Nos quedamos atónitos durante un rato por la magnífica puerta que apareció de repente en el bosque.

“Fufu, ¿te sorprende? Sorprendido, ¿verdad? Pensabas que la tierra de las hadas no era gran cosa, ¿verdad?.”

“Eres muy ruidosa.”

“Eh…”

Frau abofetea sin piedad al hada guía.

Su nombre es Naomin.

Tiene el pelo rubio, piel morena y llevaba mucho maquillaje.

“Eres muy mala, se supone que somos amigas de pechos pequeños.”

“¡Nunca me habían humillado tanto! ¡Tus senos son una copa más grande que las de Frau!”

“Lo siento.”

“No quiero que pidas perdón, quiero te quites una talla, ¡ahora!”

“¿Acaso quieres que muera?”

Naomin respondió con una expresión seria ante los pucheros de Frau.

“Ya, deténganse ustedes dos.”

Kaede interfirió. Pero cuando Naomin y Frau vieron los pechos de Kaede, sus expresiones cambiaron por completo.

Frau y Naomin abofetean los amplios pechos de Kaede de derecha a izquierda.

Sus pechos rebotaban en un movimiento maravilloso.

“¡¿Hueeh?! ¡¿Por qué golpean mis pechos?!”

“Tienes mucho valor para querer ser la arbitraria de esta situación mientras llevas colgando esos dos melones.”

“Estás provocando esta situación, Kaede. ¿Realmente quieres ver a un hada enojada?”

“Eh… Maestro~”

Kaede salió corriendo y se escondió detrás de mí.

Eso debe haber sido aterrador.

Hay un instinto asesino en esas dos pequeñas hadas cuando dirigen su mirada a los abundantes pechos de Kaede.

Luego Panda se acercó y regañó a Frau.

“Kyu, Kyukyu”

“Eso es cierto. Lo siento.”

“Perdóneme por mi comportamiento.

Las dos hadas logran reconciliarse.

Tal parece que es Panda quien es la voz de la razón cuando Frau se enoja.

Tengo el presentimiento que esta chica será cómo Frau. No me gusta.


“¿Qué les parece el lugar?”

“Es un país muy bonito, es más de lo que imaginé. Y hay un montón de hadas Altas cómo Frau.”

Más allá de la puerta, había un pintoresco pueblo con pavimento de piedra.

Algunos de los edificios parecían ruinas, y se podían ver carteles escritos en letra antigua.

Las personas que pasan por la calle principal son todas hadas.

Algunos de ellos vuelan a baja altura batiendo las alas, mientras que otros tienen tamaño humano y caminan con sus propios pies.

¿Este es el país de Ainowa?

“Oh, las hadas aquí hacen las puertas de sus casas en el segundo piso.”

“El segundo piso es más conveniente, de esta manera no hay posibilidad de que otras razas entren. Los únicos que hacen las entradas de sus casas en el primer piso con los Altos hadas, la nobleza y la realeza.”

“Cuando estás en una clase más privilegiada tienes contacto directo con otras razas?”

“Oh, veo que la zorra con tetas entiende de lo que hablo.”

“¡¿Zorra con tetas?!”

Kaede se acerca a mí con lágrimas en sus ojos.
Eso estuvo mal.

Esa hada con pechos pequeños tiene un mal vocabulario.

“Wow, ¿qué es esta cosa tan esponjosa?”

“Es la mejor amiga y compañera de Frau.”

“¡Eso no es justo! ¡Llévame a mí también!”

De pronto comienzo a escuchar ruidos extraños, me di la vuelta hacia atrás para ver lo que estaba ocurriendo.

Panda que estaba volando detrás de mí, estaba siendo lastimada por las das.

El alboroto pronto se convirtió en una pelea, y muchas hadas contra muchas hadas empezaron a luchar entre sí.

Panda que estaba en el medio fue empujada por todas partes.

“¡Deténganse! ¡Panda es la cama de Frau!”

“Kyu! ¡Kyukyukyukyu!”

“¡¿Eh?! ¡¿Qué quieres decir con que estoy equivocada?! Bueno, no importa. Si se meten con Panda, van a salir lastimados.”

Frau se apresuró a defender a Panda.

Todas las hadas que se habían detenido por la pelea, comenzaron a reírse cuando la vieron.

“Miren a la tabla de cortar, intenta intimidarnos.”

“Jaja, creo que es un hada, pero… ¿Qué ocurre con sus senos? Son tan pequeños.”

“Wow, la tabla de cortar se acaba de enojar.”

“¿Qué clase de hada del campo eres? Si piensas intimidarnos, primero haz crecer tus pechos.”

