Un huevo de bestia azul pálido.

La superficie es elástica y lisa sin protuberancias.

“¿En qué estado está, Kaede?”

“Está vivo.”

Nunca pensé que vería un huevo de una bestia en un lugar así.

Ahora que recuerdo. El Lord Scotchell estaba muy interesado en Panda.

Tiene sentido de que él tuviera uno

“¿Me estás dando esto?”

“Sí. En el peor de los casos, pensaba venderlo para ayudar a financiar la compra de un antídoto, pero después de todo, me lo regaló su difunta Majestad como muestra de nuestra amistad. Nunca quise venderlo, pero en momentos cómo esto, es lo menos que puedo hacer.”

“¡¿Y aun así piensas darmelo?!”

No puedo aceptarlo.

Eso sí que es una mala idea.

Es impensable darle un objeto tan preciado a un extraño que te regaló la familia real.

“No pasa nada. No tenía suficiente poder mágico para despertarlo. Si lo dejo así, será un desperdicio de tesoro. Además, no puedo dejar de pensar en ello.”

¡Aaahhh! ¡Anna!

¡Gracias a Dios, me alegro de que estés vivo!

Puedo escuchar la voz de la madre desde el segundo piso.

Al oír su voz, Lord Scotchell cierra los ojos y hace una expresión de satisfacción.

“Está decidido, se lo entregaré a los héroes de la Brigada Manyu.”

“Si tanto insiste…”

Sería una falta de tacto decir algo más sobre la firme determinación del hombre.

Una vez que dice algo, no se arrepiente, sus ojos me lo decían.

Frau se sienta en la mesa y golpea el huevo.

“¿Me estás diciendo que hay otro cómo Panda ahí dentro? Eso es extraño.”

“Es cierto que son diferentes de las criaturas ordinarias. Me pregunto cuántos tipos hay en total.”

“Hasta donde yo sé, se han identificado trece especies de huevos, pero en realidad se especula que había más bestias hace mucho tiempo”.

Sabía que la reliquia era interesante.

Los huevos de criaturas antiguas, por mucho que oiga hablar de ellos, están llenos de romanticismo.

Panda se acercó al huevo e hizo un gesto como si lo estuviera oliendo.

¿Está reaccionando ante su nuevo amigo?

“¿Puedo despertarlo ahora?”

“Te pertenece. Puedes hacer con él lo que quieras.”

Me apresure a transferir poder mágico al huevo.

Cómo es algo molesto, decidí inyectarlo todo de una vez.

“Eso es mucha magia. Está distorsionando el espacio.”

“Es porque el amo es el amo.”

“Kaede, eso no es una explicación.”

“Kyu.”

Finaliza la absorción del poder mágico del huevo.

La sensación es similar a la de Panda.

El huevo comenzó a gotear sangre.

Bushuuuuu. Se generó vapor.

La parte superior de la cabeza del huevo se abrió en seis partes, revelando el interior.

….No veo nada.

Shu.
Algo saltó del huevo.

Luego cayó al suelo y rebotó.

“Es un pez”

“Es un pez”

“Es un pez”

“Kyu”

Tiene una superficie corporal de color rosa claro y una cabeza más bien plana.

La boca se abre y se cierra repetidas veces.

La boca se abre.

La boca se cierra.

La boca dejó de moverse.

“¡¿Está muriendo!?”

“¡Agua! ¡Agua, agua!”

Lo llevamos a una tina con agua y solté el pescado.

Después de un rato comenzó a nadar lentamente.

Eso fue peligroso.

Estuve a punto de matarlo tan pronto como nació.

Lord Scotchell está mirando dentro de la bañera, pensando en algo.

“Probablemente sea un tiburón. Definitivamente.”

“¿Hablas de esos animales salvajes que están en el mar?”

“Sí, el aspecto es un poco diferente al que vi, pero el cuerpo es de un tiburón.”

Un amigo del pueblo me mostró un tiburón en un libro ilustrado, pero creo que tenía una cara más tenebrosa.

Tiene los ojos distantes, no tiene colmillos en la boca y tiene una mirada vagamente tonta que hace difícil saber lo que está pensando.

El tiburón me mira y abre la boca.

Pero si te fijas bien, puede ser encantador y bonito.

“¿Qué nombre quieres ponerle?”

“¿Qué tal “SharkBoy”, por el tiburón?”

“¡Eso es genial! ¡Hola, SharkBoy!”

“Es un nombre extraño, mires cómo lo mires, al menos podemos divertirnos un poco con él.”

Cuando acaricié a Shark Boy, movía alegremente la aleta de su cola.

Me pregunto si se sentira comodo en ese ambiente, ya que no es agua de mar.

Y tampoco sé cómo puede serme de utilidad. ¿Es una bestia de apoyo o de ataque?

Kaede le hace una evaluación.

“Parece que es una bestia familiar que vigila el agua. Yo diría que está entre Panda y Rosuke.”

“Ya veo… Cuento contigo, Shark Boy.”

“Glup glup!”

Almacene a Sharkboy en el sello que se grabó en mi brazo junto a Rosuke. En el momento que lo hice, la tina se vació.

