La sala de audiencias est谩 solemne y llena de silencio.

En su trono, el rey Armand nos mira.

“Bien hecho, has derrotado al Rey Demonio. Con esto, el mundo seguir谩 siendo pac铆fico durante los pr贸ximos cien a帽os. Te doy las gracias en nombre de todo mi pueblo y de todas las naciones.”

鈥淪贸lo hice lo que quer铆a hacer.鈥

El rey sonri贸 y asinti贸 a mis palabras.

鈥淭ambi茅n me gustar铆a agradecerle por traer de vuelta al traidor Sain. Ese hombre, de entre todas las personas habidas y por haber, atac贸 la capital de Balseille, matando y saqueando al rey y a muchos otros. El reino de Balseille hab铆a exigido que se le entregara vivo.鈥

鈥溌÷縈i pa铆s?!鈥

“Me atrev铆 a ocultar esta informaci贸n para priorizar la muerte del Rey Demonio. Sain tambi茅n era un h茅roe, y pens茅 que ser铆a dif铆cil capturarlo, pero, ahora ese t铆tulo ya no le corresponde a 茅l. 驴Brigada Manyu?”

Se inclin贸 ligeramente hacia m铆.

Supongo que se estaba disculpando por haberme ocultado un informe importante.

Ciertamente me sorprendi贸, pero no tanto.

Aunque era mi pa铆s, viv铆a en un peque帽o pueblo en el campo.

El ataque a la capital parec铆a una historia de una tierra lejana.

Nunca conoc铆 al difunto rey Balseille.

“驴Qu茅 pasar谩 con Sain?”

鈥淪er谩 juzgado y castigado. Probablemente ser谩 condenado a muerte, pero probablemente no lo matar谩n f谩cilmente. Los habitantes de Balseille experimentan actualmente un gran descontento. Sain ser谩 utilizado para aliviar el dolor del pueblo.鈥

Eres pat茅tico, Sain.

Si no te hubieras desviado del camino, podr铆as haber sido t煤 el que estuviera aqu铆.

“Ahora que has derrotado con 茅xito al Rey Demonio, 驴qu茅 quieres? Te dar茅 cualquier recompensa que desees.”

鈥淓ntonces, quiero devolver esto.鈥
Me quit茅 el brazalete.

El rey levant贸 ligeramente la comisura de la boca como si dijera: 鈥溌o sab铆a!鈥

“No es para m铆. El t铆tulo de h茅roe es demasiado pesado para nosotros. No quiero una recompensa, as铆 que me gustar铆a devolverlo”.

“驴Quieres ser liberado de tu papel c贸mo h茅roe?”

“S铆. Con el rey demonio derrotado, la raza demon铆aca necesita tiempo para recuperarse. No hay necesidad de que exista un h茅roe en estos momentos.”

鈥淧ero los pa铆ses ya han reconocido a la Brigada Manyu como h茅roes y hero铆nas de nuestras naciones. No puedes devolverlo una vez que se te haya dado.鈥

鈥淟o s茅. Por eso la Brigada Manyu se separar谩.鈥

La sala se llen贸 de conmoci贸n y todos comenzaron a hablar entre s铆.

Pero el rey no cambi贸 su expresi贸n y s贸lo levant贸 una ceja.

Quiz谩 ya se hab铆an adelantado a este acontecimiento.

Como prueba de ello, ya se hab铆a preparado una caja para guardar el brazalete.

Puse el brazalete en la caja que sosten铆a uno de los caballeros.

A partir de este momento, ya no somos h茅roes.

鈥淎ceptar茅 tu petici贸n. Pero no creas que eso significa que puedes ser completamente libre, todos en los reinos recordar谩n que fueron ustedes los verdaderos h茅roes. Incluyendo a nosotros, los reyes.鈥

鈥淟o s茅. Por ello siempre estar茅 dispuesto a ayudarlos en cualquier situaci贸n en la que ustedes me necesiten.鈥

Asinti贸 satisfecho.

Al parecer, se hab铆a llegado a un acuerdo.

Ahora ya no soy un h茅roe.

S贸lo soy Toru. Un simple guerrero.

