No, ella no es. Esa no es la Soara que una vez conocí.

¿Dónde está esa chica dulce, suave y gentil?

Cuando era una carga para la party, siempre me animaba con paciencia, y cuando estaba cansado, me preparaba té con mucha gentileza.

Cada vez que me presionaba demasiado, ella tomaba la iniciativa para ayudarme a sanar mis heridas.

Era la personificación de una devota a dios.

No creo que sea por la influencia del lavado de cerebro en su personalidad…

“¡¿Crees que porque soy una sacerdotisa merezco ser tratada así?! ¡Me las vas a pagar, enano hijo de puta!”

Comienzo a creer que sí.

¿En verdad así era Soara?

Se rascó la cabeza y se sentó enérgicamente en la otra cama.

“Este tonto necesita ser castigado por lo que me hizo.”

“Soara.”

“¿Sí”

“Ha vuelto a la normalidad, ¿verdad?”

“Sí, todo gracias a ti, Toru.”

Tengo miedo de Soara. Una sonrisa asesina apareció en su rostro.

No sé cómo responder, así que le devolví la sonrisa.

El aura negra que se formó alrededor de Soara hizo que Kaede y Frau se escondieran en mi espalda.

“Da mucho miedo.”

“Es muy peligrosa, ¿cómo hiciste para haber estado todo este tiempo con ella?”

“Por lo general es una buena chica. Tal vez el lavado de cerebro hizo que reaccionara de una manera distinta…”

Sé que no es nada creíble que estas palabras vengan de mi parte.
Ya que Nei no resultó ser así.

Soara miró a Kaede y a los demas de reojo.

“Así que esos son tus nuevos compañeros. ¿Esclavos?”

“Era inevitable. Pase por momentos en donde dudaba de todos, y me costaba hacer amigos.”

“…Ya veo. No hay nada malo con eso, Toru.”

Me sentí aliviado cuando el tono de su voz regresó a la normalidad.

Soara se levanta y hace un estruendo con su pie derecho.

“¡Todo es culpa de esa pequeña rata! No puedo creer que haya tenido esa habilidad prohibida, estupido enano, haces que mi sangre hierva, aaaaah!”

“¿Tienes hambre? ¿Por eso estás irritada?”

“Gracias por tu preocupación. Pero por más extraño que parezca, no tengo hambre.”

“Es mejor prevenir, vamos a comer, aunque sea un poco. Me gustaría hablar contigo con calma.”

Su rostro frío se convierte cálido con una hermosa sonrisa que ilumina su rostro.

“Me parece bien. Hablemos de cómo deshacernos de ese bastardo.”

Soara me asusta mucho.

Eres más temible que cualquier enemigo con el que haya luchado.


“Ya veo… Entonces Toru era la Brigada Manyu.”

Mientras decía eso, puso un vaso de sake en la mesa.

Había unas cuantas botellas ya abiertas sobre la mesa.

No sabía que era tan bebedora.

“Gracias por ayudar a Nei. Siempre me he arrepentido por no haber hecho algo. No sé qué podría haber hecho para ayudarle.”

“Seguro que ya está de vuelta en el pueblo sana y salva.”

“No lo parecía, pero ella era muy frágil, supongo que no fue tan fuerte cómo yo.”

Una expresión de tristeza aparece en su rostro.

Nei y Soara eran muy unidas.

Seguro que hasta ahora se ha arrepentido mucho por las cosas que han sucedido.

“Nei estaba muy preocupada por ti.”

“Mantuve mi verdadera personalidad oculta desde que éramos niños. Verás, mi familia es una familia de sacerdotes. Y me han educado de una manera para que sea alguien que esté dispuesta a ayudar a otros sin nada a cambio. Pero el resultado de toda educación fue lo contrario.”

Creo que recuerdo algo de eso cuando eramos niños.

Para ese entonces tenía un aspecto muy masculino, y una vez golpeó a Nei y la hizo llorar.

Lo había olvidado porque estaba apartado de ellos cuando jugaba. Soara de niña tenia una personalidad agresiva.

“¿Qué vas hacer ahora? Si no tienes otro sitio al que ir, puedes quedarte conmigo.

“Tendré que abstenerme. No estoy cualificada para estar a tu lado en estos momentos.”

“¡¿Cualificada?! ¡Qué quieres decir?”

De repente me golpeó la cabeza con una botella vacía, haciendo que se rompa y caigan fragmentos de vidrio por todas partes.

