Splash splash splash

Cada vez que corremos, el agua bajo nuestros pies salpica.

Corríamos por el pasillo poco iluminado, sin aliento.

“¿Dónde está la salida? no quiero seguir haciendo esto☆ ¿Por qué tengo que correr por este lugar?”

“¡Cállate! Pues quéjate con ellos. ¡Yo tampoco quiero quedarme en este lugar para siempre!”

“….Ambos calmense.”

Flanqueamos por los gruesos y altos muros de este inmenso laberinto subterráneo.

Conseguí escapar de la familia Redmouth y estaba buscando a la tribu de los demonios, pero al hacerlo, entré en el territorio de algunas personas peligrosas.

Eran los once monos.

Son la familia más peligrosa de esta clandestinidad.

“¡No te preocupes, no te haremos daño, sólo ven aquí!”

“Huhuhu, ven que queremos jugar contigo!”

Aaaaah.

Aún esos tipos siguen persiguiéndonos. Todos ellos eran muy peligrosos, en sus manos tenían armas filosas y hoces rojas y negras.

El miedo comienza a apoderarse de mí.

Sólo nos enfrentamos a ellos una vez, pero no pudimos derrotarlos porque sólo tenían un nivel ligeramente superior al nuestro.

Además, eran tan buenos en los ataques irregulares que casi nos matan.

¿Qué diablos es este lugar?


“¿Se han ido?”

“Parece que sí☆”

Me asomé por el fondo del pasillo desde la pared para asegurarme de que nadie nos estuviera siguiendo.

Por fin pudimos librarnos de animales espeluznantes.

Fue muy mala idea venir aquí

Además, últimamente he tenido una serie de mala suerte.

Todo comenzó desde que conocí a la Brigada Manyu.

Son el dios de la peste.

Si hubiera derrotado al dragón malvado, ya estaría viviendo cómo un rey en la capital. Nunca quise esto. Sólo quería vivir con lujos y cómo alguien a quien veneraban.

Maldición, maldición, maldición, maldición.

Me vuelvo loco sólo de pensarlo.

“Animate, Zig☆ eres el héroe después de todo☆”

“¡Callate! ¡Ya me cansé de tu buen humor! ¡No estoy interesado en ti! ¡Sólo estás aquí porque te estoy utilizando!”

Le di un fuerte golpe a la mano de Celtina.

Sólo la ayudé una vez y quiso seguirme.

Nunca le pedí que viniera conmigo, nunca le pedí que estuviera aquí. Ella está aquí porque quiere.

Si permito que siempre me esté tocando y abrazando, luego intentará monopolizarme, cómo si fuera una especie de amante.

Es demasiado molesto. Ella debe aprender cual es su posición.

“Lo siento… Zig☆”

“Hmm.”

No es tan buena cómo Mónica. Pero sigue siendo una buena mujer.

Estuve tan molesto que dije algo que realmente no me importan.
“…Entonces, ¿qué vamos hacer ahora?”

“Por ahora vamos a olvidarnos de los demonios, lo que es más importante ahora. ¿Cómo regresaremos a la superficie?”

No tenemos un mapa, no sabemos dónde estamos y ni siquiera recordamos exactamente por dónde hemos venido.

Odio admitirlo, pero estábamos perdidos.

Afortunadamente, tengo mucha comida y agua, así que debería ser capaz de lograrlo.

Así que comencé a caminar.

“Zig, ¿a dónde vas?”

“A buscar las escaleras.”

Necesito volver a la superficie lo antes posible.

No voy a dejar que una Brigada Manyu derrote a Rudra.

Este viaje, mi glorioso futuro depende de ello.

“Lo encontré”

Un rostro espeluznante se asomó por una esquina de las paredes.

¡Hueeeh!

¡¿Hasta cuándo seguirá esta pesadilla?!

Empezamos a correr nuevamente en un frenesí intentado escapar de la muerte.


No sé cuántos días han pasado.

Pero finalmente pudimos disfrutar de la luz del sol.

“’¡Yeaaaahhh! ¡Estamos fuera!”

“Estoy tan feliz☆ Nunca imaginé que me alegraría tanto de ver la luz del sol nuevamente☆”
“…..”

El sol está en su punto más alto

Froté mi mejilla en el suelo sin que me vieran.

“Mamá~, ese chico raro está frotando su cara contra el suelo~”

“No me mires, lárgate de aquí.”

“Pe-Pero… Estás colocando tu cara en caca de caballo~”

Cuando miré al suelo, había caca seca pegada a los adoquines.

Una feroz náuseas comenzaron a invadirme.

Uugh.

“Qué asco☆ Aléjate de mi☆”

“Tú pequeña…”

“…Ve a lavarte la cara por allá.”

“Vale vale…”

Aide me tocó el hombro y me señaló el lugar.


“No quiero pasar a la clandestinidad durante un tiempo.”

“Sí☆”

Mientras me siento en el banco, comiendo algunos productos horneados, pienso en los acontecimientos del pasado.

Después de ser perseguidos por los Once Monos, habíamos perdido por completo el camino de vuelta a la superficie y estábamos dando vueltas.

Finalmente encontramos una escalera que llevaba a la cima, pero nos encontraron de nuevo, ¡y empezamos un juego de escape mientras subíamos las escaleras!

