[Makihara Taiga] 

El d√≠a que Maihime-san minti√≥ diciendo que ten√≠a qu√≠ntuples personalidades… Hizo que me dejara sin aliento, luego de eso me fui a casa debido a que estaba cansado con los preparativos para el festival. 

Al llegar a casa me qued√© en la sala de estar pensando en c√≥mo planificar mi vida. Qu√© cosas ser√≠an necesarias para construir y mantener un harem. Llevarme bien con las cinco hermanas es un requisito importante…  

¬ŅQu√© quiero ser en el futuro?  No es c√≥mo si pudiera construir un harem y dejarles el resto a las chicas. Tengo que prepararme tanto como pueda. As√≠ que mis prioridades ahora son; 

Primero; conseguir un buen empleo que pague mucho. Y Segundo; trabajar en un pa√≠s pol√≠gamo.  

La primera, por supuesto, es mantener a mis cinco mujeres, y como me dirijo por un camino poco ortodoxo, tengo que prepararme por mi situaci√≥n financiera. 

Pero hay dos problemas que est√°n relacionadas la una con la otra en cuanto a mis prioridades. ¬ŅQu√© clase de trabajo puedo tener que pague mucho? Y que dicho trabajo sea aplicable en alguno de los pa√≠ses que la poligamia est√° permitida. Tampoco es c√≥mo que pueda elegir el trabajo que yo deseo. 

Luego de haber investigado un poco por internet. Descubr√≠ que no es dif√≠cil obtener una licencia internacional si estudias medicina en Jap√≥n. Um… ¬ŅPor qu√© solo los m√©dicos pueden? Y por supuesto, es un trabajo bien pagado. Y viviendo en un pa√≠s pol√≠gamo, deber√≠a ser capaz de mantener a mis cinco mujeres. 

Bien, es momento de investigar m√°s sobre c√≥mo convertirme en un doctor. Ir√© ma√Īana a la biblioteca y… 

Ah, cierto, la escuela cierra ma√Īana debido al aniversario de su fundaci√≥n. Entonces deber√≠a ir a la biblioteca de la ciudad. Despu√©s de haber decidido a que me dedicar√≠a en el futuro, empec√© a estudiar para las clases igual que siempre. Si quiero ser doctor, tengo que mejorar mis notas acad√©micas m√°s que nunca.  

Y a la tarde siguiente. Me puse ropa sencilla, pantalones ajustados y una camisa holgada, camin√© unos diez minutos desde mi piso hasta el centro de la ciudad. 

Est√° repleta de bibliotecas, parques, hospitales y tiendas. Wow, ¬°Esa biblioteca es muy grande! 

Tiene aproximadamente el tama√Īo de un supermercado. Mi ciudad natal es un pueblo de pescadores en el campo, as√≠ que sol√≠a ir a una peque√Īa biblioteca que no estaba muy lejos de mi hogar. 

Una vez dentro. Las estanter√≠as est√°n alineadas a lo largo de unos treinta metros, y las personas en el lugar estaba eligiendo libros o estaban sentados leyendo. Es un lugar muy tranquilo, creo que podr√≠a venir a estudiar aqu√≠.  

Ahora, ¬ŅD√≥nde estar√°n los libros de medicina? Me dirig√≠ a la secci√≥n “Vida social” de las estanter√≠as y cog√≠ libros como “Para los aspirantes a doctor” y “El camino hacia la Escuela Nacional de Medicina”. 

Luego, cuando me preguntaba si deber√≠a pedirlo prestado en el mostrador, vi un par de libros que se titulaban; “El libro definitivo para el entrenamiento” “Conceptos b√°sicos de nutrici√≥n” 

¬°Ah, qu√© tonto fui! Olvid√© lo m√°s importante. 

Cuando haya consolidado mi harem, estar√© constantemente todas las noches satisfaciendo a mis cinco mujeres. Necesito la fuerza f√≠sica y la resistencia para manejarlo. 

He o√≠do que la “insatisfacci√≥n de la vida sexual” es uno de los principales motivos de divorcio, y es algo que no puedo descuidar por nada del mundo. 

Incluso en el trabajo de campo, la musculatura era esencial. Y lo mismo suceder√° con el Harem.  

Mientras le daba unas ojeadas al “El libro definitivo para el entrenamiento”, descubr√≠ clase de m√ļsculos necesito para mi vida nocturna y c√≥mo entrenarlos. Hmmm, Tal parece que las sentadillas y correr mucho es algo beneficioso. 

Cuando estaba en el equipo de b√©isbol, hac√≠a 200 sentadillas al d√≠a y corr√≠a 10 kil√≥metros diarios. Es momento de recuperar ese h√°bito. 

A continuaci√≥n, le√≠ “Conceptos b√°sicos de la nutrici√≥n”. El zinc es esencial para un sue√Īo completo. Los alimentos ricos en zinc son las ostras, las almejas, las semillas de s√©samo y el h√≠gado de cerdo. 

Comprar√© estos alimentos inmediatamente y empezar√© a ingerir mucho zinc a partir de ahora. Me alegro de haber venido a la biblioteca. He conseguido informaci√≥n valiosa para mi harem.  

-Taiga-kun, ¬°Qu√© coincidencia!  

