-…No tengo dinero.

-Yo tampoco tengo dinero, nya.

Al día siguiente, Myna y yo estábamos en la posada, contando la cantidad de dinero que tenemos. Ambos teníamos unas cuantas monedas de oro y algunas de plata y cobre. Myna tenía una expresión de estupefacción en su rostro, era evidente que el dinero no duraría más de dos días.

-Douglas… ¿Cómo se te ocurre usar una posada cómo esta con tan poco dinero en el bolsillo? ¿No se te pasó por la mente el costo del alojamiento? Nya.

-Es porque estaba contigo, cuando es momento de amar a Myna, no me importa nada más.

-Bueno, es mejor que hacerlo en un lugar sucio y barato, nya.

-Exacto, y siempre podremos ganar dinero otra vez.

-Douglas, me sorprende que seas tan permisivo con eso, nya…

Myna y yo dejamos la posada y nos dirigimos al gremio de aventureros para buscar trabajo. Por cierto, la razón por la que Myna y yo estamos cortos de dinero es porque ayer no ganamos nada de dinero en nuestra búsqueda de las ruinas. Aparte del hacha sagrada de Lombardía, todo lo que se encontró en la búsqueda fue un pequeño tesoro.

Ese pequeño tesoro está en los bolsillos del sacerdote y del mago. Podría ir a las ruinas ahora y arrebatarles el escaso tesoro de sus manos, pero eso sería muy ruin de mi parte. Aunque la exploración de ruinas es una forma de ganar dinero para los aventureros, no es una petición del Gremio de Aventureros, por lo que no hay recompensa cómo tal.

En el momento que llegamos al Gremio, nos acercamos al cartel de trabajos y empezamos a buscar uno que sea interesante.

-Soy un aventurero de rango E y Myna es una aventurera de rango F, por lo que sólo podré realizar misiones hasta el rango F+… Esto es bastante complicado, ni siquiera puedo encontrar un trabajo cómo asesino de goblins.

Miré la brillante chapa de aventurero que rodeaba el pecho de Myna, y luego miré las misiones F+ e inferiores del tablero. La mayoría de ellos son tareas como recolectar hierbas y llevar equipaje, y la recompensas tras esas tareas son demasiado bajas. Creo que es más rentable volver a las ruinas e ir tras ese pequeño tesoro. Cada misión tiene su propio rango, y las misiones de mayor rango sólo pueden ser realizadas por un grupo de aventureros de la misma categoría. Y, por supuesto, las misiones de mayor rango son mejores pagadas y más peligrosas.

Por matar a un goblin de rango E, la recompensa es de unas 20 monedas de oro, pero por matar a un dragón de rango A, la recompensa es de varios cientos de monedas de oro. Una moneda de oro es suficiente para vivir en una posada barata durante dos días, siempre y cuando sepas administrar bien el dinero. El rango de misiones que puede recibir un grupo de aventureros depende del número de miembros del grupo y del rango de los aventureros. Es algo complicado, pero por ahora, conmigo en el rango E y Mina en el rango F, estamos en el rango de búsqueda F+. Esto significa que ni siquiera puedo recibir un exterminio de duendes de rango E.

En términos de fuerza, puedo vencer fácilmente a una Quimera, que es un monstruo de rango B, y creo que puedo vencer a la mayoría de los enemigos por mí mismo. Es frustrante saber que, aunque seas lo suficientemente bueno, el sistema del gremio de aventureros te impide realizar misiones de mayor rango.

-¿Qué piensas, Douglas? Myna puede encargarse de recolectar hierbas. ¿O quieres encontrar un nuevo miembro para la party? Nya…

-Hmm…. No, si ese fuera el caso…

Y fue entonces cuando se me ocurrió un plan.

-¡Oye, Douglas! ¡Tienes una chica muy bonita contigo! ¿Has conseguido una nueva aprendiz?

El Gremio de Aventureros tenía una taberna anexa, y había un grupo de aventureros que habían estado bebiendo toda la mañana, y se acercaron a mí… Estos borrachos se están volviendo aún más ruidosos y no paran de meterse conmigo.

-Te acaban de dejar dos hermosas chicas por un hombre más joven y sigues con ello.

-¡De todos modos te volverán a botar! ¡Así que hazlo con ella antes de que te deseche!

-¡Jajaja! Idiota, es imposible que Douglas pueda hacer algo como eso. Es el tipo de hombre serio que no se atreve a cambiar nada. Nunca lo hará, aunque sea la chica quien se abalance hacia él.

-¡Jajaja! ¡Eso es cierto!

El grupo de borrachos no paraban de decir tonterías. Por otra parte, Myna estaba detrás de mi mientras tiraba del dobladillo de mi camisa.

-Douglas, ¿qué es lo que ocurre con esos borrachos, nya?

-Lo siento, son unos hombres que conozco. Normalmente no son tan groseros. Debe ser cosa del alcohol.

-¿En serio…? Bueno, no me gusta que la gente se burle de Douglas, nya. Oye, ¿puedo burlarme un poco de ellos? Nya.

-¿Qué tienes en mente?

-Sólo observa, nya.

Dijo Myna, mientras me abrazaba fuertemente. Los modestos pechos de de la chica gato se presionan suavemente contra mi brazo.

-¡¿Eh…?!

Expresaron al unisonó los cuatro hombres que estaban en el bar, a la vez que sus ojos se quedan en blanco y con la boca abierta.

-O-Oye, Myna, ¿qué estás haciendo?

-Fufu, déjale todo el trabajo a Myna, nya.

Myna suelta una risita y se inclina para abrazarme, luego se vuelve hacia los borrachos con una mirada fulminante.

-Douglas, veo que ellos todavia no lo saben, nya. No tienen idea de lo bueno que eres en la cama. Myna se ha convertido en alguien que solo puede ser complacida por él, nya… Vas a dormir con Myna de nuevo esta noche, ¿no es así, Douglas? Nya.

-¡¿Queeeeeeeeeeeeeeee?!

Exclamaron los cuatro hombres mientras se levantaban de su asiento. Sin embargo, uno de ellos se enredó la pierna con la silla y cayó al suelo.

– ¡Nyahahahahaha! ¡Eso es! ¡Por burlarse de Douglas! ¡Venga, Douglas, vamos, nya!

-Tú…

He quedado completamente sorprendido por el tipo de persona que puede llegar a ser Myna. Aunque no puedo negar que eso me hizo sentir un poco mejor. Puede que esté acostumbrado a que todos me señalen y se burlen de mí, pero estar con ella lo hace más interesante.

-Muchas gracias, Myna. Eso me hizo muy feliz.

-De nada, nya.

Me acerqué a Myna, y le di un beso sutilmente.

En cuanto separamos los labios, las mejillas de Myna se sonrojaron y me miró con un gesto de vergüenza. Tengo una novia muy linda, me siento la persona más feliz del mundo, y tengo miedo de que esto se acabe.


