Entre a una habilidad que estaba custodiada por un soldado de Big-Gear, que me saluda nada más al verme y me deja pasar sin problemas.

El interior del lugar es sencillo. Sólo una cama, una mesa, una silla y una ventana con cortinas blancas que se balancean.

Zig estaba en la cama, miraba la luz del sol a través de la ventana.

“¿Cómo te sientes?”

“Así cómo me ves.”

Desde esa batalla, ha perdido las ganas de vivir, es cómo un cuerpo hueco sin alma.

Como tratamiento, Kaede le ha estado lanzando vibraciones curativas, pero no estoy seguro de que haya una mejora. Así de profunda es su herida.

“Sólo unos pocos conocen este lugar. Así que no te preocupes.”

“…Está bien.”

“Él no volverá a tocarte. Dondequiera que vaya, lo encontraré y lo mataré.”

“¿Cómo lo harás? Si lo matas, volverá a la vida.

Zig seguía mirando por la ventana, sin apartar la vista, simplemente respondió.

“Todo lo que tengo que hacer es matarlo cinco veces. Así de sencillo.”

“Es fácil decirlo, pero Aide ahora puede cambiar su apariencia libremente. Puede correr y esconderse todo lo que quiera.”

“No, te equivocas. Lo sé porque fui su mejor amigo. Es testarudo, y odia perder. No soporta la idea de que alguien como yo, que siempre me vio cómo un equipaje, ahora sea mejor que él. Él vendrá hacia mí.”

Zig sigue sin inmutarse, simplemente se limita a escucharme. El enorme agujero en su pecho, la enorme sensación de pérdida, estaba congelando sus emociones. Su energía salía de él cómo un recipiente con agujero.

Es natural que esto ocurra porque todo lo que te apoyaba te ha sido arrebatado.

“No deberías volver a tu país durante un tiempo. Si descubren que estás vivo, intentarán matarte de nuevo.”

“Intentan hacerse pasar por mí. No creo que el original deba estar vivo.”

Zig me miro con unos ojos huecos, con solo mirarlos fijamente, era cómo si me absorbiera a él.

Se va a refugiar aquí en Big-Gear, mientras intenta recuperar su cuerpo y su alma. Pero aún desconozco por cuanto tiempo estará en ese estado.

“Si hay algo que necesitas, díselo a los hombres de fuera. Te lo traeré de inmediato.”

“¿Por qué te preocupas tanto por mí?”

Volvió a mirar por la ventana.

“Porque me veo reflejado en ti, hace un tiempo, también fui traicionado por ese tipo.”

“Ya veo…”

No me agradó Zig desde que lo conocí. Para ser honesto, al principio pensé que era cómo Sain.

Pero cuando vi la forma en que se desesperaba cuando le quitaban algo importante, sentí que era como yo. Quizás, solo es un momento de debilidad por mi pasado.

Aunque fuera así, no podría dejarlo solo.

“Nunca supe lo que era amar a alguien. Nunca conocí el dolor de ser robado.”

Las palabras parecían ir dirigidas no a mí, sino a él mismo.

Me levanto tranquilamente y salgo de la habitación.

Camino a través de los soldados y continúo por el pasillo lleno de luz.

Luego salí al patio y tomé aire.

La cara de Sain pasa por mi mente. No sólo nunca imaginé que podría estar vivo, pero las posibilidades de que también estuviera en este continente eran nulas.

¿Cómo lo hizo? ¿También fue transferido aquí? ¿O hay otra manera?

Ni siquiera sé cómo es que pudo robarle los stats a Zig.

“¡Ah, maldita sea!”

Me rasqué la cabeza.

No sé qué pensar

Centrémonos en lo que tenemos que hacer ahora mismo. No soy lo suficientemente inteligente para hacer muchas cosas a la vez.

“Chupi”

Chupibi se posa en la rama de un árbol. Parece que trae un mensaje de Kaede.

“Maestro, el Rey ha entrado en el palacio. Vuelva lo antes posible.”

Después de entregar el mensaje, Chupibi sacudió la rama y se fue volando


Llegué a la Cámara del Rey y encontré que el Rey seguía negándose a sentarse frente a su trono.

“Por favor, Su Majestad, siéntese. Deseamos verlo en el trono.”

“Ha pasado mucho tiempo… Hice que mi pueblo viviera tiempos difíciles, pero ahora… Ahora lo hemos recuperado.”

El rey se sienta lentamente en su trono. Cierra los ojos y siente la comodidad del asiento. Hubo un largo silencio mientras recordaba el viaje que había hecho.

“Pueblo mío, he regresado.”

“¡Viva el Rey!”

Más de una docena de sus súbditos celebraron su regreso.

El rey apretó los puños y se mordió el labio como si estuviera reteniendo algo.

