Han pasado algunos días desde que regresé al pueblo.

He estado mirando por la ventana aturdido.

No tengo ganas de hacer nada.

Hay un agujero en mi pecho.

El vacío que una vez sentí ha vuelto.

Tenía la sensación de que se había perdido algo importante.

No, de hecho, lo perdí.

Mi ex-amante y ex-mejor amigo.

“Maestro, ¿cómo se siente?”

“Bien.”

“Te he traído algo de comer.”

“Gracias.”

Me senté en el borde de la cama y acepté la sopa de Kaede.

Tomé un sorbo y me di cuenta de que

La comida de Kaede, que había sido tan deliciosa, se siente diferente en mi boca.

No tengo mucho apetito.

La mano con la que sostenía la cuchara se detuvo.

“¿No le gustó el sabor?”

“No. No tengo mucho apetito.”

“Eso es lo que dijiste ayer. No comiste mucho.”

“Lo siento. Creo que necesito descansar.”

Puse el bol en la mesa y me fui a la cama.

Mi cuerpo se sentía terriblemente pesado.

Era como si me hubieran pegado plomo en los brazos y las piernas.

Además de eso, es como si algo dentro de mí escapara.

“Maestro.”

Kaede pone su mano en mi frente y utiliza vibraciones curativas en mí.

El vacío pareció desvanecerse un poco.

Sus manos estaban calientes.

“Hola!”

“Nei-San.”

Nei entró en mi habitación.

Viene a verme de vez en cuando, cuando tiene tiempo libre.

“¿Todavía te sientes mal?”

“Estoy cansado por todo lo que ha pasado.”

“Bueno, han pasado muchas cosas, ¿no?”

Ella se sienta en una silla cerca de la cama.

“Pero eso no va a hacer que Kaede y Frau se sientan mejor. Si vas a ser su amo, tienes que ser mejor que eso.”

“Ya no son esclavas.”

“Eso da igual. Kaede, Frau y yo somos las esclavas de Toru.”

“¿En serio?

“Así es.”

Después de un rato, las dos salieron de la habitación.

Escuché una voz desde el pasillo.

“¿Qué debo hacer? Siempre está en ese estado”.

“No sé, tal vez no sea suficiente usar tu magia curativa. Debemos chantajearlo.”

“¿Chantaje? No soy muy buena en eso.”
“Entonces, ¿por qué no conseguimos a las personas que puedan hacerlo? Utilizaremos una combinación triple amor, castigo, seducción y curación para que se sienta mejor. Has viajado mucho, así que debes tener una idea.”

“Hmm, tal vez se me ocurra algo…”

Me quedé solo, y cerré los ojos.

Me sentí muy cansado.

Pensé que el agujero finalmente estaba lleno, pero había un gran agujero en mi pecho de nuevo.

Lisa, Sain… ¿por qué?


Había un hermoso paisaje delante de mí.

Las cigarras chirrían con fuerza.

Yo era un niño que corría por el camino de grava del pueblo.

Detrás de mí están Nei y Soara.

“¡Vamos a cazar babas mañana!”

“Odio esas cosas gordas.”

“Fufu! ¿Entonces Nei no puede contra unas simples babas? Miedosa.”

“¡Eso no es cierto!”

“No se peleen, encontraremos algo mejor que hacer mañana.”

““Sí, nos vemos mañana!!””

Me separé de Nei y Soara y corrí a mi casa.

Cuando abrí la puerta principal, mi padre y mi madre ya estaban en el comedor.

Había una variedad de platos en la mesa.

Tiene un aspecto tan delicioso que he tragado saliva.

“Bienvenido a casa. Hoy estás cubierto de barro otra vez.”

Una mujer de pelo negro sonríe.

Ese es… El rostro de mi mamá, ya me había olvidado de ella.

Sí, se veía así tal cual.

También recordaba claramente la cara de mi padre.

Mi madre se agachó y me habló.

“Toru, lo has hecho muy bien.”

Me dio una palmadita en la cabeza.

