Cinco meses han pasado desde que entré a la Academia, sin contar los tiempos que estuve ausente por las vacaciones de verano.

-¬°Imposible…! ¬°¬ŅEn serio lograste entrar en Noblesse?!

Detrás de un gran escritorio, Konoe R. Chika exclamó con una expresión de asombro. Me encontraba en el despacho de la presidenta de Noblesse. Aquí es donde Konoe-san realiza sus trabajos de oficina y papelería. La decoración era muy sencilla, en el lugar había un escritorio donde había variedad de lápices, bolígrafos, marcadores y todo tipo de objetos para la escritura, además de un ordenador portátil. En el resto de la habitación había una estantería, un hervidor eléctrico, y una mesa de té.

Konoe-san estaba observando el papel con mis resultados.

-Cuando entraste en la escuela, estabas casi al final, en el puesto 264. Desde entonces, tus notas no han hecho m√°s que mejorar, y a una rapidez asombrosa… El otro d√≠a, despu√©s de las vacaciones de verano, quedaste tercero en la prueba y cumpliste los requisitos para entrar en Noblesse.

-No sólo estudiaba cuando llegaba a casa. Incluso lo hice durante las vacaciones escolares. Pasé más de 14 horas al día en mi habitación estudiando, todo por cumplir con este objetivo.

-Igual que los estudiantes en √©poca de ex√°menes…

Gasté la mayor parte de mis ahorros contratando a un hábil profesor particular. Fue duro y estricto, pero aprendí mucho de él, y todo fue gracias a las agallas que cultivé con el béisbol. Mientras me perdía en mis pensamientos. Konoe-san dirigió sus fríos ojos azules hacia mí.

-¬ŅNo saliste con tus amigos durante todas las vacaciones?

-No tengo amigos en la escuela.

-Um… Ya veo…

Despu√©s de lo que ocurri√≥ aquel fat√≠dico d√≠a con el esti√©rcol, mis compa√Īeros no dejaban de burlarse m√≠, c√≥mo era de esperar. Cada vez que iba al ba√Īo me dec√≠an cosas como: ‚Äú¬°Hey, Makihara! ¬°No te vayas a caer en el retrete!‚ÄĚ Y muchas cosas de ese tipo.

No hice m√°s que ignorar todo ese tipo de comentarios y burlas, lo que provoc√≥ que me aislara m√°s de la clase y de mis compa√Īeros. Pero no todo fue malo, ya que me dio tiempo para seguir estudiando, y gracias a ello pude entrar en Noblesse. Adem√°s, creo que ya no seguir√© sinti√©ndome solo.

Miré a alrededor del despacho, y algo me llenó de curiosidad.

-Por cierto… ¬ŅHay otros miembros en Noblesse?

-No. Sólo somos Makihara-kun y yo.

-¬ŅEh?

-Para ser admitidos en Noblesse, los estudiantes deben estar entre los primeros de su grupo de a√Īo, y deben ser aprobados por la supervisora del consejo… Y muchos llegan a ser lo rechazados.

Supervisora del consejo… Eso me recuerda que tuve una entrevista con una anciana gru√Īona. Me dijo que fui aceptado despu√©s de unas pocas palabras. Ahora no dejo de preguntarme qu√© tan dif√≠cil es entrar.

Pero eso no es lo importante ahora.

-El trabajo de Noblesse es apoyar a los estudiantes, adem√°s de cumplir con la funci√≥n de ser el consejo estudiantil. Es una tarea muy laboriosa, s√≥lo por nombrar algunos trabajos, organizar eventos escolares, elaborar presupuestos, asesorar y entre otras actividades que requieren de un gran esfuerzo f√≠sico y mental… ¬ŅUsted hizo todo eso sola, Konoe-san?

Por alguna razón, Konoe apartó la mirada incómodamente.

-No fue la gran cosa.

Qu√© mujer m√°s humilde. Mientras la adulo en mi mente. Konoe-san se pone a trabajar en un mont√≥n de papeles, ley√©ndolos en silencio y colocando su sello de aprobaci√≥n. Es muy r√°pida. Ya que no hay mucho personal, y soy la √ļnica persona adem√°s de ella, me arm√© de valor ofrecerle mi ayuda.

