Era muy tarde por la noche. Iba caminando tranquilamente por la calle. Ante mi presencia, todas las personas a mi alrededor me observaban con respecto.

-Oye, mira, es Douglas-san.

-Como era de esperar, los aventureros de rango A son increíble. Tiene buen estilo.

-Douglas-san es un hombre muy guapo, grande y fuerte. Me gustaría ser abrazada por un hombre así, aunque sea una vez.

-No seas ingenua. Sólo observa a las chicas con quienes siempre está rodeado. Son las más hermosas que pueden existir.

Tras todo el alboroto que las personas generaban al verme, no pude evitar sentirme poderoso. Sin contar a las tres hermosas chicas que me acompa√Īan.

-Nya, Douglas. Vas a dormir esta noche con esta adorable gatita, ¬ŅVerdad?

-¬ŅQu√© crees que est√°s haciendo, gata callejera? Ser√© yo la afortunada con la que Douglas-sama dormir√° esta noche.

-Oh no, esta noche me toca a m√≠. ¬ŅNo es as√≠, Douglas?

Una de las chicas que me acompa√Īa es una semihumana, tiene lindas orejas de gato, cola y doble dentadura. La segunda chica era alguien muy sabia, tiene un hermoso cuerpo, y el cabello plateado. Y la √ļltima de ellas es una espadachina, su pelo era de color negro y siempre lo ten√≠a recogido con una cola de caballo. Me re√≠ ante la conversaci√≥n de las chicas y respond√≠.

-Jajaja, no es necesario pelear por eso. Esta noche dormiremos los cuatro juntos.

-¬°Yay!

Las chicas gritaron de alegr√≠a y me abrazaron. Estas chicas son muy lindas. Pero esta escena de ensue√Īo es cubierta gradualmente por una niebla oscura. Pronto, mi visi√≥n se vio empa√Īada por la oscuridad total…

Chip-chip-chip-chip. Puedo oír el canto de los pájaros. Me desperté, en mi cama.

Era una habitaci√≥n peque√Īa en una posada barata. En la habitaci√≥n poco iluminada, el sol de la ma√Īana brilla a trav√©s de un hueco en la ventana de madera. Y por supuesto, era el √ļnico en la habitaci√≥n, es imposible que hubiera una hermosa chica durmiendo a mi lado en la misma cama.

-…Huh. Qu√© sue√Īo m√°s extra√Īo he tenido…

Me sent√© en la cama y suspir√© con fuerza. Mi nombre es Douglas, soy un aventurero y tengo cuarenta a√Īos.

-Aventurero de rango E…

Soy un tipo normal, no destaco en lo absoluto. Llevo los √ļltimos 20 a√Īos de mi vida estancado en el rango E. Aunque, tengo suerte de no estar en el rango F, que es el m√°s bajo de todos. Y sobre todo esto… ¬ŅQu√© clase de sue√Īo fue ese? ¬ŅSer rango A? Por Dios, que tenga fantas√≠as no significa que pueda ser tan descarado para so√Īar eso. Pero admito que tener ese rango ser√≠a todo un sue√Īo hecho realidad para m√≠. S√≥lo los que est√°n dotados de talento natural pueden alcanzar el rango de h√©roe de clase mundial… Es decir, el rango A.

Me levant√© de la cama y abr√≠ la ventana de manera. Una agradable brisa oto√Īal sopl√≥ mientras la luz de sol se reflejaba en mi cara. Abofete√© mis mejillas con ambas manos al mismo tiempo.

-No pienses en estupideces, y concéntrate en hacer lo que debes.

Me puse ropa de entrenamiento c√≥moda, me lav√© la cara con agua del pozo y empec√© mi rutina diaria de entrenamiento a primera hora de la ma√Īana.


Esa misma noche en la taberna.

-Oye, viejo Douglas, debes salir de nuestra party.

La persona que habl√≥ fue un joven con el que trabajo desde hace dos a√Īos, qued√© asombrado ante sus palabras, pero sin perder la compostura, intent√© pedir una explicaci√≥n.

-Espera. Quiero saber por qué.

-¬ŅEh? No hay ninguna raz√≥n para esto. Te digo que no eres lo suficientemente bueno y tampoco tienes potencial, si te quedas m√°s tiempo en nuestra party, ser√°s un estorbo. ¬ŅEs necesario que te diga esto?

-Ya veo…

Suspir√© esas palabras. Este chico no est√° del todo equivocado, √©l posee un gran talento como espadach√≠n, y en los dos a√Īos que lleva como aventurero, sus habilidades han mejorado r√°pidamente. En los primeros d√≠as de haber iniciado esta party, √©l todav√≠a era un novato, as√≠ que yo, como aventurero veterano, le apoyaba en muchos aspectos, pero ahora la diferencia de habilidades se ha invertido por completo. Hace treinta a√Īos, cuando me inici√© c√≥mo aventurero, no he perdido el m√≠nimo esfuerzo, pero mi falta de talento fue una piedra en mi camino. Yo no soy nadie comparado a este chico, que es un genio con la espada.

-Adela, Cheryl. ¬ŅUstedes piensan igual?

Me dirig√≠ a las dos aventureras que estaban detr√°s del joven espadach√≠n. Una es una sacerdotisa, y la otra una maga. Ambas son chicas muy hermosas. Al igual que al joven, a estas chicas me encargu√© de cuidarlas, alimentarlas y verlas crecer cuando no ten√≠an ninguna habilidad, o alg√ļn tipo de fuerza. Pero ahora son superiores que yo en todos los aspectos.

-S√≠, Luke-sama tiene raz√≥n. Douglas-san, ¬Ņno cree que es una desfachatez que un hombre como usted intente quedarse en nuestra party?

-Es cierto. Te hemos permitido permanecer aqu√≠ debido a todo el tiempo que llevamos conoci√©ndonos, Douglas-san… No, Douglas. No intentes seguir aprovech√°ndote de nosotros como un parasito, y sal de nuestras vidas ahora.

As√≠ son las cosas ahora. El hecho de que cuando eran ni√Īas y fracasaron tantas veces que llegaron al punto de que sus vidas corrieron peligro, y yo m√°s de una vez tuve que salvarlas de un cruel destino, ya no parec√≠a contar. Bueno, les voy a hacer ese favor, as√≠ que est√° bien… Pero hay mejores formas de decirlo.