-Entonces, Douglas, ¿qué vamos a hacer ahora, nya?

Me pregunta Myna con una voz extrañamente dulce mientras se inclina sobre mí. No, ¿cuánto tiempo vas a hacer eso? Por favor, no me hagas querer llevarte de nuevo a la posada y tener sexo contigo. Tengo que concentrarme en esto.

-Con mi rango actual no podremos avanzar. Así que solicitaré un rango superior.

-¿Solicitar una subida de rango, nya? He oído que hay que hacer un examen para subir el rango de aventurero. ¿Es eso lo que quieres decir, nya?

-Eso es correcto.

Subir un rango de aventurero suele implicar dos pasos. La primera es completar un número determinado de misiones exitosas de la dificultad apropiada para tu rango actual.

Tras haber completado dichas misiones, debes solicitar el ascenso de rango y que un examinador elegido por el Gremio de Aventureros evalúe tus habilidades para asegurarse de que eres digno de subir de rango. Cuando hayas completado estas dos tareas, se concederá el ascenso, y para ello tengo que pagar una pequeña tasa para solicitar dicho ascenso.

Cogí unas cuantas monedas de oro y me dirigí a la recepción del gremio. Una recepcionista que ya he visto en muchas ocasiones me saluda con una sonrisa.

-Bienvenido, Douglas-san… ¿Es mi imaginación, o hay un ligero cambio en el ambiente? Tienes un mejor aspecto que antes, y el aire que te rodea parece brillar…

La recepcionista ladea la cabeza. Tal vez sea la influencia de la habilidad [Carisma] del Hacha Sagrada de Lombardía.

-No, no tengo idea de que sea eso. Pero me gustaría solicitar subir de rango.

-Ah, entiendo… Así que, subir de rango. Es una petición bastante inusual. Douglas-san. ¿Usted no había solicitado subir de rango una vez al año en un día determinado? Y sólo ha pasado un mes desde la última prueba.

-Bueno, es que han pasado muchas cosas… Por favor, lo necesito, te pagaré adecuadamente.

-Ya veo, entiendo. En ese caso, el examinador será… Espere un minuto.

La recepcionista fue a la parte de atrás del gremio a consultar la solicitud con un anciano que también era parte del staff.

-Douglas-san quiere solicitar una subida de rango, ¿hay alguien que pueda ser su examinador?

-¿Douglas? Eso es inusual. Douglas es un guerrero de rango E, ¿verdad? Hmm… Hay un aventurero de rango C que vino directamente desde la capital real, y está hablando con el maestro del gremio ahora mismo. Le preguntaré si puede hacerlo. Por favor, pídale que espere un poco.

La recepcionista termina de hablar con el anciano y se dirigió nuevamente hacia nosotros.

-¿Lo has escuchado?

-Sí. Tengo que esperar un rato, ¿verdad?

-Correcto. Por favor, tome asiento allí hasta que sea llamado.

-Está bien, muchas gracias.

Llevé a Myna conmigo a la sala de espera donde nos mostraron. Luego de esperar por treinta minutos. Finalmente, desde la parte de atrás del gremio, una chica que parecía ser un espadachín se acercó a nosotros.

El color de su pelo era negro, y estaba recogido con una coleta. Tiene la cara de una niña, pero también era deslumbrantemente bella. Aunque no era equiparable con el de Myna, si calificaba cómo alguien bastante hermosa. En su pecho brilla una placa de aventurera color bronce, que da indicativo que es de rango C.

-Hola. Tú debes ser Douglas, el hombre que solicitó el ascenso de rango. Mi nombre es Ellen, seré tu examinadora para esta prueba. Es un placer conocerte.

Aunque es alguien joven, tiene el porte y la digna actitud de un aventurero de rango C. Esta chica también es una especie de superdotada que no se puede engañar. Si posee el rango C a una edad tan joven. Es porque es alguien bastante talentosa.

-Sí, soy Douglas, encantado de conocerte.

Estreché la mano de Ellen mientras cité dichas palabras. Esta es la primera vez que me encuentro con esta chica, y por alguna razón, no puedo evitar sentir que ya la conozco. Es la misma sensación que tuve cuando conocí a Myna.

-Hm, disculpa mi atrevimiento, Ellen. Pero tengo curiosidad, ¿ya nos hemos conocido antes?

-¿Hmm…? No, creo que es la primera vez que nos encontramos. Suelo trabajar en la capital real… Hoh, ¿acaso estás intentado coquetear conmigo, anciano? Lo siento, pero sólo me interesan las personas que son más fuertes que yo.

Ellen se negó a decir nada, aparentemente, los efectos de la habilidad [Carisma] tampoco son indiscriminados. Lombardía habla de [carisma]. Pero puede ser que el efecto sea literalmente un ligero aumento de la favorabilidad. Pero bueno, eliminemos el malentendido por el momento.

-Lo siento, fue una pregunta extraña, no intentaba hacer nada raro.

-No, está bien. Discúlpeme por ser tan cohibida. Hay muchos tipos que intentan ligar conmigo. Primero quiero aclarar algo. ¿Es usted miembro del partido de Douglas?

-Sí, soy Myna, nya. Encantada de conocerte, Ellen.

-Es un placer conocerte a también, Myna.

Acto seguido, Ellen se dirigió al tablón de anuncios donde estaban publicadas las misiones.

-Veamos de lo que es capaz un guerrero de rango E… Hmm, me gusta este. Misión de rango D, cazar Orcos.

Ellen desprende una de las misiones de rango D publicadas en el tablón de anuncios y se la lleva a la recepcionista. Cuando Myna ve esto, me pregunta con curiosidad.

-¿De qué se trata esto, nya? ¿Acaso Douglas irá a una misión con Ellen, nya?

-Sí. Un aventurero es elegido como examinador, y este debe acompañar al examinado a una misión para corroborar si es lo suficientemente bueno como para solicitar un rango superior.

-Ya veo, nya.

Myna todavía es una aventurera novata, así que no entiende mucho sobre cómo funcionan los aventureros. Me había dicho que su segunda misión fue la exploración de esas ruinas conmigo. Por otro lado, Ellen parece haber completado los requisitos para realizar la misión, y vuelve con nosotros.

-Es hora de partir. Te acompañaré en esta misión, así que asegúrate de pasar el examen, hachero.

Ellen sonríe mientras dice esas palabras. Su expresión fue cómo si se estuviera burlando de mí, aunque tampoco denotaba sarcasmo en esas palabras. Tal vez sea mi imaginación.

El asesinato de los orcos fue encargado por un pueblo en las cercanías de la ciudad. Los detalles de la historia son los siguientes. Los orcos han aparecido cerca del pueblo y uno de los cazadores ha perdido la vida. La propia aldea podría ser atacada por los orcos en cualquier momento. Así que están pidiendo que vayan a la cueva donde creen que están escondido, y que nos deshagamos de ellos.