“Ante ustedes, Toru-Dono!”

Siguiendo la voz de Su Majestad, di un paso adelante.

“Es realmente asombroso lo que has hecho… Derrotaste al Rey Demonio y reclamaste nuestra tierra natal… Nada de esto hubiera podido lograrse sin la Brigada Manyu.”

“Estás exagerando… Yo solamente ayudé.”

“No seas modesto. Todos en esta sala reconocen su poder.”

Me rasqué la mejilla avergonzadamente. No me gusta presumir, pero tampoco me disgusta que me reconozcan.

“Si hay algo que quieras, puedes pedirlo. Haré todo lo posible para satisfacer sus deseos.”

“En ese caso… Me gustaría la recompensa que se me ofreció desde un principio.”

Luego de mis palabras, el rey levantó la voz.

“¿Qué quieres decir? ¡¿Después de todo lo que has hecho por nosotros, vas a coger el dinero y salir corriendo?! No te dejaré hacer eso, ¡Hansel tampoco lo permitiría!”

“Exactamente, Su Majestad. Todo el pueblo de este país está muy agradecido con la Brigada Manyu. No podemos simplemente dejar pasar algo como esto, le daremos cualquier cosa que usted pida”

Aunque ellos lo digan, realmente no quiero nada.

Si hay algo que tuviera que pedir, sería una buena comida, y un día de descanso. He pasado por muchas cosas y estoy mentalmente cansado.

Bueno, supongo que haré que esa sea mi recompensa.

“Quiero buena comida y bebida. No sólo para nosotros, por supuesto, sino para todos los demás soldados fuera de la ciudad.”

“Muy bien. Esa fue mi intención todo este tiempo. Pero todavía no es suficiente. Tienes que ser más codicioso. Di lo que realmente deseas. La abnegación es un problema para mí.”

El rey y Hansel fruncieron el ceño y parecieron querer decir: “Lo proporcionaremos, aunque sea algo desagradable.”

Si fuera un tipo normal, probablemente pediría un título, tierras o algo asó. Pero en mi caso, soy un aventurero que no le interesa destacar en lo absoluto, así que no se me ocurre nada realmente codicioso o extremo que pueda pedir.

“Esta es mi oferta. Toru-Dono será nombrado caballero fronterizo y tendrás suficientes tierras para vivir.”

“¡Espera! Me temo que no puedo aceptarlo.”

“¿Por qué no? Creo que es una buena recompensa.”

“No intento intenciones de quedarme aquí, y aunque lo hiciera, será demasiado para mí. Sobre todo porque es demasiado llamativo, y eso no me gusta.”

“Hmm, entonces ¿qué tal si te doy el título de héroe?”

“También lo rechazaré.”

El rey y Hansel ponen cara de asco, como si dijeran: “¿Quién rayos es este tipo?”

Sé lo que están pensando, pero no puedo aceptarlo. No quiero convertirme en un noble.

“Ya que no quieres un título ni tampoco tierras. Te daré tiempo para que lo pienses.”

“Eso suena bien.”

Le di una respuesta superficial y salí de la habitación.


“¡Maestro!”

“Siento haberlos hecho esperar.”

Cuando salí, Kaede, que me estaba esperando, corrió hacia mí. La mayor parte del ejército de hadas parece haber regresado al bosque, pero algunas tropas dirigidas por Naomin siguen estando en Big-Gear.

Por cierto, se dice que Naomin es la princesa de Ainowa. Incluso ahora que sé la verdad, sospecho que es una especie de broma.

“¿Dónde está Marianne y los demás?”

“Están revisando el edificio que será la base del equipo de investigación. Parece que están planeando ampliar sus investigaciones por estas tierras.”

¿Podemos continuar viajando por el continente y utilizar este país cómo punto de apoyo? Eso suena genial, es como si por fin tuviera un lugar al que volver.

De pronto, oigo las voces de Frau y a los demás aproximándose.

“Estoy hablando en serio, he visto la versión negra de Panda.”

“Me gustaría tener uno así en mi cama.”

“En cierto aspecto también se veía esponjoso. Pero ese era abrumadoramente mejor. Rayos láser salían de su ojo. Y Panda no puede hacer algo cómo eso.”

“Kyui!”

Los ojos de Panta se abren de par en par y pone su fuerza en ello.

Pero no hay ninguna señal de que un rayo de luz saliera de ello.

Completamente deprimida, Panda gritó y se dirigió hacia Kaede.

“Aunque no puedas utilizar ese tipo de poderes, Panda aún tiene una gran fuerza, así que no te deprimas.”

“Kyu~”

“En eso te equivocas, Kaede, Panda si tiene un gran poder y se llama; ser la cama de Frau.”

“Kyui!!”

La enojada Panda golpeó con gran fuerza a Frau con su cuerpo.

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!