Lancé una bola de hierro. A lo lejos, se oyó una explosión y una nube de polvo se extendió por todo el lugar.

“Me siento patético el tener que pelear de esta manera…”

Un objeto como este lanzado por alguien que es nivel 3000 hace que el mínimo esfuerzo alcance una velocidad inimaginable, haciendo que perfore el suelo y que las personas de alrededor salgan volando.

¿Será esto una táctica cobarde mi parte?

Bueno, tal vez sí… Pero sólo somos tres contra 3.000 de ellos. Creo que es algo bastante justo. Me gustaría pelear con ellos uno contra uno, pero es imposible hasta para mí.

“El enemigo está en movimiento.”

“Tal parece que se han dado cuenta que estamos en desventaja.”

“Whoaaaaaaa!!”

El ejército de Rudra comenzó a correr furiosamente. Tanto así que ni siquiera se molestaron en mantener su formación, y vinieron a nosotros salvajemente.

“¡Bola mágica de hada nº 3! ¡Hyaaaa!”

La pelota lanzada por Frau golpea a los enemigos.

Jo… ¿Así que hay más probabilidad de acertar si utilizo tecnicas?

“¡Gran recta especial de Toru!”

En el momento que lancé la bola con todas mis fuerzas, se desintegró en el aire al momento de desprenderse mi mano.

Ah, ¿en serio?

Este material es tan pobre que no pudo resistir algo tan fuerte cómo eso. Así que volví lanzar otra pero con mi fuerza limitada.

“¡Haaaaaa!”

Había un hombre que gritaba en dirección hacia nosotros mientras esquivaba las bolas, a la vez que tenía lágrimas en sus ojos.

Fue algo maravilloso.

“¿Quién es él?”

“Parece ser el general llamado Chiba.”

Chiba es un hombre de pelo oscuro y estatura media.

Y es un humano. Su arma es una espada curva. Tal vez sea una katana.

Recuerdo que lo tenían como arma en el otro lado de la isla. Es afilada, pero es difícil de usar, por lo que había poca gente que pudiera utilizarla. Pero también es un arma muy poderosa si se sabe utilizar.

Estoy a punto de quedarme sin munición…

Creo que es suficiente con los ataques a larga distancia.

“Kaede.”

“¡Sí! ¡Tornado gemelo, Edad de Hielo!”

Los dos abanicos de hierro se desplegaron y Kaede desató la magia del viento y el hielo. El tornado extremadamente frío que se generó congeló a los enemigos mientras se elevaban.

Chiba, que seguía corriendo hacia nosotros, rechinaba los dientes.

Ese tipo es bastante persistente. Kaede estaba continuamente desatando Tornados Gemelos y Edades de Hielo. El campo de batalla e convirtió en un paisaje infernal.

Innumerables tornados atacan sin piedad al ejército de demonios. Aun así, cientos de soldados pasan por el medio del lugar siendo guiados por Chiba. Para ser honesto, estoy impresionado, a pesar de ser el enemigo, estoy seguro de que es un gran tipo.

“Fairy Flash!”

“¡Gyaaaaaaa, mis ojos! ¡¿Qué es esto?!”

El violento destello de luz de Frau golpea al enemigo. Chiba y los demás, cuya visión se ha vuelto ineficaz, corren en dirección contrario y se golpean entre sí.

Pero sólo Chiba se dirigía directamente hacia nosotros. Aunque sus ojos estaban cerrados debido a que no podía observar nada.

¡Bien hecho, mi enemigo! ¡Como guerrero, me emocionas!

“Por fin estamos cara a cara! ¡Ahora tengamos una pelea cómo es debido!”

Cuando Chiba llegó hasta mí, levantó su katana con una cara llorosa. Quizás sea porque está ciego, pero no me mira a mí, sino a Kaede.

“Yo..”

“No, yo me encargo de esto, ustedes continúen deshaciéndose del resto Chupibi, sigue dándole instrucciones a Rosuke y desháganse de las tropas de Wyvern.”

“Entiendo.”

“Sha!”

“Chupi”

Desenfundé la gran espada que lleva en mi espalda.

“Soy Toru, líder de la Brigada Manyu.”

“Mi nombre es Chiba, uno de los tres generales demonio. He oído hablar de sus valientes hazañas. Estoy realmente impresionado con su espíritu de desafío hacia mi Lord siendo sólo tres personas. Pero hasta aquí llega la diversión.”

Me miró fijamente y dijo: “Él será mi oponente, Por favor, encárguense de las otras dos.”

Um…¿Debo decirle que Kaede y Frau están moliendo a golpes a sus compañeros que están detrás de él?

“¿No crees que sería mejor a que esperaras a recuperar la visión?”

“Fuhahaha, no necesito preocuparme por eso. Puedo leer tus movimientos incluso si no puedo verlos, alabo tu actitud para querer que esta lucha este en el mismo nivel.”

“La verdad es que…”

“¡Vamos! ¡Empecemos la batalla!”

