Había soldados elfos oscuros atrapados en la prisión.

La mayoría de ellos están heridos y no están en condiciones de moverse.

Les di un poco de poción para ayudarlos a que se recuperen.

“Muchas gracias por su ayuda….”

“No tienes que decir nada. Las heridas superficiales se han curado, pero aún quedan daños. Prepararemos comida para que puedan recuperar sus fuerzas.”

¿Estos son todos?

Afortunadamente, nadie murió.

Luego de que descansen y coman, podrán tener la fuerza suficiente para regresar a sus respectivos hogares.

“Mi Lord, encontré una habitación con una cama.”

“Gracias. Kaede, llevémoslo allí.”

“Sí.”

Siguiendo las indicaciones de Frau, se dirigieron a un lugar donde los soldados podrían descansar.


Han pasado cinco días desde que llegamos al fuerte.

Gracias a la cama caliente, la comida y las vibraciones curativas del arce, las fuerzas de los soldados se recuperaban rápidamente.

Algunos de ellos ya se han recuperado por completo y están ayudando en el mantenimiento del fuerte.

“Está volviendo a nevar.”

Mientras hago guardia en el muro exterior, un esponjoso copo de nieve revolotea sobre mi cabeza.
Panda, que había asomado la cabeza por una rendija de mi capa, miraba la nieve con curiosidad.

Últimamente me he escondido mucho en mi capa.

Y eso a Frau, que siempre estuvo a su lado, no parece estar contenta.

“Toru-Sama, le he traído un poco de té.”

“No es necesario adjuntar el [Sama]”

“¿Estás bromeando? Le debo mi vida. No puedo llamarle de forma tan irrespetuosa.”

“Bueno, está bien. Puedes llamarme cómo quieras, y gracias por el té.”

Le di un sorbo al té.

El hombre que parece ser el comandante de la unidad se sienta a mi lado.

“¿Te irás de aquí cuando nos recuperemos?”

“Bueno, ya he mandado llamar al general. Seguro que pronto llegarán los refuerzos.”

“¿Podrías considerar mi propuesta de nuevo? Por favor. Estoy seguro de que te recibirán con los brazos abiertos. Y si no resulta ser así, haré algo al respecto.”

Ayer los guardias hablaban de si debería convertirme en el héroe de su país. Puede que intenten devolverme el favor por haberlos rescatado, pero es una idea que no me encanta.

Cómo he dicho antes, no me gusta destacar en lo absoluto.

No soy el tipo de persona que puede llevar la carga de ser un héroe o una figura heroica.

Quiero vivir una vida sencilla y libre sin estar atado a nada. Así que no puedo aceptar su propuesta.

“Mi respuesta de ahora es la misma de ayer. Aprecio que quieran hacerlo, pero no puedo aceptar la oferta.”

“…Ya veo. Lo siento mucho.”

“Oh, ya ha regresado.”

Pude ver a Chupi en el cielo acercándose a nosotros.

El pajarito me encontró y se quedó en la pared exterior. Chupi repitió con las palabras que había recibido.

“Hola, soy Gio. Muchas gracias por salvar a nuestros soldados. Haré que un grupo de nuestros soldados vaya de inmediato a ayudarlos. Oh, espera, ¿este animal va a grabar el mensaje? Qué criatura más fascinante, y es muy linda.. Uhmm. De todos modos, Su Majestad ha dicho que te recompensará por tus actos. Me gustaría que vinieras al palacio.”

Ahí acabó el mensaje.

Ordené a Chupi que fuera a la capital de los elfos oscuros y transmitieran un mensaje por mi al General Gio pidiendo apoyo para los soldados. La misión fue todo un éxito.

Chupi fue demasiado inteligente para entregar este mensaje, a pesar de que sólo le mostré un mapa por donde debe dirigirse y no conoce estas tierras.

Le di una palmadita en la cabeza y seguidamente se fronto en mí.