Myna y yo, acompañados por Ellen, fuimos a la aldea donde se había realizado dicha petición. Salimos de la ciudad por la mañana y llegamos al pueblo antes del mediodía. Allí, hablamos con el jefe de la aldea, que nos informó sobre la ubicación de la cueva donde se posaban los orcos.

Se dice que la cueva se encuentra a poca distancia del pueblo, a través del bosque. Myna, Ellen y yo salimos de la aldea y nos dirigimos en la dirección que nos indicó el jefe. Durante el camino, Ellen se asegura a despejar dudas sobre mí.

-Para estar segura, ¿sabes cómo es y se comporta un orco, Douglas?

-Por supuesto. Si alguien ha sido aventurero durante tanto tiempo como yo y no ha oído hablar de los orcos, cuestionaría sus credenciales. ¿Qué hay de ti, Myna?

-Hmm, es como Douglas, pero verde y con nariz de cerdo, ¿verdad? Nya.

-Jajaja. Es algo así, pero es aún más grande que Douglas. También está mucho más gordo. Aunque Douglas no es gordo. Es grande y tiene mucho músculo, es la personificación de un hombre fuerte.

-¡Sí! Entiendo lo que quieres decir, se siente muy bien cuando él me abraza, nya.

-Umm… ¿Myna y Douglas tienen algún tipo de relación?

-Sí, nya. Myna se convirtió ayer en la mujer de Douglas. Después de eso, Douglas me dio mucho amor, nya.

-Oye oye, ¡Myna…! No es necesario que digas eso…

-¡¿Ayer?! ¿Y son una pareja a pesar de la gran diferencia de edad? Eso es increíble… Aunque puedo entenderlo. Douglas es un buen tipo. Si fuera más fuerte que yo, estaría enamorada de él también. Es una pena.

-….

Antes de darme cuenta, el tema de los orcos había pasado a un segundo plano para centrarse en mí. Sin contar que las chicas estaban hablando tan abiertamente, que era muy difícil interrumpirlas. Qué mal momento es este para ser popular.

-Ah, creo que nos hemos desviado un poco del tema principal, es mejor enfocarse en los orcos, nya.

Vuelvo a meterme a la fuerza en la conversación y le enseño a Myna los conocimientos básicos que necesita para ser una aventurera que se enfrenta a los orcos. Los orcos son de rango D, lo que significa que son monstruos muy fuertes. Un aventurero ordinario con un rango F tiene más probabilidades de ser derrotado en un combate uno a uno. E incluso un aventurero de rango E, un aventurero veterano como yo antes de conseguir Lombardía podía ser derrotado fácilmente por el más mínimo error.

Los orcos tienen un estilo de lucha que consiste en blandir un gran garrote con una fuerza monstruosa. Sus movimientos son un poco lentos, pero la potencia de sus ataques es tan grande que un aventurero normal puede ser herido mortalmente con un solo golpe.

También son muy fuertes, y no caerán fácilmente, aunque un guerrero ordinario les dé uno o dos golpes. En otras palabras, los orcos son enemigos poderosos para los aventureros comunes.

Los orcos, en cambio, no suelen formar grandes manadas en comparación con los goblins. Cuando un aventurero se encuentra con orcos, normalmente sólo hay uno o dos de ellos. Por lo tanto, cuando un aventurero común se encuentra con un orco, la teoría es que dos o más aventureros deben luchar contra un orco.

-…Ya veo. Así que no puedes luchar contra ellos uno a uno, nya.

-Sí, especialmente Myna que todavía no tiene experiencia. No deberías obligarte a luchar.

Así es como le enseñé a Myna el sentido común de un aventurero. Pero entonces un espadachín de gran talento me interrumpió desde un lado.

-Hmm… Ya veo. Así es como piensan los aventureros normales. Estoy aprendiendo algo.

Ellen, quien es una chica genio en su campo, respondió de una manera sarcástica. Aunque no creo que se haya dado cuenta de que lo estuviera haciendo.

-…Por cierto, ¿cómo Ellen pelearía si se enfrentara a un orco?

-Hmm, normalmente trataría de jugar con él hasta que se canse, y que sea rápido. Si estoy contra uno o dos, debo evitar todo lo que pueda en recibir un golpe. Y si soy lo suficientemente fuerte, puedo acabar con ellos en un suspiro con mi poder de ataque.

-Como es de esperar de una joven chica con fantásticas habilidades en la espada.

-Gracias. Lo tomaré como un cumplido.

Ellen me sonrió tras esas palabras. Parece que está acostumbrada a las burlas de los que no tienen talento. Yo, en cambio, sigo siendo un poco retrógrado. Es difícil arreglar un hábito que se ha desarrollado a lo largo de los años.

-Lo siento, Ellen. Me he pasado de la raya. Olvida lo que he dicho.

-No, está bien. Seguro que he dicho algo que te ha molestado, ¿no? Ocurre todo el tiempo.

-Eres muy madura para ser tan joven.

-Huh… Gracias.

Ellen vuelve a sonreírme. Nunca creí que me gustaría tanto la sonrisa de una chica, tiene sus ventajas ser una mujer hermosa.

Al continuar nuestro camino, nos encontramos con una cueva que parecía ser el lugar que estábamos buscando. Nos escondimos detrás de un árbol y nos asomamos a la entrada de la cueva. Frente a la cueva había un orco. Probablemente era el guardia. Cuando Ellen lo vio, me dijo.

-Douglas, es tu momento, ve y lucha contra él.

-Sí, después de todo, es para lo que he venido.

Vuelvo a cargar el hacha sagrada Lombardía en mi hombro y me pongo de pie. Por otro lado, Myna ladeó la cabeza cuando nos vio a Ellen y a mí.

-¿Nya…? ¿No se supone que los orcos no debían ser combatidos uno a uno?

-Sí es cierto. Pero Douglas dijo: “Si fueras un aventurero ordinario de rango F o rango E”. Douglas ha solicitado ser un aventurero de rango D, por lo que tiene que demostrar que es digno de ello.

-Oh, ya veo, nya…

Tras la explicación de Ellen, Myna se puso en modo de espera vigilante, como si entendiera lo que estaba pasando. Cuando Ellen ve esto, se siente extraña por la situación.

-Oye Myna, ¿no estás preocupada por Douglas? Por lo que he oído, ha sido un aventurero de rango E durante los últimos 20 años. Y sin embargo… ¿Confías en que él pueda lograrlo?

-Nya, no estoy preocupada. Pero Myna se siente bastante expectante por lo que está apunto de suceder nya. He escuchado cosas de parte de Douglas, por lo que sé que estará bien.

-¿?

Cuando Ellen escuchó la respuesta de Myna, quedó completamente confundida tras sus palabras.

-Oye, Ellen, ¿puedo comenzar ya?