Me sobresalt√© cuando alguien me llam√≥ de pronto por detr√°s. Por la forma en que me¬†dijo;¬†“Taiga-kun”, significa que es una de las cinco hermanas. Adem√°s, por el tono cortes en su voz, probablemente sea Chika-san.¬†¬†

Me di la vuelta lentamente, y ah√≠ la vi… Llevaba puesto un Yukata. El patr√≥n en su ropa era una gloria de la ma√Īana azul (Una flor) que quedaba bien con sus ojos azules. Su pelo rubio estaba perfectamente peinado que la hac√≠a desprender mucha elegancia. 

Era tan hermosa que me hac√≠a tambalear sobre mis pies, pero de alguna manera me las arregl√© para sostenerme contra la pared.  

-E-Esa ropa…  

Chika-san se pas√≥ el pelo rubio por encima de las orejas y respondi√≥. 

-Amo la cultura japonesa por la influencia de mi madre y la mayor parte de mi ropa son kimonos. 

-Ya veo… 

-Creo que los japoneses deber√≠an llevar kimono m√°s a menudo. Incluso hoy, la gente me miraba mucho porque llevaba un yukata. 

Error, la raz√≥n por la que atraes tantas miradas no es por el yukata. Es porque eres alguien muy hermosa y guapa.  

-¬°Te-Te ves muy bien!  

-Gracias, me siento halagada. 

Recibo una mirada fr√≠a por su parte. Pero a la vez juega con su pelo… Es su habito cuando est√° feliz. Me dan ganas de abrazarla.  

Chika-san vio el libro de “Para los aspirantes a doctor” que ten√≠a bajo el brazo.  

-As√≠ que, Taiga-kun, ¬ŅQuieres ser doctor?  

-S√≠ 

-¬ŅCu√°l es el motivo?  

No puedo decirle; ‚ÄúEs para no cansarme contigo y tus hermanas en la cama‚ÄĚ. As√≠ que har√© que mi respuesta sea lo m√°s sensible para ganar simpat√≠a ante ella. Mir√© mi hombro derecho y respond√≠; 

-Como sabes, tuve un accidente, y me romp√≠ el hombro.  

-S√≠, intentabas salvar a tu compa√Īero de clases. 

Me atropell√≥ un cami√≥n y me estrell√© contra el suelo, y cuando me mir√© mi hombro derecho con un dolor terrible, el h√ļmero roto me atraves√≥ la piel y sobresali√≥.  

El dolor fue dif√≠cil de soportar, pero tambi√©n el hecho de que mi brazo derecho, que hab√≠a entrenado duramente por tantos a√Īos, quedara destruido en un instante. 

Ah, lloro cada vez que me acuerdo de ello. Creo que usar√© eso para m√≠ beneficio.  

-Me conmovi√≥ la dedicaci√≥n del personal m√©dico y el trato que me dieron… 

Chika-san se mordi√≥ el labio con dolor. A continuaci√≥n, se seca las l√°grimas con un pa√Īuelo sacado de su bolsillo. El pa√Īuelo ten√≠a una elegante fragancia. 

-Bueno, esa es una gran raz√≥n. ¬ŅQu√© tipo de m√©dico quieres ser en el futuro? 

-A√ļn no lo decido, pero deseo ser uno que no s√≥lo trabaje en Jap√≥n, sino tambi√©n en el extranjero. 

Principalmente en los pa√≠ses √°rabes donde el harem es posible. Chika-san se llev√≥ las manos a a su pecho, que segu√≠a vi√©ndose muy voluptuoso bajo el yukata.  

-¬ŅQuieres que estudiemos juntos la pr√≥xima vez?  

-S√≠, ¬°Ser√≠a c√≥mo un grupo de estudios!  

-Est√°s demasiado entusiasmado. Pero recuerda, es para mejorar tu rendimiento acad√©mico. 

Chika vuelve a jugar con su cabello. Me siento muy feliz de conocer ese h√°bito. 

-Por cierto, Chika-san, ¬ŅViniste a tomar un libro prestado? 

Cuando intent√© mirar el libro que sosten√≠a Chika-san… Ella lo escondi√≥ en su espalda con una agilidad inusual, a la vez que se tambaleaba.  

-Es un secreto. 

-Entendido.  

Asent√≠ con la cabeza mientras dije; 

-Claro que s√≠, Konoe-san, ‚ÄúAprende sobre la psicolog√≠a del amor‚ÄĚ ser√° nuestro peque√Īo secreto. 

-¬°Iba a mantenerlo en secreto para Taiga-kun! 

Chika-san oculta su rostro con la manga de su yukata. Debe de estar muy roja. Konoe-san pidi√≥ prestado t√≠midamente un ejemplar de “Aprende sobre la psicolog√≠a del amor” y lo abraz√≥ contra su pecho al salir de la biblioteca. 

¬ŅLo habr√° tomado prestado para poder estar conmigo? Eso me har√≠a feliz. Acto seguido sal√≠ del lugar con los libros; Para los aspirantes a docto, El camino hacia la escuela nacional de medicina, El libro definitivo para el entrenamiento y Conceptos b√°sicos de la nutrici√≥n. Todo estaba marchando como yo quer√≠a.  

-As√≠ que t√ļ eres Konoe, ¬Ņverdad? ¬°Soy yo! 

