Me dirigí hacia el ejercito enemigo desarmado. Los 10,000 soldados demonios me lanzaron miradas frías y agudas. No puedo hacer ningún movimiento estúpido.

¿Qué puedo hacer?

Frente a los soldados enemigos, están los enanos con espadas en el cuello.

Eran los habitantes restantes de Bix Gear.  Jóvenes y viejos, hombres y mujeres, están vestidos con harapos, tenían rostros cansados y llenos de desesperación.

Había alrededor de mil de ellos, y no importa qué tan rápido nos moviéramos. Sólo llegaríamos a salvar a unos pocos.

Muchos serán asesinados si hago una estupidez. Incluso con mis habilidades fisicas. Es imposible.

Grrrr.

Además, a mi alrededor, cinco dragones malvados de un tamaño pequeño me están mirando.

“¿Tú eres el líder de la rumoreada Brigada Manyu? Pareces ser un humano cualquiera.”

Un hombre delgado con armadura se acerca a mí y me mira minuciosamente.

“¿Quién eres?”

“Soy Mappa, el nuevo general de los tres Demonios.”

Agitó sus brazos, y muchas cadenas salieron del sueño y me ataron.

“¿Por qué estoy perdiendo mi poder…?”

“Estas cadenas son una reliquia valiosa llamada; reducción de energía. Incluso una persona de alto nivel no puede librarse de ellas. Fue un arma que Rudra-sama estuvo preparando contra Roswell.”

Esto no está bien. Me estoy quedando sin poder.

¿Cómo es que hay una reliquia cómo ésta en un lugar así?

“No te preocupes. Tus defensas son los suficientemente buenas para resistir algo como esto. Y no queremos que mueras tan fácilmente. ¡Aquellos que se enfrente a Rudra-sama deberán ser torturados para poder saborear la muerte!”

Luego de esas palabras, me dio un puñetazo en la cara. Sin embargo, no sentí ningún dolor.

“Kukuku, no te saldrás con la tuya.”

“………”

“¡Imposible! ¡¿Cómo es que no ha sufrido ningún daño?! ¡La fuerza de Mappa-sama es de 1521!”

Recibí varios golpes luego del primero, pero seguía sin sentir dolor.

“Veo que eres bastante resistente. Bien, es hora de que sientas más temor.”

Mappa, usa magia de electro shock.

Me sentí entumecido. La cantidad de poder mágico está directamente relacionada con la resistencia mágica.

Tengo una cantidad ridículamente grande poder mágico, por lo que incluso la magia que haría gritar a una persona normal, sólo provoca en un pequeño cosquilleo.

“Sé que estás sintiendo dolor, vamos, no te reprimas, apenas estoy comenzando.”

“Ku…”

¿Cuánto tiempo planea continuar con esto? Siento un cosquilleo desagradable. No estoy sufriendo ningún daño físico, pero el daño mental es mayor.

Es muy desagradable.

“¿Por qué no estás gritando? ¡Oye tú, tráeme un látigo!”

Uno de los soldados se acerca a Mappa, le da el látigo, y acto seguido comienza a golpearme con el.

Estoy sintiendo leves hormigueos. ¿Por qué aún no se ha dado cuenta que ninguno de sus técnicas de tortura está funcionando conmigo?

Si esto sigue así, no tengo ninguna duda de que encuentren una forma de hacerme daño que realmente me haga sentir dolor.

Pero antes de que eso suceda, tenemos que liberar a los rehenes.

“Bien, supongo que el daño físico no funciona contigo. Pero por suerte, tengo una habilidad de daño mental, por ejemplo…”

“¡¿Ughh?!”

El dolor que no había sentido por mucho tiempo empieza a recorrer mi cuerpo.

De ninguna manera, esto no es un dolor físico. Es dolor mental, es una ilusión. Tengo que ser fuerte.

“Agh, agh, agh…”

“Ni siquiera el hombre mejor entrenado, y con la más grande resistencia puede resistirse a esta habilidad, no faltará mucho para que me pidas suplicando que te mate. ¡Quiero que sientas dolor! ¡Siéntelo! ¡Siente todo ese dolor recorrer por todo tu cuerpo! ¡Vamos, empieza a llorar! Quiero reírme de ti.”

El dolor me dificulta pensar con claridad. Si tan sólo dejaran ir a los rehenes…

*Toph toph toph*

Los soldados enemigos que estaban en mi alrededor comienzan a colapsar uno por uno.

¿Eh?

¿Qué está ocurriendo?

Pero Mappa sigue sin notar lo que está ocurriendo con sus aliados, y sigue concentrándose en mí.

“Prepárate. ¡Haré el que dolor sea más intenso!”

“Uggh!”

Su látigo golpea violentamente mi cuerpo.

Más soldados enemigos siguen colapsando. Luego de tal situación inusual, el resto de soldados se percataron de ello, y empiezan a moverse.

Un objeto extraño cómo una cola surge de las sombras de un soldado enemigo, e instantáneamente le perfora la cabeza. Además, criaturas parecidas a perros surgieron de otras sombras una tras otra y atacaron sin piedad los cuellos de los soldados.

En un abrir y cerrar de ojos, el ejercito enemigo estaba en un estado de confusión. Ya no podían permitirse el lujo de prestar atención a los esclavos.

“¡No se separen de los esclavos! ¡Vuelvan a sus posiciones!

“¡Mappa-sama! ¡Eso es…!”

Uno de los soldados apunta su dedo a la distancia. Cuando miré hacia dicha dirección, había algo que corría ferozmente desde el horizonte. Era un hombre con una armadura, y también estaba acompañado de un gran número de personas detrás de él.