Por cierto, ambas chicas parecen estar enamoradas de Luke. Y suelen tener relacionados cada vez que pueden, durante las aventuras y las vacaciones. No es que me moleste que estos chicos tengan su vida romántica, y hagan cosas que solo una pareja puede hacer, ya eran personas adultas. Pero yo, alguien que no ha vivido una situación similar hasta esta edad. Me hace sentir envidia. Al fin y al cabo, el mundo es para aquellos con buena apariencia y un grandioso talento. Ahora mismo no tengo ninguna de esas cosas, y ya me estoy haciendo viejo. A diferencia de mí, esos tres chicos tienen todo eso. Son el tipo de personas que serían apropiadas como héroes de un cuento heroico cantado por un bardo.

-Está bien. No hay razón para seguir con ustedes luego de todo lo que han dicho. Lamento haber sido una distracción.

Dicho eso, puse las monedas de plata para el pago de mi bebida sobre la mesa, y me fui de la taberna.


Varios d√≠as han pasado. Era temprano en la ma√Īana cuando regres√© a la posada despu√©s de haber dado 500 golpes con el hacha, treinta minutos de trote, y otros entrenamientos de fuerza. Frente a la entrada de la posada, me esperaban tres personas con aspecto de aventureros.

-Buenos días, Douglas-san. He escuchado que esos chicos te echaron de su party. Lamento que haya pasado por algo así.

Era un hombre de unos treinta a√Īos que vest√≠a una t√ļnica de sacerdote. Detr√°s de √©l estaba un hombre vestido de mago de la misma edad y una chica bestia vestida de ladrona mucho m√°s joven que √©l me mir√≥ con el ce√Īo fruncido.

-¬ŅEsta es una especie de broma? ¬ŅQu√© es lo que quieres? Si has venido para burlarte de mi, llegas demasiado tarde.

-No, en lo absoluto. Nuestro grupo perdió un guerrero el otro día durante una aventura. Estamos buscando un guerrero que ocupe su lugar.

-Así que por eso has venido a verme.

-S√≠, pens√© que Douglas-san ha estado un poco corto de dinero en estos √ļltimos d√≠as.

-…Bueno, no te equivocas.

Fui a la parte trasera de la posada a por un vaso de agua y me lo beb√≠ en el acto. Entonces volv√≠ al frente de la posada y respond√≠ al hombre de la t√ļnica de sacerdote.

-Muy bien, me unir√© a la party de forma temporal. Pero decidir√© si quiero unirme a vosotros cuando haya hecho mi trabajo. ¬ŅEst√° claro?

-Sí, no hay problema. Fufufu, espero que tengamos una buena relación.

Vi la forma en que el sacerdote se re√≠a, y sent√≠ que era una cara de asco. De hecho, ten√≠a recuerdos vagos tanto del sacerdote c√≥mo del mago. No he trabajado directamente con ellos, pero s√© que tienen muy mala reputaci√≥n. En cuanto a la chica bestia, no s√© nada de ella, tal vez es alguien nueva… No, creo que tambi√©n la he visto en alg√ļn sitio, pero se me ocurre d√≥nde. Um… Tal vez s√≥lo sea mi imaginaci√≥n. En cualquier caso, no es una party con el que normalmente querr√≠a estar asociado, especialmente cuando hay dos personas con mala reputaci√≥n.

Pero tal y c√≥mo ha dicho el sacerdote. Mi econom√≠a est√° en las √ļltimas, y para tener algo de dinero, es necesario que forme parte de alguna party. Sigo sin estar convencido de participar con estas personas, aunque tampoco estoy en una posici√≥n para ser exigente. Teniendo en cuenta estas circunstancias, decid√≠ aceptar la invitaci√≥n. Pens√© que ser√≠a una buena idea trabajar juntos en la misma party una vez y separarnos si no nos llev√°bamos bien. Eso es lo que pens√© en ese momento…


M√°s tarde ese mismo d√≠a, me asignaron la exploraci√≥n de unas ruinas antiguas como primera tarea mientras estaba siendo acompa√Īado por los otros tres aventureros a los que me hab√≠a unido. Se dice que una antigua raza desarroll√≥ una civilizaci√≥n m√°gica muy superior a la actual. Las ruinas antiguas son los edificios construidos durante ese per√≠odo de tiempo, y que ahora en tiempos modernos hemos encontrado y se estudia para saber m√°s de ello. Estas ruinas son altamente peligrosas, pero si tienes suerte, puedes conseguir enormes tesoros con los que podr√°s vivir el resto de tu vida, siendo una mazmorra en la que puedes hacer una fortuna.

Mientras m√°s nos adentr√°bamos al lugar, muchas criaturas m√°gicas que viven en la zona nos atacaron, pudimos vencerlas con mucha facilidad, pero, ese no era nuestro √ļnico problema, incontables trampas peligrosas se atravesaban en nuestros caminos a la vez que nos abrimos paso, pero de alguna manera conseguimos atravesarlas y continuar con la exploraci√≥n. Pero durante esa aventura, no tuve una muy buena impresi√≥n del sacerdote y el mago.

El sacerdote, a pesar de estar equipado con una cota de malla y un mazo, se mostraba reacio en salir a luchar a la vanguarda, y sus sagradas habilidades mágicas no eran suficientes. Por otra parte, el mago se negaba a usar su magia cuando era necesario, provocando que todo el grupo estuviera en peligro, aunque no dudaba en usar magia cuando veía que nadie podía protegerlo, para mi pesar, sus habilidades también estaban por debajo del promedio.

Me quej√© de su actitud en el camino, con la esperanza de que fueran m√°s cooperativos, pero fue una lucha perdida. Ya que lo √ļnico que provocaban mis quejas es que chasquearan su lengua y me mirasen con desprecio. No voy a mentir, no me f√≠o en lo absoluto de ellos como compa√Īeros, y menos como personas que me cubrir√≠an la espalda. Aunque no todo fue malo, la √ļnica que s√≠ me dio una buena impresi√≥n fue la chica bestia. Por lo general, tiene una personalidad despreocupada, y no muestra signos de un comportamiento serio. Sin embargo, lo que respecta al trabajo de ladrona, es firme, meticulosa, adem√°s que estaba muy comprometida con su papel, era alguien perfecta.