Un hombre con una camisa estampada y unos pantalones holgados le imped√≠a el paso a Chika-san. 

-El otro d√≠a jugamos juntos al baloncesto en la calle y nos llevamos bien. 

-¬ŅBaloncesto callejero…? Oh, ya veo. 

Probablemente ese chico piensa que ella es Kaeko-san. Y Chika-san se encuentra en una situaci√≥n bastante complicada, ya que no puede decir la verdad. Tengo que hacer algo para ayudarla.  

Aunque es una situaci√≥n dif√≠cil, creo poder ser de utilidad. Dado que Chika-san tambi√©n est√° presente. Tengo que deshacerme de √©l de la mejor manera.  

Camin√© silenciosamente detr√°s del sujeto y le tape los ojos a la vez que coloque el tono de voz como si fuera una chica. 

-¬ŅAdivina qui√©n es. 

-Eeh. No lo s√©.  

Retiro la mano y el hombre vuelve a mirarme. Le gui√Īo un ojo. 

-La respuesta correcta era yo ~‚ėÜ 

-¬ŅQui√©n eres? 

Por supuesto, estaba tratando de enga√Īarlo. 

-¬ŅYa te has olvidado de m√≠? 

El sujeto coloca ambos pu√Īos en su boca y mira hacia arriba con tristeza a la vez que sus mejillas de sonrojan.  

-¬ŅEn serio te has olvidado de una chica tan linda como yo? 

Debido a que tengo el rostro como el de una chica, no es dif√≠cil para m√≠ fingir que soy una mujer. Adem√°s de que la ropa que llevo ahora es muy unisex. Cuando estaba en el equipo de b√©isbol, sol√≠a disfrazarme de mujer y repartir toallas a los miembros del equipo, de esta manera pod√≠a llegar a sacar algo de dinero.  

Tal vez deber√≠a vestirme de mujer y tratar de ganar dinero por Internet… Luego de un momento, mi plan sali√≥ a la perfecci√≥n, el tipo ni siquiera se ha dado cuenta de mi verdadero sexo, ya que s√≥lo me mir√≥ por encima del hombro.  

-Estoy seguro de que nunca me olvidar√≠a de una chica tan bonita como t√ļ.  

– ¬°Eh ~! Estoy feliz ~ 

R√°pidamente le hice se√Īales a Chika-san para que se fuera r√°pido, pero al pobre estaba tan desconcertada por la situaci√≥n que tard√≥ en reaccionar. 

Bien, ya se ha escapado, es hora de deshacerme de √©l.  

-¬ŅTe gustar√≠a comer algo ligero? Te comprar√© lo que quieras. 

-Seguro. 

Realmente ten√≠a hambre, y esta fue mi oportunidad para obtener comida gratis.  

Despu√©s de que el tipo me compr√≥ un pastel en una pasteler√≠a de lujo, le confes√© que en realidad era un hombre, pero cuando le dije eso, sali√≥ corriendo despavorido.  

Ja, qu√© d√©bil. Si te gusta alguien, no te deben importa si es del mismo sexo. O si son quintillizas, ten el esp√≠ritu las agallas de ir a por todas.  

Cuando termin√© las actividades de hoy, ya era de noche. Es hora de volver a casa. Pero antes, comprar√© ostras, semillas de s√©samo y almejas para obtener mi zinc.  

De vuelta al centro de la ciudad, fui al supermercado… Pero me fije en una anciana de cabello gris que estaba sentada frente a un parque cercano. Probablemente era una indigente. Llevaba ropa andrajosa y hablaba con los transe√ļntes con una voz ronca.  

-¬ŅDinero…? ¬ŅAlguien tiene un poco de dinero…? 

Todos parec√≠an molestos y la evitaban. Al ver esto, entr√© en una tienda cercana y compr√© cinco bolas de arroz y una taza de t√© y se las di. 

-Tenga 

La raz√≥n por la que hago esto puede medirse en porcentajes. 40% por querer ayudar a la gente, y un 60% son completamente ego√≠stas. Si esta historia se difunde y llega a los o√≠dos de Ai-san, que esa alguien que ama ayudar a las personas. Podr√≠a impulsar mi favorabilidad con ella. Lo hago como inversi√≥n a futuro. 

La anciana cogi√≥ la comida de mi mano y empez√≥ a engullirla. 

-Delicioso… 

-Me alegra escuchar eso. 

Estaba a punto de dirigirme al supermercado cuando me agarraron por detr√°s por el hombro. Miro hacia atr√°s y me encuentro con largos flequillos blancos y unos ojos azules. ¬ŅHmm? ¬ŅOjos azules? La anciana se pone la mano en la cabeza y tira de su cabello blanco, haciendo que se revelara una hermosa cabellera rubia… ¬ŅEra una peluca?  

Mientras se limpia la cara sucia con la manga, se revela su piel juvenil. No era una anciana, sino una hermosa chica… ¬°Una de las hermanas Konoe! 

-Soy Maihime. Se supone que debo interpretar el papel de una persona sin hogar en la compa√Ī√≠a de teatro a la que pertenezco. As√≠ que trate de disfrazarme y actuar como una para conocer ese sentimiento. 

-No-No ten√≠a idea. 