A la cabeza de tal manada, estaban Kaede y Frau, ambas montadas en una rata de roca.

“¡Maestro ~! ¡Hemos venido con refuerzos ~!”

¿En serio?

Gracias… Muchas gracias…

Pero, según en la reunión que tuvimos antes de realizar este ataque, no iba haber ningún tipo de refuerzos. Fue entonces cuando miré con claridad, y vi algunos rostros familiares.

“¡No puedo creer que esté a punto de salvar a Toru-sama! ¡Esto debo escribirlo en mi diario!”

Whoaaaaaaaaa!

Luvue estaba liderando el ejército de Galbarán, y ataca el ala izquierda del enemigo.

Por cierto, el ejército de Galbarán estaba izando la bandea “Kaede Love”.  Tenemos el mayor impulso de todos los refuerzos.

“¡Preparasen para atacar! ¡Hagan que tiemblen ante el ataque conjunto de los elfos y los elfos oscuros!”

Mónica, quien estaba encima de Bechjiro, da la orden. Una serpiente de color blanco y negro que lleva un elfo oscuro atraviesa al enemigo con sus colmillos.

Del mismo modo, los elfos quienes estaban en el cuerpo de la serpiente, utilizan la magia de los espíritus para atacar a la raza demoníaca desde la distancia.

¿Esa serpiente gigante fue invocada con magia?

“¡Mantengamos nuestra posición aquí! ¡Los demonios comenzaran a jugar un papel activo ante nuestro ataque!”

“Grrrr!”

Una gran sombra se proyecta en el suelo. Seguidamente levanté la vista, y vi a un enjambre de hadas quienes cargaban a un gran objeto enorme, y aterrizan justo delante de mí.

La tierra se estremece ante su peso. Con el peso de la criatura.

“Un Be-Behemoth… ¡¿Por qué está aquí?!”

Dijo Mappa temblando.

“¡¡Guruwaahah!!

“Ueeeh”

Mappa se estremeció ante el rugido. La persona que montaba a Ichiro era alguien que ya conocía. Marianne, hija del Conde Roane.

“Ah, Toru-sama, por fin nos hemos encontrado. He llegado justo a tiempo.”

Se bajó de Ichiro y desató las cadenas que me ataban.

“Luego te contaré los detalles.”

“Me parece bien.”

Me crují el cuello y me giré para mirar a Mappa, que había conseguido ponerse en pie.

“Ahora los papeles se han invertido.”

“¡No es justo llamar refuerzos!”

“Es irónico que lo digas.”

Mappa me golpeó fuertemente con su látigo. Después de recibir unos treinta latigazos, se tambaleó y se estremeció ante mi aplastamiento.

“¿Por qué no te hace daño?”

“Oh, se me olvidó decirte, soy nivel 3000”

“I-Imposible…”

Le di un golpe a Mappa con mi dedo índice, e hice que su cabeza explotara.

Kaede y los demás se acercaron a mí luego de haberme encargado del general.

“¡Maestro! ¡Maestro, maestro, maestro!”

“Oye oye, deja de llorar.”

“¡Mi Lord~! Hueeeh!”

“No te limpies la nariz con mi ropa.”

Mis dos lindas esclavas que me abrazaron mientras lloraban me hicieron sentir aliviado y mi expresión que había estado rígida pudieron relajarse.

No quería que un tipo cómo él me asesinara. Sin embargo, no estaba dispuesto a abandonar a los rehenes.

Si tengo una oportunidad para ayudarlos, tengo que aprovecharla. Eso era lo que pensaba en ese momento.

“Gaaaaaah!”

Innumerables hadas se aferran al mini dragón malvado y lo atacan en todas direcciones. Su cuerpo se retorcía de dolor.

Los cuatro refuerzos restantes continuaban atacando y comprobando que ningún demonio se acercaran a nosotros.

“Kaede, Frau, acabemos con esta batalla.”

“¡Sí!”

“¡Lo que usted ordene!”

Le ordené a Chupimi, Rosuke y Kuratan que ayudaran a los refuerzos.

Kaede me entregó mi espada, y me subí sobre Ichiro para dirigirme a la puerta principal.

“Acabemos con ese dragón!”

Ichiro da un salto, y un destello aparece luego de agitar mi espada. El cuerpo del dragón malvado es cortado por la mitad. El dragón malvado tiene una capacidad de regeneración asombrosa, aunque si bloqueas dicha habilidad, las hadas podrán encartarse de él.

“¡Vamos por los otros dos!”

Ichiro se dirige hacia la dirección que le señalé, y esta vez me encargué de asesinarlos a ambos.

“Buen trabajo, Ichiro. Tú y yo hacemos buen equipo. Ahora sólo quedan dos.”

Ichiro ruge de alegría, y nos dirigimos hacia los últimos dragones. En un abrir y cerrar de ojos, los corte a ambos por la mitad, y yacían muertos en el suelo.

Uno de los dragones chorreaba una especie de mucosidad, y el otro tenía su hocico abierto. Estaba a punto de tragarme

Umm…

El interior de un dragón malvado tiene una vista magnífica en cierto sentido. Bueno, es una vista que no puedes ver todos los días, así que es fascinante.

Ichiro y yo entramos en el interior del dragón, empuñe mi espada y comencé a realizar cortes por todo el lugar para asegurarnos de que no pudiera regenerarse. Salimos del otro lado del dragón bañados en sangre y con trozos de carne pegados en mi ropa y su pelaje.

“Es hora de enfrentarnos al Rey Demonio.”

“¡Te seguiré, maestro!”

“¡Frau también!”

Ichiro atravesó las puertas de la ciudad con su cuerpo y corrió vigorosamente por la ciudad.

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!