Este capítulo da inicio al Arco 5


Me llevaron a una habitación cálida con chimenea.

El joven nos instó a sentarnos en una silla, y él mismo se sentó frente a nosotros.

“Me llamo Itsuki. Soy el jefe de este pueblo.”

“Somos la Brigada Manyu, mi nombre es Toru, ellas son Kaede, Frau y Panda.”

“El Zorro de pelo blanco… De ninguna manera”

Itsuki miró detenidamente a Kaede y luego sacudió la cabeza como si negara la idea.

Por el contrario, Kaede tenía una expresión de miedo en su rostro.

”Ah, um, maestro, en realidad…”

”¿Por qué están buscando al lobo blanco?”

Itsuki interrumpe las palabras de Kaede y hace una pregunta.

Por un momento, mi atención se dirigió a Kaede, pero luego cambié de opinión, pensando que primero debía darle una explicación adecuada a él, que estaba siendo muy cauto

“Busco la ciudad natal de mi madre. Elohim, el Rey Espíritu, me dijo que el Lobo Blanco lo sabría.

“¿El Rey Espíritu dijo eso? Hizo algo muy imprudente.”

“¿Puedo conocer al lobo blanco?

“No.”

No muestra ningún signo de vacilación y lo niega directamente.

“Apareces aquí repentinamente, ¿y pides ver a nuestro Dios? No seas tonto. EL clan del lobo blanco es una raza que gobierna estas montañas, e incluso a nosotros se nos permite conocer a un grupo limitado de ellos. Es absolutamente imposible que los forasteros los conozcan.”

Sentí una fuerte voluntad de no dar permiso pase lo que pase.

Al menos ya sé que existen.

“Jumm. Ustedes son unos tacaños.”

“¡¿Qué?! ¡¿Cómo te atreves a burlarte del orgulloso pueblo de Lowa?!”

“Es el clan de los lobos blancos quien otorga los permiso, no la gente de este pueblo, estás siendo irracional en siquiera pedir permiso para que nosotros los conozcamos.”

“¡Eso no es…! ¡Aaaah!”

Itsuki había perdido la cabeza luego de escuchar las palabras de Frau.

En ese momento, Kaede puso algo sobre la mesa.

“Mi valiente familia de lobos, de cuyo orgulloso y majestuoso aspecto se ha oído hablar en tierras lejanas. Esta es mi disculpa por dejaros sin noticias. Os ruego que me concedáis la visita del Dios Lobo Blanco.”

“¡Esto..!”

Dos bultos envueltos en papel blanco. Eran carne fina y oro.

¿Cuándo conseguiste eso?

Kaede también abrió el abanico de hierro, que es un recuerdo de su madre.

Apareció el emblema imitando a un zorro.

“Ese emblema familiar, podría ser… ¡no, eres tú!”

“Soy Kaede Tamamo del Clan del Zorro Blanco, descendiente de las Nueve Colas.”

“¡Tamamo de las Nueve Colas! ¡Disculpe mi imprudencia!”

Itsuki se sentó en el suelo y bajó la cabeza.

Frau y yo nos quedamos sorprendidos ante la repentina actitud del jefe de la aldea.

Kaede, por su parte, me mira con cara de disculpa.

”Por favor, informa al Dios Lobo Blanco de mi oferta de visita.”

“Por supuesto, pero debe entender que no siempre se puede conceder el permiso.”

“Lo entiendo.”

Itsuki se inclinó profundamente de nuevo.


“Este lugar parece sorprendentemente acogedor.”

“Todo gracias a Kaede.”

“…Sí.”

Frau se desplaza sobre Panda hasta la chimenea, que está encendida.

Nos permitieron quedarnos en la aldea hasta que tuviéramos noticias del Lobo Blanco.

Además, Itsuki se había ofrecido a alquilarnos una casa e incluso a prepararnos una comida.

Es un gesto de bienvenida demasiado modesto para alguien que cambió extrañamente su actitud cuando nos vió por primera vez.

Luego de ello, me senté en una silla para escuchar lo que Kaede tenía que decir.

“Siento haber ocultado mi identidad hasta ahora.”

“¿Puedes decirnos quien eres?”

“Soy miembro del clan de las bestias celestiales Zorro Blanco, que vive muy lejos de aquí. En realidad, no intentaba ocultarlo, es que no encontraba el momento adecuado para contárselo, maestro. De verdad quería decírtelo.”

Kaede miraba hacia abajo, se veía muy triste por alguna razón.

“Cómo le conté antes, mi ciudad natal estaba en peligro, sólo yo, siendo una niña pequeña, escapé de unos magos.”

“Sí, pero no me dijiste qué fue lo que ocurrió.”

“Mi hogar estaba en un lugar ocultado, y fue atacado por alguien. Me adentre en un territorio inaccesible para las personas, y los miembros de mi clan, que intuyeron el peligro me ayudaron a escapar. Lo último que vi fue mi hogar envuelto en llamas.”

Kaede comenzó a llorar.

Kaede se ha preocupado siempre en curarme de mis heridas y dolor, y a otras muchas personas más. Pero jamás me preocupé en curarla.

¿Qué tan insensible puedo llegar a ser? (ahora es que te das cuenta?)

¿Por qué nunca noté el dolor que Kaede llevaba consigo?