“Si quieres, puedes relajarte un rato en mi casa. Tenemos algunas habitaciones libres que puedes utilizar como quieras.”

“Lo agradezco mucho, Lord Scotchell”

“Puedes llamarme Scotchell. Iré a ver a mi nieta, así que los veré más tarde.”

Sonrió y luego subió las escaleras.


Al día siguiente, Scotchell toca la puerta a una habitación.

Había una mujer joven mirando por la ventana desde su cama.

Ella es la nieta de Scotchel, Anna.

Tenía el pelo rubio cortado por los hombros, sus ojos eran azules, su cuerpo era blanco y delgado, había una atmósfera en ella que te hace querer protegerla.

Es una chica con un aspecto encantador y agradable sonrisa.

“Abuelo, ¿quiénes son?”

“Los aventureros que me dieron el antídoto. Te lo dije ayer.”

“Ah, ustedes deben ser la Brigada Manyu. Gracias por hacer esto por mí. Sé que era un artículo muy caro, pero ¿cómo puedo pagarlo?”

“No te preocupes, ya he recibido la recompensa apropiada.”

Scotchell la detiene cuando intenta salir de la cama.

“¿Ya te sientes mejor?”

“No me preocupa el envenenamiento, pero aún no he recuperado todas mis fuerzas.”

Según Scotchell, hace una semana fue arañada por una gárgola que entró mientras lavaba ropa. Afortunadamente, pudo llegar a casa y no sufrió daños, pero el veneno resultante la devoró y la debilitó lentamente.

Los médicos le habían dicho que le quedaban dos semanas de vida, así que si hubiera pasado una semana más en la aldea de los elfos, quizá ella no hubiera estado en este mundo.

Es más que una suerte. Es un milagro.

Pak, pak.

Intensos pasos resonaba en la casa.

Paam

Un joven de pelo rubio abrió la puerta de la habitación con fuerza.
“¡Anna! ¿Es cierto que fuiste envenenada por una gárgola?”

“¡Hyunkel-Sama!”

“¡Anna, Anna!”

El joven me empuja y se arrodilla a un lado de la cama.

Luego, envolvió suavemente la mano derecha de Anna con ambas manos.

“¿Por qué no me lo dijiste? Habría hecho cualquier cosa por ti.”

“Hyunkel es el heredero al trono de este país. Usar el poder de la familia real para la hija de un aristócrata inferior como yo…”

“No digas eso, soy capaz de hacer cualquier cosa con tal de protegerte.”

“Hyunkel-Sama”

“¡Anna!”

Las dos personas se abrazaron.

No entiendo nada, me pica el cerebro por tratar de entender esto.

Una situación cómo esta hace que me de acidez en el estómago. Tanto romanticismo me hace sentirme raro.

Es cierto, yo también he tenido un momento así con Lisa, pero ahora tengo 25 años, esto me parece exagerado.

“Es encantador. Admiro a dos personas que se aman.”

“Me encanta la idea de un príncipe. Es el sueño de toda chica.”

“¿Kyu?”

Perfecto, tengo a dos chicas soñadoras.

Supongo que estas cosas me pasan por ser inexperto en el amor.

….Espera un minuto, ¿qué es un príncipe?

Cómo si percibiera mis dudas, Scotchell me habla en voz baja.

“Mi nieta está enamorada del Primer Príncipe. Es algo tan importante para él que me olvidé de contarlo hasta ahora.”

“¡¿Anna será la próxima reina?!”

“Es muy pronto para decidirlo. Ella es nieta del barón, y él es el primer príncipe, son personas muy diferentes. Aún es aceptable que sea una concubina, pero cuando se trata de tomar el título de reina, existen muchas personas que se oponen a la idea.”

En el pasado, ha habido varios casos en los que la realeza se ha casado con una persona de estatus inferior.

Pero básicamente, se casarían con alguien cercano a ellos en estatus.

Es muy complicado aceptar esa idea teniendo en cuenta que el barón apenas encaja en la nobleza.

“Mi madre te ama. Definitivamente serás la reina.”

“Hyunkel-Sama…”

Aquí vamos otra vez con las cursilerias…

Voy a salir de esta habitación.

La mirada de Anna se volvió hacia mí cuando di un paso.

“Ellos son los que me ayudaron.”

“¡¿Lo hicieron ellos?!”

El príncipe se puso de pie y me abrazó

“¡¡Aaaah! ¡¡Muchas gracias por ayudar a Anna!!”

“S-Sí… No hay de qué.”

“¿Cuál es tu nombre?”

“Toru.”

Hyunkel me agarra del brazo y me saca a la fuerza de la casa.

“Entra.”

Un hermoso carruaje estaba estacionado frente a la casa.

El caballero abre la puerta y se sube sin dudarlo.

Luego de un momento nosotros también subimos al carruaje.

“¿A dónde vamos?”

“Lo descubrirás cuando llegues allí.”

Eso es todo lo que dice y sonríe satisfecho.

No vamos a ir al palacio, ¿verdad?

No quiero tener problemas.

Espero estar equivocado.

Pero definitivamente… El carruaje se dirigía al palacio.

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!