Mirando hacia abajo está mi antiguo mejor amigo, Sain.

Me miraba aturdido.

¿Qué pasa con esa cara? ¿Te preguntas por qué estoy aquí?

Claro, puede ser una sorpresa verte de nuevo en el campo de batalla con el guerrero que te deshiciste porque pensabas que era una carga.

Pero después de todo lo que has hecho, ¿no es perfectamente natural que esté enfadado?

“Mataste a Denas, con un solo golpe… Es imposible.”

“………………”

“Incluso yo, el héroe, no pude acertar ni un solo golpe. Luché una y otra vez, salí muchas veces lastimado… Y tú…. Lo mataste con un solo golpe.”

Sain se pone de pie tambaleándose.

La espada sigue en su mano derecha.

Con la mano izquierda, se limpia la sangre que gotea del borde de su boca.

Sus ojos no reflejaban calidez, no es así cómo te esperaría ver un antiguo amigo.

Estaban llenos de intenciones asesinas.

“Ya veo… Toru es la Brigada Manyu. No sé cómo conseguiste ese poder, pero supongo que has estado interfiriendo en mis planes todo este tiempo por despecho por haberte arrebatado a Lisa.”

“…… ¿De qué estás hablando?”

“¡No te hagas el tonto conmigo! ¡No dejaste de arruinar mis planes una y otra vez! ¿Te decepcionó tanto que te quitará a Lisa? Así es, ¡prometiste casarte con ella! Pero ya es demasiado tarde, ¡Lisa es toda mía!”

Pude ver la locura en sus ojos grandes y sin pestañear.

Frente a mi, no veo al Sain que una vez conocí.

No, esta era la verdadera naturaleza de este tipo.

Sólo estaba haciendo el papel de un líder amable y confiable.

Cada vez que hablaba, había una cara fea debajo de la máscara.

Lisa y la mujer que parecía ser su nueva compañera guardaron silencio.

“Nei y Soara me lo han contado todo. También sé que eres el portador del ojo demoníaco de la tentación.”

“¡¿Te encontraste con esas dos?!”

“Sí, y ambas están bien, sanas y salvas. Les he quitado la maldición que les pusiste.”

“Ugh.”

El rostro de Sain se retuerce de ira.

Es como si quisiera decir: ‘¿Por qué estás aquí?’

“Quiero saber algo. ¿Por qué traicionaste a tus amigos de la infancia y jugaste con todos nosotros?”

“¿Por qué? ¿En serio tienes que preguntar? ¡Lo quería todo! Dinero, fama, mujeres, estatus. ¡Quería todo para mi solo!, ¡Y también quería verte llorar y gritar porque te robe algo que te importaba mucho en esta vida! ¡Jajajaja!”

Sain corrió hacia Lisa, la agarró por el brazo y regresa.

Luego puso su mano alrededor de su cintura para presumir.

Sus ojos se sonrojaron con diversión, las comisuras de su boca se levantaron bruscamente

Era cómo si estuviera esperando a que me enojara.

Sin embargo, permanezco inexpresivo.

“Oye, ¿qué pasa, hombre? Deberías avergonzarte de ti mismo. Deberías estar llorando a mares delante de mí.”

“…………”

Miré a Lisa a la cara.

Su apariencia no ha cambiado en lo absoluto, sigue igual desde el día que me fui.

Ahora me veía fríamente.

“Lisa, te han lavado el cerebro.”

“Sí, pero está bien. Estoy enamorada de Sain.”

“¿No estás dispuesta a liberarte de esa maldición?”
“No, yo quiero a un héroe como Sain. No a un simple viajero cómo tú.”

Inmediatamente Sain blandió su espada hacia mi cuello.

Por reflejo, giré la parte superior de mi cuerpo para evitar el ataque y volé hacia atrás para alejarme de él.

“¡Vas a morir aquí, Toru! ¡Tu muerte será tu disculpa por haber interferido en mi camino!”

“Eso no sucederá. Tú vas a disculparte con Nei, Soara y Lisa por las cosas que haces. Tú no puedes matarme.”

“¡Maldito estupido!”

Dando una fuerte patada al suelo, Sain saltó y trató de blandir su espada desde arriba en diagonal.

…..Pero Kaede, que se había interpuesto rápidamente entre Sein y yo, le clavó el puño en la cara con todas sus fuerzas.

Voló por los aires y rodó por el suelo con mucha brusquedad.

“’¡Cómo no puedes entender el dolor de tu maestro! Traicionado por su mejor amigo, privado de su amante, privado de su amigo de la infancia y, sin embargo, ¡ese gentil corazón sigue intentando creer en ti!”

“Ugh, cómo te atreves…”

“¡Me siento asqueada! ¡Saber que mi amo está herido herido por la locura de este hombre.”

“Gracias… Kaede…”

Volví a mirar a Kaede y estaba llorando.

Se lanzó a mis brazos y me abrazó.

No lo sabía. No sabía que sentía tanto dolor por mí.

No puedo evitar sentir una especie de felicidad.

Parece que conocer a Kaede me ha salvado la vida.

