Tomamos rumbo a las tierra sagrada.

“¡Heeeeeeee! ¡Estoy encima de un Behemoth!”

“Mi lord, ¿por qué ha traído a Jessica?”

Frau no estaba contenta.

Probablemente sea porque Jessica, que va conmigo, hace demasiado ruido.

Entiendo cómo te sientes, pero no me mires así. No podíamos llegar a este lugar por nuestra cuenta.

Además, Jessica estaba encargada de vigilarlos, si la dejábamos atrás, seguramente la castigan por ello.

Además, estaba rogandome venír aquí con lágrimas en los ojos, y tambien le debo lo de la habitación.

“Creo que ya no podré casarme.”

“¿Acaso hay alguna regla de no poder hacerlo si te montas en un Behemoth?”

“Guuuh….”

Bechjiro chirría con tristeza.

“Maestro.”

“Sí, lo veo.”

En el horizonte se veía una ciudad de la que salían múltiples columnas de humo negro.

“Parece que están siendo atacados por un monstruo.”

“Vamos a salvarlos.”

Mientras montamos en el behemoth, nos apresuramos a entrar en la ciudad.

Lo que asolaba la ciudad era una criatura gigante parecida a un gusano.

Tiene una boca en la cabeza con una fila redonda de dientes afilados.

“¡Eeeh! ¡Es uno de los secuaces del dragón!”

“Ustedes dos,  busquen si hay heridos, yo me encargaré del monstruo. Jessica, quedaste con Bechjiro.”

“Sí, mi lord” “¡Entendido!”

Bechjiro comenzó a correr y saqué la espada de mi espalda para enfrentarme al monstruo.

Jaaa!

Un destello de luz brillo por el lugar, en un abrir y cerrar de ojos, había cortado por la mitad al monstruo.

La lombriz de tierra sufre calambres y pronto deja de moverse.

Me pregunté qué tan fuerte era porque estaba bajo el control del dragón malvado, pero era increíblemente débil.

“¡Wow, Nii-chan es un humano!”

“No sé quién eres, pero gracias.”

“¡Oigan! ¡Tenemos un humano increíblemente fuerte aquí!

“Esa vaca es muy grande.”

Los habitantes se reúnen y nos rodean a mí y a Ichiro.

Por cierto, Ichiro está disfrazado para parecer una gran vaca.

“¡¡Gyaoooooooo!!”

El segundo secuaz del dragón malvado sale del suelo.

¿Había otro?

El gran gusano retuerce su cuerpo y viene hacia mí para tragarme entero.

Ya sé de lo que son capaces.

No es necesario esquivarlo.

Volví a balancear mi espada, y lo apunté hacia el monstruo. Di un golpe hacia abajo en el aire, y el monstruo se estrelló contra el suelo a la vez que se retorcía.

“¡Whoo-hoo! ¡Acaba de asesinar al segundo! ¡El gran gusano no es nada comparado a Toru!”

Por lo que he oído, son tres monstruos.

“Eres un humano muy curioso.”

“Para nada. Incluso el héroe puede derrotar a uno de estos.”

“¿Quién es usted?”

“¿Eh? ¿Quieres saberlo? ¡Somos la Brigada Romántica! ¡Toru-Sama y sus compañeros son increíbles! ¡Incluso montan Behemoths Hueeeeh!?”

Frau rápidamente pateó a Jessica que casi dice algo peligroso.

“¿Behemoth?”

“Lo siento, pero tenemos prisa.”

“Oh, ya veo…”

“¡Adiós!”

Salimos de la ciudad rápidamente.


La magia de Kaede congela al gusano gigante.

Rápidamente, Frau lo rompió con su martillo.

Mientras observaba los trozos de carne destrozados, guardé mi gran espada en su funda.

“¡Han matado al tercero! ¡Hurra, hurra, hurra, Huggh!”

“Eres ruidosa.”

Frau golpeó ligeramente el cuello de Jessica, haciendo que se desmayara y la tira en la espalda de Bechjiro.

“Huh. Supongo que ahora hemos derrotado a todos sus hombres.”

“Eso parece.”

“El último parecía querer matar a Frau.”

Los dos primeros que matamos estaban en la ciudad.

Pero el último estaba en un prado vacío, y claramente nos estaba siguiendo.

Supongo que eso significa que el malvado dragón nos ha encontrado.

“¡Puedes lograrlo, Maestro!”

“G-Gracias…”

“Por favor, déjame curarte.”