-Umm, sí, vale, pero… Douglas tampoco parece demasiado tenso al respecto. Acudiré en tu ayuda si creo que estás en peligro, pero no sé si podré hacerlo a tiempo. Los aventureros son responsables de su propia vida. Y sabes que eso no va a cambiar con el examen de ascenso de categoría, ¿verdad?

-Sí, lo entiendo.

-Está bien entonces…

Ellen sigue asintiendo con la cabeza, maravillada. Sería extraño que yo, un eterno fracasado en la prueba de ascenso al rango D, me sintiera cómodo en esta situación.

-Mantén los ojos bien abiertos, examinadora Ellen.

Dicho eso y expongo el espíritu de lucha que había escondido hasta entonces. Ellen se estremeció, se llevó la mano a la espada que llevaba en la cadera y miró a su alrededor con pánico mientras sus manos temblaban. Ellen me miró por última vez, como si no pudiera encontrar una amenaza a su alrededor. Luego, con una expresión de asombro en su rostro, dio uno o dos pasos hacia atrás asustada.

-Q-Qué….

Le sonreí a Ellen y caminé tranquilamente hacia el orco guardián.


Salí de detrás de los árboles y me dirigí solo a la entrada de la cueva. El orco guardián me reconoció inmediatamente. Pero en lugar de huir a las profundidades de la cueva o lanzar una advertencia, vino hacia mí con una sonrisa en su cara de cerdo y un garrote en la mano a la vez que resoplaba. Los orcos son monstruos viciosos, brutales y estúpidos. Nunca pierden la oportunidad de infligir violencia a los débiles. Si un guerrero humano aparece solo, incluso si la derrota es obvia, la mayoría de los orcos preferirán el placer brutal de la violencia a voluntad que temer por sus vidas. Y no tiene la agudeza de Ellen para aterrorizarse por mi espíritu de lucha.

-¡Fugoooooooooo!

Corrió hacia mí de inmediato y bajó el garrote que tenía en la mano. Es un ataque simple pero poderoso que puede convertir a un guerrero acorazado en un mudo trozo de carne de un solo golpe. Así que trate de atraparlo con mi mano izquierda.

-¡E-Estúpido! ¡¿Qué estás haciendo?! ¡Evítalo! ¡Tu oponente es un orco!

Ellen todavía parece confundida y me grita desde atrás. Oí el sonido de una espada sacada de su vaina y el sonido de unos pasos que se acercaban a mí. Sin embargo, a pesar de las preocupaciones de Ellen, el golpe del garrote del orco quedó firmemente atrapado en la palma de mi mano. Sentí un fuerte impacto en mi brazo izquierdo, pero no importaba.

-¿Cómo es que…?

Puedo oír la voz confusa de Ellen. El orco, por su parte, parecían igualmente desconcertados. Un hombre que debería haber sido aplastado por un solo golpe de su propia fuerza está ahí de pie sin un solo brazo roto.

-¡Fugooooooooooooo!

El orco agarró el garrote con ambas manos e intentó aplastarme con todas sus fuerzas. Los músculos de sus brazos se agitaron y sus venas brotaron. Pero, por supuesto, no me presionó en lo absoluto.

-Date por vencido, soy superior a ti. Mira…

-¿Guug…?

Empujé hacia atrás el garrote del orco con un pequeño rebote y sólo con la fuerza de un brazo cargado de espíritu de lucha. El orco fue empujado hacia atrás y tropezó. Balanceé el hacha sagrada Lombardía en mi mano derecha. Y de un solo golpe, el cuerpo del orco se partió por la mitad de la cabeza a los pies y cayó en dos, a la vez que chorreaba sangre.

Los orcos matan a la gente, y la gente mata a los orcos. No hay que dudar a la hora de enfrentarse a la naturaleza malvada de los orcos, ya que la humanidad lleva luchando por su vida desde tiempos remotos.

-Fu…

Respiré de alivio después de que la batalla ha terminado. Ellen, que había estado observando, se sorprendió aún más.

-¿Eh…? ¿Cómo es que tú… Cortaste aun Orco por la mitad? Como si fuera un goblin…

Me volví hacia Ellen y le sonreí.

-¿Qué opinas, examinadora Ellen? ¿Califico para ser rango D?

-No, quiero decir… ¿Qué? No entiendo. ¿Qué está pasando aquí? ¿Me has engañado? ¿Este es algún tipo de broma? Douglas, ¿Quién rayos eres? Cómo es que tú…

Ellen me miraba con la cara en blanco, al mismo tiempo, con ojos eufóricos. Es el tipo de mirada que tienes cuando ves a un héroe que admiras. Le respondí de una manera un poco desinteresada, pero a la vez intentado ocultar la verdad.

-En realidad no soy nadie en especial. Soy un simple aventurero que lleva mucho tiempo aventurándose en muchos lugares peligrosos y que últimamente ha tenido suerte.

-Huh, así que suerte…

Ellen seguía aturdida, como si no entendiera lo que estaba pasando. A continuación, rodeamos la cueva para despejar el resto de los orcos que estaban al acecho. Luego de haber terminado con ellos, nos adentramos a la cueva.

Myna se colocó delante de mí asegurándose de que no hubiera trampas. Y si nos encontrábamos con algún orco, yo me adelantaba y acababa con ellos de un solo hachazo. Ellen, quien se limitó a observar, estaba algo extraña.

-Jaja… ¿Qué es esto…? No entiendo cómo un grupo de orcos puede ser aniquilado como insectos por un solo aventurero de rango E. Esto me hace parecer un payaso. Ja ja ja…

Y así, con una media sonrisa y unos ojos que habían perdido su brillo, Ellen balbuceaba cosas para sí misma. En nuestro cuarto encuentro con los orcos en un puesto observación, nos encontramos con el líder del grupo, era una especie de orco superior. Tenía una vestimenta extraña, como si fuera una especie de chaman, también poseía un collar y un bastón.

Me decidí acabar con ellos de la manera más rápida y eficazmente posible. Pero antes que pudiera acercármeles, fui atacado por una bola de fuego, las quemaduras fueron leves, además de que la herida fue curada rápidamente por mi habilidad de curación.

Tomé a Lombardía con ambas manos, y me abalancé rápidamente hacia ellos, con un ataque directo, le corté la cabeza a los tres orcos con un solo movimiento. Sus cabezas rodaron por el suelo y la sangre comenzó afluir como si fuera una fuente de sus cuerpos sin vida.

Luego de terminar con ellos, limpié la sangre del hacha y regresé a donde estaban Ellen y Myna.

-Bien, esos eran los últimos.

-Creo que sí, nya. No vi ningún otro pasaje o salida, así que este es el final de la cueva, nya.

-Bien, en ese caso… Ellen, lo preguntaré por última vez, ¿Califico para ser rango D?

-Ja. Es evidente. ¿Cómo esperas que rechace a alguien con habilidades tan pulidas como las tuyas?

