 

La siguiente persona que estuvo de mi lado fue Maihime-san. Despu√©s de todo, su sentido de los valores es √ļnico. 

-A m√≠ tampoco me importa, quiero estar con mis hermanas todo el tiempo y puede que esto me ayude cuando interprete a una mujer que forma parte de un harem. 

Como era de esperar, el estoicismo de la actualizaci√≥n sale a relucir. No creo que sea porque todav√≠a est√© enamorada de m√≠. Pero eso puede cambiar m√°s adelante. 

El apoyo sigui√≥ viniendo, y esta vez fue Mitsuri-san. 

-Hmm. Esta situaci√≥n no me sorprende, de por s√≠, ya est√°bamos haciendo algo complicado por habernos enamorado del mismo chico. 

Me mordieron en la oreja. Ahhhh. 

-Creo que ser√≠a divertido cambiar de escenario y competir por la atenci√≥n de Taiga-kun. ‚ėÜ 

Contraatac√≥ Kaeko-san mordi√©ndome la otra oreja.  

-As√≠ que las unicas que quedan son Chika-san y Ai-san. 

-¬°No est√° bien! ¬°Estaa situaci√≥n es una aut√©ntica locura! 

Chika-san sacude violentamente la cabeza. Sin embargo, sorprendentemente, Ai-san la refuta. 

-No… Ya hab√≠a muchas cosas mal con nosotras. No est√° bien que sigamos interpretando a una persona. 

Ai-san cierra sus ojos 

-Por eso, tenemos que creer en nuestros propios sentimientos, y ser sinceros. Eso lo aprend√≠ de ti, Taiga-kun. 

-A-Ai… 

-Quiero saber m√°s sobre ti, Taiga-kun. Quiero estar contigo… 

Entonces Ai-san se aferra a mi pecho. Y Maihime-san tambi√©n se aferra a mi espalda. 

Estoy rodeado por cuatro hermosas hermanas. Todo mi cuerpo est√° mullido y caliente. Siento que estoy a punto de ascender al cielo 

S√≥lo queda… 

-Chika-san. 

-…Taiga-kun. 

-Cuando miro hacia atr√°s, todo empez√≥ cuando me enamor√© de ti, ese ¬īdia¬†cuando me rescataste de la muerte… ¬°Por favor, s√© mi amante!¬†

A pesar de ser un gran mentiroso. Mis sentimientos son verdaderos. 

-¬°Definitivamente, yo te har√© feliz! 

Chika-san comienza a caminar lentamente hacia m√≠. Sus ojos azules se expanden y me tiende la mano. 

¬°Hurra! Por fin, mi harem est√° completo. ¬°El juego de toda la vida ha sido ganado! 

-……Espera…… 

De repente se oy√≥ una voz escalofriantemente oscura. ¬ŅQui√©n dijo eso? Mir√© a mi alrededor. Y las cinco hermanas sacuden la cabeza, dando a entender que no fue ninguna de ellas. 

-E-Estoy aqu√≠. 

Ven√≠a de un rinc√≥n del √°tico. Hab√≠a una caja de cart√≥n bastante grande. La tapa se abre y… Una chica sale del interior. 

-!? 

Me qued√© tan sorprendido como cuando me enter√© de que Konoe R. Chika en verdad eran cinco hermanas interpretando a una sola persona. 

La chica que apareci√≥, tiene exactamente la misma cara que las otras cinco. Sale de la caja de cart√≥n y camina hacia nosotros con paso de zombi.  

Lleva una sudadera con la parte superior e inferior ca√≠das, est√° inusualmente p√°lida y encorvada. Su pelo es lo suficientemente largo como para tocar el suelo. Kaeko-san est√° muy sorprendida. 

-Sugoroku. ¬ŅPor qu√© est√°s aqu√≠? 

Sugoroku… Lleva el n√ļmero seis en su nombre… ¬ŅSeis hermanas? 

¬ŅEran sextillizas en lugar de quintillizas? 

Hablando de eso… El otro d√≠a, cuando Ai-san y yo fuimos a la calle comercial, compr√≥ seis croquetas para cenar. En ese momento pens√© que Kaeko-san se comer√≠a dos… 

¬°Deb√≠ haber pensado m√°s simple! Cada croqueta fue una por una. 

-Perm√≠teme presentarte, Taiga. Ella es Sugoroku, la sexta hermana.  

Kaeko-san habla con orgullo. 

-No le gusta asistir a la escuela, no se siente c√≥moda con el p√ļblico, pero es ganadora de un premio en un torneo de deportes electr√≥nicas, lo cual es bastante impresionante, adem√°s de ser una buena estudiante, tambi√©n administra el sitio web de la p√°gina escolar.  