Maihime-san sonre√≠a con orgullo.  

-Pero la forma en la que Taiga fingi√≥ ser una mujer cuando sal√≠ de la biblioteca fue brillante. Tienes talento para la actuaci√≥n, ¬ŅLo sab√≠as?  

Maihime debe haber estado mirando la biblioteca desde aqu√≠. Luego mir√≥ al cielo, que se estaba oscureciendo. 

-Bueno, ser√° mejor que me vaya.  

-S√≠. 

-Hice una casa de cart√≥n que est√° en un parque cerca de aqu√≠. 

-Por favor, vuelte a tu casa real.  

Era demasiado peligroso para que se quedara all√≠. As√≠ que la ayude a retirar muchas cajas de cart√≥n que ten√≠a en el parque. En medio de esto, se me ocurri√≥ que tal vez pueda aprender de Maihime lo que necesito para construir mi harem.  

-Si no te importa, ¬ŅPodr√≠as darme algunos consejos sobre la actuaci√≥n? 

-As√≠ que sientes curiosidad.  

Ahora mismo estoy actuando como si no me diera cuenta de que en realidad Konoe R. Chika tiene otras cuatro hermanas. Aun as√≠, necesito mejorar mi capacidad de actuaci√≥n.  

Maihime pens√≥ un momento y luego se√Īal√≥ un rinc√≥n del parque. 

-Act√ļa c√≥mo si fueras un tigre que est√° en el parte. 

Es una petici√≥n bastante extremista, pero voy a intentarlo de todas formas. Me ocult√© en una parte del parque, y luego sal√≠ a la vez que grit√©; ‚ÄúGuaaar…‚ÄĚ Creo que lo hice bastante bien. 

-Eso no fue para nada bueno 

Dijo Maihime a la vez que negaba con la cabeza. 

-Es demasiado facil intentar rugir como un tigre. ¬ŅPero d√≥nde qued√≥ la capacidad de expresar tus emociones con los movimientos de tu cuerpo? No hubo un cambio en tu expresi√≥n f√°cil, solo apareciste y rugiste.  

-Tienes raz√≥n, no fue bien, lo intentar√© mejor a la pr√≥xima. 

Seguir√© los conejos y volver√© a intentarlo. Despu√©s de un segundo intento y aplicado cada una de las imperfecciones que se√Īal√≥ Maihime, ella me sonri√≥ despu√©s de haber terminado. 

-Ahora s√≠ lo hiciste muy bien… ¬ŅY tienes algo en mente que deseas interpretar? 

-Creo que s√≠. 

Por supuesto, ahora mismo estoy haciendo la actuaci√≥n de mi vida. 


Despu√©s de despedirme de Maihime-san, volv√≠ al supermercado. Compr√© ostras, almejas, semillas de s√©samo e h√≠gado de cerdo. De ahora en adelante, consumir√© mucho zinc todos los d√≠as. 

Cuando estaba en el equipo de beisbol, era muy exigente con la comida que inger√≠a para mantenerme en forma, as√≠ que s√© cocinar bastante bien. 

Luego de haber salido del supermercado, me dirig√≠ a casa caminando por la carretera¬†principal. Cuando pasa alg√ļn que otro¬†cami√≥n, mi coraz√≥n empieza a latir cada vez m√°s r√°pido y empiezo a sentir que me falta el aire. Todo esto debido al trauma que padezco por el accidente de auto… Supongo que tendr√© que superarlo en alg√ļn momento.¬†

-Buenas noches, Taiga-kun. 

Volv√≠ a escuchar la voz de una de las hermanas Konoe. Una chica con un peinado de cola lateral asom√≥ la cabeza por la ventanilla de un taxi aparcado al lado de la calle principal mirando a su alrededor. Era Mitsuri-san 

-Ven, sube. 

La puerta del taxi se abri√≥ y pude ver el cuerpo entero de Mitsuri-san. El vestido de camisola que llevaba puesto era igual al de una idol. Los hombros expuestos son hermosos y el collar alrededor del cuello es brillante… Se ve como una mujer adulta. Cuando sub√≠ al taxi, una pizca de su perfume golpe√≥ mi nariz. 

-¬°Qu√© casualidad! ¬ŅTienes algo planeado que hacer? 

-En realidad no. 

-Ya veo. 

Mitsuri-san me tom√≥ del brazo y con sus ojos brillantes me dijo: 

-¬ŅTe gustar√≠a ir a un hotel conmigo? 

Si un hombre y una mujer van a un hotel, lo que se har√° en ese lugar es… Claro, justo eso. Ahora que recuerdo, Mitsuri-san hab√≠a discutido con sus hermanas diciendo que quer√≠a probar que, si ella era capaz de conquistarme, puede demostrar que era mejor que Chika-san. Sin contar que si yo sal√≠a con Chika-san, todos podr√≠an hablar mal de ella por mi mala reputaci√≥n. 

Aparentemente, Mitsuri-san tiene una gran rivalidad con Chika-san… Y muchos deseos de fama. Por lo tanto, est√° dispuesta a tomar medidas audaces. 

Mitsuri-san aprieta sus pechos contra m√≠.  