Podría haber utilizado los pergaminos de mensajes, pero quería conservarlos porque su número era limitado. Además, es genial que haya podido poner a prueba las habilidades de Chupi aquí.

“Kyu~”

“Chupi, chupi”

Panda tiene una mirada de frustración, pero Chupi se limita a mirarlo y lo ignora.

Al parecer no le agradó lo que acaba de hacer Chupi. Así que volví a meterla en el sello y me puse de pie.

“¿Qué puedo hacer por usted, Toru-Sama?”

“El general dijo que un grupo de soldados vienen en camino a recogerlos. Y aquí tienen comida, refugio y armas. Podrán aguantar aquí hasta que ellos lleguen.”

“Entonces, ¿ya se irá?”

“Sí. Oh vamos, no me mires así, te dejaré con un compañero de confianza por si acaso.”

El soldado inclinó su cabeza.


“Tengan mucho cuidado en su viaje.”

“Ustedes también.”

Los soldados que vinieron a despedirse se arrodillaron.

“Nos has salvado de un gran peligro. Nunca olvidaré este favor. Un día te lo pagaré.”

“Está bien, no será necesario hacer eso.”

Agité la mano y salí del fuerte.

Dejé a Chupi y a Rosuke cómo guardias por si algo llega a suceder. Y cómo tengo un contrato con ellos, sabrán en dónde estamos y se pueden reunir con nosotros luego.

“Más adelante queda la aldea del lobo blanco. Espero que esté a salvo.”

“Ciertamente estoy preocupado, especialmente considerando el objetivo de Rudra.”

“Guerra…”

Estuvimos recibiendo información de los demonios gracias a los elfos oscuros que sobrevivieron en ese lugar.

El objetivo de Rudra es expandir su arsenal bélico.

Quiere incorporar a sus filas a los elfos y elfos oscuros para destruir la existencia de naciones que están orgullosas de su poder en este continente.

Parece que esto es parte de la razón por la que el Rey Espíritu fue neutralizado.

Y los soldados especularon que la razón por la que construyeron el fuerte era para invadir Jornen.

“Parece que el asentamiento de la tribu de los lobos blancos está en un lugar difícil de encontrar, pero la mano de Rudra no está necesariamente fuera de su alcance.”

“Es cierto. Deberíamos apresurarnos un poco.”

Las Bestias Celestiales son una raza poderosa.

Si los demonios llegaran a enfrentarlos, serían derribados con facilidad.

Pero siempre hay una posibilidad de que no sea así.

Puede que todavía están luchando contra la tribu de los demonios.

“¡Mi Lord, he encontrado un pueblo allí!”

Frau regresa después de explorar desde el cielo.

Panda se asoma por la capa  y vuela hacia Frau.

“Muéstrame el camino.”

“Sí, mi lord”


Fuera de la carretera y en las profundidades de las montañas.

Allí había un pequeño pueblo. Había muchos edificios antiguos de ladrillo y la gente parecía vivir la misma vida que antes.

Todos los humanos que vemos son tribus de lobos.

Muchos de ellos nos miran fijamente como si observaran algo inusual.

Los que más rápido reaccionan son los niños.

Son jóvenes y curiosos, y nos siguen.

“Maestro, ¿qué hacemos ahora?”

“Tenemos que encontrar a alguien que sepa sobre el lobo blanco.”

“En un caso así, lo más rápido es preguntar al jefe.”

“Eso es cierto.”

Pero no sé dónde está ese jefe.

Le preguntaría a alguien, pero saldría corriendo antes de que pudiera hacer alguna pregunta.

El ambiente es poco acogedor para los viajeros.

“Oye, ¿de dónde eres?”

“¿Hmm?”

Se me acercó un chico cubierto de raspones.

Su cara era muy arrogante y tenía una sonrisa de satisfacción.

Detrás de él había muchos niños similares, todos con orejas y colas de lobo negras o marrones.

