Llegamos a la capital real de Galbarán.

Me sorprendió la cantidad de gente que pasaba por los magníficos bulevares.

Es probablemente la ciudad más desarrollada que he visto nunca.

Se alinean espléndidos edificios, e incluso los que parecen ser plebeyos llevan hermosas ropas.

De un vistazo, pude ver el alto nivel de vida que hay aquí.

Este lugar es increíble.

Es evidente que hay artículos caros en las tiendas, pero si se mira la etiqueta del precio, es la mitad de lo esperado.

De vez en cuando, los soldados bien organizados pasan en grupos.

Su fuerza militar también es muy alta.

Además, también se vieron muchas otras razas.

Es muy diferente al resto de países que he visitado.

Miré a mi alrededor y había un hombre con uniforme militar sentado en las escaleras

Me acerqué y le pregunté cómo puedo llegar a las ruinas de la ciudad.

Dijo que había una escalera al final de aquel pasillo que cualquiera podía utilizar mientras señalaba el lugar.

Me acerqué a Kaede y Frau que también habían ido a dar una vuelta a preguntar cómo llegar a dicho lugar.

“Maestro, aquellas personas me dijeron que podíamos bajar por aquellas escaleras.”

“Kyu~”

Kaede y Frau señalan un lugar opuesto al que me había dicho el soldado.

En otras palabras, hay múltiples entradas a las ruinas.

Por el momento, decido utilizar las escaleras que me enseñó Kaede, que son probablemente las más cercanas.

Al bajar las viejas escaleras, veo un paisaje caótico

¡Oh!

La situación aquí abajo es muy diferente que arriba.

Enormes pilares se alineaban en el techo, y en el vasto piso había innumerables tiendas que exhalaban humo blanco. Además, en el camino que corría como una vena, había un río de gente. Pude sentir de primera mano que el lugar era próspero, con otras razas entremezcladas.

El ambiente es muy diferente, te deja una sensación extraña, y a la vez es emocionante.

Creo que me gusta más la suciedad de aquí abajo que todo lo limpio y ordenado que está arriba.

“Huele muy mal. Hay basura por todas partes.”

“Kyu”

“Ugh,, este fuerte olor a fermentación me recuerda a un pueblo que visité una vez con el Maestro.”

“¿Te sientes bien? Si no te gusta podemos descansar.”

“Está bien, puedo seguir. Estoy segura de que no será un problema una vez que me acostumbres, así que aliviaré el dolor con esto por ahora.”

Sacó un pequeño paño y enterró la cara en él para olerlo.

Kaede tenía una expresión de éxtasis en su rostro.

Tengo curiosidad por el olor que tiene esa cosa.


“Esta no es una silla ordinaria, ¿verdad?”

“Exacto. Esto es lo que se llama una silla móvil encontrada en las ruinas. Puedes ir a cualquier lugar que quieras mientras estás sentado usando el poder mágico que ha acumulado. Supongo que el inconveniente es que su velocidad de movimiento es más o menos la de caminar.”

Había una serie de reliquias colocadas delante de la tienda como si fueran chatarra.

El dueño de la tienda, un enano, estaba sentado bajo con una sonrisa de vendedor.

Jajajajaja

De repente, una risa resuena en la tienda.

“¿Qué es esto? ¡Lo toqué y empezó a reírse!”

“Oh, creo que no sería bueno tocarlo.”

El dueño de la tienda golpea ligeramente la caja que emite la risa.

No sé cómo funciona, pero esa acción hizo que la voz fuera inaudible.

“¿Qué es esta cosa embotellada?”

Kaede estaba muy interesada en los pequeños frascos que se encontraban en la estantería. Dentro había polvos, etiquetados para su fácil identificación.

“’Eso es un condimento. La mayoría de ellos se siguen fabricando, pero algunos están mezclados con cosas que no sabemos cómo se hicieron, así que es un producto para gente a la que le gusta cocinar.”

“¿No le importa si compruebo el sabor?”

“En lo absoluto, le recomiendo probar el polvo blanco.”

“…..Tiene un sabor extraño, como un sabor condensado.”

Después de lamer el polvo, Kaede decide inmediatamente comprarlo.

Ya siento curiosidad por lo que Kaede puede comprar con esto. Espero con ansias su próxima comida.

Panda dio vueltas por la pequeña tienda durante un rato y encontró una fina tablilla con letras grabadas.

Tenía curiosidad, así que cogí la litografía.

“No sé leer. Frau, ¿qué dice esto?”

“Veamos, la guía del centro de entrenamiento…. Se creó como una instalación para mejorar la motivación de los recién llegados y también para permitirles practicar de forma eficiente. La dificultad varía según el nivel, y es nuestro mayor enemigo… hmmm, no puedo leer más porque el texto está aplastado.”

“Tal vez sea una frase para un guerrero antiguo.”

“Tal vez… Aunque también puede usarse para una decoración en la casa.”

Aunque sea un objeto para decoración, necesitaría una casa para colocar esto en algún lugar.

Además, esto es muy costoso.

Volví a colocar la tabla con cuidado en la estantería.


Estaba comiendo fideos empapados en caldo que compré en un puesto de comida aquí abajo.

Es un plato extraño, pero muy sabroso.

“Este lugar es mucho mejor de lo que imaginaba. Pero es una pena que no pueda darnos ninguna información.”

