Las personas liberadas de la tribu de los demonios hicieron cola para salir del agujero.

Independientemente de la edad o el sexo, todos parecían desgarrados y agotados.

“¿Reconoce alguno de estos nombres?”

“No, no lo sé.”

“¿Y usted?”

“No lo recuerdo.”

Voy mostrando los nombres de mis amigas en un papel.

Kaede y Frau también estaban preguntando al resto de personas.

Sabía que no iban a estar aquí.

Tampoco hubo respuesta a la aguja guía.

Esperaba tener una pista al menos.

“¡Maestro! ¡Por favor, venga de inmediato!”

“¡¿Qué ocurre?!”

Kaede me llamó y salí corriendo.

¿Es posible que haya encontrado a dos?

Había una mujer de la tribu de las ratas allí.

“¿Es usted el hombre que conoce a Soara-Sama y Pione-Sama?”

“Sí”

“Entonces, ¿su nombre es Toru?”

“¡¿Me conoce?”

La mujer me miró fijamente cómo si me estuviera analizando.

“Estoy sorprendida de que viniera aquí. Soara-Sama solía mucho decir que Toru vendría en su rescate.”

“¿Y en donde están ellas dos?”

“Seguramente lograron escapar sanas y salvas. No estoy segura a qué lugar se dirigieron, pero si Isabella sigue con ellas, deberían estar en el oeste, es ahí donde está la ciudad natal de ella.”

Luego me contó con detalle lo que había ocurrido hasta entonces.

Me dijo que las dos habían hecho un gran plan de escape aquí.

Las carismáticas Pione y Soara ayudaron a muchas personas a escapar, lo que nadie más pudo hacer.

Algunos fueron capturados de nuevo, pero un gran número de ellos consiguió escapar.

“Esas dos chicas fueron una gran esperanza para nosotros. Por favor, encuéntralas y ayúdalas.”

“Por supuesto que lo haré. Ellas son dos personas importantes para mi.”

Por fin, por fin tengo una pista sólida.

Después de todo fue una buena decisión venir aquí.


“Por favor, reconsidere nuestra oferta. Fue gracias a la Brigada Manyu que hemos podido lograr esta misión. Espero que se reúna con nuestro rey y reciba la recompensa que se merece.”

“Me siento halagado, pero necesito hacer algo más importante ahora.”

El director Nuch, intenta retenernos.

Detrás de él estaban los soldados, con los rostros tristes y llenos de lágrimas.

“¡¡Kaede-Chan se va!!”

“¡Maldición, nunca había sentido tanto dolor!

“Voy a dejar el ejército para ir contigo.”

“¡No seas estúpido! ¡Sólo serás un estorbo!”

“Frau-Chan, Frau-Chan! ¡No me dejes!”

Bueno, al parecer a nadie le importa que yo me vaya.

No estoy molesto, pero al menos sería lindo que alguien se preocupara por mi.

Me siento un poco triste por ello.

“¡Soldados! ¡No se depriman, nos volveremos a encontrar con ellos en alguna parte!”

“¡Sí! Contaremos las leyendas de la Brigada Manyu en nuestros viajes.”

Luego de esas respuestas por parte de los soldados, uno de los soldados agitaba una bandera que decía “Kaede diosa de la música”.

Estos chicos quedaron encantados con Kaede..


Nos separamos del ejército de Garbarán y nos dirigimos al oeste a través del Gran Bosque.

Tomamos un descanso esperando a que Kaede terminara de examinar la zona con su olfato en busca de Soara y Pione.

Estuve pensativo mientras miraba mi hilo de pescar que colgaba en el río.

“Luna fue encontrada. Y ahora sabemos que Soara y Pione están vivas. Si tenemos suerte, pronto estaremos con ellas. Pero, aun sigo preocupándome por Nei, Mariiane Alusha y Lynn. Deseo saber en donde se encuentran.”

“Maestro~”

Kaede vuelve con los brazos llenos de frutas.

