La ciudad estaba llena de vida

Aunque era cerca de la medianoche, las luces brillaban intensamente y los elfos oscuros que estaban somnolientos durante el día, en la noche eran completamente diferentes. Los aventureros también van a trabajar uno tras otro.

“Todo es tan diferente de noche.”

“Eso es lo que he dicho. Además, podemos ver mejor de noche y nuestros sentidos son más sensibles por la noche, así que no hay necesidad de estar activos a una hora del día que no nos gusta.”

“Es cierto, pero hay más criaturas que están activas durante el día.”

“¿Se refiere a la protección de la ciudad? Eso no es un problema, hay gente como yo que ajusta su tiempo de actividad. Los demás estamos dormidos, pero la mitad de nuestros cerebros están despiertos.”

Después de todo, sí son diferentes.

Frau quien se encontraba bebiendo alcohol en la mesa, exhaló.

“El vino de frutas de esta ciudad es bueno. Aunque no supera el hidromiel de mi aldea.”

“Está muy delicioso, pruebalo, Maestro.”

“Gracias.”

“Hehe.”

Quizá esté un poco borracho, pero Kaede reacciona como un niño ante un cumplido.

Le di un sorbo y me di cuenta que tiene un alto contenido de alcohol. Es mejor no dejarle beber demasiado.

“¿Hay algo interesante qué ver cerca de aquí?”

“Una mazmorra, aunque es algo diferente, ya que es un laberinto sobre el suelo.”

Oh, eso es interesante.

Sólo he estado una vez en una mazmorra en la superficie, pero fue una emoción diferente a la del tipo subterráneo.

No es mala idea probarlo mientras hacemos turismo.

“¿Ya lo han atravesado?”

“No es el lugar más difícil del mundo para atravesar, pero  nadie lo ha completado en 20 años.”

“Quiero ir mañana a ese lugar, ¿podemos ir?”

“No te preocupes. Estaré allí para apoyarte en cada paso del camino.”

Ultina colocó con confianza su puño ligeramente contra mi pecho.


“Maestro~ Maestro~”

“¿Quieres agua?”

“Si si”

Volví a la posada y entré en la habitación con Kaede, cuya cara estaba en llamas.

En su estado de embriaguez, me rodeó el cuello con sus brazos y olió la zona de mi cuello una y otra vez.

Sonreía felizmente y aplanaba sus orejas de zorro.

El vino de frutas es demasiado apetecible, por lo que acabas bebiendo demasiado. Me dolió ver que ignoraba el alto grado de alcohol.

“Kaede es todavía una niña, ¿no? No puede emborracharse así.”

“Frau-San, por favor, no sigas.”

“¡¿Por qué usas el [san]?”

“………..”

“Es gracioso, Frau de repente se emborrachó ~”

Desvió la mirada a la vez que dijo; “me iré a acostar.”

En mi mente, vi a Frau bebiendo una deliciosa bebida directamente de la botella de sake

“Maestro~, te amo~, siempre estaré contigo~”

“Yo tambien estaré para siempre contigo, ahora duerme.”

“Maestro~, estaremos juntos~”

“Sí, lo estaremos.”

“Hehehe~”

La tumbé en la cama y la tapé con las sábanas.

Mientras me sentaba en una silla cercana, Kaede extendió la mano y me la cogió.

Luego se lo frotó en la cara.

“El aroma del Maestro~, es mi aroma favorito~”

“Estás muy ebria.”

“Kyu…”

Tanto Frau cómo Panda se quedaron sorprendidos.

Esto es lindo.

Me gustaría ver a mi linda esclava ebria de vez en cuando.

Es un largo viaje que estamos teniendo. Supongo que está bien que se libere un poco.


“Uhh~”

Kaede sostuvo su cabeza. y su ceño se arrugó.

Estaba padeciendo una resaca.

“¿Estás bien? Si crees que no puedes salir, eres libre de quedarte.”

“No hay problema. He bebido mucha agua, y también…”

Kaede giró su cabeza y se quedó mirando a Frau.
“Uhm”

“¡¿Kyu?!”

“No voy a vomitar encima de Panda. Pero déjame recostarme un rato más… Ugh.”

“¿¡Kyuuuuuu!?”

Frau se tumbó encima de Panda, cómo si tuviera un aspecto a punto de morir.

Luego de que anoche trajera a Kaede, Frau me rogó a que visitaramos otro bar.

Allí bebió mucho, y por eso está en ese estado.

Yo me detuve cuando sentí que llegué a mi límite.

“¿Acaso tienen resaca? Estamos a punto de ir a la mazmorra y si no nos recomponemos, moriremos.”

“Lo siento. Haré todo lo posible para no ser un estorbo.”