Los hombros de Ellen se desplomaron y suspiró con fuerza. Pero entonces Ellen apretó el puño con fuerza. Se dirigió a mí con una gran determinación en sus ojos.

Mi cuerpo se vuelve rígido tras esa actitud repentina. Justo cuando estoy a punto de preguntarle qué ocurre, Ellen se acerca a mí, y me dice algo que me ha dejado bastante preocupado.

-Douglas. Tengo que pedirte un favor. Necesito que hagas algo por mí.

-Eh… No sé a lo que te refieres, pero te escucharé.

¿Qué ocurre? ¿Estará en graves problemas y necesita mi ayuda? ¿Es una solicitud? Eso era los pensamientos que se me cruzaban por mi cabeza. Pero lo que dijo Ellen a continuación me dejó sin aliento.

-Douglas… ¡Quiero que me tomes como esposa! Seré tu segunda esposa después de Myna. ¡Estoy loca por ti! ¡Quiero ser violada por ti! ¡Quiero que me destroces! ¡Por favor, hazme tu esposa!

-…¿Eh?


-Hmm, lo siento. ¿Puedes repetirlo? Creo que acabo de tener una alucinación auditiva.

-Muy bien, lo diré de nuevo… Douglas. hazme tu esposa y ensúciame con tus deseos. Sentí que estaba destinada a nacer en este mundo para ser violada por ti.

-Sí, lo entiendo. Escucharlo dos veces no cambió nada. De hecho, lo empeoró.

Para mi disgusto, Ellen tenía una mirada directa y sincera. Se puso la mano en el pecho y me miró como si quisiera decirme lo que realmente sentía.

Parece que Ellen se ha enamorado de mí. Decía que sólo le interesaban los hombres que eran más fuertes que ella, y teniendo en cuenta el efecto de [carisma], podría ser el caso. Así que Ellen me pidió que la hiciera mi esposa. Creo que la historia es demasiado precipitada, pero digamos que está bien.

La pregunta es: ¿Qué es exactamente lo que ella desea? ¿Quiere que la viole? ¿Qué le realice toda clase de perversiones? Creo que estoy confundido con toda esta situación. O no, sé la respuesta, sólo que no quiero encararla. Pero esta chica es el tipo de persona que quiere ser violada. Tiene una especie de deseo masoquista de ser violada por un hombre más fuerte que ella.

…Conclusión. Ellen es una genio de la espada que en realidad es una pervertida en busca de alguien que la someta y le haga cumplir sus deseos masoquistas. Pero cuando Ellen escuchó mi respuesta se retorció un poco y sus mejillas te tiñeron de rojo tras la vergüenza.

-Ugh… No sé si a los chicos les va a gustar que una chica como yo diga algo así. Sé que no soy normal, pero…

-Hmm… No, bueno, quiero decir, no estás mal, pero no lo digas así.

-Um.. Sí, pero… Me armé de valor para desenmascararme y confesarte lo que en verdad siento…

Los hombros de Ellen se desploman y parece desesperada. No estoy seguro de si debo calificarlo de lamentable o no. Se ve muy linda así. No puedo evitar mirarla. En primer lugar, su cara es extremadamente bonita. Su pelo negro en una brillante cola de caballo, y al igual del color de su cabello, tiene unos hermosos ojos que te hacen observarlos durante todo el día.

Su cuerpo también es muy atractivo. No es muy llamativo, pero es seductor en los lugares adecuados y escondido en los lugares correctos. Está ligeramente armada con una coraza de metal, como debe ser un espadachín.

Bajo la coraza, habría podido ver la suavidad y elasticidad de sus amplios senos. No pude evitar tragar saliva tras imaginármelas. Si pudiera hacerle todas las cosas que deseo a esta chica, con el objetivo de complacerla. ¿Qué tan satisfecho estaré?

Espera, espera. ¿En qué demonios estoy pensando? No puedo creer que esté pensando en tener sexo con esta chica que acabo de conocer esta mañana.

-…¿Hm? ¿Qué es lo que lo tiene tan confundido, amo? Acaba de aparecer ante ti una doncella dispuesta a todo. Sería una pena que un hombre coma la misma comida una y otra vez todos los días hasta el resto de su vida. Después de todo, serás el próximo gran héroe que conocerá este mundo, ¿no sería lo adecuado tener muchas mujeres a tu disposición para satisfacer tus deseos?

-Lombardía. ¿Podrías callarte, por favor?

-Buuuh. Mi amo, ¿no es un poco frío su trato hacia mí?

Como de costumbre, Lombardía intenta arrastrarme por el camino equivocado, así que no voy a preguntar. No, el camino del mal puede ser exagerado. Tras dudar un poco, procedí con la conversación.

-Ah… Creo que eres, un poco única, también te encuentro muy atractiva. Me gustaría abrazarte, y ser rudo contigo… No, espera, no era eso a lo que me refiero, olvídalo. Pero sí creo que deberías tener más cuidado con las cosas que dices, otras persona se pueden aprovechar de ti por ello.

-Quiero ser honesta conmigo misma, porque me valoro, ¿es posible valorarme aguantando cosas que realmente quiero hacer el resto de mi vida? ¡Dime, Douglas! ¡Hablo en serio!

-No, eso es…

He sido completamente derrotado. No puedo evitarlo, porque yo no tengo una verdad a la que aferrarme, o algo a lo que mentirme con tal de un bien común. ¿O tal vez estoy equivocado…? No, estoy confundido. Por el momento, cambiemos el tema.

-El punto es que no puedo, estoy con Myna.

Dicho eso, miré a mi novia en busca de ayuda. Es cierto que la poligamia no está prohibida en este país. Pero en realidad, hay muchas mujeres que quieren que su hombre las ame a ellas y a nadie más.

Ellen había dicho que sería feliz con la segunda, pero Myna podría no estar de acuerdo con esa propuesta… Pero esa chica, con la que había tenido una fuerte relación física anoche, estaba rascándose la mejilla mientras miraba a otro lado despreocupadamente.

-Umm, a Myna no le importa, nya. Quiero decir, si Myna fuera la única oponente en la cama con Douglas, acabaría destruida en poco tiempo, nya. Douglas tiene un deseo sexual muy alto. Así que a Myna no le importaría si Douglas tiene más novias, nya.

-¿Qué…?

Sorprendentemente, en lugar de obtener el permiso de mi novia, le dio la bienvenida. Lo siento, Myna. Creo que ayer me excedí un poco, y aún si no me pediste que me detuviera.

-Mira, incluso Myna dice; “Por favor, Douglas. ¡Hazla tu mujer!”. Haré lo que sea por ti… Bueno, tan literal, pero sí daré lo mejor de mí.

Al final del día, Ellen me adoraba. No sé qué pensar, todo esto me parece bastante extraño, sin importar como se viera. Para ser sincero, ya no tenía motivos para decir que no. Quiero decir, ya ni siquiera sé por qué intentaba decir que no.

