La mujer seguía dormida en la cama.

Dadas las circunstancias, diría que es de tierras lejanas.

Y es una elfa.

Seguimos esperando que se despierte.

“…….?”

“Así que despertaste.”

“¿Donde estoy?”

“En la enfermería.”

La mujer se despertó de golpe.

Parecía estar mirando a su alrededor, tratando de evaluar la situación.

Por cierto, actualmente lleva una camiseta y medio pantalón.

Estaba empapada, así que Kaede y Frau le hicieron cambiarse de ropa.

Inmediatamente notó una sensación de malestar, se tocó el cuerpo y se enteró de que no tenía su equipamiento.

“No te preocupes, tu equipamiento y ropa se estaba lavando, dentro de unas horas debería estar seca. Deberías beber agua. Los médicos estaban preocupados de que estuvieras deshidratada.”

Agarré una jarra con agua y la vertí en un vaso.

“Ten, bebe.”

“Gracias.”

La recibió con temor, miró el agua en el vaso, la observó durante un rato y luego se la bebió de golpe.

Luego, como si finalmente recordara su deshidratación, comenzó a beber varios vasos de agua.

Me pregunto cuánto tiempo debió haber estado en la deriva, estoy seguro que no fue más de dos días.

“Fuh, me siento satisfecha.”

Seguidamente la mujer intentó quitarse la ropa.

“Oye, espera un minuto, ¿¡qué estás tratando de hacer !?”

“Agradecerte por lo que hiciste.”

“¡Pero no te quites la ropa!”

Seguía decidida a quitarse la ropa, así que la agarré y tiré de ella para detenerla.

“¡Suéltame! ¡Tengo que recompensarte por lo que has hecho conmigo!”

“¡Con un simple gracias basta! ¡No es necesario hacer eso!”

“¡No es suficiente! ¡Es una tradición de mi clan hacer esto! ¡Así que no me rechaces!

¿Qué pasa con esta mujer?

“Maestro, el almuerzo está listo…”

Kaede entra en la habitación en un momento inoportuno.

Nos miró y sus lágrimas comenzaron a brotar.

“Maestro, si quería hacer eso, pudo haberlo dicho, estaré complacida de hacer cualquier cosa por usted…”

“Kaede, no es lo que tú crees, esta chica está loca, no me escucha y quiere quitarse la ropa.”

Le expliqué la situación a Kaede mientras sostenía la ropa de la mujer.

Pude convencerla y me ayudó a controlar a la mujer que quería quitarse la ropa.

“Disculpe, me sorprendió que algunas personas no estuvieran contentas con la tradición de nuestro clan.”

“¿Qué clase de tradición es esa?”

“Me arrodillo desnuda delante de mi salvador.”

“Ya veo… No es necesario hacerlo.”

Hay algo más importante que necesito preguntarle.

Nos sentamos en sillas y escuchamos la historia de cómo acabó en la deriva del mar.

“Soy Mónica, hija del Marqués de Birfleur, Señor de Sinus. Por favor, no dude en llamarme Mónica de forma amistosa.”

“Entonces… ¿Por qué estabas en la deriva del mar, Monica?”

“El barco donde estaba fue atacado por un Kraken mientras buscaba unas ruinas submarinas. Estamos muy alejados de un área segura, y acabe en medio de la nada entre los escombros del barco.”

Kaede y yo intercambiamos miradas.

Sabía que era alguien del mundo exterior.

Teniendo en cuenta la posición geográfica en la que estábamos, su historia podía ser cierta.

“Hubo otros sobrevivientes además de mi…?”

“Lo siento. Todavía estamos tratando de averiguar si hay otros marineros a bordo.”

“Así que murieron…”

Pensando que deberíamos dejarla solo por ahora, salimos de la habitación.


“Es una pena.”

“No hay nada que pudiéramos haber hecho, lamentablemente no encontramos a nadie más.”

Mientras caminaba por el pasillo, intercambié palabras con Kaede.

Hablé con ella para asegurarme de que estuviera bien, y no parece ser una mala persona.

Si resultaba ser un problema, tenía pensado meterla en una celda.

Pero eso no será necesario.

“¿Te gusta esto?”

“Kyu”

“¿Eh? Si tanto te disgusta, lavate tu sola.”

“Kyu, kyukyu!”

“¿Que me calle y siga en silencio? ¡Te voy a mandar a volar.”

Escuché gritos en la cubierta.

Estaba Frau lavando a Panda en una bañera.

Cerca de ella en otra bañera estaban Chupi y Kuratan. De repente, sentí otra presencia y volví los ojos.

