Arrastré al basilisco de vuelta a casa.

Como la capacidad del almacén mágico está llena, me vi obligado a tener que arrastrarlo hasta el pueblo.

zuur zuur zuur

Cuando la gran serpiente cayó en la plaza del pueblo, los niños miraban con los ojos abiertos.

Según Itsuki, el basilisco no es venenoso y su carne es deliciosa. La piel se puede procesar, y los colmillos y huesos se pueden utilizar de muchas maneras.

Itsuki se adelantó y atrajo la atención de los habitantes.

“El basilisco ha sido eliminado. Ahora todos en este pueblo podremos vivir en paz nuevamente. Además, esta noche tendremos nuestro primer banquete en mucho tiempo, así que lo que estén disponibles, por favor ayuden a preparar la comida.”

Itsuki me miró cómo si tratara de decirme; “sígueme”

Todavía quiere hablar contigo.

Le dije a Kaede y a Frau que vayan a casa.

Mientras nos adentrabamos en la aldea, Itsuki miraba a los alrededores.

“Sé que es tarde para esto, pero quiero darte las gracias por todo lo que hiciste.”

“No es necesario darme las gracias.”

“No, tengo que hacerlo, porque sin ti, asesinar al basilisco hubiera sido algo casi imposible. Además, tienes un poder extraordinario, además de tener el aspecto de un guerrero lobo majestuoso.”

“S-Si…”

Quizás “lobo” sea un cumplido para ellos. Nunca me he acostumbrado a los elogios, creo que era porque casi nunca los recibía, así que esto es nuevo para mi.

“¿Puedo preguntar quién es usted?”

“Sólo soy un guerrero ordinario.”

“No tienes que ocultarlo. ¿Eres el héroe de algún país?”

“No.”

“Confía en mí, lo mantendré en secreto.”

Itsuki asintió con la cabeza, como si lo hubiera entendido todo.

No sé qué espera que le diga. Sólo soy un guerrero común y corriente.

“Por cierto, hoy vino el mensajero del Dios Lobo Blanco. ¿Has tenido alguna mejora? Todavía hay tiempo antes del banquete, si hay algo que te preocupa, no dudes en decírmelo.”

“Sí, todo está en orden.”

“¿Estás seguro? Muero de ganas por escucharlo.”

Creo que debería ensayar un poco. Dependiendo de la reacción de Itsuki, se decidirá si podremos ver al Dios Lobo Blanco.

“De hecho, me vendría bien un poco de ayuda.”

“Está bien, te ayudaré.”


El sol comenzó a ocultarse y poco a poco la noche abrazó el cielo.

Una tras otra, la gente se reúne en la sala de banquetes en la parte trasera del pueblo.

Se encendió una hoguera y se sirvió comida hecha con basilisco.

Dos grandes estatuas de piedra de lobos estaban colocadas frente a frente en la sala, y más adentro había una cabaña con un diseño inusual.

Me pregunté si era una especie de templo dedicado al Lobo Blanco.

Los habitantes rezaban en la cabaña antes de comer.

Miré a mi alrededor y busqué al mensajero del lobo blanco.

“No veo a nadie que no haya visto.”

“Uh, estoy empezando a ponerme nerviosa.”

“Yo también. Nunca he hecho algo así delante de tanta gente.”

“Kyu~”

“Lo harás bien. Itsuki ya te elogió.”

Kaede y Frau estaban nerviosas. No las culpo, hay casi mil personas en este lugar.

Es natural que te sientas incómodo cuando sabes que todos te están mirando.

A pesar de que tengo un aspecto tranquilo, las manos no paran de sudar.

Agh, estoy empezando a tener ganas de salir corriendo.

Odio hacer esto, no me gusta llamar la atención. Por favor, denme un respiro.

Itsuki, vestido como un sacerdote, aparece en el pasillo y arrodilló delante de la cabaña.

“Dios Lobo Blanco, te damos las gracias por darnos la oportunidad de disfrutar de un gran banquete y seguir vivos un día más. Por favor, escucha la canción de nuestro invitado.”

Las dos estatuas de piedra brillaron ligeramente.

Todos los habitantes se arrodillan y agachan la cabeza al unísono.

Además, Itsuki emite un aullido, y los habitantes también alzan la voz hacia el cielo donde brilla la luna llena.

Luego de eso, la luz de las estatuas de piedra desapareció.

“Ya todo está listo, por favor, puede iniciar.”

“¿Qué pasará con el mensajero? Aún no ha llegado.”

“No te preocupes, él ya está aquí.”

Volví a echar una mirada al lugar. Pero nuevamente, no vi a nadie diferente.

¿Significa que nos está mirando desde lejos?

Subimos al escenario y cada uno coge un instrumento.

Kaede tocará la flauta, Panda el tambor, Frau cantará y yo tocaré el gular.

Activé mi imitador y copie las habilidades de Itsuki.

Además, activo mi recién adquirido trabajo, “Ilusionista”.

Toqué ligeramente las cuerdas.

Esta fue la señal para que Panta golpeara el tambor con el palo que tenía en la boca.

Aprovechando el ritmo, toqué el gular con vigor.

El sonido relajante de la flauta de Kaede se une a  la tonada, haciendo que la melodia sea más armoniosa.