Sigo sin entender la obsesión que las hadas tienen con los pechos. ¿Acaso te tratan cómo un paria según el tamaño que tengas?

Frau quien estaba apunto de llorar, agarró el mango de su martillo.

“¡Silencio, tetas grades!”

“¡¿Naomin?!”

Naomin pateó a una mujer hada con grandes pechos.”

Se da la vuelta y le da a Frau un pulgar hacia arriba.

“Aquellos que se metan con nosotras, les daremos una paliza.”

“Tienes razón. Hagamos eso, Naomin.”

““¡Sigamos creciendo!””

Llamé a Panda y la metí en el sello.

“Déjense de tontearías. Necesitamos encontrar a Roswell. Dispérsense todos.”

“Oh  ya veo~ Estamos cerca de él~”

Ignoré las palabras de Naomin, y los residentes que estaban a nuestro alrededor comenzaron a disolverse rápidamente.

No sacaré a Panda mientras estemos aquí.


El sol se encontraba en su punto más alto.

Estábamos sentados en el borde de la fuente comiendo helado.

“Es frío, dulce ¡y tan delicioso!”

“Ni en mis mejores sueños pensé que iba a comer un dulce frío en el corazón del Gran Bosque.”

“Tienes crema en la mejilla.”

Kaede me limpia la mejilla con un pañuelo.
El helado que estaba comiendo Kaede se veía delicioso. El mío era uno normal, y tenía zumo de frutos encima.

“Voy a darle un bocado.”

“Ah.”

Me acerqué y le di un mordisco al helado de Kaede.

Sí. El refrescante sabor a fruta es realmente delicioso.

El dulzor es moderado, creo que debí haber comprado ese.

“Maestro… Si quiere otro bocado de mí… ¡No tengo problema!”

“Bien, sólo uno más.”

La cara de Kaede se iluminó y su cola se agitaba de un lado al otro.

Luego extendió su helado hacia mí, cómo si quisiera que comiera más.

“No es justo que yo sea el único que coma.”

“¡Está bien! ¡Estaré complacida de alimentar al maestro.”

“En ese caso, ten, come.”

Le di de mi helado a Kaede. Ella se acercó y le dió un mordisco, su cara se puso roja a la vez que decía;”Oi hihii hefu.”

Frau y Naomin se encontraban del otro lado comiendo helado también.

Es increíble que durante la comida están inusualmente silenciosas.

“Me gustaría saber dónde está Roswell, Naomin.”

“¿Hablas en serio? Si lo has estado viendo durante todo el día.”

“…¿Dónde?”

Comencé a mirar a mi alrededor.

Lo único que veo es un montón de gente, edificios, grandes árboles que crecen por toda la ciudad y montañas a la distancia.

“Hmm, ¿eres tú?”

“¿Es una broma verdad? Es eso.”
Naomin señaló la montaña.

¿Qué?

¿¿Es ella la que está bromeando verdad??

“Eso es Roswell. ¿Sorprendido? ¿Estás sorprendido? Es una broma que usamos aquí durante mucho tiempo con los visitantes.”

“¿En serio es él?”

“Fíjate con atención. Parece una persona, ¿verdad?”

No se parece en nada a una persona. Pero si hay cierto parecido

Probablemente la mitad inferior del cuerpo esté enterrada en el suelo, así que desde aquí sólo se podía ver la mitad superior del cuerpo.

“¿Hay que pedir permiso para ir allá?”

“No hay ninguna regla. Así que puede ir a verlo cuando quieras. Sin embargo, a Rozuchi no le gusta nada más que las hadas. Así que puede que no responda si intentas hablar con él.”

“¿No tienes miedo de que el antiguo Rey Demonio esté tan cerca de ti?”

“Creo que nunca me he sentido así con Rozuchi porque es muy amable. Y no es que sea un verdadero rey demonio. Roz nunca ha tenido ese trabajo cómo tal.”

Según Naomin, Roswell empezó a ser llamado el Rey Demonio por su gran poder y presencia.

Parece que en este continente diferente, el término “rey demonio” no se refiere necesariamente al titular del puesto.

Voy a preguntarle a Naomin si podemos ir a verlo ahora.

“Puedo enseñarles el lugar, pero, ¿pueden quedarse un poco más una vez que lo hayamos visitado? Me encantaría que vieran más de este lugar, y también quisiera hablar más tiempo con Fraucchi.”

“¡Naomin!”

“¡Fraucchi!”

Las dos hadas se abrazaron.

Al parecer se hicieron buenas amigas. Pero esto hará que sea difícil separarlas luego.

“Me gusta estar al lado de esta tabla de cortar. Hace que mis pechos se vean enormes.”

Frau golpeó a Naomin en la cabeza.

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!