-¬ŅY qu√© har√© yo?

-Puedo arreglármelas yo sola. La adición de usted hacia este trabajo lo convertiría en algo bastante ineficiente.

Eeh… Eso me dej√≥ completamente en shock. Pero, no percibo ning√ļn tipo de malacia por parte de Konoe-san, despu√©s de todo, est√° inmersa en su trabajo, y lleva tiempo haciendo esto sola.

-No lo tomes personal, sólo digo la verdad.

-Vale, lo entiendo. Estaré estudiando entonces, así que si necesitas algo, dímelo.

Me dirig√≠ al escritorio de la esquina de la habitaci√≥n. Si llego a perder mi posici√≥n en las calificaciones, me ver√© obligado a abandonar Noblesse, as√≠ que todav√≠a hay mucho que estudiar. Aunque eso no significa que pienso quedarme aqu√≠ sin hacer nada. Tengo que demostrar que soy alguien √ļtil.

Dirigí mi mirada hacia Konoe-san. Tenía una hermosa flor de horquilla en su cabello rubio. Luego me fije en sus enormes pechos que se posaban sobre el escritorio. Debe ser difícil tener algo tan grande contigo todo el tiempo. No hay ni una mota de polvo en la sala y todos los equipos están impecables. Se nota que Konoe-san ama la limpieza.

A pesar de eso. Salt√≥ al esti√©rcol y decidi√≥ salvar mi vida. Sigo sin creer que haya hecho algo c√≥mo eso, la amo demasiado. Mi amor por ella est√° a punto de desbordar de mi coraz√≥n… Pero no tengo prisa en confesarme. He estado estudiado mucho durante cinco meses y aprovechar√© cada momento con ella ahora. Me tomar√© el tiempo para conocerla, y luego le dir√© lo que siento.


[????]

-Aaah, realmente te deja sin aliento… Mientras m√°s lo observo, m√°s me doy cuenta de lo hermoso que es.

-Bueno, parece ser el tipo de persona que le gustar√≠a a Kaeko. Y es m√°s joven que t√ļ.

-Ya sabes lo que quiero decir, Mitsuri… Pero, aparte del aumento inesperado en sus calificaciones, me ha sorprendido mucho que esa anciana lo haya aceptado.

-Eso es cierto… Y no deja de mirar a Chika-neechan. Est√° totalmente enamorado de ella. ¬°Qu√© lindo es el amor!

-S√≠. Pero seguramente Chika-neesan no se ha dado cuenta de ello… ¬ŅNo deber√≠a Maihime-neechan tener que hablar con √©l?

-Estoy ocupada ensayando para una obra de teatro. En esta escena, me muevo as√≠…

-¬°Oye, Maihime, no hagas ruido!


[Makihara Taiga]

¬ŅMmm?

Dirigí mi mirada al techo, ya que oí algo que se movía.

-Konoe-san, ¬Ņhay ratas en el √°tico?

-…Creo que puedes tener raz√≥n.

-¬ŅQuieres que suba al techo y lo extermine?

-N-No, no es necesario.

Por alguna razón, en sus ojos había una expresión de pánico. Su pecho golpea los papeles del escritorio, y algunos se caen al suelo.

-Si Makihara se lesiona, estaremos en problemas.

¬°Konoe-san est√° preocupada por m√≠! Me siento como si estuviera en una Monta√Īana rusa.

*Toc toc*

Alguien llamaba a la puerta del despacho. Konoe-san dice; “Adelante”, la puerta se abre y entra una chica poco llamativa. Parece estar nerviosa. Supongo que es porque est√° por conocer a la persona m√°s popular de la academia.

-¬°H-Hola! Me llamo Misaki Horai, de la clase 2 del primer a√Īo. Tengo una pregunta para la presidenta.

En Noblesse siempre hay que estar abierto para recibir consejos de sus alumnos. Yo tambi√©n tengo que hacerlo lo mejor posible. El √ļnico problema es que esta chica…

-Oh, Makihara…

Es una de las compa√Īeras de clase que se burl√≥ de mi cuando ca√≠ en aquel esti√©rcol, y no hizo nada a pesar de que claramente yo estaba sufriendo. Y en vez de hacer algo al respecto, fue la que tuvo la maravillosa idea de que todos publicaran los videos y fotos en Twitter.