“Son senos pequeños, pero no sé si es malo o lo que está realmente atascado en mi pecho ♪ No importa si se hincha o desinfla ♪ Pero no me importa tener grasa dentro de mi♪ Los tiempos no pueden ponerse al día con pechos pequeños ♪ ”

Toqué el güler con locura al son del canto de Frau.

El sonido era un chillido y un estallido dentro de mí.

Con un chasquido, la actuación termina.

Levanté la vista y vi que la gente de la sala estaba congelada en su sitio.

Itsuki y Obi estaban allí de pie sin mover un dedo.

Una sensación de malestar me invadió rápidamente.

Me pregunto si la música que hice con mi Ilusionista no fue bien recibida en este pueblo, donde a la gente le gusta la música relajante.

“¡¿Qué clase de música es esta?! ¡Es increíble! ¡Eres genial, anciano!”

Alguien alza la voz y comienza a aplaudir, era el chico que había hecho llorar.

Segundos después, un muro de vítores recorrió la multitud.

Gritaban pidiendo más y más.

Cruzamos nuestras miradas y comenzamos a tocar la siguiente canción.

Algunos empiezan a bailar con impulsos incontrolables. Los lobos comienzan a aullar mientras bailaban.

Tocamos cincos canciones más y cuando terminamos, todos los residentes del lugar nos rodearon mientras nos alababan.

Después de todo esas palabras eran ciertas, los lobos aman la música.

“¡Silencio, todos ustedes! Tenemos invitados aquí.”

Los aldeanos recuperaron la compostura ante las palabras de Itsuki.

“Sígueme.”

Nos lleva al interior de la cabaña.

Entramos y por alguna razón Obi está sentado esperándonos.

“¿Y qué le pareció?”

“Esta es la primera vez que oigo una música tan novedosa, innovadora y verdaderamente entusiasta. Ya obtuve el permiso de Yatsufusa-Sama. Admitirá la entrada del dios zorro blanco Kaede Tamamo.”

“Me alivia escuchar esa palabra.”

Itsuki agachó la cabeza y Obi asintió.

Los roles entre ellos se habían invertido. Pensé que Obi era el subordinado de Itsuki.

“Lamento haberlos engañado.”

“¿Um?”

“Como han podido adivinar, soy parte del clan de los lobos blancos liderado por Yatsufusa-Sama. Yo seré el próximo jefe de los lobos blancos.”

Obi se quita la máscara que se asemeja a un lobo.

Un joven con un rostro intrépido apareció desde abajo.

La máscara debía tener también una función de disfraz.

Su pelo, sus orejas de lobo y su cola habían cambiado a un hermoso color blanco.

“¿Eres el próximo jefe de los lobos blancos? Pido disculpas por la actitud grosera aquí-”

“No es necesario. Fui yo quien los engañó.”

Obi responde cortésmente a la disculpa de Kaede

Itsuki, por su parte, permanece en silencio y luego hace una suave reverencia antes de salir de la cabaña.

Frau, Panda y yo sólo nos quedamos observando.

¿Qué clase de función tiene esta choza? No tiene nada en especial.

Comparado al resto de casas que hay en este lugar, es demasiado simple, diría que es mejor vivir afuera.

Obi se levanta y toca el gran espejo que hay en el extremo de la cabaña.

Inmediatamente, el espejo brilla como el agua, y su brazo entra en el espejo.

“¿Qué es eso?”

“Es un portal hacia el reino de las bestias celestiales-”

“¿Qué significa eso?”

“Al otro lado es donde viven los lobos blancos.”

Hmm, no entiendo nada.

¿Qué es el reino de las bestias celestiales?

Obi pasa primero y desaparece.

“Vamos, maestro.”

“Veamos qué clase de animales son estos lobos blancos.”

“¡Kyu!”

A través del espejo, me encontré en un puente rojo. Frente a mí hay una mansión de diseño desconocido.

“No puedo creer que haya un cielo azul y un río más allá del espejo.”

“Kyu.”

Frau y Panda se asomaron desde el puente, admirando la deslumbrante luz del sol que se reflejaba en el agua.

Así que este es el reino de las bestias celestiales… ¿Cómo es que pueden vivir en un lugar así?

Las mariposas revoloteaban con la cálida temperatura.

A lo lejos, las flores se mecían con el viento a lo largo de la orilla del río.

“Es un lugar muy bonito en el que viven estas bestias.”

“Sí, lo es.”

“Es muy diferente del pueblo del Zorro Blanco.”

Obi estaba esperando en medio del puente.
“Tengo que preguntar, ¿por qué fingiste ser una tribu de lobos?”

“Es una tarea que hacemos en tiempos de paz para vigilar a nuestra familia. Aun así, me habría acercado a ellos de forma natural, pero sigue mejor actuar en las sombras.”

Así que se encarga de cuidar a las personas de ese pueblo sin que ellos lo sepan.

Obi se inclina ligeramente frente a  mí.

“Sé que es tarde, pero quiero darte las gracias por el basilisco. Estoy seguro de que le complacerá saber que los daños se redujeron al mínimo gracias a usted. Ese enemigo también era un poco molesto para nosotros.”

“No hay problema, me alegra haber comido una buena carne cómo esa.”

Obi se dirige hacia la mansión: “Te llevaré hasta el Yatsufusa-Sama.”

La cola de Obi comenzó a balancearse, seguidamente Panda se acerca y lo muerde.

“¡¿Uhya?!”

Obi cayó de cara al suelo.

Entonces me miró fijamente.

¡Disculpe a mi mascota!

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!