“La razón por la que no podía decírtelo es porque temía que pudieras implicar al maestro en esto. El enemigo es igual o incluso mayor que la bestia celestial, el zorro blanco, y en otros casos, es más fuerte que el maestro.”

“¡¿Más fuerte que yo?!”

¿Quién demonios es? No es de extrañar que Kaede quisiera mantenerlo en secreto.

Probablemente no quería decirlo porque soy un idiota. Porque soy estúpido y siempre seré parte de ello.

Y tiene razón en pensar así.

“Me gustaría ayudar a Kaede a encontrar su hogar.”

“¡Pero, Maestro!”

Le da una palmadita en la cabeza.

“Soy tu maestro. Los problemas de mis esclavos también son mi problema. ¿O es extraño que un amo se preocupe de su esclavo?”

Kaede sacudió la cara

“Son las mismas palabras que me dijiste en ese entonces.”

“Lo sé. Tú me has ayudado mucho, es hora de que yo haga lo mismo por ti.”

“Fufu, eso es muy lindo de su parte, Maestro.”

“Es porque soy un tonto.”

“No, es porque eres amable.”

Me levanté de mi asiento y la sostuve en mis brazos mientras lloraba.

La ansiedad que debía de pesar sobre esta situación debía de ser grande. Debió de pensar que nunca vería más a su familia.

Todavía no sé cómo ayudarla. Y no puedo decir nada al respecto hasta que vaya a su ciudad natal.

Pero estoy seguro de que su familia sigue viva.

Las bestias celestiales son muy fuertes. Así que debieron haber sobrevivido de alguna forma.

Desde antes tenía el objetivo de dirigirme a ese lugar. Esto sólo hace que la prioridad sea mayor.

“Por cierto, ¿Los zorros blanco sabrán algo de mi madre?”

“No lo sé, tal vez la gran anciana sepa algo…”

Después de todo, no queda más opción que preguntarle al Lobo Blanco sobre eso.

De repente, noto que hay un olor extraño

Miré hacia el frente donde está la chimenea, y vi que el vestido de Frau estaba en el suelo.

“¿Qué tal este sabor, no es malo?”

“Kyu~”

“¿Por qué pones esa cara? ¿Está demasiado salada?” Um, vamos a diluirlo con agua.”

“¡¿Kyu, Kyu?!”

“¡Hueeeh! ¡Fuego!”

Fuimos a la cocina y vi a Frau en tamaño humano solo llevando un delantal.

Además, el sartén que sostenía en su mano estaba cubierto por fuego.

Esta chica había vertido aceite en vez de agua.

Frau y Panda observaron consternados cómo su comida se convertía en cenizas.

“Ice Rock.”

Con mucha rapidez, Kaede convierte el sartén en hielo.

“Aah, Frau-San, si vas a cocinar, es mejor que me lo digas.”

“Lo siento mucho. Te he estado observando por días y pensé que podía hacerlo igual que tú…”

“Kyu~”

Frau deja caer los hombros con desánimo

¿Pero qué pasa con ese atuendo? Estás desnuda y con un delantal, ¿intentas resfriarte?

Kaede, que también se ha dado cuenta dice algo al respecto.

“¿Por qué estás desnuda y con un delantal?”

“Oh, ¿esto? Fue parte de la sabiduría infundada por Soara, me recomendó que usara sólo un delantal cuando esté cocinando, aunque no pude hacerlo, estoy segura que esto será suficiente para abrir el apetito del Lord.”

Frau se giró y mostró su espalda sin siquiera llevar ropa interior

Sus pechos eran ligeramente visibles a través del hueco.

“¡No puedes hacer eso delante del Maestro, Frau-San!”

“Es fácil para ti decirlo. Kaede será la primera esposa del Maestro, y yo tengo que aspirar a ser la segunda esposa, si no logro ese cometido, todos en la aldea se enojarán conmigo, me dirás cosas cómo; [no debimos haber confiado en la pecho plano] y eso mientras me tiran piedras.”

“¿Qué obsesión tienes con los pechos?”

Kaede resopló ante su respuesta.

“¡Ve a ponerte la ropa!”

“No puedo, aunque haga mucho frío y este casi desnuda, Soara dijo que este es el atuendo favorito de los hombres, y en especial el del Lord.”

Luego de esas palabras, Frau fue tirada por el brazo hacia la habitación.

Debo admitir, que ese atuendo de Frau me emocionó un poco.

Estar desnuda solo con un delantal puesto, claramente es uno de mis favoritos.

Veo que Soara me conoce muy bien.

Aunque si hubiera sido Kaede la que estuviera con ese atuendo, mi corazón se habría detenido por el erotismo y la ternura.

Es mejor que me deshaga de esta comida carbonizada.

“Maestro, Itsuki-Sama ya llegó.”

“Oh, sí…”

Me dirijo a la puerta principal y veo al jefe Itsuki.

Me miró y se inclinó.

“He recibido la noticia del Dios Lobo Blanco de que puedes reunirte con él si cumples con sus condiciones.”

“¿Y cuáles son esas condiciones?”

“Que el mensajero sea reconocido por su actuación.”

Eh? ¿Actuación?

Itsuki agarró el instrumento que se había bajado de su hombro y tocó las cuerdas con sus dedos para hacer un pororon.

“¡La música es la vida de un lobo!”

Ya veo…

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!