“No es un problema, porque lucharé por las dos. Kaede y Frau, si sienten que no pueden hacerlo, por favor diganmelo y tomaremos un descanso.”

“Maestro~”

Los ojos de Kaede se humedecieron.

Bueno, no está enferma.

Estará bien para el mediodía.


Había una mazmorra a tres horas de la ciudad.

Se le conoce comúnmente como el “Laberinto del Jardín de las Flores”.

Es una mazmorra sobre el suelo formada por paredes de árboles como un seto.

No es como las mazmorras subterráneas en las que la estructura interna cambia con el paso del tiempo. Es habitual escuchar que un mapa de hace un mes no sirve para nada luego de ese tiempo.
Según Ultina, la estructura interna de este lugar cambia a su propia libertad cada semana, y el nivel de dificultad es apenas superior al medio.

“El interior acaba de ser cambiado, así que tenemos una semana para completarlo.”

“¿Esta vista no es reveladora?”

“No, lo que quiero mostrarte es lo que está por delante. En el laberinto del Jardín, hay una zona con hermosas flores, y es realmente espectacular. Llevo mucho tiempo queriendo verla, pero aún no he podido encontrarla.”

¿Una zona fantasma en la parte trasera de la mazmorra?

Es romántico en cierto modo. Me da curiosidad.

“No se puede entrar desde arriba.”

“Hay un muro invisible en la parte superior, por lo que no se puede entrar y salir. Esto es lo que dijo el hombre que vivió la preciosa experiencia de caminar por encima de la mazmorra.”

Ultina entró a la mazmorra mientras decía: “aquí vamos.”

Estaba a punto de caminar cuando alguien agarró por el dobladillo de mi camisa y me detuvo en seco.

“Espere un poco, por favor.”

“Está bien, esperaré el tiempo que necesites.”

“¡Gracias!”

La expresión de Kaede se iluminó en su rostro.

“Kyu.”

“Aaaaaah…”

Por otra parte, Frau seguía medio muerta encima de Panda mientras que ella la torturaba con ruidos.


Llevamos una hora desde que entramos al lugar.

Frau seguía muerta encima de Panda.

Kaede está usando vibraciones curativas y se está recuperando poco a poco. A la vez Kaede usa su magia de curación para hacer que Frau se recupere, pero parece que el alcohol le afectó demasiado.

“Deee!”

Ultina corta al demonio por la mitad con su hacha de una mano.

Además, los enemigos que se acerquen por detrás serán mordidos y asesinados por un “wanger”, una criatura parecida a un perro que invocó Ultina.

Esto explica por qué es capaz de completar misiones en solitario.

Al utilizar magia de invocación conjuntamente, ha establecido un método de lucha en el cual puede defenderse mientras ataque.

El wanger parece una combinación de un lagarto y un perro.

Movía la cola después de que Ultina le acariciara la cabeza.

“Lo has hecho bien. Voy a necesitar un poco más de tiempo.”

“Nya.”

Espera, ¿por qué suena cómo un gato?

Y se está lavando la cara con las patas. Ya ni siquiera estoy seguro de qué clase animal sea.

“¿Qué te parece mi estilo de lucha?”

“Estoy sorprendido. ¿Puedes invocar más bestias?”

“Puedo, pero eso requeriría tener que mantenerlo por mucho tiempo, y ya estoy en mi límite. A veces es necesario estar consciente hasta donde puedes llegar.”

Sí, tiene razón.

Estoy tentado a pedirle que me enseñe las otras bestias que puede invocar. Pero no creo que pueda realizar ese tipo de petición debido a nuestra falta de confianza.

Además, es una forma de saber que trucos tiene bajo la manga.

Sin embargo, es una buena guía, es alguien en quien se puede confiar.
Dado que voy a necesaritarla por un tiempo más, creo que será lo suficiente para crear una solida relación de amistad y que me muestre sus otras bestias.

“Nya”

“Muy bien, buen chico.”

El wanger frotó su cabeza en mis pies, y le di unas palmadas en la cabeza.

Se ve rudo, pero es tierno.

“Es raro que un wanger se sienta atraído por alguien que no sea el invocador. Desde la primera vez que te conocí supe que había algo diferente en ti a los humanos que conocía.”

Ultina comenzó a sentir curiosidad por mí y se acercó a mi rostro.

Pero Kaede se interpuso.

“No te acerques más de lo necesario.”

“Fufu, ¿acaso estás celosa?”

“¡Te equivocas!”

“No tienes nada de que preocuparte, no pienso intentar nada. Él no es mi tipo.”

Ultina se dió la vuelta y siguió caminando hacia adelante.

“Ugh… Ugh…”

“¡Kyui! ¡Kyui!”

La demacrada Frau extendía su mano temblorosa  hacia nosotros.

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!