“Luvue-Sama, debe hablar conmigo rápidamente. Nuestro tiempo es limitado.”

“En otro momento. Waaah! Qué linda es la hada que acompaña a Toru-Dono, también sus animales, son muy bonitos. Trataré de hacerme sus amigas, hay que escribir eso en el diario de investigación. “

“Cómo ya le he repetido muchas veces, por favor, escriba sus asuntos personales en su diario. Estos datos son innecesarios en el diario de investigación.”

Desde detras de la torreta, Luvue y el vicecapitan estaban viendo a Frau y las bestias a las distancia.

Supongo que no tienen nada más que hacer.

Por ahora su trabajo está detenido debido a que no hay mucho que hacer en el barco, así que hasta que lleguemos a tierra firme, no hay nada más que hacer.

Luvue se acerca a Frau.

“Ho-Hola, Frau-Dono.”

“¿Tú eres la chica que hace investigaciones?”

“Sí, soy Luvue, y Frau es un hada, ¿verdad?”

“Veo que eres muy observadora.”

“Um, sí, eso… ¿Quieres ser mi amiga?”

Eso fue muy incomodo.

Además está en una posición cómo si quisiera lanzarse sobre Frau en cualquier momento.

“Entonces ayudarme a lavar a esos chicos.”

“¿Yo?”

“Sí, ven aquí.”

En el momento que Luvue toca a Panda, su cuerpo tembló.

“¡Increíble! ¡Finalmente he tocado a una de las bestias de Toru-Dono! ¡Vicecapitan, mirame! Desde ahora también soy una de las bestias de Toru-Dono.

“Luvue-Sama, por favor cálmese y piense bien en las cosas que está diciendo.”

“EH… Estaba tan emocionada que expresé mi más oscuro deseo.”

Frau se quedó paralizada mientras veía a Luvue.

Kaede y yo volvimos al interior de la nave.

“Es una chica muy extraña.”

“Creo que no es una mala chica, podría ser peor, cómo alguien egoísta que quiera apoderarse de la nave o algo así.”

Nos dirigimos a la cafetería para almorzar.


“¿Esto es sashimi?”

El bacalao que pesqué estaba muy bien procesado y servido en un plato.

En la cafetería, otros marineros también estaban comiendo, y el ambiente era agradable y cómodo.

“Sin embargo, algunos humanos tienen mareos severos e incluso frente a las comidas, tienen la cara pálida y no se mueven en absoluto.”

“Por supuesto, algunos de ellos son miembros del equipo de investigación.”

Tienen un aura de ser zombies vivientes.

Me daba tanta pena que no podía ni mirarlos.

“Oh, esto es bueno.”

Le eché una pizca de sal al sashimi.

Es ligeramente salado y crujiente.

Estaba fresco y no estaba mal comerlo crudo.

Cuando terminé de comer, una emisión resonó en la cafetería.

“Maestro Thor, por favor preséntese en la sala de control inmediatamente.”

Esa es la voz del capitán.

Me pregunto si algo va mal.


“Vi un enorme monstruo a pocos kilómetros de distancia.”

El informe del capitán me puso nervioso.

Al parecer, mediante la vista y los detectores, encontraron algo que obstaculiza nuestro camino.

“¿No podemos evitarlo?”

“He cambiado de curso dos veces, pero cada vez que lo hago, sigue estando en nuestro radar, creo que nos está siguiendo.”

“¿Cuál es el enemigo?”

“El kraken.”

Un monstruo marino de cuerpo blando.

Quizás fue el mismo Kraken que atacó el barco de Mónica.

“Prepárense para atacar.”

“¡Entendido! ¡Preparen las armas!”

La sala de control se vuelve ajetreada.

Las bocas de los cañones en la cubierta se activan y se bloquean en posición de ataque.

Saqué mis binoculares y miro el horizonte desde la sala de control.

“Prepárense para una coalición.”

“¡¿Qué?!”

De repente, la superficie del mar estalló en una columna de agua.

La enorme boca del Kraken apareció delante de nosotros.

De pronto algo salió detrás del Kraken. Un cuerpo grueso y resistente con escamas azules que cubren todo el cuerpo.

Era un dragón de agua.

Desconozco su tamaño, pero parece que solo la cabeza debe medir más de 10 metros.

Nunca había visto algo cómo esto.

El dragón se abalanza encima del Kraken y se lo traga un bocado.

Luego de tal hazaña, dirigió su mirada al barco.

Su mirada fue lo suficiente para ponerme los pelos de punta.

Tenía una intención asesina.

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!