Puse mi confianza en la chica bestia llamada Myna, que parec√≠a humana, pero ten√≠a las orejas y la cola de un gato, y al mismo tiempo, Myna pareci√≥ poner su confianza en m√≠. Tuve una peque√Īa conversaci√≥n con ella en el camino. A diferencia de los otros dos sujetos, sent√≠a que s√≠ pod√≠a confiar en esta chica como amiga. Pero entonces, ocurri√≥ un incidente. Est√°bamos explorando las ruinas cuando entramos en cierta sala. Estaba a mitad de camino cuando la pesada puerta de hierro de la entrada se cerr√≥ sola con un chirrido. La primera en entrar en p√°nico fue Myna.

-¬ŅNya…? ¬°Es una trampa!

-¬ŅEh…? ¬°¬ŅQu√© has estado haciendo, Myna?! ¬°Es tu trabajo encontrar las trampas! ¬°¬ŅPor qu√© crees que est√°s aqu√≠?!

-¡L-Lo siento! Pero ni siquiera el ladrón más hábil puede encontrar todas las trampas de estas ruinas sin cometer un solo error, ¡Hago lo mejor que puedo!

-¬°No quiero excusas! ¬°¬ŅQu√© vas a hacer para sacarnos de aqu√≠ ahora? ¬°Est√ļpida chica bestia in√ļtil!

-¬°Oigan! ¬°Este no es el mejor momento para discutir…!

Interrump√≠ la discusi√≥n entre Myna y el sacerdote mientras se√Īal√© hacia adelante. En el fondo de la sala donde est√°bamos aislados, hab√≠a un estrecho pasillo que impregnaba la oscuridad, en dicho lugar brillaban seis ojos. Una gran bestia demon√≠aca aparece desde las profundidades del pasillo de forma pausada. Era un monstruo con la cabeza de un le√≥n, cabra y drag√≥n a la vez, su cuerpo se divid√≠a en tres partes, la delantera de un le√≥n, la trasera de una cabra, y las alas de un drag√≥n. El sacerdote y el mago se quedaron observando a la criatura de manera consternada.

-Es… Es… Una Quimera, un monstruo de rango B. ¬°Esta bestia es imposible para nosotros…!

-¬°Esto tiene que ser una maldita broma…! ¬°Oye, chica bestia! ¬°Esto es culpa tuya, hasta responsable!

-¡Sí, Myna! ¡Tienes que asumir la responsabilidad de esto!

-U-Ustedes, ¬°no pueden culparme de todo esto…! ¬°N-No es justo…!

El sacerdote y el mago culpan a Myna por la situación en la que estábamos, y la chica bestia sonaba como si estuviera a punto de llorar, a la vez dudaba de si en realidad era su culpa, ya que sentía cierta responsabilidad por todo esto. Es cierto que la culpa de Myna, ya que caímos en la trampa debido a que no pudo detectarla, pero eso no sirve de nada ahora.

Chasqueo mi lengua y solt√© mi mochila con todas mis cosas para hacerme m√°s ligero. Y mientras tomaba posici√≥n para interceptar a la quimera con un hacha en la mano, les di instrucciones a mis compa√Īeros.

-¡Voy a hacer todo lo que pueda para tenerlo! ¡Myna, busca una forma de abrir la puerta! ¡Y ustedes dos serán mi respaldo! ¡Tendrán que usar toda su magia y poder si quieren salir con vida de aquí!

-¡Sí! ¡Lo que usted ordene, Douglas!

Myna fue directa y sigui√≥ mis instrucciones. Pero…

-¬°Oye, Douglas-san! ¬°¬ŅQui√©n se cree usted para darme instrucciones?!

-¬°Exacto! ¬°Yo soy el que decide como y cuando usar mi magia!

Los otros dos sujetos se rebelan en vano. ¬°Maldita sea! ¬°Incluso en un momento c√≥mo este son unos in√ļtiles y ego√≠stas…!

-¬ŅAh s√≠? ¬°Si tienen una idea mejor, d√≠ganme! ¬°No pienso arriesgar mi vida en vano!

-¬°Ugh…!

El sacerdote y el mago se quedaron callados ante mis palabras a la vez que expresan un sonido de dolor al unísono. Ambos eran personas que no eran expertos en su campo, incluso tenían muchas carencias al utilizar sus habilidades, pero no había otra opción, tenían que hacer lo que yo les ordenara. Pero ya no tenía tiempo para preocuparme por ello, la bestia que se había estado acercando lentamente desde el fondo de la sala, finalmente se precipitaba hacia nosotros.

-Guuuuuuuurrrrrr!

-Chiii….!

Con mi querida hacha de batalla en la mano, evalu√© cuidadosamente los movimientos de la bestia demon√≠aca. Entonces, cuando la bestia m√°gica se acerc√≥ hasta cierto punto…

¬°Gooooooooooooo!

La cabeza de dragón exhalo una gran cantidad de fuego abrasador.

-¬°Sab√≠a que vendr√≠as…!

Salté hacia un lado con toda la fuerza que pude reunir en mis piernas con la intención de evitar las llamas. Pero, aun así, no fue suficiente para evitarlo por completo. Las terroríficas llamas mágicas me quemaron desde el hombro hasta mi brazo derecho.

-¬°Aaaaaah…!

El da√Īo era tan grave que mi brazo izquierdo estaba paralizado y no pod√≠a hacer nada. Ni siquiera quiero comprobar las quemaduras. No me ha llegado a quemar completamente la carne, pero dudo que pueda resistir otro ataque. Dado que ya no pod√≠a utilizar mi brazo izquierdo, cambie mi posici√≥n de ataque de ambos brazos a solamente mi brazo derecho.

-¬°No te dejar√© caer ahora…! ¬°Curaci√≥n…!

El sacerdote me lanzó un hechizo de curación. Había una ligera sensación de que las quemaduras de mi brazo izquierdo estaban sanando. Pero no fue suficiente para que pudiera estar recuperado por completo dada la gravedad de las quemaduras que he sufrido. Aun así, estoy agradecido de que esté cumpliendo con su rol.

-¬°Ni siquiera lo pienses…! ¬°Firebolt!