-Está bien, entiendo completamente… Creo que aceptaré tu petición de que seas mi esposa. Por ahora, comencemos a conocernos, y que el resto se dé naturalmente.

-¿De verdad? ¡Sí! ¡Gracias Douglas! ¡Haré lo mejor que pueda por Douglas!

Ellen me abrazó tras esas palabras. El olor de la chica es similar al de Myna, Le devolví el abrazo y le di unas palmaditas en la cabeza. Ellen se reía y era feliz en mis brazos… Es linda. Aunque me decepciona un poco sus gustos sexuales, pero sigo pensando que es muy bonita.

Es una genio espadachín de rango C que ningún soldado o aventurero ordinario puede igualar. No sé qué pasa en el mundo. Pero esta es la segunda chica joven y hermosa que tengo en mi vida. Estoy en un punto en el que mi nivel de felicidad se ha disparado y parece que no puedo volver a subir.


Después de terminar el exterminio de los Orcos, regresamos al pueblo y lo informamos. La misión se completó después de que los aldeanos confirmaron la aparición de los orcos derrotados.

Por cierto, de vuelta al pueblo, recibí este informe de Lombardía.

-Mi Señor, llego un poco tarde, pero tengo buenas noticias. Mi rango ha mejorado aún más, y has adquirido las habilidades de la diosa demoniaca.

-¿Diosa demoníaca…? ¿Qué significa eso?

-Mmm. Cuando utilices esta habilidad, tu espíritu de lucha explotará, temporalmente, y tu capacidad de lucha mejorará considerablemente. Su potencia, velocidad y dureza estarán por encima de los niveles normales. El efecto dura tres minutos.

-…No, espera. ¿Qué más puede hacer además de aumentar el espíritu de lucha? ¿Tiene alguna utilidad?

РNo lo s̩. Pero mi amo, recuerde. Esta habilidad tiene efectos secundarios aterradores.

-¿Efectos segundarios? ¿Cuáles son?

-Durante un breve periodo de tiempo después de utilizar la habilidad, tus instintos masculinos se amplían y tu mente racional se ve arrinconada. Para ser más específicos, sus deseos sexuales se vuelven incontrolables. Si no tienes a alguien que te sirva como desahogo, estarás asaltando a las mujeres por todas las ciudades y pueblos vecinos. Tenga mucho cuidado.

-No, no, no. ¡Es una muy mala idea!

-Umm, en ese caso, asegúrate de que te acompañan al menos otras tres mujeres para que pueda controlarse. Ya que una o dos mujeres no serán suficiente.

Pensé que había adquirido una nueva habilidad, pero no fue así. Esta habilidad es inútil…  Estoy comenzando a dudar si realmente esta es un hacha sagrada.

¿No será un hacha sexual? Bueno, veamos. Tras completar nuestra misión de matar a los orcos, regresamos a la ciudad para informar de nuestro logro al gremio de aventureros y recibir nuestra recompensa. Y se me concedió el ascenso al rango D. Según Ellen, hubo un poco de lucha para que el gremio lo reconociera.

-Si dudan de mí, ¿por qué me convirtieron en su examinadora en primer lugar?

Parece que ocurrió porque comenzaron a cuestionar los métodos de Ellen. Bueno, estuve en el rango E durante muchos años, y parece que el informe de que yo derroté un grupo de orcos por mi cuenta no es algo muy creíble, por lo que era de esperar que sospecharan de mí. A este ritmo, será difícil conseguir un ascenso al rango C sin que el jefe del gremio actúe como examinador.

Después de eso, Ellen se unió a nuestra party de manera oficial. Ahora tenemos un grupo de tres: yo como rango D, Mina con un rango F y Ellen con un rango C, así que el abanico de misiones que podemos hacer se ha ampliado considerablemente.

Aun así, era una party con rangos desiguales. Es extraño, porque normalmente las party están formadas por personas de capacidad similar, pero en realidad sólo somos mis dos mujeres y yo.

Luego de que la misión fuera completada, y mi ascenso al rango D fue un éxito, era hora de ir a tomar algo a la taberna. El tiempo que pasé con las dos encantadoras chicas fue muy agradable. Pero ya era tarde y el tiempo se agotaba…


Lo siguiente que sé es que estoy en una habitación de una posada a solas con Ellen.

-¡Vamos, Douglas…! ¡Tampoco voy a dejarme vencer tan fácilmente!

Ellen estaba sentada en una gran cama con una mirada nerviosa. Lleva su ropa normal, y por alguna razón incluso lleva una armadura. No está vestida para la situación en una cama de una posada de mala muerte ni mucho menos.

¿Cuál era la razón de todo esto…? No es bueno, no puedo recordar nada más. Creo que estaba tomando una copa con Myna y Ellen en el bar. Y por alguna razón, Myna no está aquí. Sólo éramos Ellen y yo. Estoy demasiado borracho para poder pensar en los detalles, y sólo queda una cosa que hacer.

-Ellen. ¿Siempre te ha gustado que sean duros conmigo?

Me pongo delante de Ellen, que está sentada en la cama. Ellen me mira y traga saliva.

-S-Sí. Quiero que un hombre como Douglas, mucho más fuerte, más guapo y más grande que yo, me inmovilice sin poder hacer nada. Sólo quiero que me recuerden que yo también soy una mujer.

-Ya veo… Entonces te atacaré ahora mismo, espero que no te arrepientas luego.

-Sí. Es mi decisión, nunca lo resentiré. Y, a pesar de que te he dicho que seas violento, también quiero que seas moderado al respecto.

-Tienes muchas peticiones, serás una chica difícil de complacer.

-Lo siento. Yo… Soy un poco egoísta.

-Eres muy egoísta, necesitas ser castigado. Voy a cogerte y a disciplinarte.

-Hueeh.. Qué estás… Douglas, te ves diferente durante el día. Pero, por otra parte, el salvaje Douglas también está muy bien…

-Cállate. Estás a punto de ser violada, así que no me vengas con esas tonterías.

Me abalancé sobre Ellen como un animal salvaje. Tomé los labios de la chica por la fuerza, los abrí con mi lengua.

-¿Mmmm…? Umm… Haah… Ummmm…

Los labios de Ellen son suaves y su boca es cálida. Pase mí brazo por su espalda y acto seguido abrazo con fuerza su esbelto cuerpo. La chica tiembla, pero se deja llevar por la situación y no pone ninguna resistencia, a la vez que nuestras lenguas se entrelazan, y tenemos besos muy eróticos mientras la manoseo.

-Fuuh… Eres una pervertida, Ellen. ¿Es tu primera vez?

-Puha… No digas eso… Siempre he soñado con que me hicieran esto. He estado buscando a alguien que me haga sentir como una chica indefensa…

-¿No se supone que hay muchos hombres en la capital más fuertes que tú?