“Quiero ver al Lobo Blanco. ¿Conoces a alguien así?”

“Oh, así que estás aquí para ver al Lobo Blanco. Eres un extraño inusual.”

“¿Lo conoces?”

“No lo sé. Incluso si lo hiciera, no se lo diría a un débil humano.”

Los niños comenzaron a reirse.

“No perdonaré que un niño le hable así al maestro… ¿Frau-San?”

Kaede saca su abanico de hierro, pero Frau la detiene con la mano.

Y el cuerpo parpadea ligeramente.

Oh no, está chica hará una estupidez.

Frau y yo cerramos los ojos tras saber lo que pasaría.

“¡Destello del hadaaaa!”

“¡¡Gyaaaaaaaaaa!!”

Una luz cegadora se generó en el cuerpo de Frau y  los niños se revolcaron en el suelo mientras se tapaban sus ojos.

Tal vez se estaba conteniendo, ya que el brillo era más débil que cuando lo uso por primera vez.

Pero aun así, la luz fue lo suficientemente fuerte para paralizarlos.

“¡Este es su castigo por burlarse del Lord de Frau! ¡Él es una gran persona, y muy inteligente! ¡Así que tengan más respeto por él, pequeños monstruos!”

“¡Callate rata con alas! ¡Maldición, no puedo ver!”
Sentí una extraña presencia sobre mi, volví mis ojos hacia los alrededores y los adultos estaban enojados.

Estaba completamente rodeado y no paraban de gruñir.

Piensan que hemos atacado a los niños.

“Guur!”

El hombre acortó rápidamente la distancia y blandió sus afiladas garras.

Me agaché justo a tiempo, y casi al mismo tiempo le hice rodar con el pie.

“¡Cómo te atreves!”

“¡No dejes que salgan vivos de aquí!”

“¡Mátalo! ¡Mátalo!”

Fue entonces cuando todos los residentes se lanzaron sobre mí a la vez.

No quiero que salgan heridos si puedo evitarlo. Y luego no podremos obtener la información que necesito si luego tenemos malos entendimientos.

Kaede, Frau y Yo esquivamos el ataque y nos limitamos a esperar a que se cansen y detengan sus manos.

“¡Deténganse!”

Una voz emanó de algún lugar, y los habitantes dejaron de moverse.

Había un joven en el aire.

Bajó de un salto y agitó la mano para hacer retroceder a los habitantes.

“No eres de estas tierras. ¿Qué te trae por aquí?”

“Oímos que había un lobo blanco aquí.”

“¿Quieres ver a nuestro dios?”

En cuanto escuchó el nombre de Lobo Blanco, los ojos del joven se agudizaron.

El aire estaba tenso, y se filtraba un espíritu asesino.

“Esta persona es-”

“Espera.”
Kaede intentó revelar mi identidad, así que la detuve.

Que veneren al lobo blanco no significa necesariamente que den una grata bienvenida al hombre dragón.

Es mejor analizar la situación en lugar de provocarlo innecesariamente.

“Sean cuales sean tus intenciones, no puedo pasar por alto el hecho de que estás haciendo daño a mi gente.”

“Te equivocas. No le hicimos daño a nadie.”

“…Obi. Explicanos.”

“Eh”

Un hombre con una máscara de lobo aparece por detrás de un edificio.

Me sorprende la poca señal que veo de ellos.

“Lo he visto todo, y no percibo ninguna hostilidad en las acciones de estas personas,  y el acto que comenzó todo parecía ser sólo una distracción.”

“Ya veo. Los aldeanos se equivocaron.”

“Además, puedo decir que son muy capaces. Es toda una hazaña evitar que alguien resulte herido contra una docena de adultos de este pueblo.”

“Entiendo la situación. Ahora regresa.”

El hombre llamado Obi desaparece.

“Siganme.”

El joven nos guió dentro del pueblo.

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!