El mago tambi√©n opt√≥ por usar sus habilidades. Una bola de fuego sali√≥ disparada de sus manos y golpe√≥ a la quimera. Sin embargo, el hechizo del mago no se pod√≠a equiparar al aliento de fuego de la quimera, por ende, estaba muy lejos de realmente hacerle un gran impacto de da√Īo, y todo se produjo debido a la membrana del esp√≠ritu de lucha que envuelve a la bestia. Esa fue la raz√≥n de que el poder de ataque fuese el m√≠nimo.

La quimera no se siente intimidada ante nuestro patético ataque, y se decide a atacarnos de frente nuevamente.

-Guuuurrrrrr!

-¬°Maldita sea…!

Volví a saltar a un lado, esta vez consiguiendo a duras penas evitar la envestidura de la quimera. No, en realidad, las garras de las extremidades delanteras de la quimera habían desgarrado superficialmente la pantorrilla de mi pierna derecha, pero no resultó ser una herida tan grave.

-¬°Maldito monstruo! ¬°¬ŅIntentas comerme?!

Me obligu√© a recuperar mi postura y blandir mi hacha de combate nuevamente con mi mano derecha. Golpe√© la base entre el cuello del drag√≥n y el cuello del le√≥n. Pero…

– ¬°Mierda, es dif√≠cil…!

Inmediatamente saqué mi hacha tirando con fuerza, acto seguido, mi brazo derecho se entumeció ante la corriente que sentí tras el impacto. La hoja del hacha, que blandí con todas mis fuerzas, no penetró en el cuerpo de la quimera más que un dedo.

Esto se debe en parte al poder defendido de la piel de la bestia, pero m√°s que nada se debe probablemente a la influencia del ‚Äúesp√≠ritu de lucha‚ÄĚ. Se dice que los monstruos con una gran fuerza contienen un poder llamado “esp√≠ritu de lucha” para mejorar su capacidad de combate. No se trata s√≥lo de poder defensivo, sino tambi√©n de poder de ataque y agilidad. Los guerreros humanos tambi√©n manejan el esp√≠ritu de lucha, pero para una persona com√ļn y corriente como yo, la cantidad de esp√≠ritu de lucha en mi cuerpo es extremadamente peque√Īa, y tampoco es algo que pueda llegar a controlar.

No tengo un espíritu de lucha tan alto como para enfrentarme a una quimera. Se dice que los guerreros con talento tienen un potencial y una habilidad excepcionales para manejar dicho poder. Sólo aquellos que son hábiles en el manejo del espíritu de lucha pueden obtener habilidades de combate no humanas. Nunca he podido desarrollar esta habilidad, por mucho que haya entrenado.

No importa lo mucho que entrenes, o la experiencia que tengas, ni lo lejos que alcances a llegar. Una persona corriente sigue siendo alguien corriente. Por eso, personas como yo no tienen m√°s remedio que hacer las cosas a su manera para intentar alcanzar sus metas.

-¬°Gua…!

Al momento siguiente, la Quimera me empuja al suelo. Adem√°s de que el golpe de hacha no hizo tanto da√Īo como pensaba, volvi√≥ a saltar sobre m√≠ con una agilidad sorprendente, y no pude manejarlo muy bien.

-¬°Guuuuuu! ¬°Guruaaaaaa!

-¬°Maldita sea…! ¬°No puedo dejar que te maten tan f√°cilmente….!

Utilicé mi brazo derecho, mi hacha y mi pierna tanto como pude, y de alguna manera logré controlar a las tres cabezas que intentaban devorarme. Si me descuido, aunque sea por un segundo, podrían arrancarme la cabeza en un abrir y cerrar de ojos. Me resistí todo lo que pude para que la Quimera no me matara.

….Pero en ese momento.

-¬°Lo encontr√©! Tal vez si hago esto… ¬°Listo! ¬°Est√° abierto!

¬°Giiiiiiit…!

Tras el grito de alegr√≠a de la chica bestia, escuch√© el sonido de una puerta abri√©ndose. Parece que Myna hab√≠a hecho bien su papel y nos asegur√≥ la v√≠a de escape.  Lo √ļnico que queda por hacer es superar de alguna manera a la Quimera que est√° encima de m√≠ y escapar.

-¬°Whoaaaaaa!

Supongo que por fin entiendo por qu√© escuchaba historias terror√≠ficas acerca del poder de una Quimera. Utilic√© tanta fuerza que cre√≠ que cada m√ļsculo de mi cuerpo se iba a desgarrar, y logr√© alejar a la bestia gigante que estaba encima de m√≠. Me levant√© con un esfuerzo desesperado y trat√© de dirigirme hacia la entrada de la sala, pero… Vi algo que me dej√≥ sin aliento.

-¬°¬ŅPor qu√© cierras la puerta?! ¬°Douglas todav√≠a sigue all√≠!

-¬°C√°llate, est√ļpida ni√Īa bestia! ¬°No lo va a lograr! ¬°Si lo esperamos, nos comer√° a todos! ¬°Aaron, enc√°rgate de esta ni√Īa!

-¬°Entendido! ¬°C√°llate ni√Īa est√ļpida!

-¬ŅQ-Qu√© intentas hacerme? ¬°Su√©ltame! ¬°Douglas!

Giiiiiiiiit…. ¬°Gooong!

La puerta fue cerrada de nuevo por el sacerdote. Myna, que parec√≠a intentar detenerlo, fue vista por √ļltima vez siendo asfixiada por el mago. Me apresur√© a acercarme a la puerta, pero no cedi√≥ de ninguna forma, tirar y empujar fueron actos in√ļtiles. Esta puerta funciona a trav√©s de un mecanismo que solamente logra abrirse si se acciona, y para mi mala suerte, est√° del otro lado.

Estoy seguro de que hay un artilugio en alg√ļn lugar de esta habitaci√≥n que Myna manipul√≥ para abrir la puerta, pero…

-¬°Oye, Myna! ¬°¬ŅQu√© tengo que hacer para abrir esta puerta?!

-¬°Douglas! Tienes que… ¬ŅUmm?

-¬°Chica bestia, cierra la boca! ¬°No le digas lo que tiene que hacer!

-¬°Mm-mm-mm-mm! -¬°¬°Mmmmmmm!!!