Mi corazón se reconfortó con su mano nostálgica.

“Puede ser doloroso ahora. Pero puedes ponerte de pie de nuevo. Porque eres nuestro hijo. Vive de la manera que más te haga feliz. Y apoya a quienes te ayudan.””

“¿Madre?”

“El viaje aún no ha terminado. De hecho, aquí es donde comienza el verdadero viaje. Toru, encuentra tus raíces. Estás destinado a cosas más grandes. Por eso te he dado las joyas de la familia.”

Tanto mi padre como mi madre estaban sonriendo.

Las lágrimas se derraman.

Finalmente me di cuenta.

Este es el último mensaje de mis padres.

¡Esperen, papá y mamá!

¡Quiero seguir hablando con ustedes!

Todo comienza a desvanecerse.

Extendí la mano desesperadamente y los dos se estaban despidiendo.

Esperen por favor. Todavía tengo muchas preguntas que hacer.


“¡Toru! ¡Levántate!”

“¡¿Ueeh?!”

Me agarraron por el pecho y me dieron un puñetazo en la cara.

Cuando abrí los ojos, veía todo borroso.

¿Qué sucedió?

Ha… Fue un sueño.

Mi visión finalmente se aclaró y entrecerré los ojos para ver el sol de la mañana que entraba por la ventana.

Nei está frente a mí.

“¡Lo daré todo por Toru!”

“¡¿Darlo todo!?”

Me va a pegar otra vez.

Es un desastre. Pero sentí que mi conciencia se despejaba.

“Soara, sigues tú”

“Muy bien. Pondré toda mi fuerza en ello.”

“¿Por qué está Soara aquí?”

“¡Aprieta los dientes!”

Soara me golpeó con la cabeza con su bastón.

El bastón se rompió por la mitad.

¿Tenía algún sentido apretar los dientes?

“Las siguientes son ustedes dos.”

“Adelante.”

¡¡¿Eeeh?! ¡¿Marianne?! ¡¿Luna?!

¡¿Qué hacen aquí?!

Al mismo tiempo que Nei y Soara salen de la habitación, entran Marianne y Luna.

Los dos sonrieron, y al instante sacaron sus espadas y desgarraron mi ropa.

En poco tiempo, me quedé en ropa interior.

Estoy sentado en el suelo, mirando hacia arriba.

“Quiero que el hombre que yo adoro siempre sea fuerte.”

“Exacto. Esto es un castigo de amor. Para que no olvides quien eres, Toru.”

“Y si todavía no lo has superado, te daré una paliza.”

“¿No hay alguna manera de evitarlo?”

“No.”

Cuando salen de la habitación, otras dos personas entran de nuevo.

Son Aleusha y Frau.

“Me llamaron para un asunto importante, ¿y te encuentras en esta situación tan deplorable? Toru-Dono. No puedes… ¡Hacerlo conmigo de esa manera!”

“No sé de qué estás hablando.”

“¡Me avergüenzo de ti! Los elfos, a diferencia de las hadas, son una raza que conocen la vergüenza.”

“¿Qué significa eso? ¿Quieres que te quite los pantalones?”

“Ueeh! ¡Détente!”

Frau, quien estaba en un tamaño humano, se abalanza encima de Aleusha.

“¿Qué está haciendo aquí?”

Panda se acerca detrás de Frau y le jala el cabello para apartarla de Aleusha.

“Yo sólo he venido a subirle los ánimos a Toru-Dono.”
“Tuviste suerte, casi te los quito.”

“Aleusha. ¿Tus panties son de color negro?”

“¡¡Ueeeeeeeeh!!”

Aleusha se sujeta las orejas y inca de rodillas.

A Frau no pareció importarle, se puso a mi lado, y golpeó sus muslos para que colocara mi cabeza en ellas.

“Siempre he querido hacer esto.”

“Lo sé, lo has mencionado mucho”

“Sí. Finalmente, Frau pudo hacerlo. Y quiero que sepas algo mi Lord. No se conforme con esto, sabes que siempre puedes confiar en mí, haré cualquier cosa por usted.”

