[Ai – Quinta hija]

Soy Ai, la quinta hija de la familia Konoe. E interpreto uno de los cinco papeles de Konoe R.Chika. Me encargo de las actividades de voluntariado y mantenimiento de los jardines. Y a veces, como hoy, tengo que apoyar las actividades del club.

Estuve en el equipo de animadoras en Seattle, donde fui a la escuela secundaria, así que se me da bastante bien. Incluso gané la competición por equipos en el concurso estatal.

Después de las clases, me dirigí al ático del despacho de la presidenta, y me puse el traje de animadora. La segunda hija, Kaeko, estaba de pie sobre una pelota de equilibrio. Siempre he tenido confianza en mis capacidades atléticas, pero esta chica está a otro nivel.

Mi hermana Chika, quien venía de una clase, subió las escaleras.

-Ai, gracias por tu arduo trabajo.

-Déjenmelo a mí.

Tom√© la c√°mara y la puse en mi cabello, y luego baj√© al despacho. Cuando me acerqu√© al gimnasio, vi a un chico de baja estatura a lo lejos. Taiga-kun, estaba leyendo lo que parec√≠a un libro de alguna materia de las clases. ¬ŅEstar√° estudiando para mantener su puesto en Noblesse?

En ese momento, algunos miembros del equipo de béisbol pasaron frente a Taiga, le lanzaban miradas de desprecio mientras susurraban entre sí.

Taiga apret√≥ sus labios con frustraci√≥n tras dicha situaci√≥n, pero luego volvi√≥ a centrar su atenci√≥n en el libro. Es bastante desgarrador… Lleg√≥ a la selecci√≥n nacional, pero se rompi√≥ el hombro. Seguramente el equipo de b√©isbol debe sentir especial curiosidad por √©l.

No debi√≥ haber sido algo agradable para √©l de experimentar… Intentar√© animarlo un poco.

-¬°Hola, Taiga-kun!

-Hola, Konoe-sa… ¬°¬ŅEeeh?!

Cuando Taiga-kun me vio, sus mejillas se sonrojaron, y rápidamente apartó la mirada.

-¬ŅU-Un uniforme de… Porrista?

Comencé a moverme hacia su línea de visión para que centrase su mirada en mí.

-¬ŅQu√© dices? ¬ŅMe queda bien?

Taiga-kun entró en pánico y comenzó a tartamudear.

-Te-Te ves increíble sin importar lo que te pongas.

Mis mejillas se pusieron algo caliente, debo estar ligeramente sonrojada. Aunque es un cumplido que no va directamente hacía mí, si no hacia Chika-neesan.

Hmm, Taiga-kun es un chico muy lindo, y a la vez bastante destructivo. Puede ser peligroso si no tengo cuidado.

-¬°Eso fue muy directo!… Ah…

Rápidamente tapé mi boca. Acabo de usar un tono de voz que utilizo con mis hermanas cuando estoy molesta.

Mientras mis mejillas se enrojec√≠an debido a la verg√ľenza, Taiga-kun con un tono de voz mucho m√°s feroz me habl√≥.

-No tienes por qu√© avergonzarte, antes hablaba de esa misma manera, pero los ni√Īos en la escuela se re√≠an de m√≠ debido a ello. As√≠ que tuve que aprender a moderar el c√≥mo me comunico.

Se preocup√≥ por hacerme sentir bien, adem√°s, fue muy amable. Me acerqu√© a Taiga-kun y le di una palmadita en la cabeza mientras le dije; ‚ÄúBuen chico, buen chico.‚ÄĚ Con el mismo tono de voz de hace un momento… Si estoy junto a Taiga, no me incomodar√≠a en lo absoluto expresarme as√≠.

Taiga parec√≠a complacido y un poco decepcionado por ser tratado como un ni√Īo.

-Por cierto, Konoe-san, te ves diferente. No eres la tranquila de siempre, y no eres la chica femenina del otro día.

-Cuando animas o eres voluntario, tienes que activar el interruptor. As√≠ que hoy vamos a animar al equipo de baloncesto femenino. ¬ŅHas animado alguna vez?