Trat√© de preguntarle a Myna lo que ten√≠a que hacer, pero el sacerdote y el mago le tapaban la boca para que evitara decirme lo que ten√≠a que hacer. ¬°¬ŅQu√© tan podrido se puede ser alguien en esta vida…?! Y entonces…

-¬°Tch…!

-Gaaaaaarrrrrr!

Tuve una horrible sensación de peligro, y mediante mis reflejos, salté de lado desde la puerta. Una gran llamarada quema el lugar donde estaba hace un momento. La puerta de hierro no se derritió a pesar de haber sido alcanzada por las llamas de la Quimera, pero si hubiera recibido un impacto directo de ella, no habría sobrevivido.

-¬°T√ļ, bastardo hijo de perra! ¬°Juro que saldr√© de aqu√≠ y te matar√©!

Grité hacia la puerta y luego empecé a correr de un lugar a otro. Sólo me queda un lugar donde pueda intentar escapar. Y ese es el pasillo del fondo de esta habitación.

-¡Jajaja! ¡Douglas-san, te veré en el infierno tarde o temprano!

-¬°Mmm-mmm! ¬°Mmmmmmmm…!

La voz del sacerdote y la de Myna, que debía estar amordazada, se desvanecieron poco a poco. El bastardo del sacerdote sabe que va a ir al infierno. Pero no quiero caer en el infierno tan fácilmente.

Mientras huía de la Quimera en un intento desesperado por escapar, me dirigí hacia el pasillo oscuro. Por supuesto, no tenía ninguna garantía de que pudiera sobrevivir si voy a ese lugar. Confiando sólo en la esperanza de que podría haber una manera de sobrevivir, seguí corriendo.

Se produjeron dos o tres milagros, y cada vez que conseguía esquivar cada ataque del monstruo, pude salir de la habitación y corrí lo más rápido que pude a través del pasillo. El monstruo todavía me perseguía, la débil esperanza de que dejara de hacerlo una vez que saliera de la habitación se desvaneció. Corrí y corrí sin parar, eso hizo que me tropezara un par de veces, mi vida estaba en peligro así que no me importó y seguí corriendo como loco.

No soy alguien muy √°gil cuando se trata de correr, y la Quimera al ser un cuadr√ļpedo, es naturalmente m√°s r√°pida. En un camino recto c√≥mo este, lograr√° alcanzarme pronto. Entonces me di la vuelta e intent√© atacarle, pero el hacha no estaba en mi mano. ¬ŅD√≥nde diablos lo he tirado?

De todos modos, los milagros se hab√≠an agotado. Parece que mi poca buena suerte ha llegado a su fin. Justo cuando me iba a dar por vencido. Algo inesperado ocurri√≥….

-¬ŅWhoa…? ¬ŅEs una trampa…?

Oí un crujido durante bajo mis pies, y de pronto el suelo se abrió, haciéndome caer de cabeza por las escaleras.

-Eso doli√≥…

Siento que he ca√≠do de una altura bastante considerable, pero por alguna raz√≥n, no me he hecho mucho da√Īo en la ca√≠da. Tal vez no fue tan grave, bueno, no importa mucho por ahora. Me encontraba rodeado por una completa oscuridad, intent√© ponerme de pie a la vez que mis piernas se tambaleaban.

-¬ŅHmmm? Tal parece que la Quimera no piensa bajar aqu√≠…

Me pregunto si he sobrevivido o no. Al fin y al cabo, el entorno est√° completamente oscuro y no puedo ver nada. En el primer piso de las ruinas donde me encontraba, el pasillo y la propia sala estaban iluminados por un dispositivo m√°gico. Hab√≠a dejado mi mochila con mi equipo de exploraci√≥n en la sala donde estaba la Quimera. Pero entonces–

Bo, bo, bo, bo….

Las l√°mparas de las paredes se encendieron una tras otras. El lugar donde estoy es aparentemente un camino de piedra que conduce directamente hacia adelante. Las l√°mparas que se encendieron en orden desde el frente, estaban colocadas a intervalos iguales en las paredes del pasaje.

Ten√≠a dudas si continuar hacia el final del pasillo, pero supongo que ser√≠a mejor que volver arriba y encontrarme con esa Quimera, probablemente me encuentre con algo m√°s peligroso al final de este camino, pero tambi√©n puede ser una salida. Con eso en mente, camin√© hacia adelante, al final del pasillo hab√≠a una peque√Īa habitaci√≥n. En el centro de ducho lugar, hab√≠a un pedestal de piedra, y all√≠, un hacha de batalla de doble filo con un brillo p√°lido sobresal√≠a en diagonal.

Tal parece que alguien lo hab√≠a clavado en dicho luchar, y no pod√≠an liberarla. Cuando mir√© de cerca, la palabra ‚ÄúEspada Sagrada‚ÄĚ se me vino a la mente. La persona que logre sacar la espada sagrada clavada del pedestal, se convertir√° en h√©roe. Estas historias heroicas tan comunes son demasiado numerosas para enumerarlas en todas las √©pocas y en todos los pa√≠ses.

Sin embargo, nunca hab√≠a o√≠do hablar de un hacha. Si la espada del h√©roe es la “espada sagrada”, ¬ŅEn este caso se calificar√≠a como; “El hacha sagrada”? El hacha ten√≠a la impresi√≥n de que quer√≠a ser llamado as√≠. Me acerqu√© al hacha y agarr√© el mango. En mi mente no se cruz√≥ por ning√ļn momento que pudiera ser una trampa. No estaba en condiciones de preocuparme por asuntos tan triviales. El lado izquierdo de mi cuerpo estaba muy quemado. Incluso si no hago nada al respecto, voy a morir.

No creo que pueda salir vivo de estas ruinas, y mucho menos sin un arma. Saqu√© el hacha del pedestal con mucho √≠mpetu. El arma sali√≥ mucho m√°s f√°cil de lo que esperaba. Es como si estuviera esperando que lo sacara….

-¬ŅUgh…? ¬°¬ŅQu√© es todo este poder…?!

Una r√°faga de poder entra en mi cuerpo desde el hacha. Mi instinto me dice que no es peligroso.

-Mis heridas…. ¬°¬ŅAcaso estoy obteniendo alguna habilidad de curaci√≥n?!

