Después de salir del país de Garbarán, nos dispusimos a cruzar el gran bosque con la bestia Silk Beer.

“Después de todo lo malo que hemos vivido☆ El oro obtenido hace que me sienta un poco rica☆”

“Hmm, no olvides que todo es gracias a mí.”

“Sí, Zig es un héroe guapo y agradable☆”

“…Kuku.”

“¿Pasa algo, Aide?”

“…Nada.”

Por alguna razón, Aide estaba de muy buen humor.

Supongo que estaba contento por el pergamino que obtuvo.

Parece que ya había utilizado el pergamino, pero aun así no ha mostrado su cara.

“¿Es esto un ataque?”

De repente, giré la cabeza en una dirección de la que no había sido consciente.

Inmediatamente después, se produjo una explosión y Silk Beer tembló violentamente.

¡¿Es un ataque mágico?!

Innumerables destellos rosas vuelan a los lados.

Cada vez que nos golpeaban, el equilibrio de Silk Beer se desviaba a tal punto que si no nos aferrabamos, podríamos caernos en cualquier momento.

“Silk Beer, ¡aterriza ahora!”

“¡No, es muy tarde!”

“Me voy a caer☆ Y a esta altura voy a morir☆”

Finalmente la barrera se rompió, y Silk Beer  huyó justo por encima del gran bosque a máxima velocidad mientras bajaba su altitud.

El poder mágico de los ataques era más superior con cada disparo.

Las columnas de tierra que se elevan superan fácilmente los cincuenta metros

“Shiia~”

“Maldita sea, ¡¿Ya estás en tu límite?! ¡Bestia inutil!”

Los ataques se han detenido, pero ahora la caída es inevitable.

A duras penas logramos atravesar el gran bosque, y Silk Beer se estrelló contra el pantano.


“Ugh”

“No te muevas, o la herida se abrirá más.”

Cuando abrí los ojos, había una chica frente a mí.

Mi conciencia todavía está nublada, y no puedo entender claramente la situación actual

Inconscientemente extendí mi mano y ella sonrió suavemente

“Lo siento. Podría haberte ayudado más si tuviera algún medicamento, pero este es un pequeño pueblo en medio de la nada.”

“¿Cómo te llamas?”

“Tanya.”

Volví a caer en un profundo sueño.


La persigo con los ojos en la cama.

Tanya era una una chica muy trabajadora, desde que se despertaba hasta el anochecer estuvo ocupada.

No era una mujer hermosa, y siempre llevaba ropa sucia.

Además, es una humana, lo cual odio.

Sin embargo, había algo en ella que me atraía extrañamente.

“El médico dijo que estarás bien, también que era probable que podrías ponerte de pie en una semana. Aún me parece increíble que siendo un elfo puedas tener un poder de recuperación tan rápido.”

“Para tu información, no soy un simple elfo, soy un alto elfo. Y no me hables cómo si fuéramos iguales. Tú y yo no estamos en la misma posición.”

“¡Lo siento mucho!”

La mujer se apresuró a disculparse. Luego me di cuenta que había dicho algo innecesario.

No, no es eso lo que quería decir.

“Pero te perdonaré esta vez. Así que quédate cerca y cuida de mi.”

“¿Estás seguro de eso?”

Sí, eres especial. Siéntete honrada de estar cerca del héroe Zig.”

“¡Sí!”

Cuando salió de la habitación, me asomé por debajo de las sábanas y miré la puerta


Al parecer, este pueblo se encuentra cerca del pantano donde nos estrellamos.

Tanya vive con sus padres en este pueblo en medio de la nada. En esta aldea en su mayoría estaba formado por humanos.

También hay algunas bestias y enanos, y ejercen su poder como una de las pocas fuerzas del pueblo.

“Mañana podré caminar otra vez.”

“Bien por tí, Zig☆”

“….Estaba preocupado por ti.”

El médico finalmente me dijo que estaba curado.

Celtina y Aide parecían estar más satisfechos que yo con los resultados.

Debería poder salir de este pueblo rural, pero había algo de tristeza en mi corazón.

Desde que llegué aquí, he estado pensando en Tanya.

No sé qué es este sentimiento.

Es una sensación extraña que nunca había tenido.

Todo lo que quería ya no era importante para mí, y al ver a Tanya, sentía que todo a mi alrededor se impregnaba de colores vivos.

¿Podría ser esto, tal vez, el amor?

Es imposible. Esa chica humana que huele a patata, ¿conmigo?

Pero, esta presión que siento en el pecho cuando pienso en ella es real.

Esa noche, tuve un sueño extraño.


“Chi ~yu ̄ chi ~yu ̄ “

“Chi ~yu ̄ chi ~yu”

¿Qué es esa voz?

¿De dónde viene?

“Chi ~yu ̄ chi ~yu, dame todo de ti.”

“¿Quién eres?”

“Oh, estás despierto.”

Me encontraba en un lugar oscuro, tenia puesto una armadura de color negro azabache.

Pero mi cara era diferente, era horrible, distorsionada y con un aspecto de maldad, que no se parece en nada a mí.

Las comisuras de mi boca se levantan bruscamente y me mira mientras duermo, con los ojos vidriosos de placer.