-Sí. Muchas veces en el equipo de béisbol.

-Bien, cuento contigo.

Taiga estaba muy contento de escuchar mis palabras. Parece que est√° muy enamorado de Chika-neesan. Ambos procedimos a entrar en el gimnasio con una sonrisa en nuestras caras.

Pero en el momento que entramos al lugar, Taiga-kun parecía estar muy confundido, ya que no sabía cómo llegar a las gradas de arriba, bueno es un lugar que no usamos mucho, excepto para animar.

-Ven, sigue a tu Onee-san.

En el momento que dije esas palabras, tir√© de su mano. Suelo tomar la mano de los ni√Īos cuando soy voluntaria. Taiga parece estar sorprendido por un momento, pero luego su boca se transforma en una sonrisa. Estaba lleno de alegr√≠a por poder tomar la mano de la persona que le gusta.

Es un chico muy lindo…

-¬ŅQui√©n es el que va de la mano con Konoe-san?

-¬ŅAcaso no es el As de la suerte?

-Ahora puedo entender porque entró en Noblesse, su objetivo es la presidenta.

Varios de los estudiantes que también vinieron a apoyar al equipo estaban celosos de Taiga-kun. Konoe R. Chika es muy popular.

Cuando llegamos a nuestro lugar, posamos nuestras miradas hacia la cancha, las jugadoras de nuestra escuela se fijaron en nosotros, y seguidamente se alinearon e inclinaron su cabeza mientras dijeron al unison√≥: ‚Äú¬°Gracias por su apoyo!‚ÄĚ Bien, debo responder con firmeza.

Endurecí mi espalda, moví mis pompones frente a mi pecho y grité:

‚Äú¬°Ustedes pueden, equipo! GO fight win!‚ÄĚ

Extendí mis brazos a la vez que levanté las piernas tan alto como una bailarina de valet. Taiga-kun, que también ha tenido su experiencia en un club deportivo, a menudo decía cosas para subir el ánimo.

Tal parece que le encanta animar a la gente. Sin contar el maravilloso corazón que tiene por haber perdonado a Misaki Horai. Me encantaría poder apoyar la vida amorosa de Taiga-kun. Pero claro, los sentimientos de mi hermana Chika-neesan son lo primero.

Por otro lado, nuestro equipo de baloncesto está perdiendo. El club sólo cuenta con cuatro jugadores, y para llenar los cupos faltantes, tuvimos que pedir ayuda a otros clubes. Al final de la primera parte, estábamos por debajo de 20 puntos, por lo que era un buen resultado.

En el momento del descanso, salimos del gimnasio y nos sentados junto a la pared. El calor en Japón está fuera de control. Ya ha pasado el verano, y hay casi 30 grados en septiembre.

Compré dos latas de bebidas energizante y le di una a Taiga-kun. Me da las gracias en el momento que las recibe, abre la lata con la mano izquierda.

-¬ŅHm? ¬ŅTaiga-kun no es diestro?

-S√≠… Pero cuando era lanzador, sol√≠a abrir la lata con la mano izquierda, por precauci√≥n a que me lastimara mis dedos.

Luego de esas palabras, coloca una muesca triste mientras sobe la bebida.

-No puedo deshacerme de ese hábito. Es una estupidez que siga teniéndolo ya que no puedo jugar al béisbol.

Mi coraz√≥n comenz√≥ a doler luego de escuchar esas palabras. El b√©isbol era su raz√≥n de vivir. Y lo perdi√≥ todo cuando quiso proteger a uno de sus compa√Īeros.

Y a pesar de eso, no dejó que la opinión de las personas a su alrededor le afectara. Se esforzó mucho para subir sus notas y entrar en Noblesse. Es un chico bueno.

Agarré suavemente la cabeza de Taiga con ambas manos y lo pongo en mi regazo. Los ojos de Taiga se quedan en blanco luego de ello.

-¬ŅQu√©-Qu√© est√° pasando…?