Desde el momento que sostuve el hacha en mi mano, pude sentir que las quemaduras del lado izquierdo de mi cuerpo estaban curándose lentamente. Incluso un arma como esta encontrada en las profundidades de una ruina es algo inusual. Al momento siguiente, escuché una voz.

-Guerrero Douglas, desde este momento te reconozco como mi amo. Con mi poder, se elevar√°n tus habilidades como jam√°s se han visto en la historia. Desde este momento, ya no eres un hombre com√ļn y corriente, sino el h√©roe m√°s talentoso de toda la humanidad.

La voz que escuché en realidad no provenía de ninguna parte de la habitación, si no de mi cabeza.

-Oye oye, espera… ¬ŅEsta hacha est√° hablando conmigo?

-S√≠. Soy un hacha que posee inteligencia, me conocen c√≥mo ‚Äúel Hacha sagrada de Lombard√≠a‚ÄĚ, aunque t√ļ puedes llamarme Ron-chan.

-Oh… Bueno…

La voz que me hablaba a través de mi cabeza parecía ser amable.


El ambiente de seriedad que había en mi interior desapareció al instante.

…Pero.

-El hacha sagrada de Lombard√≠a, es un arma con un poder muy aterrador. ¬ŅEn serio puede una persona com√ļn c√≥mo yo poseer algo como esto…?

Tal vez es un arma legendaria… O, tal vez es un arma con magia m√≠tica. De todas formas, puede que sea la herramienta definitiva que se necesita para salvar el mundo, o es un complemente para alg√ļn otro objeto extraordinario. Si mis pensamientos con correctos, deber√≠a estar en manos de un h√©roe con m√°s talento y poder, no de un aventurero mediocre como yo.

Con esto en mente, escuché un gran suspiro del Hacha Sagrada nuevamente en mi cabeza y procedió a hablar.

-Aaaaah… Eres un guerrero promedio, pero de gran coraz√≥n. Incluso si llegaras a venderme a alguien m√°s, mi verdadero poder s√≥lo ser√° relevado a ti. No soy m√°s que un hacha robusta en manos de cualquiera que no sea usted.

-¬ŅEh…? ¬ŅEn serio?

-Hablo muy en serio. Ya te he dicho que te he aceptado como mi amo. Eres el √ļnico en este mundo que puede ejercer mi verdadero poder. No puedo cambiar a mi amo, y esto no cambiar√°, aunque t√ļ est√©s muerto.

-De ninguna manera… Es una gran responsabilidad.

Negu√© con la cabeza r√°pidamente a las palabras de Ron-chan, ¬Ņqu√© se supone que debo hacer ahora? Tener algo tan peligroso siendo devoto a m√≠ es una locura. Pero repentinamente, Ron-chan se comienza a re√≠r…

-Kakaka, eres un peque√Īo humano que tiene un fuerte sentido de la responsabilidad. No creo que se te ocurra abusar de mi poder.

-Ah… Bueno, tienes raz√≥n.

-Vi esa cualidad en ti, y te acept√© c√≥mo mi amo. Pero no creo que seas tan desinteresado. Despu√©s de todo eres un hombre. ¬ŅAcaso no deseas poder, dinero una posici√≥n m√°s alta de estatus y muchas mujeres a tu disposici√≥n?

-…¬ŅY as√≠ osas llamarte un hacha sagrada? ¬ŅAcaso no ser√°s un hacha malvada en secreto?

Es un arma inteligente que seduce al usuario, o tal vez, es muy peligrosa. Pero incluso entonces, el hacha sagrada de Lombardía se ríe.

-Kakaka, ¬Ņyo soy algo malvado? La codicia de los seres humanos son el verdadero mal… Bueno, espera un minuto. Te mostrar√© mi verdadera forma.

-¬ŅTu verdadera forma…? ¬ŅQu√© vas hacer?

El hacha sagrada Lombardía brilla deslumbrantemente. La silueta brillante del hacha acabó cambiando de forma hasta parecerse a la de una chica humana. Cuando la luz dejó de brillar, allí estaba, para mi sorpresa, una chica completamente desnuda. Es una chica de piel morena, con pelo y ojos negros. Es bajita, sólo mide lo mismo que mi pecho. La chica me sonríe con una sonrisa inocente, es como si se burlase de mí.

-Bien, amo. Esta es mi verdadera forma.

Ya no era una conversaci√≥n a trav√©s de mis pensamientos, la voz proven√≠a de ella, de esa persona que estaba frente a m√≠. Su aspecto era c√≥mo el de una ni√Īa inocente.

-¬ŅT√ļ eres el hacha sagrada Lombard√≠a…? Quiero decir, ¬°Ponte algo de ropa!  ¬°¬ŅPor qu√© est√°s desnuda?!

Desvié mi mirada hacia atrás para no observar la figura de la chica desnuda que tengo frente a mí. Pero en el momento que hago eso, vuelvo a escuchar su risa.

-Kukuku, eres un novato, en otras palabras, ¬ŅQu√© clase de reacci√≥n es esa a tu edad? ¬ŅNunca has estado con una chica? Si es as√≠, ¬Ņhas estado con alguna prostituta alguna vez?

-Cierra la boca… Lo siento, no importa, r√≠ete de m√≠ si quieres.

-Si yo fuera una chica normal, estar√≠a muy desilusionada, pero he vivido diez veces m√°s que t√ļ. Pero, a m√≠ me gustas as√≠… ¬ŅA ti no? Si quieres, podemos hacerlo.

La chica me abraza con fuerza por detr√°s estando desnuda.

-¬°Ahh! Oye, ¬°¬ŅQu√© est√°s haciendo? ¬°Su√©ltame! ¬°Vuelve a tu forma de hacha!

-¬ŅQu√© tiene de malo que un hombre y una mujer tengan sexo…? Pero, no es mi intenci√≥n burlarme demasiado de ti y hacer que me odies. As√≠ que te obedecer√©.

Cuando la chica se alejó de mí, la misma luz cegadora de antes se produjo detrás de ella. Me di la vuelta, y la chica había desaparecido y el hacha sagrada de Lombardía estaba apoyada en el pedestal.

-Haah…

Agarré el hacha una vez más. Era muy cómoda a la mano, se adapta fácilmente a mí. Y una vez más, el hacha habla a través de mis pensamientos.