Con un profundo agradecimiento a Su Majestad el Rey, dej茅 la sala de audiencia.

鈼団棁鈼

De regreso a mi pueblo, nos detuvimos en la capital de Balseille.

Hab铆a un muro de gente en la calle principal.

Muchas maldiciones se o铆an en el aire, y una lluvia de piedras ca铆a en un carruaje que estaba en movimiento.

En la parte trasera del carruaje estaba Sain en una jaula.

“隆No, no! Y soy el h茅roe. 隆Aaagh! 隆Les ordeno que se detengan! 隆Los matar茅 a todos!鈥

Las piedras arrojadas por la gente no parec铆an funcionar en Sain, probablemente debido a su alto nivel.

Aun as铆, parece tener muchos da帽os psicol贸gicos.

Ya estaba agotado hasta el punto de que su ropa estaba hecha jirones.

Pero esto parece ser el principio de muchos castigos que vienen para Sain.

Seg煤n escuch茅 que ser谩 decapitado luego de ser sentenciado a mil golpes con variedades de armas y objetos punzantes. Ser谩 castigado por ahogamiento con agua, clavaran agujas por todo su cuerpo, y ser谩 marcado con objetos met谩licos prendidos en fuego. Todo esto se realizar谩 frente a la multitud.

No tengo ninguna intenci贸n de ver su final.

Ese hombre que conoc铆 llamado Sain, muri贸 en aquel castillo. Este sujeto que est谩 recibiendo tal humillaci贸n, es s贸lo una c谩scara vac铆a.

Cuando pienso eso, siento un vac铆o en mi pecho.

Cre铆 que por fin hab铆a llenado este dolor.

“Amo, 驴est谩s bien?”

“Gracias por tu preocupaci贸n, Kaede”

Acarici茅 la cabeza de Kaede quien estaba a mi lado.

Cierra los ojos y se muestra muy feliz.

Su cola se agitaba y sus orejas de zorro se caen.

鈥淓sto es muy crudo de ver. Aunque me sorprende que no haya recibido ni un s贸lo golpe de todas esas piedras.鈥

鈥淜yui鈥

Frau, que est谩 sobre Panda, observa a Sain desde un poco m谩s arriba.

Tal vez Sain todav铆a piensa en alg煤n lugar de su coraz贸n que puede ser salvado.

En el pasado, ser铆a imposible que se decapitara al h茅roe.

Pero ahora las cosas son diferentes. El pueblo quiere ver su cabeza rodar.

鈥溌ortenle la lengua!鈥

鈥溌铆, hagan eso!鈥

隆No s贸lo su lengua, tambi茅n la cosa que cuelga entre sus piernas鈥

鈥淪铆, s铆鈥

La voz de las personas aclamaban ver algo m谩s que su cabeza rodar.

“隆驴De qu茅 est谩s hablando?! 隆No pueden hacer eso! 隆Uuugh! 隆Oye, esa piedra s铆 me doli贸!鈥

Sain comienza a impacientarse.

De repente comenz贸 a sentir dolor por las piedras que su cuerpo recib铆a.

Un noble que iba a caballo entre la multitud dice;

“Entiendo la ira de todos. As铆 que cortemos su salchicha de Frankfurt esta noche. Oh, vaya, comet铆 un error de tama帽o. Era una salchicha de Wiener peque帽a, esto es vergonzoso.”

Los chistes del arist贸crata hiceron que todas las personas presentes se r铆en a carcajadas.

Sain estaba temblando con su rostro rojo brillante.

Dejemos este lugar.

鈥溌縀sa es la casa del maestro?

鈥淓s un peque帽o pueblo, como cualquier otro. Pero a Frau le gusta.鈥

鈥淜yu.鈥

Volv铆 a mi pueblo natal.

Como dice Frau, es un pueblo peque帽o y mediocre que est谩 en medio de la nada.

Sin embargo, es un pueblo tranquilo y apacible.

Hay una valla en el camino de grava y peque帽as flores florecen a un lado.

Los peces de r铆o nadaban en el arroyo que flu铆a por el centro del pueblo, y el humo se elevaba de las chimeneas de las casas dispersas.