-Lo has hecho muy bien.

Mientras acariciaba suavemente su cabello, las ganas de apoyarlo a él y a Chika-neesan crecieron cada vez más dentro de mí.

Bien, aqu√≠ vamos…

-Taiga-kun, tengo una pregunta.

-S-Si.

-¬ŅQu√© es lo que te gusta m√≠?

Chika-neechan estar√° observando todo. Es tu oportunidad para decirle lo que te gusta de ella. Las mejillas de Taiga-kun se sonrojaron mientras me miraba directamente.

-Que seas alguien muy trabajadora y dedicada hacia las personas. Así cómo lo estás haciendo ahora.

Eh, no sólo te centres a lo de hoy. Tienes que decir puntos fuertes y buenos de Chika-neesan.

-¬ŅHay algo m√°s que te guste de m√≠?

-Me gusta como era tu actuación de animadora, parecías una especie de hada.

¡No me refiero a eso! Deja de hablar de mí y habla de la personalidad de Chika-neesan. Taiga-kun no dejaba de alabarme por lo que estaba haciendo hoy. Así que aparte mi mirada mientras presionaba mis labios.

-Aparte de hoy, ¬Ņqu√© te gusta de m√≠?

-Das buenos consejos sobre el amor y las relaciones…

¬°Ahora est√°s hablando de Mitsuri! Esto no es bueno, no hay nada que le guste de Chika-neesan. Comenc√© a entrar en p√°nico tras ver que todo estaba saliendo mal, pero Taiga-kun dijo una √ļltima cosa que me dej√≥ sorprendida.

-De entre las miles de millones de mujeres que hay en el planeta. Estoy muy contento de haberte encontrado.

¬°Eso es lo que tienes que decirle a Chika-neesan! Bueno, aunque lo dijo refiri√©ndose a m√≠… ¬ŅPor qu√© estoy comenzando a sentirme extra√Īa? Mi coraz√≥n me duele. Esto no est√° bien… ¬ŅHm?

Mi tel√©fono comenz√≥ a sonar. La llamada proven√≠a del… ¬ŅHospital? A veces me ofrezco como voluntaria para leer cuentos a los ni√Īos enfermos.

Ahora que recuerdo, uno de los ni√Īos con los que suelo llevarme bien ser√° operado hoy.

Proced√≠ a contestar la llamada. La enfermera explic√≥ que el ni√Īo empez√≥ a sentirme nervioso, a la vez que gritaba cosas c√≥mo; ‚ÄúNo me dejar√© operar si no est√° Konoe-neechan.‚ÄĚ Por suerte no es una operaci√≥n en la que ponga en riesgo su vida. Si es posible, me gustar√≠a ir all√≠ y animarlo.

Afortunadamente, somos cinco personas quienes interpretamos a Chika-neesan. Le pediré a Kaeko-neesan que se encargue de esto.

-Taiga-kun, hay algo que debo de hacer, volveré en un momento.

Corrí al edificio de la escuela y me dirigí al despacho. Subí la escalera hasta el techo y encontré a Chika-neesan trabajando sola en el ático. En el monitor que estaba en dicho lugar, podía ver todo lo que yo hacía a través de la cámara.

-¬ŅD√≥nde est√° Kaeko-neesan?

-Se ha ido a casa.

Ya que somos cinco personas en interpretando ser una. Estamos obligadas a salir de la escuela a través de un lugar secreto, pero es lo explicaré más tarde.

-…Por cierto, Ai, ¬Ņqu√© puedo hacer por ti?

¬ŅHm? ¬ŅPor qu√© Chika-neesan tiene ese tono de voz? ¬ŅEst√° de mal humor…? Oh, ya porque…

-¬ŅEst√°s enojada porque Taiga-kun no dijo ning√ļn cumplido acerca de ti?

Chika-neesan se estremece tras mis palabras, jojo, as√≠ que era eso…

-No tengo nada que decir, dice que le gusto, pero s√≥lo habla bien de Ai y Mitsuri… Es nuestra culpa debido a que nosotras cinco interpretamos el papel de una persona. Es inevitable que se sienta confundido.