-Mi poder es tuyo para que lo uses como quieras. Mientras que no lo uses para fines malignos, no pienso limitarte de ninguna manera. Cómo te has podido dar cuenta, mi poder ha curado todas tus heridas.

-S√≠… Tienes raz√≥n.

Las quemaduras de mi hombro izquierdo se hab√≠an curado por completo antes de que me diera cuenta. Otras lesiones menores tambi√©n se han curado sin dejar un solo rasgu√Īo.

-Por ahora, las √ļnicas habilidades que puedo darte son las dos que ya te he otorgado, [Despertar del Genio] y [Habilidad curativa]. Las otras habilidades se adquirir√°n a medidas que vayas avanzando en las batallas conmigo.

-¬ŅEn serio? ¬ŅTendr√© m√°s habilidades…?

-Kukuku, no subestimes mi poder. Ni siquiera puedes igualarme con una poderosa espada o lanza.

Parece que he adquirido un arma infernal en vez de sagrada. Aunque no me molesta.

-Ahora, la siguiente pregunta es; ¬Ņc√≥mo salimos de este lugar…?

Debo volver a realidad y enfrentarme a los problemas que he olvidado hasta hace un rato. Ca√≠ en un agujero que me llev√≥ a una habitaci√≥n secreta dentro de unas ruinas. Fue una ca√≠da bastante alta, y probablemente es imposible de subir f√≠sicamente. No importa cu√°n grande sea el poder del hacha, ser√≠a in√ļtil si morimos en este lugar sin comida ni agua. Eso pens√©, pero pronto encontr√© la respuesta correcta ante estos pensamientos.

Examin√© la pared de la peque√Īa habitaci√≥n contra la que estaba apoyada Lombard√≠a, y cuando toqu√© una parte de ella. La pared reaccion√≥ y se abri√≥ una puerta oculta. M√°s all√° de la puerta, hab√≠a una escalera ascendente. Proced√≠ a subir las escaleras, y en el momento que llegu√© al final de ellas, me encontr√© un pasillo que continuaba en l√≠nea recta. Al continuar por dicho pasillo, pude reconocer f√°cilmente el lugar.

Aunque en ese momento estaba corriendo como un lunatico, lo recuerdo porque me causó una fuerte impresión. Si presiono el suelo con mi zapato, se abrirá un agujero a la vez que se genera un crujido igual que antes, y el suelo volverá a su estado original tras una breve espera.

-El alcance de la fosa es de unos tres metros. Me pregunto si podré ser capaz de saltar por encima.

El lugar donde estoy ahora es el otro lado del aguajero cuando estuve corriendo por mi vida al ser perseguido por la Quimera. En otras palabras, si no logro saltar este gran agujero, volver√© a caer en donde estaba. Es cierto que ahora ya no tengo la presi√≥n de ser perseguido por un animal demoniaco, podr√≠a ser perfectamente capaz de saltar el otro lado de este agujero, pero… Eso solo ser√≠a posible si tengo un buen impulso.

Un peque√Īo error, y lo que me espera es una fuerte ca√≠da. Aunque no ser√≠a un golpe fatal, no es agradable estar dando vuelta en c√≠rculos una y otra vez. Pero entonces, el hacha sagrada Lombard√≠a que ten√≠a en la mano me habl√≥.

-No creo que debas ponerte nervioso cuando est√°s por saltar sobre 3 metros de altura.

-Bueno, podría decirse que sí. Pero soy un luchador, no soy tan ágil cómo un espadachín o un ladrón. Y no es que sea un héroe que pueda usar su espíritu de lucha para explotar sus habilidades físicas. Para una persona normal, incluso algo así es extremadamente difícil.

Cuando le contesté eso, Lombardía me devolvió un pensamiento de estupefacción.

-Oye t√ļ. ¬ŅAcaso has o√≠do todo lo que te he dicho antes? He elevado tus talentos al m√°s alto rango de la humanidad. Ahora tienes el poder de ser lo que llamas un “h√©roe”. No eres un hombre ordinario.

Oh cierto, ahora recuerdo que lo había mencionado.

-Es cierto que lo has dicho, pero, aun así, no es algo de lo que esté acostumbrado, o me cuesta creer en parte.

-Bueno, no te preocupes demasiado por eso. De todos modos, ahora eres diferente de lo que eras antes de haberme encontrado. Cuando me agarraste por primera vez, sentiste como si el poder fluyera en tu cuerpo, ¬Ņno es as√≠? Explora el poder que reside en tu interior.

-¬ŅEl poder que habita en m√≠…?

Voy a hacer lo que me dijo Lombard√≠a, centrar mi conciencia y explorar el poder que hay en m√≠. Aunque no ten√≠a talento para manejar el esp√≠ritu de lucha, conoc√≠a la metodolog√≠a b√°sica. Cuando concentr√© mi conciencia en la zona debajo del ombligo llamada dantian…

…Ahí estaba.

-¬ŅQu√© demonios…?

Me qued√© boquiabierto. No sab√≠a que el esp√≠ritu de lucha era algo que sal√≠a en cantidades tan grandes, es como si el agua fluyera de una gran cascada. Tal y como me ense√Īaron en la t√©cnica de control del esp√≠ritu de lucha, fui consciente de mi respiraci√≥n y dej√© que mi esp√≠ritu de lucha fluyera por mi cuerpo. Y entonces… mis nuevas habilidades f√≠sicas se completaron. S√≥lo mirando mi capacidad atl√©tica b√°sica, no es ni siquiera cerca de lo que ten√≠a antes.

-Ahora sí comienzo a creer que 3 metros no es algo de lo que sea preocupante.

Salt√© por encima del alcance del aguajero con facilidad. Estaba muy asombrado por esta repentina capacidad f√≠sica, jam√°s cre√≠ que llegar√≠a el d√≠a en que tuviera un poder c√≥mo este… Continu√© caminando por el pasillo hasta llegar a una sala en la cual casi pierdo la vida, y ah√≠ estaba √©l…

-Supongo que era inevitable encontrarme contigo. Ya que no aun no has sido derrotado y no caíste conmigo en ese agujero, este es el lugar más lógico para estar.

Sonreí y levanté mi hacha sagrada, Lombardía, para enfrentarme a él. Un monstruo de rango B con una apariencia que parece un cruce entre un león, una cabra y un dragón.