Ya ha anochecido, y los ni帽os con las ramas de los 谩rboles est谩n cruzando el puente sobre el r铆o y regresando a sus casas.

Nada ha cambiado.

Todo sigue igual desde que dej茅 el pueblo.

鈥溌緿贸nde est谩 la casa del amo?鈥

鈥淎h铆 est谩.鈥

Hab铆a una casa grande en el pueblo.

Ah铆 es donde nac铆 y me cri茅.

Les estuve ense帽ando el pueblo mientras nos dirigimos a mi casa.

鈥溌縏oru?鈥

Me encontr茅 con Nei, que estaba llevando una morera en sus brazos.

Ha cambiado mucho desde la 煤ltima vez que la vi, y ahora lleva una braga de mezclilla y tiene la cara y las manos llenas de barro.

Parece que est谩 haciendo lo que hab铆a dicho. Ayudar a sus padres en el campo.

Nei solt贸 todo lo que ten铆a en sus brazos y se abalanz贸 sobre mi pecho.

鈥溌st谩s a salvo! Me sorprendi贸 mucho cuando me enter茅 de que eras un h茅roe.鈥

鈥淰eo que estabas preocupada.鈥

鈥溌铆! Com铆a s贸lo la mitad de lo que deb铆a, y hab铆a una noche a la semana en la que no pod铆a dormir.鈥

鈥淣o ten铆as que llegar a esos extremos.鈥

La abrac茅 y me disculpo por preocuparla.

Yo tambi茅n estoy aliviado.

Me alivi贸 ver que estaba de vuelta en el pueblo.

Nei mira hacia arriba y pregunta: “驴Se acab贸?”

“Todo ha terminado. Tanto c贸mo Lisa y Sain.

“Lisa es…”

“S铆, era el rey demonio. Hice lo que deber铆a hacer como un h茅roe”.

“Veo”

“No est谩s tan sorprendida.”

“As铆 es”

Nei se aleja de m铆 y recoge sus cosas.

“Era bastante obvio que a ella no le gustaba Toru.”

“Oye, es la primera vez que escucho eso”

鈥淭en铆a mis razones para no decirlo. Toru estaba locamente enamorado de Lisa. Y no quer铆a decir nada que pudiera da帽ar nuestra relaci贸n sin ninguna prueba.鈥

El argumento de Nei est谩 justificado.

En ese momento, Lisa me enga帽贸 por completo.

Estoy seguro de que no la habr铆a escuchado incluso si hubiera recibido el consejo.

Estoy realmente harto de mi estupidez.

“Y Sain ser谩 condenado a muerte en un futuro no muy lejano”.

“Es bueno escuchar eso.”

Dijo eso y empez贸 a caminar.

Creo que estaba de camino a casa, pero nos sigui贸 a Kaede, Frau y a m铆.

鈥淪-s铆鈥

Abr铆 la puerta de mi casa y Nei entr贸 con mucho 谩nimo al lugar.

Ahora que lo pienso, ella siempre llegaba a mi casa de esa manera.

Nei y Soara eran casi como mis hermanas cuando 茅ramos ni帽os.

El pasillo est谩 limpio, como si lo hubieran limpiado.

鈥淟impie este lugar de vez en cuando para que Toru tuviera siempre un lugar al que volver.鈥

鈥淓ste es el lugar de nacimiento del maestro. Es precioso.鈥

鈥淰aya, es m谩s grande de lo que pensaba. Huele bien y el ambiente es del agrado de Frau. Estoy segura de que Panda estar铆a de acuerdo.鈥

“隆Kyu!”

Kaede sonr铆e acariciando los ara帽azos en la barandilla de las escaleras.

Frau y Panda volaron r谩pidamente escaleras arriba.

鈥淭e vas a quedar en el pueblo por un tiempo, 驴no?鈥

鈥淓se es el plan. Por fin estoy en casa.鈥

鈥淵a veo.鈥

Nei sonri贸 antes de salir de la casa.

鈥淢aestro, 驴puedo tomar prestada su cocina para preparar la cena?

鈥淧uedes usarlo como quieras.鈥

pat pat pat

Corri贸 hacia la cocina.

No pude evitar relajarme al ver la cara de felicidad de Kaede.

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!