-Jeje

No puedo dejar de sonreír. Estoy presenciando una nueva faceta de Chika-neesan.

-Por cierto, Chika-neesan, tengo una petición para ti.

-¬ŅAh s√≠?

-Tengo un asunto urgente que atender. ¬ŅPodr√≠as encargarte de animar al equipo en el segundo tiempo?

Chika-neesan sacude la cabeza hacia un lado.

-¬°Imposible! ¬°No puedo hacerlo!

Cuando comenc√© siendo animadora, estaba muy avergonzada y nerviosa, pero luego con el tiempo pude acostumbrarme… Supongo que esta tarea debe ser a√ļn m√°s dif√≠cil para la timada Chika-neesan. Luego de contarle lo que estaba sucediendo, acept√≥ hacerlo a rega√Īadientes.

-Est√° bien, lo har√©, pero antes…


[Chika, la hija mayor]

Esta vez ser√© yo quien lleve puesto el uniforme de animadora. ¬ŅQu√© pasa con esta falda? Es demasiado corta. Y esta camisa no tiene mangas, sin contar el sudor que hay a los lados. ¬°No me gusta esto…! Lo peor de todo es que…

Mientras est√© animando al equipo, tengo que quitarme las pantimedias. En comparaci√≥n con mis hermanas. Mis piernas… Son un poco regordetas. Por esa raz√≥n siempre las llevo, para disimular el efecto de apriete… Bueno, no tengo otra opci√≥n que arriesgarme.

Sal√≠ al pasillo y camin√© a escondidas como un ninja. No soy buena para aparecer en p√ļblico. Por esa raz√≥n, cuando tengo que dar un discurso frente a toda la academia, Maihime se encarga de ese rol, mientras que escribo todo lo que ella dir√°. Despu√©s de todo, ella es la actriz.

Cuando llegu√© al gimnasio, estaba Makiha…. Taiga-kun junto al muro. Record√© las palabras que le hab√≠a dicho a Ai y volv√≠ a enojarme… No, la culpa es de mis hermanas, no tengo derecho a enfadarme con √©l. Ellas simplemente lo est√°n confundiendo.

Recuperé la compostura y me acerqué a Taiga-kun.

En el momento que intenté llamarlo, recordé que tengo que comportarme igual que Ai. Es un poco complicado para mí, a pesar de que somos hermanas. Los personajes varían segundo la ropa y los peinados. Por ende, en esta situación en la que estoy vestida cómo animadora, debo ser alguien alegré y capaz. Aunque no tenga el mismo tono de voz que Ai.

Me acerqué a Taiga-kun y di un salto.

-¬°Hagamos nuestro mejor esfuerzo para el segundo tiempo!

En el momento que pone los ojos en blanco. El sudor fr√≠o le recorre por su frente… ¬ŅHe ido demasiado lejos? Bueno, eso no importa ahora. As√≠ que proced√≠ a tomar la mano de Taiga-kun, y lo llev√© a las gradas del gimnasio.

Es el inicio de la segunda mitad. Sé hasta cierto punto, por las imágenes de la camara cómo es que Ai las animaba. Todo lo que tengo que hacer es imitarla, así que procedí a imitar todos los movimientos y palabras que ella decía, a la vez que sacudía mis pompones.

Daré lo mejor de mí. Haré que Taiga-kun me elogie de la misma manera que lo hizo con Ai, es momento de demostrar mi poder como hermana mayor.

-¬°Ustedes pueden, equipo! GO fight win!

Luego de haber terminado mi rutina, comencé a dudar si lo que hice estaba bien, aunque hasta cierto punto, me siento satisfecha con mi actuación. Acto seguido, Taiga-kun se apresura a hablarme.

-Konoe-san, ¬Ņte sientes enferma?

-?

-No tienes los mismos √°nimos que antes. Y el baile tampoco fue tan bueno como en la primera mitad, fue el equivalente a una danza dedicada a un dios malvado.