-No exactamente… Y no se trata de ser fuerte… Por primera vez en mi vida, conocí al hombre de mis sueños. Es por eso que….

-¿Así que quieres que tenga sexo contigo, ¿eh? Después de todo eres una pequeña zorra…

-¡Uuugh…!

Pasé mi lengua por el cuello de Ellen mientras deslizaba mi mano bajo su pechera y pellizqué sus pezones. Cuanto más apretaba sus suaves y turgentes senos, más sensible se volvía, y más se estremecía y respiraba de forma áspera y lasciva.

-Mmm… Umm… Estás siendo demasiado amable, Douglas… Sé más violento… ¡Aaah!

-No entiendo cómo eres tan depravada, y algo más… ¿Por qué llevas esto en tu pecho?

– Ah, mmm… Esto… Bueno, me hace sentir más indefensa el pensar que seré violada con una armadura.

-Jaja. Realmente quieres sentirte como una chica indefensa, ¿no? Entonces, ¿por qué no te metiste en la cueva de los orcos y te dejas violar?

-Aaah… No… Los orcos no son lo suficientemente buenos… ¡Tiene que ser Douglas…! Huh, huh… Tiene que ser alguien que sea suave y agresivo al mismo tiempo…  Y también me gusta que me maltraten verbalmente…. ¡Aaaah!

Ellen gime con fuerza mientras se levanta la ropa y le pellizco los pezones erectos con la punta de mis dedos.

-¡Aaah..! ¡Douglas…! ¡Sé… ¡Más… Violento…! ¡Eres muy gentil…!

Sigue pidiendo que haga cosas más violentas… Pero temo que, si hago algo cómo eso, excederé mis límites.

-Tch… Bien, túmbate en la cama. Seré muy rudo contigo.

– Uh, sí… ¿Puedes dejarte la armadura puesta…?

-Si quieres que te viole, no me digas lo que tengo que hacer, túmbate.

-Eh… Está bien.

Ellen se tumba en la cama en la misma posición que antes y me mira con ojos expectantes.

-¡Prepárate para ser mi puta, Ellen!

No pude contenerme más, y ataqué a la indefensa chica con todo lo que tenía.


Me subí encima de Ellen a la cama y devoré a la hermosa chica a mi antojo.

-Haah… ¿Te gusta?

-Mmmm Douglas… Más… Se más pervertido…

– Cállate. No tengo tiempo para escuchar lo que quiere Ellen, ¡déjame hacer lo que quiero!

-Ughhhh… Está bien…

Ellen me ve tímidamente tras esas palabras. Es tan linda, maldita sea. Oh bueno. Si Ellen quiere satisfacer sus propios deseos pervertidos, yo también lo haré, siempre y cuando no le importe.

-Huh… Hah… Hah… Ahh… Mmmm…

Tomo a Ellen por la espalda y la beso a la fuerza. Deslizó las manos bajo la coraza y apretó los suaves y firmes pechos. Las mejillas de Ellen se ruborizan y se retuerce incómoda mientras disfruta de la sensación.

-Puha… Oye, ¿Y esa reacción? ¿En serio te gustaron mis caricias?

-Huh, huh, huh… No, imposible… Nunca seré derrotado por estas caricias… ¡Mmmmmm…!

-Está bien, veamos cuánto dura ese optimismo.

Ellen parece haber comenzado a actuar según sus palabras. Bien, hagamos esto más divertido. Saco mis manos de debajo de la coraza y me inclino hacia atrás desde arriba de Ellen, y luego le quito los pantaloncillos a la chica.

Ellen lleva unos pantaloncillos que dejan al descubierto sus muslos. Tras desabrochar el cinturón, pasé mis dedos por su vientre, y luego introduje mi mano en sus panties.

-¡Espera…! ¿Qué demonios estás haciendo? ¿Por qué estás metiendo tu mano en mi… ¡Aaaah!

Cuando metí mi mano directamente dentro de su ropa interior y hundí mis dedos en su vagi**, ésta se sacudió hacia atrás, agitando su pelo negro con cola de caballo.

-Jaja, ¿Qué ocurre con esa expresión…? ¿Ahora admitirás que te gusta? Vamos, admítelo, di que te vuelvo loca y te doy mucho placer.

-¡Aaahhh! No, no, no… ¡No me revuelvas las entrañas! ¡Aaahhh!

Ellen se vuelve loca cuando penetro con mis dedos sus partes íntimas. Es hora de subir más la intensidad. Por ello comencé a mover mis dedos violentamente dentro de ella a la vez que muchos fluidos escurrían de su vagi**.

-Vamos, vamos, se siente bien ser penetrada por mis dedos, ¡¿verdad?! ¡Dilo! ¡Dime lo que realmente piensas!

-Haaah, aun no siento que me estás violando… Pero se siente bien… Se siente muy bien, para, ¡¡Detente!!

Entre suplicas y gemidos, el cuerpo de Ellen entro en gran frenesí, y luego…

Un líquido se esparció por la entrepierna de los pantalones cortos que llevaba Ellen. Bajó sus caderas levantadas hacia la cama y dejó que todo su cuerpo se debilitara a la vez que respiraba desesperadamente con dificultad mientras que la mancha del líquido se esparció por toda la cama.

-Oh vamos, Ellen, que poca resistencia tienes…

-Hah… Hah… Lo siento, Douglas… No pude resistirlo más, y me vine…

Ellen se avergüenza y se tapa la cara con ambas manos… No, no vuelvas a tu antiguo yo, tengo que seguir con el papel. Es incómodo para mí también. Así que, mientras acaricio el pelo de Ellen con mi mano izquierda limpia, me dirijo a la chica y le pregunto.

– ¿Qué dices, Ellen? ¿Lo dejamos por hoy?

-…¿Y qué hay de Douglas? No es algo justo que solamente yo sea complacida… ¿No te sientes satisfecho aun?

-Para ser honesto, me muero por cogerme a Ellen. Estoy muy caliente. Pero si Ellen dice que no puede hacerlo más, entonces lo soportaré.

-¿No estás siendo muy gentil? Pensé que estabas enfermo. Eres diferente a la historia que escuché de Myna. Dijo que cuando Douglas se excitaba, se convertiría en una bestia indiscriminada… ¿Acaso no soy tan atractiva cómo Myna?

Cuando Ellen dijo eso, algo se rompió dentro de mí…

-Ellen, eso fue lo peor que pudiste haber dicho. La poca razón que me quedaba quedó anulada por lo que acabas de decir. La culpa es tuya por provocarme.

-¿Eh…?

Me desabrocho el cinturón y me quito los pantalones y la ropa interior delante de Ellen, quien pone los ojos en blanco. Delante de ella, revelo mi pene. Ellen me mira a la cara y a mi pene a su vez con el sudor goteando de su frente.