-No puedo soportarlo m√°s‚Ķ 

Soy un ni√Īo sano, y esta chica est√° comenzando a emocionarme. ¬ŅSignifica que vamos a tener sexo ahora? Si voy a tener mi objetivo de crear un harem, tengo que evitar a toda costa tener relaciones con una de ellas antes de haberlas conquistado a todas. Tengo que resistirme a esta tentaci√≥n.  

-La marisquer√≠a del hotel al que vamos es realmente buena. Como soy de Seattle, una ciudad portuaria, a veces para mi es necesario comer mariscos para sentirme como en casa. 

¬°Qu√© alivio, as√≠ que se refer√≠a a eso! R√°pidamente asent√≠ con la cabeza, y Mitsuri-san me dio un beso en la mejilla… 

-¬ŅHuh? ¬ŅAcaso te has imaginado algo pervertido?  

Oh no, me ha dejado en rid√≠culo. Pero tendr√© mi peque√Īa revancha.  

-Pero, Mitsurisa-san. ¬ŅC√≥mo es que aun tienes ganas de ir a un restaurante? Si la personalidad de Maihime-san acaba de comerse cinco onigiri.  

La expresi√≥n facial de Mitsuri-san se solidifica, y r√°pidamente aparta la mirada mientras dice; 

-¬ŅQu√© te puedo decir…? Tenemos est√≥magos separados. 

Eso es anat√≥micamente imposible. Pero no quiero tener que refutarle esa respuesta, as√≠ que vamos a cambiar de tema.  

-Entonces comeremos Mariscos. Yo tambi√©n ten√≠a ganas de comer ostras.  

-¬ŅDe verdad? Estamos conectados, ¬ŅNo crees?  

Luego de un rato de viaje, el taxi entra en el aparcamiento del lugar… Llegamos a un lujoso hotel. El personal nos da la bienvenida, la entrada est√° bien amueblada y los hu√©spedes van vestido de traje. 

Mitsuri-san me llev√≥ a un restaurante de mariscos en el trig√©simo piso. Estaba junto a la ventana, as√≠ que pod√≠a ver toda la vista nocturna. Me sent√≠ como si estuviera sentado en el asiento de una persona importante. 

-Por cierto, Mitsuri-san. Un taxi y un restaurante lujoso. ¬ŅEst√°s segura de poner gastar tanto dinero? 

-Gano mucho dinero con YouTube e Instagram. As√≠ que yo invito.  

Como hombre, estoy muy orgulloso de m√≠ mismo, pero como estudiante pobre, no puedo permit√≠rmelo. Estar√© agradecido por la comida. 

Mitsuri-san le pidi√≥ al camarero; pumpernickel de cangrejo, langosta al vapor y sopa de almejas. 

Luego de un rato, la comida que llego a nuestra mesa parec√≠a muy fotog√©nica. Estaba servida en platos enormes cubiertos de salsas vanguardistas.  

Mitsuri-san le tom√≥ una foto de su comida, quiz√°s para publicarla en las redes sociales luego.  

-Bien, a comer. ¬°Salud!  

Brindamos con agua con gas. Con la vista nocturna como tel√≥n de fondo, Mitsuri-san se ve sexy, hermosa y abrumadora. Sin embargo. En el momento en que ella se llev√≥ los Camarones Omar al vapor a la boca, su cabeza cay√≥ en la mesa.  

¬ŅEh? Su rostro se puso rojo brillante y volvi√≥ los ojos. Cuando el camarero se apresur√≥ a entrar, Mitsuri pregunt√≥ torpemente; 

-¬ŅHay alcohol en esto? 

-S√≠, lo hacemos. Al vapor con champ√°n 

Aparentemente, Mitsuri-san es extremadamente vulnerable al alcohol. Parece que algunas personas en el mundo se emborrachan con Narazuke. 

Es imposible que ella siga comiendo. Ser√≠a un desperdicio que todo esto se botara a la basura, as√≠ que com√≠ lo m√°s r√°pido que puedo y luego cargu√© a Mitsuri-san en mi espalda. 

Ella logr√≥ saldar la cuenta con su tarjeta y luego, con una mirada de dolor en su rostro me dijo; 

-… Quer√≠a comer sopa de almejas. 

– ¬ŅEs tu comida favorita? 

-La comida del alma de Seattle. Mi madre sol√≠a prepar√°rmela. Mam√°… ¬ŅD√≥nde est√°s… mam√°? 

Est√° moqueando y llorando como una ni√Īa perdida. Ya no se ve tan madura c√≥mo antes, y est√° completamente dormida, no importa cu√°nto la mueva, no se despertar√°.  

¬ŅQu√© debo hacer? No s√© d√≥nde ella vive, y no puedo contactar con Chika-san debido a la mentira de las “cinco personalidades”. Tampoco puedo dejarla sola en un hotel en este estado… Es in√ļtil. Llev√©mosla a casa. 

Camin√© a casa con Mitsuri-san a mi espada. Despu√©s de haber caminado grandes distancias, llegu√© a mi apartamento y la acost√© en mi fut√≥n.  

-Aah… 

Mitsuri-san se da vuelta con una voz sexy. Puedo observar sus largas piernas hasta la base. R√°pidamente me apresur√© a cubrirla con una manta 

Aguanta, s√© fuerte, no caigas en la tentaci√≥n. As√≠ que, para tratar de distraer mi mente, me puse a estudiar. 