Ahora comprendo porque no hab√≠a hallado ning√ļn comentario negativo o malicioso acerca de Konoe-san. Ella no iba a permitir que alguien hablara mal de sus hermanas. Este es un acontecimiento bastante inesperado.  

Sin embargo, he concretado mi harem de cinco, no puedo retroceder ahora.  

Coloque una sonrisa en mi rostro.  

-Encantado de conocerte. Sugoroku-san.  

-…Ummm 

Sugoroku-san se escondi√≥ detr√°s de Chika-san como un peque√Īo animal. Tal vez sea porque es timida y no le gusta que un extra√Īo est√© en el mismo lugar que ella. Estaba temblando y me miraba fijamente. Ten√≠a ojeras, como si no hubiera dormido bien. 

-No-No-No-No puedo dejar que te quedes con mis hermanas mayores. 

Kaeko-san y Ai-san replicaron ante sus palabras.  

-¬°No es lo que piensas! ¬°Taiga-kun es un hombre √≠ntegro! 

-S√≠, es cierto. 

Sugoroku-san sacude la cabeza 

-Mikihara¬†Taiga sab√≠a que su personalidad¬†quintuple¬†era una mentira incluso antes de decir la verdad. ¬ŅAcaso alguien integro esconder√≠a una verdad?¬†

Mi coraz√≥n dio un salto. Mientras las hermanas entraban en p√°nico, Sugoroku-san cogi√≥ el mando a distancia y accion√≥ el monitor. La imagen que apareci√≥ fue… 

Una gran tela negra, las manos de las personas que la estaba cociendo era Kaeko-san… Esa escena pas√≥ desde el punto de vista cuando Kaeko-san estaba interpretando su personaje. 

Fue el d√≠a en que me pidi√≥ que me vistiera con la ropa que hab√≠a hecho para m√≠, y sucedi√≥ el incidente del techo y la cucaracha. Chika-san hab√≠a salido del √°tico y estuvo en la misma habitaci√≥n con Kaeko-san en ese momento.  

-Pude verlo todo a trav√©s de mi tel√©fono en la c√°mara que llevaba Kaeko-san. 

Kaeko-san neg√≥ con la cabeza ante las afirmaciones de su hermana. 

-Pero Sugoroku. ¬ŅQu√© problema hay en ese video? Taiga dej√≥ caer sus lentes, as√≠ que no sab√≠a si Chika y yo est√°bamos al mismo tiempo.  

Sugoroku-san retrocedi√≥ el video y cuando mi cara se reflej√≥ en ella, agrand√≥ el are alrededor de mis ojos. 

Mi coraz√≥n casi de detiene. Sab√≠a que hab√≠a cometido un error. Prepararme para cualquier eventualidad es uno de mis puntos fuertes… ¬ŅC√≥mo algo de lo cual hab√≠a preparado para protegerme sali√≥ en mi contra? 

-Las gafas que llevan los miopes puede hacer que sus ojos parezcan m√°s peque√Īos a los ojos de los dem√°s, y los contornos de su rostro pueden estar desalineados. Pero en esta imagen no hay nada de eso. 

-! 

-En otras palabras, Makihara Taiga lleva gafas falsas. En el momento de ese video, Chika y Kaeko eran visibles al mismo tiempo para √©l. Por lo que supo que no era una personalidad quintuple.  

Lentamente, Sugoroku-san alcanza mis gafas. Di un paso atr√°s reflexivo… El movimiento demuestra que Sugoroku-san tiene raz√≥n. El silencio se apoder√≥ del √°tico.  La confianza que tanto me hab√≠a costado construir se perdi√≥ en un instante. 

Ai-san me hace una pregunta con un tono de hosquedad.  

-Taiga-kun, ¬ŅPor qu√© mentiste sobre tener problemas de visi√≥n?  

-Lo hice con la intenci√≥n de creer en la mentira de las cinco personalidades. De esta manera, si alguna de ustedes llegaba a estar al mismo tiempo en el mismo lugar. Pod√≠a fingir que mis gafas se ca√≠an y que no se dar√≠a cuenta de lo que ocurre.  

Mierda… 

-Hehehehe. Tienes prisa. Has perdido los nervios, Taiga Makihara. 

Sugoroku-san se estaba riendo como una bruja.  

-‚Äúsi alguna de ustedes llegaba a estar al mismo tiempo en el mismo lugar‚ÄĚ ¬ŅPor qu√© est√°s preparado para tal cosa en el d√≠a de preparaci√≥n del festival escolar? 