Parece que ahora está mucho más feliz. Antes estaba menos animada cuando viajamos con el ejército.

Dijo que deseaba tener un tiempo a solas conmigo.

“¿Dónde está Frau?”

“Salió con Panda a buscar comida. Estaba persiguiendo a un ciervo cuando la vi hace un momento. Fufufu…”

Kaede está mejor de humor hoy.

Puso la fruta cerca de su mochila y corrió a sentarse a mi lado.

“¿Qué tal va la pesca?”

“No muy bien. No he podido conseguir nada.”

“¿El cebo es un problema?”

“Tal vez. Quizá sea el momento de buscar gusanos más grandes.”

La orilla del río en un día soleado es cálida y cálida.

El relajante sonido del agua y los pájaros parecen calmar mi mente cansada.

“Maestro, ¿Puedo acercarme un poco más?”

“Sí.”

Kaede se acercó mucho más a mí.

Luego me olió el hombro y frotó su mejilla contra él.

Pone su peso sobre mí.

“Mi mayor felicidad fue haber conocido al Maestro.”

“Yo tampoco estaría aquí si no fuera por ti. De hecho, tuve un sueño no hace mucho.”

“¿Fue con Lisa?”

“Sí, seguí reviviendo ese día una y otra vez en mis sueños. Incluso después de derrotar a Lisa y a Sain, las pesadillas siguieron llegando. Pero últimamente, se han detenido por completo.”

Siento que el agujero de mi corazón se está llenando, poco a poco.

Definitivamente es gracias a mis amigos.

Gracias a ellos pude seguir avanzando.

“¿Soy un apoyo para usted, Maestro?”

“Me apoyas tanto que no querría estar sin ti. Siempre estarás conmigo. ¿Verdad?”

“Sí. No me apartaré de su lado ni siquiera en la muerte.”

Kaede dijo esas palabras mientras se aferraba fuerte a mi brazo.

Sus ojos estaban húmedos, y mi mirada se fijó en sus labios rosados y brillantes.

Nuestros labios estaban acercándose lentamente.

Y entonces…

“¡Mi Lord! ¡Mire lo que encontré!”

“Kyui~”

““??!!””

Kaede y yo nos alejamos rápidamente.

Frau y Panda habían regresado.

Maldición. Si tan solo hubiera llegado unos minutos después…

“¿Qué ocurre?”

“¡Frau-San, hoy no vas a comer!”

“¡¿Eh?! ¡¿Por qué?”

Kaede estaba muy enfadada.

Y frau se quedó tan sorprendida que dejó caer al suelo el venado que sostenía.


“¡Haguhagu!”

“¿Por qué no comes más despacio?”

“Nunca se sabe cuando Kaede cambiará de humor otra vez. Tengo que comer hasta estar llena mientras pueda.”

Frau estaba atragantándose con la comida.

Finalmente, el estado de ánimo de Kaede había mejorado, y le dió permiso para comer.

Me siento mal por Frau. Kaede está un poco fuera de control.

Aunque es muy raro que se haya enfadado tanto con Frau.

Supongo que sí estaba deseando mucho ese beso. Bueno, debo admitir que también me sentí un poco decepcionado.
Y Kaede todavía estaba haciendo pucheros a mi lado.

Ya está un poco mejor.

“Oh por cierto, me encontré con un hada mientras estaba cazando.”

“¿Un hada?”

“Sí. Me dijo que había una tierra de hadas en el Gran Bosque. Así que le pedí a la chica que me enseñara el lugar. Si al Lord le parece bien, podemos irnos enseguida.”

Ahora que recuerdo, había oído en el mercado negro algo sobre eso. También que en el bosque vive el antiguo Rey Demonio Roswell.

“Tal vez Soara y Pione estén allí.”

“Ya veo. No pensé en eso.”

“¿Qué opinas, Kaede?”

“Seguiré al Maestro a donde quiera que él vaya.”

Sin nada más que decir. Terminamos de comer, recogimos nuestras cosas y nos dirigiremos a la tierra de las hadas.

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!