-Oye, Makihara, √ļltimamente tus notas han estado subiendo sin parar. Nadie dice nada, pero todos en la clase est√°n sorprendidos.

Muchos de los alumnos becados como yo, no pueden seguir el ritmo de las dif√≠ciles lecciones y se terminan trasladando a otras escuelas o se convierten en delincuentes. Mis compa√Īeros parec√≠an estar convencidos de que yo acabar√≠a haciendo lo mismo. Algunos incluso apostaban por ello.

En estos momentos, lo √ļltimo que deseo ahora es ver la cara de uno de mis compa√Īeros de clases. Pero ahora estoy en Noblesse, tengo que resolver los problemas de los alumnos, incluyo aquellos que no me agraden. Eso deber√≠a provocar un aumento de favorabilidad hacia Konoe-san.

Es momento de dividir mis sentimientos mientras est√© aqu√≠. Suspir√© muy hondo, y coloqu√© una sonrisa de ‚ÄúBienvenida‚ÄĚ, en ese momento Konoe-san levanta la mano y apunta hacia la puerta.

-Por favor, espérenos en esa sala de recepción.

Junto al despacho del presidente hay una sala de recepción con una mesa y un sofá de dos plazas uno frente al otro. Tras preparar una taza de té, me senté junto a Konoe-san, quien estaba frente a Misaki Horai. Konoe-san comienza a hacer preguntas. Parece una fiscal astuta, combinada con su fría apariencia.

-Misaki Horai. Cuéntenos sus problemas.

-S√≠. El problema es…

Horai parece estar enamorada de su compa√Īero de clases ‘Yamada’. El nombre me trae otro recuerdo desagradable. Fue el tipo que me menospreci√≥ diciendo; ‘Antes era un gran lanzador, pero ha deca√≠do en muchos aspectos’.

La ayuda que solicitaba Horai era: “Quiero confesarle mis sentimientos a Yamada-kun y salir con √©l, pero no tengo el valor, ¬ŅQu√© debo hacer…?”

As√≠ que es un consejo de amor. Siento mucho inter√©s por lo que responder√° Konoe-san. Es mi oportunidad para saber lo que piensa la persona que amo acerca del amor. Ella asinti√≥ y dijo; ‚ÄúYa veo.‚ÄĚ

-Olvídate de ese chico. El romance en la escuela secundaria es una pérdida de tiempo.

-¬ŅEeh?

Exclamamos al mismo tiempo Horai y yo. Est√°bamos igual de sorprendidos hacia el completo rechazo que tiene Konoe-san hacia las parejas. Por laguna raz√≥n, Konoe-san trajo un proyector y lo conecto a su laptop. El proyector muestra gr√°ficos y otros documentos en la pared. Se enumeran los riesgos de embarazo, la alteraci√≥n de la moral p√ļblica y otros “males de las citas en los institutos”.

-Por cierto, este es un documento que yo hice.

¬ŅHiciste algo como esto…? Es un poco raro. Pero esto no est√° bien. El amor entre Horai y Yamada vale menos para m√≠ que el apareamiento de una mosca. Pero si Konoe-san dice que el amor en la escuela secundaria es in√ļtil… ¬°Jam√°s podr√© salir con ella! ¬°Y yo no quiero eso! Tengo que refutar a Konoe-san, por lo que proced√≠ a levantar mi mano.

-Lo que dijo Konoe-san puede no estar tan equivocado como uno creería.

-¬°¬ŅEh?!

-La pregunta entonces es: ¬ŅCu√°l es el objetivo principal de un estudiante?

-Estudiar, por su puesto.

-Entonces, si el amor es tan eficaz para mejorar el rendimiento acad√©mico, ¬Ņpor qu√© desperdiciarlo?

Konoe-san y Horai me miran una expresión de confusión en sus rostros.

-La raz√≥n por la que fui capaz de pasar de los √ļltimos de la clase a los primeros…

Siento que se me va la voz. ¬°Ah, desear√≠a haber dicho esto despu√©s de conocernos mejor…! Pero si no refuto a Konoe-san ahora mismo y la hago cambiar de opini√≥n. Mi objetivo de estar junto a ella no se cumplir√°. Me levant√© de mi asiento y la encar√©.