-Umm… Douglas… Tengo miedo de lo que ven mis ojos, y creo que tu pene está demasiado ansioso. Es muy grueso, duro, y tiene venas por todas partes…

-Dijiste que querías sentir que te violara, ¿no es así, Ellen?

-No, digo sí… Quiero decir… Creo que estoy empezando a tener un poco de miedo…

-…Es demasiado tarde para eso.

-Eeeh, oye, espera…

Puse mis manos en el pantalón de la asustada Ellen y se lo bajé junto a su ropa interior de un tirón. El tarro de miel empapado y húmedo de la chica se me reveló. La tumbé de espaldas en la cama, le abro las piernas y me coloco frente a ella. Agarró su esbelta cadera con ambas manos y apuntó mi furioso pene hacia ella.

-Awawa… Realmente seré violada por Douglas…

Ellen tragó saliva. La chica estaba mirando mi pene con una mezcla de miedo y expectación en sus ojos.

-Es tarde Ellen, te haré mía.

– Sí… Bien, Douglas. ¿Puedes hacérmelo muchas veces…?

-Eres demasiado linda cuando me hablas así

Agarré por Ellen a la cintura, y empujé mi pene tan fuerte como pude contra su vagi**.

-¡¡Aaaaaahh!!

– Oye, ¿estás bien?

-Hah, estoy bien… No tienes que ser amable conmigo… Quieres destrozarme… ¿Verdad…?

-…Sí, es verdad.

Aunque fue ella la primera en decir eso… Bueno, no seguiré pensando en eso, es muy contradictorio. Así que procedí a sumergir mi pene aún más dentro de su vagi**.

-Aaah… Es… ¡Es muy grande…!

Ellen parece quedarse sin aliento con solo empujarlo hasta el fondo. Pero no voy a dejar que eso me detenga. Así que procedí a mover mi cuerpo.

-¡Aaaaaaah! Aah, aah, ah… ¡Aaaaahh…!

Cada vez que golpeo mi cuerpo con el de Ellen, se produce un lujurioso sonido liquido dentro de su vagi** mientras grita de placer.

– ¿Qué ocurre? ¿Ya vas admitir que te gusta?

– ¡Huh, uh, uh…! ¡Estoy siendo violada…! ¡Toda mi vagi** está…! ¡Está siendo invadida por tu gran pene…! Se siente bien… ¡Me siento bien muy bien…!

– ¡Ja, ja, pequeña perra! ¡Vamos, ladra para mí, perra!

– ¡Woof, Woof, ummm…!

Perfecto, ahora he hecho que perdiera toda dignidad. Ellen es ahora una perra fiel, que jadea y devora sus placeres.

– Jaja, sí. Muy buena chica, es hora de que nos pongamos más salvajes

¡Aaahhh…! ¡No, no lo digas…! ¡Solo juega conmigo…! ¡Ah, ah, ah, ah!

Me seguí cogiendo a Ellen salvajemente entre gritos, gemidos e insultos. Eventualmente, nuestro pequeño teatro en la cama llegaría al clímax.

-Aaaagh… Bien pequeña perra, ya he llegado a mi limite, y cómo soy un buen amo, te daré a elegir. ¿Lo quieres en tu cara, o dentro de ti?

-¡Ahh, ah, ah, aahh…! ¡Lo quiero en los dos lugares! Pero primero… ¡Lo quiero dentro mi…! ¡Quiero todo tu sem** dentro de mi vagi**…!

-¡Bien…! ¡Voy a soltar todo dentro de Ellen…!

Y como si ambos estuviéramos conectados, Ellen y yo acabamos al mismo tiempo. Mi sem** caliente entra en su vagi** hasta desbordar.

-Ahhh… ¡Ahhh…! ¡Está entrando…! ¡Es mucho! ¡El sem** de Douglas está caliente…!

Ellen se retuerce y tiene espasmos tras ser llenada mí. Cuando terminé de eyacular, saqué mi pene de su vagi** y me acosté a un lado de la cama. Sus piernas seguían abiertas, sus muslos estaban acalambrados, y de su vagi** se escurría mi sem**.

Luego de eso, Ellen y yo estábamos acurrucados en la cama. Ella estaba entre mis brazos con su cara en mi pecho mientras que yo acariciaba su cabeza.

-Es increíble lo inesperadamente normal y dócil que te has vuelto luego de todo lo que hemos hecho.

-Sí, lo sé… ¿Pero sabes qué? Me gusta esto, lo amé de verdad, y nunca pensé que lo iba a disfrutar tanto, me he dado cuenta que estoy enamorada de ti en cuerpo y alma, Douglas.

-Mentira. Ellen, Tu corazón es tuyo, eso es lo que eres. No importa cuán obediente intentes ser por tus deseos, eres de espíritu libre, egoísta y haces lo que quieres. ¿Verdad?

-¿Eh? Eso es algo horrible, Douglas. Pero supongo que sí. Después de todo, yo soy dueña de mi vida, y no puedo ser alguien que no soy.

-Exacto, entonces ¿Qué quieres decir con que eres mía en cuerpo y alma?

-Es una forma de hablar. Sólo digo que me haces sentir así.

-Ya veo, entonces como una forma de mostrar afecto, eh…

-Jejeje…. Te amo, Douglas. Por favor, vuelve a cogerme mucho.

-Oh, bien. Vamos a por el segundo asalto.

-¿Eh…? Espera… ¿Lo haremos ahora mismo…?

-Sí.. ¡Te voy a coger hasta que no puedas valerte por ti misma!

-Eeeeh… Así que tenías intención de hacerlo nuevamente.


Una hora después. En la cama yacía Ellen con la cara, el pelo y la ropa y su trasero rebosante de un líquido blanco.

-Ah… Ah… Ah… Ahora sé de qué hablaba Myna… Douglas es el tipo de hombre que destruiría a una chica si lo hiciera con ella a diario…

Me quedé junto a la cama rascándome la mejilla y preguntándome si me había pasado otra vez. Pero en realidad no me compadecí de mí mismo.


Traducir este capítulo fue algo extraño para mí, sentí cómo si estuviera escribiendo una novela para adultos 😂Les complacerá saber que en este capítulo no hubo censura de ningún tipo, y mucha de las situaciones entre Douglas y Ellen las he mejorado para darle mejor sentido o que sea mucho más explicitas que en su versión Japonesa. Espero que lo hayan disfrutado.

¡Akumabeast ahora tiene pagina de Facebook!  ðŸ¤˜ðŸ»
Si lo deseas, puedes ayudarnos siguiéndonos a través de estas redes sociales. Es una forma de incentivarme a seguir con las traducciones, y así podrás estar pendiente de cuando saldrá el siguiente capítulos, conocer avances de la historia o de nuevos proyectos que se avecinen 💖
[Pagina de Facebook] | [Perfil de Twitter]


¡También te invito a seguir a mis amigos de Bokugen Boys, con quieres colaboro en esta traducción!
[Pagina de Facebook] | [Servidor de Discord]

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!