Kaede tira de mi brazo y se da palmadas en sus piernas.

Sin embargo, no me siento cansado.

Pero no podría negarme en apoyarme los muslos de Kaede.

Coloqué mi cabeza en ellas, y automáticamente una sonrisa apareció en el rostro de Kaede. Seguidamente comenzó a acariciar mi cabeza.

Se siente bien, y mis párpados se vuelven pesados.

“A partir de ahí, es tierra sagrada. La entrada no autorizada es un delito.”

“¿Qué es ese árbol tan grande que puedo ver desde aquí?”

“El Árbol del Mundo. No sé mucho sobre él, pero he oído que es uno de los más pequeños.”

“¿Quieres decir que hay otro?”

El Árbol del Mundo, un nombre que nunca había oído, pero que me intriga.

Me encantaría verlo de cerca.

Seguimos el camino y llegamos a una puerta de piedra, y aquí también hay un caballero que parece un guardián.

Sin embargo, a diferencia de los anteriores, tienen un ambiente extraordinario.

“Somos los caballeros que protegen la tierra sagrada. Los que no tienen permiso de estar aquí deben irse inmediatamente.”

“Este no es un lugar para que entre un humano.”

“Si necesitan una prueba de mi valor, aquí la tengo.”

Saqué el collar del bolsillo y se lo mostré.

““La insignia de la familia Birfrell””

“Y también tengo esta carta.”

Le entregué la carta de Yabai al guardián.

Se miraron las caras y luego ojearon la carta.

“El antiguo alquimista de la corte, el maestro Yabai, dio su permiso.”

“¡Si alguien así se ha tomado la molestia de darle permiso para visitar… Entonces le pido perdón! Por favor, siga adelante.”

Los dos caballeros nos abrieron fácilmente el camino.

El caballero observa al Behemoth mientras decía: “Es una vaca muy grande.”

Espero que no lo miren por mucho tiempo, parece raro y sospechoso.

Luego de cruzar la entrada, entramos en la tierra sagrada.


Se dice que en la tierra sagrada de Petardaus, hubo una vez una ciudad de una raza antigua.

Tras la desaparición de la antigua especie, los elfos tomaron este lugar y fueron aumentando su poder hasta la actualidad.

“Nunca había visto un árbol del mundo. Es muy grande.”

Edificios de piedra en decadencia se alineaban en las calles por todas partes, y en la distancia había enormes árboles de más de cien metros de altura.

No creo que esto pueda calificarse cómo “pequeño.”

Jessica nos dijo que estos árboles fueron plantados aquí por los primeros elfos que llegaron a estas tierras.
No sé cuánto tiempo ha pasado desde la fundación del país, pero es una especie longeva, los elfos, así que no pueden haber pasado mil o dos mil años más o menos.

Thump, thump, thump, thump

La tierra tiembla violentamente, y gruesos objetos en forma de tentáculos salen volando del suelo con gran fuerza.

Su largo cuerpo formaba un arco y se dirigía hacia nosotros, ¡destrozando edificios!

¿Es el dragón malvado?”

“¡¡Gyoooooooooooooo!!”

Al igual que sus subordinados, el dragón malvado tiene la apariencia de un gusano.

Abrió su gran boca, goteando mucosidad, y nos amenazó desde una posición elevada.

“Hueeeeh! ¡Nos va a comer! ¡No debía haber venido aquí!”

“Chupi, Kuratan, protejan a Jessuca.”

Llamé a mis bestias y las puse en guardia.

“Maestro, parece ser un monstruo llamado Gusano del Diablo.”

“Es muy desagradable. Mi piel hormiguea como cuando luché contra el Señor de los Demonios.”

Este dragón malvado también emitía un aura similar a la armadura que usaban Sain y Lisa.

Numerosos ojos comenzaron a extenderse por el cuerpo del gusano.

La mucosidad que gotea constantemente es tan resbaladiza que si se enreda inhibirá su movimiento.

“Prepárense, creo que va atacar.”

Goooh

El fuego torrencial liberado por el gusano se dirigió hacia nosotros.

Con un leve movimiento de mi gran espada, las llamas se cortaron en dos.

“¡¿Goo?! ¡Estupido! ¡Eso es imposible!”

“¡¿Puedes hablar?!”

“Héroe, matar al héroe.”

“No, no soy el héroe. Sólo soy un guerrero.”

El Gusano del Diablo puso una cara que parecía querer decir: “Claro que no.”

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!