Pens√© que lo hab√≠a hecho bien hasta cierto punto, pero… ¬ŅEra necesario utilizar esa met√°fora tan cruel?

– Adem√°s, Konoe-san, ¬Ņest√°s cansada?

– ¬ŅPor qu√©?

Taiga-kun parece estar muy preocupado.

-Tus piernas se ven muy hinchadas en comparación a hace un rato.

Ten√≠a ganas de abofetearle la cara con los pompones… De todos modos, es cierto, mis piernas son grandes… No, tengo que calmarme. No hay nada de malo en ellas, as√≠ que r√°pidamente intente idear una excusa.

-Quiz√°s estoy un poco cansada por todo el esfuerzo de hoy.

-Eso no está bien. Debes descansar, Konoe-san, yo me encargaré de todo.

Hmm, parece ser un chico muy atento. Taiga-kun se sentó a mi lado, y luego me miró seriamente.

-Intenta frotar tus pantorrillas suavemente. Esto ayudará a reducir la hinchazón.

¬°No puedo hacer eso! ¬°Son grades por defecto! Esas palabras acabaron conmigo, me qued√© sentada sufriendo tal humillaci√≥n mientras masajeo mis piernas in√ļtilmente.

Mientras tanto, Taiga-kun aplaudía y hacía lo mejor que pudo para mantener el ánimo del equipo.

Tal y cómo se esperaría de un chico cómo él que fue un deportista, sabe que decir y que hacer para animar a un equipo. No soy tan buena como él, pero me conmovía mucho al ver su rostro gritar y esforzándose al máximo para cumplir con su trabajo.

Creo que me gusta. Parece ser alguien en quien confiar en algunos aspectos… Adem√°s, esto ser√° un recordatorio para no volver a quitarme las medias en la academia.

A pesar de todo el esfuerzo por intentar animar al equipo, segu√≠amos estando a√ļn m√°s en desventaja, llegando a estar por debajo de 30 puntos del equipo rival. Y como si todo estuviera conectado para ir de mal en peor, el equipo contrario estaba jugando muy agresivo, haciendo que uno de nuestros jugadores recibiera un fuerte golpe y lastim√°ndose la pierna.

Probablemente ya no pueda continuar… ¬ŅEh? ¬ŅQu√© es esto…? ¬ŅPor qu√© todos en el equipo posan sus miradas en m√≠?

Ante tal situación atípica, un miembro del equipo me miró y fijo

-¬°Presidenta Konoe! Nos falta un miembro para el equipo, ¬°Necesitamos su ayuda, por favor!

Un sudor fr√≠o recorre mi mejilla. Es cierto que la perfecta “Konoe R. Chika” ha estado ayudado en muchos clubes deportivos. Pero ese es un papel que le corresponde a Kaeko. No soy muy buena en los deportes, pero si me niego o intento huir del lugar. Me har√° ver muy mal. Me gustar√≠a decir que no, pero todas las integrantes del equipo comenzaron a decir mi nombre al unison√≥ una y otra vez.

-¬°Esperen!

La √ļnica voz que va contra la corriente fue la de Taiga-kun.

-La presidenta est√° cansada de tanto animar. No est√° en condiciones de jugar al baloncesto…

-Pero no ser√° por mucho tiempo, ella puede hacerlo.

-¡Cierra la boca! ¡Saco de estiércol!

No s√≥lo los comentarios de las chicas eran fr√≠as y desinteresadas. Tambi√©n llegaron a ser abusivas. Aun as√≠, Taiga insist√≠a en oponerse ante esa petici√≥n. Se est√° esforzando para protegerme…

-No te preocupes, Taiga-kun, voy a hacerlo.

-Pero…

Cuando vio mis piernas, Taiga-kun me miró como si me doliera.

-La hinchaz√≥n a√ļn no ha bajado del todo… Pero voy a hacerlo…

Aprecio mucho la preocupaci√≥n de Taiga-kun, aunque duela. La entrenadora del equipo procede acompa√Īarme a m√≠ y a Takushi a los vestidores para cambiarnos el uniforme.