-¬°Me enamor√© de Konoe-san aquel horrible d√≠a, y desde entonces he querido estar a su lado! Estaba podrido por dentro, no ten√≠a ganas de vivir y me la pasaba deprimido todo el tiempo ya que no pod√≠a jugar al b√©isbol, ¬°Pero t√ļ me diste las esperanzas de seguir viviendo!

Horai abri√≥ la boca y expres√≥ un ‚Äú¬Ņeh?‚ÄĚ, como si intentara decir; Acud√≠ a ti para pedirte consejo sobre el amor, y terminaste confesando tu amor hacia la chica que te gusta frente a m√≠. Konoe-san, por otro lado, sigue siendo igual de inexpresiva. La forma en que me mira sigue siendo fr√≠a. No pod√≠a seguir soportando este silencio.

-¬ŅY bien? ¬ŅQu√© piensas, Konoe-san?

-¬ŅPensar qu√©?

-Dices que el romanticismo en el instituto no sirve para nada, ¬°Aunque yo soy un ejemplo real de un estudiante cuyo rendimiento se ha disparado por estar enamorado de ti!

Konoe-san se encogió de hombros, y miró la taza vacía de Horai y respondió.

-Voy a preparar más té.

Salió del lugar y entró en el despacho del presidente.

¬ŅEn serio? ¬ŅMis palabras no le llegaron en lo absoluto? Me siento como si estuviera girando en mi propio eje. Bien, todo se acab√≥. Me rechaz√≥ en mi primer d√≠a de Noblesse. ¬°He estado mucho todos los d√≠as para nada…! Todo mi esfuerzo se fue a la basura.

Me llev√© las manos a la cabeza a la vez que tengo un gran sentimiento de cobard√≠a. Esta sensaci√≥n de desesperaci√≥n es mayor que cuando el equipo contrario hace un Home Run en el √ļltimo Inning de un torneo nacional.

Mientras me perdía en mis pensamientos psicóticos de derrota, Horai habló en voz baja.

-L-Lo siento, Makihara. Sé que estabas argumentando contra el presidente por mí.

¬ŅUm…?

-Luego de haber escuchado lo que dijo la presidenta, probablemente no me le habr√≠a confesado a Yamada-kun, por un momento pens√©; ‚Äúsi eso lo dice la presidenta, entonces debe ser cierto‚ÄĚ. Iba utilizar eso c√≥mo una excusa ante mi cobard√≠a.

-Y-Ya veo.

-Hay que tener mucho valor para hacer lo que t√ļ, y debiste haber estado preparado para el rechazo… ¬ŅVerdad?

Idiota. ¬ŅPor qu√© tendr√≠a que ayudarte en conquistar alguien que se estaba riendo de m√≠ cuando me estaba muriendo? Aunque… Aprovechar√© esta oportunidad. Konoe-san podr√≠a estar escuchando a trav√©s de la puerta. Voy a hacer una jugada para hacerme m√°s simp√°tico. Har√© mi voz un poco m√°s estridente para que Konoe-san pueda o√≠rme.

-Je, veo que lo notaste.

-L-Lo siento mucho… Por haberte tomado fotos cuando ca√≠ste en ese pozo de esti√©rcol, y en vez de ayudarte, me burl√© de ti con Yamada-kun…

Horai se cubrió la cara con las manos y comenzó a llorar, probablemente porque se sentía avergonzada por lo que ocurrió. Me quedé observándola como si estuviera viendo un pedazo de basura. Pero a pesar de eso, suavicé mi voz y le respondí.

-Est√° bien, ya no importa.

Tengo que ser muy cuidadoso, no me rendiré hasta que el juego termine.


[Tercera Hija, Mitsuri]

Konoe L. Mitsuri, la tercera hija de la familia Konoe, está instalada en el ático de la oficina del presidente con sus tres hermanas. Se encontraban observando un monitor que tenían en el lugar. Habían colocado una diminuta cámara portátil pegada en el pelo de Chika, que esta disfrazada como la horquilla, por lo que es muy difícil de notar.

La cara de Taiga Makihara en este plano se ven tan grande. Le da un aire de vigor.