-! 

Me siento como si estuviera cayendo en un abismo. Un sentimiento de desesperaci√≥n, incluso peor que cuando me romp√≠ el brazo derecho en el accidente de coche. Chika-san, que siempre est√° tranquila, estaba inusualmente nerviosa. 

-¬ŅQu√© quieres decir Sugoroku? 

-Lo que trato de decir es que Makihara Taiga sab√≠a desde hace mucho tiempo que Konoe R. Chika en realidad lo desempe√Īaban 5 personas, aunque desconozco como.  

Me se√Īal√≥ como si fuera un detective en busca de un criminal.  

-Pero hoy, declar√≥ que no pod√≠a elegir a nadie porque cre√≠a que ten√≠as cinco personalidades, y utiliz√≥ esto como excusa para crear un harem. 

Todo mi cuerpo est√° temblando. Kaeko-san me agarra por ambos hombros y me sacude.  

-Oye Taiga… Di algo. 

La agitaci√≥n hizo que el folleto del club de astronom√≠a se cayera de mi bolsillo. Kaeko-san trat√≥ de recogerlo y… El folleto junto a otros objetos fue encontrado.  

-¬ŅHm? ¬ŅQu√© es esto? ¬ŅUn libro de palabras, una bolsa de suplementos? 

-Ah, ese es el libro de palabras que Taiga-kun estaba estudiando. Estoy seguro de que has estado estudiando mucho para permanecer en Noblesse… 

Kaeko-san le muestra a Chika-san mi libro de vocabulario.  

-¬ŅPero qu√© idioma es √©ste? ¬ŅEstar√° esto en el examen de la academia? 

Sugoroku-san tambien mira el libro de vocabularios.  

-Esto es √°rabe. Adem√°s, este suplemente que utiliza es… Zinc.  

Acto seguido, Sugoroku-san solt√≥ una risa.  

-Je, est√°s muy entusiasmado con el √°rabe. Algo que ni siquiera forma parte de las clases en la Academia. Tampoco es algo que pueda serte de utilidad en para los ex√°menes de ingreso en la universidad, o ex√°menes para la medicina. Y sin contar que la poligamia es algo que es completamente normal y permitido en muchos pa√≠ses √°rabes. 

Sugoroku-san ladeo la cabeza en se√Īal de burla, y continu√≥. 

-Adem√°s, el Zinc es un ingrediente que te hace muy activo en las relaciones nocturas. Perfecto para el deseo de harem de Makihara Taiga. 

-Eeeh…. 

Con excepci√≥n de Sugoroku-san, las cinco hermanas exclamaron al unison√≥, no pod√≠a estar m√°s conmocionadas. 

La sexta hermana, Sugoroku-san… Por solo un error que comet√≠, expuso toda la verdad y mis intenciones a la luz. Luego de un silencio incre√≠blemente pesado y largo, alguien rompi√≥ el silencio. 

-Taiga-kun, lo siento mucho. 

Ai-san expresa su decepci√≥n y baja la escalera. Le siguieron Chika, Kaeko, Kouri y Souroku. 

-Es incre√≠ble que no haya podido ver a trav√©s de tu actuaci√≥n. Es una humillaci√≥n como actriz. 

Luego de decir esas palabras, se march√≥. Yo era el unico que quedaba en el √°tico. 

-Haaah… 

Mi gran objetivo de mi vida. Tener un harem con las cinco hermanas. Casi lo ten√≠a en mis manos, pero… Fui derrotado tras una emboscada, Sugoroku-san, quien apareci√≥ derrepente y le dio vuelta a todo mi juego. 

– ¬°¬°Uhhh… ahhhhhhhhhhhhhhhhhh!! 

Llor√© literalmente hasta que se me secaron las l√°grimas. 

Fin del volumen 1.


Notas del traductor: ¬°Esto aun no termina aqu√≠! Aun falta el ep√≠logo y una historia corta que escribi√≥ el autor, pero esas dos traducciones solamente estar√°n disponibles en la versi√≥n PDF/EPUB. Si quieres estar atento cuando esa versi√≥n sea publicado, junto a muchas m√°s ilustraciones con informaci√≥n detallada de las hermanas, sigueme a en mi pagina de Facebook o en mi perfil de Twitter ūüėČ

Akumabeast ūüĎļ 
[Pagina de Facebook] | [Perfil de Twitter]


¬°Tambi√©n sigue a mis panas de Bokugen Boys! ūüėé
[Pagina de Facebook] | [Servidor de Discord]

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!