“Me alegro de que te sientas así, pero es una decisión que tengo que tomar por moi cuenta.”

“Lo entiendo. No pude evitarlo, mi mano se salió de control.”

Dejé a Kaede y me dirijo a Lisa.

Saqué el frasco de mi bolsillo y le quité el tapón.

Este líquido verificará si Lisa le han lavado el cerebro.

Necesito confirmarlo.

Vertí la poción sobre la cabeza de Lisa.

Si le han lavado el cerebro, debería brillar de color rosa claro.

“Maestro. Esa persona…”

“¿Qué ocurre?”

“Esa persona no tienen ninguna anomalia.”

¿Qué?

Volví a mirar a Lisa para comprobarlo.

Lisa tenía una leve sonrisa en su rostro.

Pero su cuerpo no brilló en lo absoluto.

No es posible, pensé que le habían lavado el cerebro.

“Te alegrará oír esto. Sí, fue mi propia decisión dejarte.”

“¿Has estado fingiendo todo este tiempo que te han lavado el cerebro…?”

“Eres inusualmente perspicaz. Pero en cierto modo te equivocas.”

Lisa me golpea con su bastón en el abdomen y me murmura.

“Nunca me gustaste en primer lugar.”

Hubo un estruendo, y un calor intenso provocando un choque me hicieron volar.

Por un momento, no supe qué me habían hecho, pero pronto me di cuenta de que se había desatado una poderosa magia.

Me golpearon contra el suelo por la espalda mientras estaba cubierto de humo.

La cara de Kaede apareció en mi visión.

“¿Se encuentra bien, maestro? ¡Voy a curarlo!”

“Lo siento.”
Me levanté y me puse de pie.

Cuando miré mi ropa, estaba quemada alrededor de mi abdomen.

El daño fue controlado, probablemente gracias a mis habilidades y la armadura sagrada.

Lo que no creo es el poder de esa magia.

Estoy seguro de que Lisa nunca ha mostrado su magia así antes.

“No estás muerto. Así que tu nivel es más alto de lo que pensaba.”

“Lisa, ¿por qué me atacaste?”

“Es irritante que interfieras con mis planes. Ya has hecho tu parte, y ahora, regresaste otra vez.”

“¿Plan?”

Frau finalmente apareció.

Probablemente porque estaban ayudando a los soldados, tardaron en llegar a la ciudadela.

Baja en picado del cielo y nos mira a Lisa y a mí por turnos.

“Es desagradable volver y… Hmmm. Esa mujer…”

Frau arruga la frente y mira fijamente a Lisa.

Abrió de par en par sus ojos y gritó; “¡detección!”

En ese momento, el cuerpo de Lisa tiembla.

Partículas de luz se desprenden de su cuerpo, y su forma cambia desde abajo de sus pies.

Todo este tiempo. Lisa estaba disfrazada.

Lo que aparecerá ahora es la verdadera apariencia de Lisa.

La luz deja de emitirse y la verdadera Lisa sonríe.

Su aspecto es casi idéntico.

Pero la ropa que parecía de mago había cambiado, y estaba vestida con un vestido negro.

Además, sostiene un bastón aterrador en su mano derecha.

Le dirigió una mirada provocativa y se lamió los labios morados con displicencia.
“¿¡Rey Demonio!? ¿¡Y es nivel 800!?”

“qué”

No podía creer lo que escuchaba de las palabras de Kaede.

¿Lisa es el Rey Demonio?

Eso es imposible.

Sain, que se había levantado, también estaba molesto por la aparición de Lisa.

“Lisa, ¿Por qué?”

“Pareces sorprendido. Sí, yo soy el rey demonio.”

Se acercó a Sain y le puso suavemente un dedo en la punta de la barbilla.

“Te daré todo. Te haré un rey que gobernará el mundo. Y cuando lo haga, pasarás a la historia como un gran héroe capaz de enfrentarse al Señor de los Demonios.”

“Soy el único que puede derrotar al Rey Demonio…”

“Es un logro histórico. Todos los humanos te admiraran.”

“Ku… Me gusta. Estaba deseando eso por mucho tiempo.”

La cara de Sain se tiñe de alegría.

Pero es la fea sonrisa de alguien hambriento de deseo.

Lisa me mira de frente otra vez.

“Finalmente entendí lo que Soara estaba diciendo sobre que eras una traidora.”

“Sentí que algo andaba mal con ella. Porque olía exactamente cómo yo.”

“¿Entonces soy el hombre que estuvo saliendo con el rey demonio?”

“No, eres el tonto guerrero cuya amante fue arrebatada por el héroe.”

Así que todo fue una actuación, ¿eh?

Esa cara y actitud con la que recibió mi anillo con alegría, ¿estaba toda cubierta de mentiras?

Y sin embargo, todavía me preguntaba si lo que acababa de decir no era una mentira.

No quería creer que la mujer que amaba tan profundamente me había traicionado.

‘Ya que estás aquí, te contaré algo interesante’.

Sonrió y luego murmuró.

“Yo fui quien asesinó a tus padres.”

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!