-¬°Me enamor√© de Konoe-san en aquel horrible d√≠a, y desde entonces he querido estar a su lado! Estaba podrido por dentro, no ten√≠a ganas de vivir y me la pasaba deprimido todo el tiempo ya que no pod√≠a jugar al b√©isbol, ¬°Pero t√ļ me diste las esperanzas de seguir viviendo!

-Eeehh…

Las cuatro chicas expresaron su asombro al mismo tiempo, y luego hubo una ronda de aplausos. En el ático hay unos 15 tatamis. Tiene una mesa, una librería, un aire acondicionado, una nevera e incluso una cama para dormir la siesta.

La segunda hija, Kaeko, quien tiene el pelo corto y rubio, le dio una palmada en la rodilla a Mitsuri mientras dijo…

-¬°Se los dije desde el primer d√≠a! ¬°El ‚ÄúAs de la Fortuna‚ÄĚ tiene muchas agallas!

La quinta hija, Ai, también estaba completamente emocionada, y su dulce rostro estaba completamente sonrojado.

-Me sorprendi√≥ mucho. ¬ŅQu√© piensas, Maihime?

-Quiero concentrarme en leer este guion.

Maihime es la cuarta hija, estaba tumbada en el suelo, con cara de fastidio. Se est√° preparando para interpretar el papel principal en la obra del festival escolar.

Las cuatro hermanas estamos en el √°tico vigilando lo que hace Chika-neesan, tenemos exactamente el mismo aspecto, excepto el pelo y la forma de llevar el uniforme.

Konoe R. Chika, la presidenta de Noblesse, tiene fama de ser una superhero√≠na perfecta, quien puede estudiar, hacer ejercicio, adem√°s de ser una influencer, actriz y voluntaria. Pero nada lejos de la realidad, todo es una simple fachada en la cual nosotras cinco desempe√Īamos cinco papeles diferentes para cada tarea en espec√≠fico.

Chika se encarga de los ex√°menes, Kaeko en educaci√≥n f√≠sica y as√≠ sucesivamente hasta que cada una pueda realizar determinada tarea mientras fingimos ser una sola persona. Debido a su versatilidad, se le conoce como; ‚Äúlos cinco cambios de la presidenta‚ÄĚ dentro de la escuela. A continuaci√≥n, describir√© brevemente cada una de nuestros roles intentado ser la misma persona.

Chika es la hija mayor, es una de las cinco mejores del pa√≠s en cuanto aptitudes acad√©micas… La segunda hija, Kaeko, es la que tiene buenas aptitudes f√≠sicas y experta en los deportes.

La cuarta es Maihime, se encarga de desempe√Īar las tareas de ser una actriz. La quinta hija es Ai, es pura como una virgen, posee un fuerte instinto maternal, y se dedica en realizar las tareas del voluntariado.

Y por supuesto yo, la tercera hija, Mitsuri, soy la influencer con m√°s de 200.000 seguidores en las redes sociales.

La raz√≥n por la que hacemos esto es un poco complicado, pero lo explicar√© en otro momento. Porque ahora mismo est√° ocurriendo algo interesante. Tengo que prestar atenci√≥n a la pantalla. Chika-neesan no perdi√≥ la compostura en la confesi√≥n de Makihara, pero… En el momento en que entr√≥ a la oficina de la presidenta, el lente de la c√°mara estaba apuntando al suelo. Seguramente est√° agachada.

-¬ŅLe gusto a Makihara-kun? ¬ŅEsa fue la raz√≥n por la que se esforz√≥ tanto en los estudios para entrar en Noblesse?

Jaja. Está inusualmente nerviosa. Parece que se avergonzó en el momento en que se quedó sola. A través de la puerta, pude escuchar la conversación entre Makihara-kun y Horai-san.

-Refutaste a la presidenta por m√≠, ¬Ņverdad?

-Je, veo que te has dado cuenta.

-L-Lo siento mucho… Por haberte tomado fotos cuando ca√≠ste en ese pozo de esti√©rcol, y en vez de ayudarte, me burl√© de ti con Yamada-kun…

-Est√° bien, ya no importa.