Taiga-kun se despidió de mí, parecía preocupado por lo que estaba a punto de hacer, podía sentir su devoción por mí tras esa mirada.

Cuando llegamos al vestuario femenino, recibí el uniforme de Takushi y procedí a entrar sola, luego de haberle insistido a la entrenadora que no lo hiciera, debido a que alguien estaría esperando en el lugar.

De detr√°s de un casillero, sali√≥ una chica con un corte de pelo corto, que era exactamente igual que yo. Quien result√≥ ser Kaeko, y levant√≥ la mano diciendo ‚Äúholaaa‚ÄĚ

-Llegas justo a tiempo.

Kaeko se hab√≠a ido a casa, pero le hab√≠a pedido a Ai que se contactara con ella, y que viniera r√°pido a la academia para que se escondiera en el vestuario. Era muy probable que me pidieran ayuda para ser parte del equipo en alg√ļn momento debido al n√ļmero limitado de jugadoras.

Esto es una de las complicaciones que acarrea que cinco personas interpreten a una, si no piensas a futuro ante todos los problemas y situaciones, est√°s muerto.

Kaeko sol√≠a jugar al baloncesto en Seattle, donde viv√≠a hasta el a√Īo pasado. Adem√°s de las actividades del club, constantemente ten√≠a discusiones con mi madre ya que le gustaba apostar y jugar con hombres adultos en las calles.

Y ahí estaba ella, delante de mí. En la pantalla de su smartphone se mostraba la imagen de la cámara que llevaba en el cabello. Aparte del monitor que está en el ático, también podemos transmitir video a través de cada smartphone de nosotras cinco.

-Los he estado observando todo este tiempo. Sin duda Taiga-kun es un hombre tan varonil, llegando hasta al punto de proteger a mi linda hermana.

-Huh.

-Realmente est√° muy enamorado de ti.

Mis mejillas se sonrojaron y no pude evitar cubrirme la cara con mis pompones.

-Jojo, mi hermana mayor est√° avergonzada.

Luego de que Kaeko hiciera sus bromas, procedió a quitarse el uniforme y se puso el de baloncesto. Lleva una peluca con una cola de caballo. Debido a su pelo corto, y la longitud de la peluca, no habría correlación con el mío. Por ende, esa sería la mejor forma para disimular un poco la apariencia.

Luego de haber unos ligeros estiramiento, sonri√≥ y dijo: ‚ÄúBien, ¬°Vamos a terminar con esto!‚ÄĚ


[Makihara Taiga]

Konoe-san se dirigió a los vestuarios, y pasó allí unos cinco minutos. Mientras nuestro equipo de baloncesto siguió jugando el partido con un jugador menos. Y la diferencia de puntos ya era de cuarenta.

Con el √°nimo de la derrota en el aire, la puerta del gimnasio se abri√≥ y Konoe-san sali√≥ a la cancha. Me pregunto si ya se sentir√° mejor… Aunque se ve m√°s confiada que hace unos momentos. Se ve√≠a tan asustada como un animalito indefenso.

Ahora tiene una sonrisa feroz en la cara. Supongo que el hecho de ponerse el uniforme de baloncesto y llevar una coleta provoc√≥ el ‚Äúcambio de interruptor‚ÄĚ.

Konoe-san se unió al equipo y el juego se reanudó. Seguidamente recibe un pase y empieza a regatear a ritmo tranquilo. De pronto, sube la velocidad de sus movimientos y adelanta a dos personas. La defensa del enemigo tampoco se queda atrás.

Sin embargo, frente a la habilidad de regate de Konoe-san, los giros a alta velocidad y el pase de balón entre las piernas logra plantarles cara. Aunque la defensa enemiga que mide 1.80 de altura salta y le detiene el balón antes de entrar a la canasta.

Pero Konoe-san da un giro completo de lado en el aire, evadiendo la defensa enemiga y lanzando el bal√≥n desde abajo… ¬ŅAlgo c√≥mo eso es posible?