Han pasado unas cinco horas, era alrededor de las once de la noche. Mientras hac√≠a sentadillas para mi futuro harem, Mitsuri-san abri√≥ los ojos. Se sent√≥ y mir√≥ a su alrededor con los ojos borrosos. Su pelo desordenado la hac√≠a ver muy sexy. 

Se levanta y se apresura a arreglar los tirantes de su vestido de camisola que se han desplazado. Luego empiezo a explicarle todo lo que hab√≠a sucedido. Ella procede a taparse la cara de la verg√ľenza. Tal parece que ya est√° sobria. 

-Lo-Lo siento, Taiga-kun. Mis pechos son grandes, por lo que son pesados, debi√≥ haber sido dif√≠cil para ti cargarme.  

-Est√° bien. Cuando estaba en el equipo de b√©isbol, sol√≠a subir las escaleras corriendo con mis compa√Īeros de equipo a la espalda. 

-As√≠ que no niegas que sea pesada. 

Mitsuri-san hincha las mejillas. Es cierto que cuando lo llevaba a la espalda, la sent√≠a muy pesado, pero tambi√©n pude experimentar la suavidad de sus pechos. 

-¬ŅTienes hambre? Casi no comiste nada en el restaurante.  

En la cocina, puse la olla en el fuego y llev√≥ a la mesa el plato con su contenido vertido. Mitsuri-san se inclin√≥ hacia delante con cara de asombro. 

-Esto es…. ¬ŅSopa de almejas? 

-Hab√≠as dicho que quer√≠as comerlo. As√≠ que busqu√© la receta en internet.  

Las ostras y almejas que se utilizaron como ingredientes que compr√© para el zinc que necesito. Adem√°s, soy de Minatomachi y soy bueno cocinando pescados y mariscos. 

Mitsuri-san tom√≥ un bocado de sopa de almejas y solt√≥ una risita. Era una sonrisa inocente, no la hechizante que sol√≠a llevar. 

-Es diferente al de mam√°, pero es delicioso. 

-Qu√© bueno. 

-Me gusta este saber. ¬ŅMe lo preparar√≠as de nuevo?  

Con tal de tener un harem con ustedes cinco, lo preparar√© todos los d√≠as.  

Despu√©s de eso, acompa√Ī√© a Mitsuri-san a su casa. Era un apartamento muy alto, y su piso estaba en lo m√°s alto. 

As√≠ que vive aqu√≠ con sus cinco hermanas. Por mucho dinero que gane Mitsuri-san, no creo que pueda permitirse vivir en un lugar as√≠ ella sola.  

¬ŅQui√©n paga todo eso? Todav√≠a hay mucho misterio en torno a ellas cinco. Incluida a su madre desaparecida. 

-Te ver√© m√°s tarde. Gracias por todo, Taiga-kun. 

-S√≠. Hasta ma√Īana. 

Pero por alguna raz√≥n, Mitsuri-san no va a la entrada. Me mira fijamente y me dice t√≠midamente; 

-Um, sabes. Ten√≠a un motivo oculto, pens√© que, si sal√≠a con el As de la Fortuna, podr√≠a llamar mucho la atenci√≥n. Pero… 

Mitsuri-san se acerc√≥ a m√≠ y me dio un beso en la mejilla… Ya me hab√≠a besado antes, pero esta vez fue mucho m√°s largo y picante. Sus ojos azules estaban humedecidos.  

-Independientemente de eso, ahora no me importa… 

R√°pidamente se da la vuelta y entra en el edificio. Quiz√°s para ocultar su rostro enrojecido.  

Me dirig√≠ a casa dando brincos. Hab√≠a comenzado a llover, pero no me import√≥ en lo absoluto. La lluvia no fue un problema, pero tuve mucho fr√≠o.  


A la ma√Īana siguiente ten√≠a fiebre. Al parecer, me hab√≠a resfriado. Qu√© estupidez hice anoche. Enfermarme teniendo c√≥mo ambici√≥n crear mi harem… Hace que de muchos pasos hacia atr√°s en mis planes. No tengo m√°s remedio que quedarme en casa y descansar. 

Anoche hab√≠a colocado un objetivo de realizar 200 sentadillas al d√≠a y correr diez kil√≥metros. Pero no creo que lo consiga el d√≠a de hoy.  

Quiz√°s lea un libro mientras escucho el sonido de la lluvia, o puede que engrase y pula mis guantes. Son muy cuidadoso con mis objetos, y siempre trato de mantenerlos en buen estado. Uno de estos puede llegar a costar hasta 60.000 yenes en el mercado pulgas. Por lo que es un precio razonable. 

-Lo siento… 

Dije mientras observaba mi guante de beisbol. Hab√≠a trabajado a tiempo parcial en un puerto pesquero, y de esta manera pude comprarlo. Llegando a ganar el segundo lugar en el torneo nacional con el.  

Pero… Ahora estoy arruinado. Tengo que pagar mis estudios, ostras y otras comidas que necesito para mi futuro harem.  

Necesito m√°s dinero. No puedo decirles a mis padres que aumenten la remesa que me env√≠an mensualmente.  