Por alguna raz√≥n puedo escuchar la voz de Makihara-kun muy claramente a trav√©s de la puerta. Pero eso no viene al caso. Horai-san y Yamada-kun le hicieron algo terrible a Makihara-kun. Y sin embargo, Makihara-kun se asegur√≥ de que Horai-san siguiera su consejo a trav√©s de su confesi√≥n de amor hacia Chika-neesan, y de esta manera ella pudiera ser pareja de Yamada-kun… ¬°Eso es asombroso!

-¡Q-Qué gran hombre!

-Es un buen chico.

Kaeko y Ai estaban igual de impresionadas por la actuación de Makihara-kun.

De pronto techo del despacho del presidente se abrió y descendió una escalera. Chika-nee debe haberla manejado con un control remoto. Chika-nee subió la escalera.

-Mitsuri, por favor, hazte cargo. No creo que sea la persona adecuada para dar consejos sobre relaciones.

-De acuerdo. Por cierto, Chika, ¬Ņqu√© se siente que se te declaren?

-‚Ķ…..

Jajaja. Por lo general suele ser alguien bastante fr√≠a, pero incluso ahora tiene las orejas rojas. Chika-neesan me dio una c√°mara de horquilla y me la puso en el pelo. Cualquiera que haga el papel de “Konoe R. Chika” en la escuela debe llevar esto.

Si no se comparte la informaci√≥n en la c√°mara, pueden surgir muchos problemas. Por ejemplo, despu√©s de que Chika-neesan haya hablado con A-san, tomamos el relevo. Adem√°s, si hablo con A-san, no ser√≠a para nada natural si no recuerdo las conversaciones anteriores, ¬Ņverdad?

-Mitsuri, hazme un favor.

-¬ŅS√≠?

-¬ŅPuedes rechazar la confesi√≥n que me hizo?

Qu√© molesto. ¬ŅNo deber√≠as ser t√ļ quien se haga responsable de esto?  Chika-neesan es una gran estudiante, pero a veces es insensible a los sentimientos de la gente. Aunque estoy segura que lo hace sin intenciones de lastimar a los dem√°s. Por cosas como esas llegamos a tener discusiones… Bueno, si Chika-neesan no quiere decir que s√≠, ¬ŅQu√© puedo hacer? Lamento ser yo quien te rompa el coraz√≥n, Makihara-kun.

Con cierta simpatía, bajé por la escalera hasta el despacho de la presidenta. Abrí la puerta de la sala de recepción con gran vigor y dije alegremente.

-He regresado‚ėÜ

Makihara-kun puso los ojos en blancos mientras expres√≥ un ‚Äú¬Ņeh?‚ÄĚ sin emoci√≥n alguna. Hay demasiado diferencia entre Chika-neesan y yo en t√©rminos de expresi√≥n verbal y apariencia, lo cual es comprensible esa reacci√≥n de su parte.

Yo siempre llevo el uniforme suelto, sin corbata, la camisa desabrochada hasta el tercer botón, la falda a unos 30 cm por encima de la rodilla. Y mi pelo siempre está atado con una coleta. Y a diferencia de las pantimedias negras de Chika-neesan, yo llevo unos simples calcetines negros. Es una chica mucho más refinada que yo.

Makihara-kun se ve más rojo que Ai. Cuando nuestras miradas se cruzan, él mira hacia otro lado tímidamente y se rasca la mejilla.

Es un chico muy encantador. Jug√≥ al b√©isbol durante toda la secundar√≠a, as√≠ que no est√° acostumbrado a las chicas, ¬Ņverdad? Me encantar√≠a hablar con este chico, pero primero tengo que resolver el problema de Misaki Horai.

-¬°Hey! Misaki

-S-Si

-Siento lo de antes. Eso de que el romance en el instituto es una pérdida de tiempo es una mentira. Estaba probando tu determinación.

Cuando Makihara-kun escuchó eso, colocó una cara de asombro.

-Ah… Entonces mi confesi√≥n no ten√≠a sentido…

El aspecto de Horai-san no era tan atractivo, as√≠ que utilic√© mis herramientas de maquillaje para maquillarla y peinarla, a la vez que le ense√Ī√© c√≥mo deb√≠a hacerlo por su cuenta.

-¬°Listo! ¬°Quedaste muy hermosa!

-No puedo creer que Chika me haya ayudado a maquillarme…

Tambien utilizamos el nombre de Chika en nuestras redes sociales. Esto servirá de influencia a Horai-san para que se sienta más cómoda consigo mismo y tenga más confianza.