El balón entró en la canasta y hubo una gran ovación.

-¬°¬ŅQu√© fue lo que acaba de pasar?! ¬ŅAcaso es la Michael Jordan japonesa?

-¡La presidenta es increíble!

El equipo enemigo est√° aturdido. A partir de ese momento, Konoe-san fue la √ļnica que pudo plantarles cara. Les interceptaba los pases del bal√≥n una y otra vez, haciendo triples e incluso slam dunk.

Aplaud√≠ con todas mis fuerzas. Los estudiantes del p√ļblico estaban emocionados por cada uno de sus movimientos. En la cancha, Konoe-san es una mujer bastante destacada y talentosa.

Cuando yo jugaba al béisbol, vi a varios jugadores que acabarían siendo profesionales. Las habilidades de Konoe-san van mucho más allá de eso. Es dinámico, pero su técnica es delicada. Y la sonrisa que colocaba cada vez que anotaba un punto la hacía ver muy inocente y hermosa.

Mientras se limpiaba el sudor de la cara con el dobladillo del uniforme, pod√≠a ver su delgado abdomen y era tan sexy… As√≠ que Konoe-san tambi√©n tiene esa faceta.

Mi corazón vuelve a latir con fuerza al ver esta nueva faceta de ella. Sin duda es una mujer increíble.

Nuestro equipo pudo remontar la diferencia de cuarenta puntos que hab√≠a, haciendo ganar el partido. Konoe-san es la figura principal del evento, haciendo que todos los miembros del equipo la rodearan para felicitarla por su gran actuaci√≥n… Pero se alej√≥ de ellas y sali√≥ corriendo.

¬ŅEh? ¬ŅPor qu√© viene hac√≠a aqu√≠?

-¬°Muchas gracias, Taiga-kun! Aprecio mucho todo tu apoyo.

Estoy recibiendo muchas miradas de envidia por parte de los estudiantes… Aunque es extra√Īo, la voz de Konoe-san ha cambiado de nuevo. Parece ser un poco masculina cuando est√° en este personaje.

Konoe-san puso sus manos en mis dos mejillas y acercó su frente a la mía. ¡Vaya, su cara está tan cerca!

-Gracias por defenderme antes. Eres un hombre varonil, ¬Ņlo sab√≠as?

Siento que mi corazón está a punto de estallar.

-N-No fue nada, Konoe-san, por ti hago lo que sea.

-!!!

Los ojos de Konoe-san brillan. Como si fuera una especie de depredador esperando comer a su presa.

-Oye, te ves muy lindo de cerca…. Es justo lo que necesitaba.

Acaba de decirme algo bastante inesperado. Puede que haya nacido la posibilidad de salir con ella. Esta vez, para mi sorpresa, Konoe-san se acerc√≥ m√°s a m√≠ y me abraz√≥, puedo sentir como sus amplios pechos se acercaban a mi cuerpo. ¬ŅQu√© es ese olor…? No s√© si se deba al sudor, pero huele de manera muy seductora.

-Escuchen todo el mundo, tengo algo muy importante que decir.

Konoe-san gritó y miró a todos los estudiantes en el gimnasio.

-¬°Taiga Makihara es alguien especial para m√≠! Si vuelven a burlarse de √©l o llamarlo ‚Äúsaco de esti√©rcol‚ÄĚ, ¬°Jam√°s se los perdonar√©!

-….

Creo que voy a llorar… Me he vuelto a enamorar de esta mujer.

Continuar√° en el pr√≥ximo cap√≠tulo…

TN: hubo un error de traducci√≥n con respecto a los nombres, por lo que el nombre de “Uchi” se cambi√≥ al de “Ai”, mi error.


¬°Apoya a Akumabeast ūüĎļ sigui√©ndonos en nuestras redes sociales! ūüėä
[Pagina de Facebook] | [Perfil de Twitter]


¬°Tambi√©n sigue a mis panas de Bokugen Boys! ūüėé
[Pagina de Facebook] | [Servidor de Discord]

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!