Volteó su cara mientras lo decía tímidamente.

Es una esclava muy tierna.

Frau arrastró a Aleusha, que estaba congelada con las manos ocultando su rostro, fuera de la habitación.

El siguiente en entrar en la habitación fue Lynn de la pandilla de las hachas en llamas, y a su lado había un joven que creo que había visto antes.

“Me llamaron para subirte los ánimos, nya. Voy a hacer un hechizo mágico que te hará sentir mejor, nya.”

“¡Oye, Lynn!”

“Pione, observa lo que voy hacer, luego haz lo mismo, nya.”

“¡¿Yo también?!”

Lynn atrajo mi cara hacia la suya y luego la enterró en sus pechos.

Qué suaves son.

Mi fuerza mental se está recuperando rápidamente aquí.

El poder fluye por todo mi cuerpo.

“¿Ahora lo entiendes, nya? Este es el poder de la raza de los gatos, nya. Si no llego a encontrar un esposo, me quedaré con Toru, nya.”

“No tienes remedio.”

“Así es, nya. ¿Pero no sería una linda historia para el futuro, nya?”

¿Lo sería?

Bueno, me gusta la raza de los gatos y también me gusta Lynn.

Lynn se bajó y, y luego el joven se agacha frente a mí.

…Espera… ¿Ella es Pione?

¿Dónde están sus cuernos?

“Dije que estaría esperando por ti. Pero ahora yo estoy aquí.”

“Eso es lo que parece….”

“Kaede me dijo que usara esto, para que nadie supiera mi identidad.”

Pione muestra el anillo que habíamos utilizado nosotros para infiltrarnos en el reino oscuro.

Eso significa que Lynn y los demás no saben quién es Pione.

Ahora entiendo porque no hay un gran alboroto en torno a ella.

Pione abre dos botones de su camisa.

Seguidamente puede ver su escote color blanco.

“¡Yo también lo haré!”

“¡Ooh!”

Mi cara se hunde en sus pechos.

El olor dulce y floral estimula mis fosas nasales, y la piel suave se siente bien.

Además, mi energía aumenta bruscamente.

Involuntariamente, mi nariz se volvió áspera.

“Te estaré esperando, ven a visitarme.”

“Sí, prometí que lo haría”

“Sí. Mi abuelo y yo estamos deseando que vayas.”

Lynn y Pione salen de la habitación.

La última persona en entrar a la habitación fue Kaede.

“Me alegro de que te sientas mejor. Valió la pena traerlas a todas aquí.”

“¿Así que tú lo hiciste?”

“Sí. Volé por todos los países anoche con Frau-San.”

“Gracias por hacer esto en poco tiempo.”

Kaede se acostó en mi cama y colocó su cabeza en mis piernas.

Acaricie su suave y sedoso pelo blanco.

Tenía los ojos cerrados y sus blancas pestañas se balanceaban agradablemente.

La cola se agitaba con mucha fuerza.

Sus orejas de zorro se inclinan, pareciendo insistir que la acaricie más.

Me ha dado la energía para volver a ponerme en pie.

Por supuesto, todavía hay un agujero en mi pecho.

Pero luego recordé…

Aunque parecía que había un agujero, en realidad estaba lleno de muchas cosas.

Perdí algo, pero obtuve más que eso.

Kaede, Frau, Panda, Rosuke, Sharkboy y muchos amigos que conocí en el viaje.

“Seguramente el amo tiene otra habilidad, una habilidad de ahorro.”

“¿Qué quieres decir?”

“Una habilidad que ahorra su felicidad.”

“¿Quieres decir que se ha duplicado en ti?”

“En lo absoluto. Esto es sólo el comienzo.”

Kaede se ríe.

¿Qué voy a conseguir ahora?

Ya soy feliz, pero ¿qué más puedo pedir?

Paki

Un sonido familiar resonó en mí.

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!