“Chi ~yu ̄ chi ~yu”

“¿Qué significa eso…?”

De su armadura salían innumerables tubos negros que atravesaban mis dos brazos con puntas de aguja.

Los tubos se movían rápidamente como si estuvieran aspirando mi cuerpo.

“Chi ~yu ̄ chi ~yu, voy a chupar tu vida.”

“No, apartate de mi!”

“Lo siento, me encanta robarle cosas a los demás. No te preocupes, no pienso matarte todavía. Lo voy a hacer poco a poco.”

“…………”

“Yo, voy a arrebatarte tu vida.”

Haaaaah!

Me levanté enérgicamente de la cama.

Mi corazón latía desbocado por el miedo.

Miré a mi alrededor y no encontré a nadie.

Miré mi brazo y tampoco tenía marcas de pinchazos.

¿En serio fue un sueño…?

No, eso fue demasiado real para serlo.

De repente, un sonido chirriante llegó a mis oídos desde algún lugar.

Alguien estaba entrando en la casa.

Me volví a meter en el futón nuevamente.


Sacudí la sangre de mi espada y la metí en su funda.

Tanya y el resto de los aldeanos gritaron de emoción ante el montón de demonios muertos.

Como agradecimiento por protegerme y cuidarme cuando estaba herido, les propuse que acabaría con todos los monstruos de la noche.

“Muchas gracias, Zig-San.”

“No es nada, es el trabajo de un héroe.”

“Aun así, muchas gracias por lo que has hecho! ¡Gracias a Aide-San y a Celtina-San tambien!”

“No tienes por qué agradecerme☆ No lo hice por ti☆”

“…….”

Tanya sólo se inclinó ante mí, pero estrechó la mano de Sertina y Aide.

Siento muchos celos. Yo fui quien propuso hacer esto. Tanya debería estar más agradecida conmigo.

“…Tanya, deberías agradecerle más a Zig por lo que hemos hecho. Si él no hubiera tenido la idea de hacer esto, jamás hubiera sucedido.”

“Um… Bueno, eso es cierto. Muchas gracias, Zig-San.”

Tanya me da un abrazo.

Eso fue suficiente para hacerme sentir como si estuviera en el cielo.

Aide, lo has dicho bien. Eres un buen hombre.


Al día de nuestra partida, Tanya se acerca a nosotros para despedirse.”

“Debes volver a este pueblo. Prometelo.”

“Después de que derrote a Rudra volveré, es una promesa.”

Me había enamorado de Tanya durante la semana que pasé en ese lugar.

No sé qué me atrajo exactamente de ella.

Sin embargo, ella destrozó mi sentido del valor.

¿Cómo podría yo, un noble alto elfo, enamorarme de un humilde humano?

Cuando este viaje termine, le pediré que se case conmigo.

Nunca la haré sufrir. Daría mi vida por ella.

“Sal, Silk Beer”

Traté de sacar a la bestia de mi sello, pero no respondí.

Uhm… Creo que ha recibido más golpes de lo que imaginé. Se niega a salir.

Quería mostrarle a Tanya lo genial que soy.

“¿Qué ocurre?☆”

“La bestia no quiere salir.”

“Bueno~ Eso es lo que ocurre cuando te atacan muy fuerte☆”

“Esto es inutil. Caminaremos desde aquí.”

Salimos del pueblo a pie.


“¿Averiguaste quién nos atacó?”

“Los habitantes del pueblo me dijeron que pudo haber sido el antiguo rey demonio Roswell☆”

En el camino nos dirigimos hacia el oeste.

Los dos me dieron la información que habían reunido durante la última semana.

Tiene sentido que haya sido un ataque del rey demonio.

Pero, ¿por qué se dirigieron a nosotros?

“…Por alguna razón, deben habernos reconocido como el enemigo.”

“Entonces es mala idea que volemos sobre este lugar.”

Dirigí mi mirada a Aide.

Me recordó al hombre de mis pesadillas. Y curiosamente llevaba la misma armadura de color negro azabache.

“Es hora de que me muestres tu rostro.”

“….Supongo que sí.”

Aide se detuvo y se quitó el casco.”

“Esa no es.”

“…¿Qué quieres decir?”

“No, me refiero a que elegiste un rostro más normal de lo que yo pensaba.”

El rostro de Aide era el de un joven que no reconocía.

Puede que se lo haya encontrado en Galbarán, pero creo que pudo haber elegido uno mejor.

Y dejó en evidencia que Aide era un elfo, sus orejas lo delataban.

“Tenía la sensación de que eras humano, pero al parecer estaba equivocado. Bueno, aunque últimamente no me han importado las razas.”

“Me gusta mucho tu rostro, Aide☆ Se parece mucho al de Zig☆”

“¿En donde? No tenemos ningún parecido. Yo soy más guapo.”

“…Oye, recuerda que estoy frente a ti.”

Aide se coloca de nuevo el casco.

Después de todo, fue un simple sueño. Aide no me robó el rostro.

Y tampoco hay cambios en sus stats.

Pero aun así… No puedo sacarme esa voz de la cabeza.

Chi ~yu ̄ chi ~yu

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!