Ya no soy un estudiante becado, y mi exenci√≥n de la matr√≠cula fue revocada… Ya no puedo ser una carga. Tengo que cuidarme por m√≠ mismo.  

*Ding-dong*  

Suena el timbre de la puerta. Me tambaleo un poco y abro la puerta principal. Y la persona que apareci√≥ frente a m√≠ era Kaeko-san. Llevaba una cola de caballo, ten√≠a una camiseta de las Grandes Ligas de B√©isbol y unos pantalones cortos… Hmm. Est√° toda empapada, as√≠ que puedo ver las l√≠neas de su cuerpo claramente.  

Me mir√≥ con preocupaci√≥n y dijo;  

-¬ŅYa te sientes mejor de tu resfriado?  

-S√≠, estoy bien. Pero t√ļ, est√°s mojada.  

-Estoy acostumbrada a no llevar paraguas. Por cierto… 

Levanta una bolsa de pl√°stico. Y en su interior hab√≠a un recipiente. 

-Me ha sobrado demasiadas gachas. ¬ŅQuieres un poco?   

-¬ŅQu√©? ¬ŅC√≥mo es que cocinaste tantas? 

-En los mangas esto es lo que se dice cuando le llevas comida a alguien.  

Ciertamente, hay muchas de esas escenas tipo; ‚Äúhice demasiada carne y patatas.‚ÄĚ  

Kaeko-san entr√≥ en la casa y me ayud√≥ a sentarme en el fut√≥n. Luego me dijo; ‚Äútomar√© tu cocina prestada.‚ÄĚ Y empez√≥ a calentar las gachas.  

Hmmm, una hermosa chica en pantalones cortos estando en la cocina es una escena maravillosa de ver. Y sus piernas son largas y hermosas.  

-Espera un momento.  

Kaeko-san sirvi√≥ gachas en un bol y me dio de comer directamente de la cuchara. Tambi√©n limpia el √°rea alrededor de la boca. Puede parecer burdo, pero me gusta. 

-Gracias por la comida.  

-No te preocupes… Esta es mi forma de decir gracias por haber cuidado de Mitsuri anoche. Fuiste todo un caballero, e incluso le preparaste sopa de almejas.  

Genial, lo que ocurri√≥ anoche no ha hecho m√°s que aumentar las probabilidades de que todas las hermanas acepten el harem. Sigo progresando de manera estupenda, y sin darme cuenta, vi algo curioso en la camisa que llevaba Kaeko-san. 

-¬ŅEse es un jersey de los Seattle Mariners? 

– ¬°S√≠! Estoy orgullosa de mi ciudad natal. Tambi√©n soy miembro del equipo de b√©isbol de Seattle, y jugu√© en todas las posiciones… Huh. 

La voz de Kaeko-san fue disminuyendo gradualmente. Parece haber recordado que ya no puedo jugar al b√©isbol. Luego se pase√≥ torpemente por la habitaci√≥n hasta que vio un p√≥ster en la pared. 

-¬ŅQu√© es esto? Doscientas sentadillas al d√≠a, diez kil√≥metros de trote. 

Est√° bien, Taiga, no te preocupes. No hay nadie que mire ese papel y piense: ‚ÄúEst√° tratando de aumentar su resistencia para su harem‚ÄĚ. Y efectivamente, Kaeko-san no acierta en sus pensamientos. 

-Taiga. Pens√© que hab√≠as renunciado al b√©isbol.  

-¬ŅDe qu√© est√°s hablando?  

-No te hagas el tonto. Te he visto jugar por los videos de YouTube y eres incre√≠ble. Si no tuvieras tanta pasi√≥n por el juego, no ser√≠as capaz de lanzar as√≠. 

Me emocion√≥ mucho que me elogiaran por mis esfuerzos. Entonces Kaeko-san expres√≥ un; “Oh” cuando encontr√≥ mi guante en el suelo. Lo levant√≥ con ambas manos temblorosas 

-Has hecho un buen trabajo puli√©ndolo… ¬°Puedo sentir tu pasi√≥n por volver al b√©isbol! 

No puedo decirle que tengo pensando venderlo. Estaba mirando por la ventana, tratando de darle sentido a todo. 

-Dejar√© a tu imaginaci√≥n si regresar√© a jugar b√©isbol.  

-Um. 

-Ser√≠a feliz si pueda tener a Kaeko-san como mi esposa alg√ļn d√≠a.  

-Esposa… ¬°Claro que s√≠! Estar√≠a feliz de ser tu esposa. 

No estar√° bromeando conmigo, ¬ŅVerdad?  

Despu√©s de eso, Kaeko-san cant√≥ una canci√≥n de cuna en ingl√©s para m√≠. 

-Hush, little baby, don’t say a word…. 

Su voz es tranquilizadora y reconfortante. El suave golpeteo del cuerpo de Kaeko-san al ritmo de la canci√≥n tambi√©n es reconfortante. 

Y sin darme cuenta, me hab√≠a quedado completamente dormido. Pero…

He tenido el peor sue√Īo de mi vida. Fue una experiencia real cuando estaba en la escuela secundaria relacionado con un chico del cual mi hermana mayor estaba enamorada, me hab√≠a dicho que yo le gustaba. Y mi hermana se enfad√≥ conmigo.¬†¬†

Ante su enojo, le dije; ‚ÄúHiroshi, es algo que no se puede evitar. Soy mucho m√°s lindo que ti.‚ÄĚ Luego de eso, mi hermana me persigui√≥ blandiendo un bate de metal… 

“¬°Nechan!”  