-Pero sabes, Misaki-san, lo m√°s importante en una confesi√≥n es…

Me senté junto a Makihara-kun, le pasé las manos por la nuca y lo abracé.

-¡Es tener coraje! El mismo que tuvo Makihara-kun cuando se confesó ante mí.

-¬°Lo Entiendo!

Hourai me dio las gracias, y cuando se dirigi√≥ a la puerta, se dio la vuelta y dijo; ‚ÄúGracias, Makihara‚ÄĚ, y luego desapareci√≥.

-¬ŅK-K-Konoe-san…?

Oh no, Makihara-kun est√° a punto de entrar en shock. Bueno, supongo que eso es lo pasa cuando est√°s tan cerca de la persona que amas… Pero, vi√©ndolo m√°s de cerca, este chico es muy lindo. Es c√≥mo un ni√Īo peque√Īo al que me provoca cuidar y proteger. Es m√°s bajo que yo… Creo que mide 1.50… ¬ŅC√≥mo pudo un hombre tan peque√Īo convertirse en lanzador de la selecci√≥n nacional japonesa?

-Umm, Konoe-san…

-¬ŅQu√© ocurre ~?

-En respuesta a mi confesi√≥n…

Oh, Chika-neesan me dijo que lo rechazara. Me siento mal, pero no se puede evitar.

-Lo siento.

-‚Ķ…

Oh rayos, tiene una expresión como si estuviera a punto de morir. Me dolió verlo de esa forma que me apresuré a continuar.

-Con “lo siento”, quiero decir que a√ļn no s√© mucho de ti. As√≠ que necesito algo de tiempo para pensarlo.

Makihara-kun volvió a sonreír. Es tan lindo.

-Lo entiendo. ¡Me esforzaré cada vez más para que Konoe-san me acepte!

Esas palabras me hicieron desfallecer. Paso la mayor parte del tiempo con mis hermanas, as√≠ que tengo debilidad por los hombres j√≥venes y trabajadores como √©l. No segu√≠ la petici√≥n de Chika-neesan, pero est√° bien. Si ella quiere rechazar a alguien, que lo haga por s√≠ mismo. Adem√°s… Es un poco divertido imaginar a la genial Chika-nee enfadada.

Nos encanta divertirnos. As√≠ que vamos a a√Īadir algo de picante a la relaci√≥n entre Chika-nee y Makihara-kun.

-No pienso seguir llamandote ‘Makihara-kun’. Tu nombre es Taiga… ¬ŅVerdad?

Puse mi dedo índice en la punta de su nariz.

-A partir de hoy, te llamaré Taiga-kun.

-¬ŅU-Utilizaras mi nombre…?

Fufufu. Ahora Chika-nee est√° obligada a llamarlo ‚ÄúTaiga-kun‚ÄĚ. Nunca hab√≠a visto a mi hermana llamar a alguien por su primer nombre. Eso ser√° algo digno de ver.

-Taiga-kun. ¬°Tienes que dar lo mejor de ti, y hacer que Konoe R. Chika te ame!

Me acerqu√© a Taiga y le di un beso en la mejilla… Se supone que esto es un saludo en otros pa√≠ses, pero en Jap√≥n es algo demasiado, ¬Ņverdad? Tras esto, Taiga se puso completamente rojo y cay√≥ de espaldas en el sof√°.

Ouch. Le doy una palmadita en la cabeza y entro en el despacho del presidente. Utilizo el mando a distancia para bajar la escalera al √°tico. Ahora, ¬ŅQu√© aspecto tendr√° Chika-neesan?


[Makihara Taiga]

Mir√© al techo aturdido. Mi cuerpo est√° en llamas por el abrazo de Konoe-san… Especialmente mis mejillas est√°n calientes. ¬ŅAcaso fue un sue√Īo?

La genial Konoe-san de reponte se volvi√≥ tan femenina… ¬°Y se acerc√≥ a m√≠! ¬°La tuve a cent√≠metros de mi cuerpo! Todo se sinti√≥ tan suave. Incluso pude ver su escote a trav√©s de su camisa desabrochada… ¬°Incluso me bes√≥! ¬°Ins√≥lita brecha moe!