“No estoy negándome a tu oferta. Hay muchas cosas que tengo que hacer, orar por el perdón de Dios, realizar un servicio de redención. Y contrarrestar el falso amor al que fui sometida. Tengo que reafirmar mi amor verdadero dentro de mi.

“No entiendo de lo que estás hablando.”

No me vuelvas a pegar con una botella.

Si hubiera sido la Soara de hace un tiempo, me habrías regañado con un “meh”.

“¿Es muy pronto para decirle que soy nivel 300?”

“Ahora estoy más tranquilo gracias a Toru. Siento que hayas tenido que verme tan miserable.”

“No te preocupes por eso…”

“No has cambiado. Siempre eres inquebrantable e imponente”.

No, no, no, no, estoy muy agitado.

Estoy demasiado sorprendido para poder reaccionar.

Supongo que esto fue lo mejor para nosotros.

El corazón de Soara estaba roto.

“¿Ya mataste a Sain?”

“Estoy aquí por ese proposito.”

“Entonces iré a la iglesia más cercana y rezaré. Debo llevar al hombre pecador ante la justicia. Ese hombre ha pisoteado nuestras mentes y ha jugado con el cuerpo de Nei y el mío. Haré que se arrepienta de haber puesto sus manos sobre una sacerdotisa, un siervo de Dios.”

Su aura negra vuelve a aparecer, rompiendo el vaso que sostenía.

Kaede y Frau se acurrucaron contra mí por miedo.

Ambas escucharon en silencio todo el tiempo, pero parece que no están acostumbradas a la Soara actual.

La ira de Soarer está justificada, pero quiero que se calme un poco más.

“Me siento aliviado y con sueño. Voy a descansar un poco.”

“Soara.”

“¿Qué ocurre?”

Me miro hacia atras.
Todavía llevaba un trapo.

Su cabello y su cara estaba sucio, y no se veía muy bien.

Y sus pechos blancos eran claramente visibles.

“¿Quieres ir a comprar ropa mañana?”

“¿Ropa…? Oh! Sí sí! ¡Por favor!”

Entonces se puso roja y salió corriendo.

Me alegra que vuelva a recordar la vergüenza.

Me costaba mantener mis ojos mirandola a la cara.

“¡Maestro! ¡Maestro!

“¡¿Qué ocurre?”

“Soara tiene los pechos grandes, ¿verdad?”

“¡Te equivocas!”

Kaede me grita y Frau me mira con enojo.

En todo caso, a mi solo me gustan los pechos de Kaede… ¿En qué demonios estoy pensando?

De todos modos, abracé a Kaede y le acaricié la cabeza.


Soara, quien ha adoptado nuevamente la apariencia de una sacerdotisa, se inclina frente a la iglesia.

“Muchas gracias por todo lo que hiciste, Toro.”

“Está bien, no es importante.”

“Te equivocas. Sí es importante, estoy realmente bendecida por tenerte cómo amigo de la infancia. Y…”

“Hm? ¿Qué?”

Gyu.

Soara me pisa los pies.

En otras palabras, no me preguntes nada innecesario.

Creo que poco a poco empiezo a entender el verdadero carácter de Soarer.

No sé cómo te las has arreglado para que no se dieran cuenta antes.

Si no fuera porque todo esto ocurrió. Probablemente me habrías engañado por el resto de mi vida.

Soara mira a Kaede.

“Por favor, cuida de Toru. Llega a ser insensible y no se preocupa por su entorno, pero es una persona muy amable y vulnerable, te pido que lo apoyes siempre.”

“Sí. Tengo la intención de seguir a mi maestro dondequiera que vaya.”

“¡Oye, no te olvides de Frau!”

“O sí, te pido que hagas lo mismo, por favor.”

Apreté la mano de Kaede y Frau y me incliné profundamente.

Así que esto es un adiós por ahora.

Soara va a pasar unos meses en esta iglesia antes de dirigirse a la sede de la iglesia en Balseille.

le he dado el dinero para el viaje.

Además, le di una carta dirigida a Jonathan, para que pueda enviarla con seguridad a Balseille.

Quería llevarla yo directamente si era posible, pero Soara se negó.

Me dio un puñetazo en el estómago y dijo que tengo que centrarme en buscar a Sain en vez de perder el tiempo.

“¡Oh! ¡Casi lo olvido!”

“Eh!?”

Soara me agarró del brazo y tiró de mí con fuerza.

Me había llevado a la tienda de un esclavista.

“Quiero hacer un pacto con él de amo-esclavo”

Eeeeeeeeeeeh!?

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!