Me desepert√© de un salto. Todo mi cuerpo est√° empapado de sudor. Estoy tratando de recuperar el aliento. 

-Taiga-kun, ¬ŅEst√°s bien? 

Una mirada suave y un tono de voz bastante imperceptible se dirigieron a m√≠. Esa persona estaba sentada junto a mi cama… 

-¬ŅEres, Ai-san…? 

-S√≠, c√≥mo puedes notar, mi ropa y mi personalidad ha cambiado.  

Ya veo, Kaeko-san debi√≥ haberse ido en cuanto me qued√© dormido.  

-Taiga-kun, ¬ŅTienes una hermana mayor?  

-S√≠, est√° muy lejos de aqu√≠, en mi ciudad natal.  

No quiero verla, me aterra.  

-Tuviste una pesadilla e inconscientemente llamaste a tu Onee-san. Debes sentirte muy solo.  

En lo absoluto. Ai-san malinterpret√≥ mi grito de horror. Pero…  

-Estoy aqu√≠ para ti, Taiga-kun.  

Ahora que ella piensa de esa manera, no hay manera de que pueda corregir ese malentendido. Ai-san apret√≥ ambos pu√Īos.  

-¬°Ya lo he decidido! ¬°Yo voy a ser tu Onee-san mientras est√©s en la ciudad!  

¬ŅOnee-san? ¬ŅAs√≠ que no va a unirse en la competencia entre las hermanas? ¬ŅNo hay posibilidad de que te unas a mi harem…? No, estoy mal. Ai-san tuvo esa conversaci√≥n con Kaeko-san.   

Lo que no quiere es que sus hermanas se peleen por m√≠. A pesar de que est√© aceptando su posici√≥n c√≥mo mi ‚ÄúOnee-san‚ÄĚ, no quiere decir que no le agrade la idea de que tambi√©n le gusto. Esto es solo una improvisaci√≥n. 

No me sorprender√≠a que esto se convierta en una aventura amorosa. Tarde o temprano cambiar√° de opini√≥n. 

-Har√© las tareas dom√©sticas por ti. Te has metido en muchos problemas por tu resfriado, ¬Ņverdad? 

Ai-san comienza a limpiar, lavar la ropa e incluso me prepara el desayuno para ma√Īana. Estoy seguro de que ser√° una esposa maravillosa en el futuro. Y para ser m√°s espec√≠ficos, mi esposa.  

-Por cierto, Ai-san, ¬ŅPor qu√© eres la √ļnica personalidad que tiene ese tono de voz?  

Ai-san dej√≥ de cortar las verduras. 

-No quiero que mi madre se sienta sola. 

-? 

-Mi madre viv√≠a aqu√≠, en Sendai, y luego se escap√≥ con mi padre americano y se fue a vivir a Seattle. 

Huir del lugar donde naciste y creciste. Suena sumamente fuerte una vez que lo escuchas de alguien cercano que lo experiment√≥.  

-Mam√°, a veces se sent√≠a sola. Es natural. Has dejado tu casa y vives en una tierra extra√Īa. 

Ai-san responde con una sonrisa avergonzada.  

-As√≠ que aprend√≠ como es el tono de voz de la ciudad natal de mi madre. Pens√© que, si pod√≠a hablar as√≠, ella se sentir√≠a menos sola. 

¬ŅEsta chica es una especie de √°ngel? ¬ŅC√≥mo puede existir alguien tan amable y pura como ella? 

Antes de marcharse. Ai-san se toma la molestia de cambiar su ropa y se pone el traje de animadora. 

-√Ānimos, Taiga-kun, √°nimos, no dejes que tu resfriado te venza.  

Y bail√≥ s√≥lo para m√≠. Es un √°ngel. No la dejar√© ir, definitivamente ella ser√° mi esposa.  

Quiero estar cerca de ellas, quiero conocer cada cosa, lo que les gusta, les apasiona, sus secretos. Quiero que se sientan cerca de m√≠. A pesar de haber estado enfermo, he tenido el mejor d√≠a de mi vida.  

Luego de esto, creo que todo es posible. Dentro de quince d√≠as se celebrar√° el festival escolar. A trav√©s de los preparativos, nos conoceremos mejor. 

Continuar√° en el pr√≥ximo cap√≠tulo…


Notas del traductor: Originalmente Taiga se refiere a la forma de hablar de Ai-san como un “dialecto” un lenguaje coloquial, pero dado que es algo que en el Espa√Īol no tendr√° mucho sentido, he optado por cambiarlo a “tono de voz”. A√ļn as√≠, la traducci√≥n est√° sujeta a cambios hasta que salga la versi√≥n en PDF/EPUB, muchas cosas pueden cambiar.


¬°Apoya a Akumabeast ūüĎļ sigui√©ndonos en nuestras redes sociales! ūüėä
[Pagina de Facebook] | [Perfil de Twitter]


¬°Tambi√©n sigue a mis panas de Bokugen Boys! ūüėé
[Pagina de Facebook] | [Servidor de Discord]

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!