Hab√≠a o√≠do algunos rumores acerca de la presidenta, la llaman ‚Äúlos cinco cambios de la presidenta‚ÄĚ, de un momento a otro su aspecto y personalidad llegan a cambiar radicalmente. Pero nunca imagin√© que llegar√≠a a ser tan bueno.

Cinco cambios, lo que significa que a√ļn faltan tres m√°s. Puede que tenga la oportunidad de conocerlas en el transcurso de nuestro trabajo en Noblesse. Y lo mejor de todo fue… ¬°Que no me ha rechazado!

Con gran desesperación, guardé el té y otras cosas y luego entré en el despacho de la presidenta. Konoe-san estaba sentada en su escritorio mientras revisaba sus papeles. Estaba vestida con su uniforme anterior y tenía un rostro inexpresivo.

-Gracias por tu arduo trabajo, Makihara-kun.

Su frio tono de su voz ha regresado, ese cambio fue muy r√°pido… ¬ŅHm? Espera un momento.

-Oye, ¬ŅNo hab√≠as acabado de llamarme ‚ÄúTaiga-kun‚ÄĚ?

-¬°!

Konoe-san resopl√≥. Por alguna raz√≥n, mir√≥ al techo por un momento y luego… Sus mejillas se sonrojaron y me mir√≥ fijamente.

-Ta… Taiga…-Kun…

¬°Mwah! ¬ŅPor qu√© se volvi√≥ tan t√≠mida cuando dijiste que me llamar√≠as por mi nombre? No entiendo lo que est√° ocurriendo, pero ella es demasiado linda. S√≥lo quer√≠a volver a escuchar ese dulce sonido.

-Lo siento, no te escuché.

-No tientes tu suerte.

Me fulminó con la mirada tras esas palabras. Cerró los ojos un momento, y luego tosió para desviar la conversación.

-Acabo de recibir un mensaje en LINE de una estudiante pidiendo ayuda a Noblesse. Makihara-ku… Taiga, necesito tu ayuda con esto.

-Será un placer ayudarte. ¡Daré lo mejor de mí!

Konoe-san ladeó su cabe, y su pelo rubio cayó suavemente sobre su hombro.

-Sí. Antes dijiste que me debía de esforzar para que Konoe R. Chika se enamorara de mí.

-‚Ķ…

Konoe-san giró su cabeza hacia otro lado tras escuchar mis palabras. Sus orejas rojas se asomaban entre su pelo rubio. Puede que sea más tímida de lo que pensaba.

-Entonces, ¬ŅCu√°l es la petici√≥n?

-Animar al equipo de baloncesto femenino. Vamos a jugar contra la Escuela Universitaria Hokuo.

La Universidad de Hokuo es una escuela p√ļblica tradicional situada en la prefectura de Miyagi, y tiene una rivalidad con nuestra escuela.

-Nuestro equipo de baloncesto femenino se ha debilitado √ļltimamente debido a la disminuci√≥n del n√ļmero de miembros y hemos perdido muchos partidos. Por ello est√°n acudiendo a Noblesse para apoyarles y ayudarles a ganar.

Ya veo. Con la carism√°tica Konoe-san anim√°ndolas, la moral est√° obligada a subir. ¬ŅC√≥mo es que Konoe-san puede ser tan genial y solidaria? ¬ŅEso significa que estoy por presenciar otro gran cambio de la presidenta? Ver√© una nueva faceta de Konoe-san m√°s r√°pido de lo que pensaba. Estoy deseando mucho que llegue.

Continuar√° en el pr√≥ximo cap√≠tulo…


¬°Akumabeast ahora tiene pagina de Facebook!  ūü§ėūüŹĽ
Si lo deseas, puedes ayudarnos sigui√©ndonos a trav√©s de estas redes sociales. Es una forma de incentivarme a seguir con las traducciones, y as√≠ podr√°s estar pendiente de cuando saldr√° el siguiente cap√≠tulos, conocer avances de la historia o de nuevos proyectos que se avecinen ūüíĖ
[Pagina de Facebook] | [Perfil de Twitter]


¡También te invito a seguir a mis amigos de Bokugen Boys, con quieres colaboro en esta traducción!
[Pagina de Facebook] | [Servidor de Discord]

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!