Aun así, logramos escapar y subir a uno de los pisos superior y esta vez nos encontramos con la familia Redmouth.
Seguimos corriendo desesperadamente por los callejones sembrados de basura y finalmente regresamos a la superficie.

“No pudimos cumplir con la solicitud☆”

“….Era inevitable, pero aun así pudimos conseguir cosas importantes.”

“Jajaja. No me importan las reliquias. Pensé que podría hacerme un nombre para mí y para mi país haciendo esto.”

Gracias a que nos adentramos a ese lugar, pudimos conseguir algunas reliquias valiosas. Creo que será suficiente para seguir financiando nuestro viaje.

Aunque no pude conseguir lo que realmente quería.

Lo que es más desalentador es tener que informarle esto al rey. Aunque haya asumido el trabajo, estoy obligado a decírselo, a pesar de que hemos fallado.

“….”

“¿Ese es un pergamino plateado?☆”

Aide abrió el pergamino de plata para ver su contenido.

Celtina también está mirando de reojo

Ahora que lo pienso, estaba en una de las reliquias que recogí.

“….¿Puedo quedarme con esto en lugar de esta recompensa?”

“¿Qué es eso?”

“Es algo que seguramente te será inutil”

Lo agarré y miré el contenido. Era un pergamino de cambio de apariencia.

Cambio de apariencia: cualquier persona con esta habilidad es libre de transformarse en lo que desee. Sin embargo, esta habilidad se limita sólo a los humanos. Tampoco es posible copiar sus stats, simplemente funciona cómo un cambio de apariencia física.

Es un pergamino que suelen usar los estafadores y ladrones.

¿Por qué Aide querría algo cómo esto?

Además, es algo que sólo funciona una vez.

“La verdad es que tengo una quemadura en mi rostro, y he sentido complejo todo este tiempo. Con este pergamino, ese problema quedaría en el pasado.”

“¿Quieres deshacerte de tu rostro original?”

“No sabes el dolor que sufro a diario al no poder quitarme este casco.”

“Está bien, hazlo, no te juzgaré.”

Aide iba a contarme una larga historia que honestamente no quería escuchar, así que le devolví el pergamino.

“Puedes quedarte, pero a cambio contribuiras más que nunca a la party. ¿De acuerdo?”

“….Estoy de acuerdo.”

“Bien por ti, Aide☆”

Aide asintió con la cabeza y Celtina parecía estar más feliz.


El sonido de las risas resuenan en todo el lugar.

El Rey de Garbarán estaba riendose a carcajadas frente a nosotros.

“¡Buhahahahaha, me estás matando de risa!”

“No es… Mi intención…”

Estaba agitando las piernas y golpeando el apoya brazos.

Los súbditos y caballeros de los alrededores también se encontraban riendose de nosotros.

Maldita sea, ¿hasta cuanto va a seguir esto?

Tenía mi rostro rojo por la vergüenza, y me sentía humillado de estar aquí.

Soy un completo hazmerreír. Me siento cómo un payaso.

“No puedo creer que las organizaciones de las ruinas te hayan perseguido durante todo un mes.”

“Creo que no es gracioso.”

“Bueno, debo reconocer que eso fue un desastre. Pero no te preocupes por los demonios. La familia Redmouth que decías haberte perseguido se encargaron de todo.

“¡¿Ellos se encargaron?!”

Pero se supone que ellos estaban aliados con la tribu de los demonios. Vi esa escena con mis propios ojos.

Por eso casi nos mata ese hombre tigre.

Eso es ridículo.

¡¿Entonces por qué me estaba correteando frenéticamente de un lado a otro?!

¡Me hizo ver cómo un payaso frente al rey ese idiota!

“Su Majestad, con respecto a su participación en la operación a gran escala…”

“Oh, ¿todavía no te has enterado?”

El rey levanta una ceja mientras se hurga la nariz con el dedo meñique

“Una de las bases de Rudra fue destruida por un grupo de aventureros llamado Brigada Manyu. Escuché que eran personas muy talentosas, saben cantar, bailar, e incluso han matado al general de los demonios en un abrir y cerrar de ojos. Es una pena que no hayamos podido convertirlos en héroes de nuestro país.”

Me congelé al escuchar sus nombres.

Es muy desgarrador el que me haya tenido que arrastrar bajo tierra durante un mes para enterarme de esta manera de sus hazañas.

Soy un noble y orgulloso héroe elfo. No puedo ser inferior a un simple humano.

Algo está mal. Deben estar haciendo trampa.

“Si buscas a Rudra, dirígete al oeste. Se rumorea que él se ha apoderado de un país y está en espera de su ejército para el próximo ataque.

“¡¿Su Majestad?!”

“Resultaste ser una gran decepción. Pero después de todo sigues siendo un héroe. Y el deber de un héroe es acabar con el Rey demonio. Ve y cumple con tu destino.”

El rey golpeó las manos y una mujer se acercó y me dió una abultada bolsa de cuero.”

“Son cien monedas de oro. Tómalo.”

“Gracias por su generosidad.”

Claramente lo hace por compasión, no por respeto.

Mis ojos se llenaron de lágrimas.

“Uuugh.”

“¡¿Estás llorando?!”

“No me mire…”

“¡Miren todos, el héroe elfo está llorando! ¡Buajajajajaja!”

“Aaaaaaaaaaah!”

Agarré la bolsa de cuero y salí corriendo del palacio.

Brigada Manyu, voy a matarlos!!!

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!