Chibi levanta su Katana y levanta su espada hacia mí. Si es tan bueno para leer los movimientos cómo él dice, debió haber tenido un entrenamiento especial. O tal vez posee una habilidad rara.

Incluso en ese estado, parecer ser consciente de mi presencia.

“¡Dah!”

“Fu”

*Giin*

Nuestras espadas chocan. Podía sentir la fuerza del golpe que filtraba. Es un arma larga y delgada, pero aun así posee el suficiente poder para romper cualquier cosa que se le atraviese. Chiba rápidamente desencadena su siguiente ataque. No hay desperdicio de movimiento, y conecta con el ataque continuo como si fluyera de manera natural, sin movimientos innecesarios de por medio.

Es increíblemente rápido, de hecho, creo que yo soy bastante lento. Apenas sí puedo percibir cuando la hoja se acerca a mí.

¿Quién rayos este tipo?

“¡Nunca me ganara si tardas en percibir mis movimientos! ¡Y eso es sólo una pequeña prueba!”

Los ataques de Chibi empezaron a ser más rápidos. No puedo percibir sus ataques.

Este chico definitivamente es más fuerte de los tres generales demonio.

“Nunca pensé que tendría que matarte sin antes ver tu rostro. Quizás así sea el destino. Morirás en nombre de Rudra-sama.”

He estado aprendiendo sus movimientos con las mímicas mientras estaba en el extremo receptor.

Este tipo tiene más habilidades que yo. Tiene una fuerza diferente a la del abuelo de Mugen.  No estoy seguro de que las habilidades para manejar una katana puedan utilizarse con una gran espada.

“Oh, mi visión está empezando a volver. Ahora tú…”

“¡Maestro!”

Justo después de escuchar la voz de Kaede, hay una explosión cerca. Chiba y yo nos quedamos asombrados por el impacto.

“¿Qué diablos…?”

Chibi y yo caímos al suelo en el momento que la explosión llegó hacia nosotros. Me puse de pie y comprobé la situación a lo lejos, y vi innumerables explosiones en el campo de batalla. Parece ser un taque mágico.

La magia que fue liberada desde la capital real, estaba cayendo cómo si fuera lluvia. ¿Por qué están usando un ataque a gran escala a pesar de que tengan aliados en este lugar?

Fijé mi mirada hacia Chiba para ver su reacción, y todavía estaba en el suelo. Puede que se haya desmayado, o puede que haya muerto, en cualquier caso, sirve a un hijo de puta cómo Lord.

“¡Chupii!”

“Kura~”

Chupimi trajo de vuelta Rosuke y le ordenó a Kuratan que asumiera el papel de paraguas ante el ataque.

Kaede y Frau, que habían regresado, se protegieron conmigo debajo a Kuratan.

“Esto es una locura. ¿Cómo es posible que esté dispuesto a asesinar a sus aliados?”

“Tal vez el papel de estas personas era entretenernos, al igual que ese era nuestro rol.”

“¡Mira eso! ¡¿Acaso ese es el ejercito real?!”

Dirigí mi mirada a la entrada de la capital real con los prismáticos. El ejercito principal se estaba formando en una línea uno tras otro, el número es de aproximadamente 10,000 soldados.

No creo que sean lo suficientemente fuerte para nosotros tres.

Pero la situación no se detuvo ahí, algo más estaba sucediendo tras las puertas.

¿Esclavos…?

Un montón de enanos con cadenas en sus cuellos se alinearon frente a los soldados. Muchas voces comenzaron a oírse a lo lejos.

“Ríndanse inmediatamente. La resistencia provocará el derramamiento de sangre de personas inocentes aquí.”

Así que planean utilizar a los rehenes…

“Ya sabemos que ustedes son los héroes. Brigada Manyu.”

El soldado siguió hablando.

“No sé quién o qué te ha enviado, pero no me importa qué quieras derrotar a Rudra-sama. Tú no eres rival para alguien cómo él. Mira a mis soldados y tiembla ante nuestra presencia.”

Toph toph toph

Cinco dragones malvados surgieron del suelo. Sus tamaños eran mucho menores con el que habíamos luchado antes, pero, aun así, seguían siendo lo suficientemente grandes.

“Suelta tus armas y da un paso adelante. Si te sacrificas, tus amigas podrán vivir.”

Ya veo, así que esa es su intención… Tendrán que matar a Kaede y Frau primero si quieren verme de rodillas y muerto, pero mientras ellas vivan, yo seguiré de pie y luchando.

Aunque si hago un mal movimiento, mataran a todos los rehenes. Tengo que pensar en algo…

“¡Maestro!”

“¡¿Mi Lord?!”

“Ustedes dos, no se muevan. Yo me encargaré de esto.”

“¡Pero…!”

Solté la gran espada y me dirigí hacia el ejercito enemigo desarmado. Ahora… ¿Qué es lo que debo de hacer?

Estoy entre la espada y la pared.

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!