“Uno creería que estando en un país tan grande, sería fácil encontrar algo de información.”

Frau respondió mientras sorbía su sopa y Kaede acariciaba a Panda en su regazo.

Hice girar los fideos con el tenedor y miré la calle llena de gente.

No he podido encontrar ninguna pista acerca de mis amigas.

Y la aguja sigue sin apuntar en un lugar en específico.

Me pregunto si estamos buscando en el lugar equivocado.

Tal vez estén en el límite del continente, o al otro lado del mundo de nosotros.

Desearía encontrar una forma en la cual pudiera saber si sigues con vida.
“¿Conoce algún lugar donde podamos encontrar información de cualquier cosa en esta ciudad?”

Le pregunté al cocinero elfo oscuro.

“Deberias ir más abajo, al cuarto piso, hay un mercado negro que atienden a los ricos y la gente que se reune allí son muy inteligentes. Si haces las cosas bien, probablemente encuentres lo que buscas.”

“El mercado negro…”

“Pero, la familia Redmouth, una de las tres fuerzas principales de estas ruinas, está a cargo del mercado negro. Si valoras tu vida, te recomiendo que encuentres otro lugar donde encontrar lo que buscas.”

El cocinero me dio otros dos platos de fideos.

La familia Redmouth huh… Así que la gente de los bajos fondos está haciendo negocios con la nobleza y los ricos.

Hmm, creo que voy a comer una ración doble.

“Dame cuatro más.”

“¿No te es suficiente con dos?”

“No, quiero cuatro.”

Este plato de fideos me encanta. No importa cuánto coma, nunca es suficiente.

“Kaede, que me había estado mirando fijamente, tomó un sorbo de su sopa, reflexionó un rato y luego empezó a tomar notas.”

“Lo siento, hermano mayor, he perdido de vista a ese chico.”

“Ya veo. Bueno, eso no es importante por ahora. ¿Donde están los invitados?”

“Se están reuniendo en la parte de atrás, señor.”

Unos hombres de la tribu de las Bestias conversan junto al puesto de comida.

Cuando las palabras “parte trasera” surgieron en la conversación, dirigí mi conciencia hacia allí de inmediato.

El hombre de la tribu de los tigres tenía una cicatriz en la mejilla y un aspecto verdaderamente intimidante.

Se dió cuenta de mi mirada y luego se volteó a verme.

“¿Por qué diablos me estás mirando de esa forma, humano… ¡¡¿Hiigi?!”

“¿Hermano?”

“Venga, vámonos de aquí.”

El hombre tigre intenta alejarse rápidamente.

Me levanté de mi asiento y lo empecé a seguir. Hasta que me acerqué lo suficiente a él y le toqué el hombro.

“¿Qué es lo que hay en la parte trasera de este lugar?”

“Oh… Así que estás interesando en eso.”

“De hecho sí, estoy interesado en ir al mercado negro. Te pagaré a cambio de información y explicarme todo de este lugar.”

Desplaza su mirada con el rostro pálido.

Parecía dudar mucho, como si tuviera un problema.

“N-No sé, ese lugar no es adecuado para un tipo cómo tú.”

“Está bien .Tengo mucho dinero. Oh, ¿quizás la cantidad de dinero que tengo tiene algo que ver con eso?”

“Bueno, al menos 100 millones…”

“Entonces no hay problema. ¿Existen otras condiciones?”

“….¿Puedes prometerme que no harás un alboroto?”

“Jajaja, a diferencia de ti, yo soy un guerrero ordinario, no haría tal cosa.”

Sonreí y le di una palmada en su hombro.

Tengo algo de sentido común.

No haría algo así a menos que me lo pidieran.

Los hombres de las tribus del Oso y del Mono que le acompañan le escuchan.

“¿Estás seguro de eso, hermano? Ni siquiera sabemos quién es.”

“¿Eres un tonto o que? No puedo decirle que no.”

“….¿En serio? parece un humano normal y débil.”

“No puedo parar de temblar, es igual que aquella vez que era un niño y vi al antiguo Rey Demonio. No lo provoquen. O nos matará a todos nosotros.”

“Supongo que tenemos que confiar en ti, hermano. Bueno, volvamos y avisemos a los demás.”

Los beast-man hablan entre sí.

Quiero que me den una respuesta lo antes posible. Aun tengo comida esperándome, y tengo hambre.

“Aceptaré tu oferta. Te diré lo que quieras saber en la parte de atrás.”

“Gracias. Bueno, ¿no tienes hambre? Te invito algo de comer.”

“Oh, sí, será un placer.”

El hombre tigre se sentó en una de las mesas con nosotros con una sonrisa tensa en la cara.

Y cuando miró a Kaede y a Frau, su expresión empeoró aún más.

La mano con la que agarraba el plato no dejaba de temblar.

“Maestro, ¿quién es él?”

“Esta es la persona que nos guiará hasta el mercado negro.”

“Eres increible, mi Lord, ya ha encontrado un guía tan rápido. Encantada de conocerte, extraño.”

“Kyui!”

Panda y Frau lo saludan con una sonrisa.

Y el hombre tigre responde: “Oh, sí…”

“¿Estás bien? ¿Tienes algún problema con un monstruo? ¿O simplemente tienes un mal día?”

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!