El “rango” de un monstruo es un indicador aproximado de su fuerza. Un monstruo de rango B es uno que ning√ļn soldado ordinario o aventurero de rango F deber√≠a intentar derrotar a menos que pueda reunir al menos 20 o 30 hombres para luchar contra √©l. Pero mientras estaba solo frente a √©l, no ten√≠a ganas de perder en absoluto. Con el Hacha Sagrada Lombard√≠a en mi hombro, camin√© hacia la Quimera.

Sin embargo, la Quimera que se fij√≥ en m√≠ y no intent√≥ atacarme inmediatamente. Es posible que haya percibido instintivamente que el actual yo era alguien de quien hab√≠a que desconfiar. Cuando me acerqu√© a cierta distancia…

¬°Gooooooooooo!

La boca del drag√≥n escupi√≥ esas llamas abrasadoras. Con mis habilidades f√≠sicas actuales, pens√© que ser√≠a f√°cil esquivarlo. Pero me atrev√≠ a cargar yo mismo contra las llamas. Intuitivamente, no sent√≠ que las llamas pudieran hacerme mucho da√Īo, as√≠ que decid√≠ abrazar tal ataque para saber hasta d√≥nde llegan mis nuevas habilidades. Las llamas Quimera se traga todo mi cuerpo. Es diferente de esa vez cuando trat√© de esquivarlas y me quem√© la parte izquierda de mi cuerpo. De esta manera, el esp√≠ritu de lucha que cubre todo mi cuerpo repele el ataque con facilidad.

-Ya veo, así que así funciona.

Como resultado, no sal√≠ completamente ileso. Hab√≠a una cierta cantidad de calor que afectaba todo mi cuerpo, e incluso ten√≠a algunas quemaduras. Pero eso es todo. No estaba gravemente herido, ni vivo ni muerto. Adem√°s, el da√Īo recibido estaba comenzando a ser curado inmediatamente por la [capacidad de curaci√≥n] del Hacha Sagrada Lombard√≠a. Romp√≠ las llamas y corr√≠ hacia Quimera, quien parec√≠a estar muy molesto.

-¬°Whoaaaaaaaa!

Hice caer el hacha sagrada Lombardía en mi mano mientras dí un salto en el aire.

¬°Zugoon!

El hacha golpeó la cabeza del dragón, una de las tres cabezas de la Quimera, con estruendo como el de un martillo golpeando la puerta. Atravesó fácilmente sus defensas del espíritu de lucha y sus escamas de dragón, y lo abrió desde la parte superior de su cerebro hasta más de la mitad de su cabeza.

-¬°Ja! ¬°Esta hacha es muy poderosa!

Saqué el hacha de su cabeza y la quimera se tambaleó. No sólo he mejorado mi capacidad física, sino que el poder del hacha en sí es naturalmente tremendo. La cabeza del dragón está ahora completamente muerta. Pero las otras dos cabezas seguían con vida.

-¬°Garuuuuuuu!

La quimera me atacó de nuevo, y rápidamente salté a un lado para evitarla. Y luego

-¬°Ha!

Volví a clavar el hacha sagrada Lombardía en el costado del cuerpo de Quimera con todas mis fuerzas. El sonido que indicaba el choque de un golpe abrumador volvió a sonar. La hoja del hacha sagrada había perforado el torso de la Quimera casi hasta la base. Cuando saqué el hacha, la sangre fresca brota a borbotones. Salté hacia atrás para evitar llenarme de la sangre. La tambaleante quimera acabó por caer a un lado a la vez que convulsionaba. Y cuando creí que todavía seguía con vida, su cuerpo dejó de moverse.

-…Fu.

Tras la batalla, el hacha de Lombardía comienza a hablar a través de mis pensamientos.

-Eso fue maravilloso. Es la actuación que esperaba del hombre que escogí cómo mi amo.

-Gracias, aunque no pude haberlo hecho sin tu fuerza. Lo cual el crédito es tuyo.

-No lo creo. Si fueras un perezoso que no entrena mucho y no aprende a utilizar el espíritu de lucha de antemano, no habrías conseguido este resultado.

-Eso puede ser cierto…

-Has trabajado duro durante mucho tiempo, y tu cuerpo es el resultado de tus esfuerzos. Tienes tendencia a infravalorarte. Eres el hombre que elegí, ten más confianza en ti mismo.

-Um… Est√° bien.

Recibí muchos cumplidos de Ron-chan. Mentiría si dijera que no me alegra que todo lo que he hecho hasta ahora sea reconocido.

-…Lombard√≠a, llevas tiempo diciendo que me elegiste como tu amo, pero ¬Ņqu√© habr√≠as hecho si no te hubiera recogido en primer lugar?

-Depende… Si piensas que soy una zorra que le abre las piernas a todo el mundo, Incluso el m√°s suave de los hombres se enfadar√≠a conmigo. Me he entregado por completo a ti. No me subestimes.

-Y-Ya veo.

No sé si es por su capacidad de ver los pensamientos de los seres humanos, pero Lombardía confiaba más en mí de lo que esperaba.

– Y amo, tengo buenas noticias.

-Hmm, ¬Ņbuenas noticias?

-Al ganar la batalla contra esa bestia, mi rango ha mejorado a√ļn m√°s y he adquirido la habilidad de carisma.

– ¬ŅCarisma…? ¬ŅQu√© demonios es eso?

-Esta es una habilidad que aumentará su simpatía. Aunque no seas guapo, a la gente le gustarás como si lo fueras. Es especialmente eficaz con el sexo opuesto. Es una habilidad que se activa todo el tiempo. Sin embargo, no es algo de lo que tengas que ser consciente.

Hmm… no entiendo muchas cosas incluso despu√©s de escuchar la explicaci√≥n. En primer lugar, realmente no entiendo lo que Lombard√≠a llama “habilidad” desde un punto tan b√°sico. Bueno, quiz√°s por “habilidades” se refieras a las capacidades especiales que ella me ha otorgado.

Adem√°s, aun no me queda en claro eso de ‚Äúsiempre activo‚ÄĚ, pero puedo darme una idea de lo que es, as√≠ que lo acepto. Aunque esa habilidad de ‚Äúcarisma‚ÄĚ es algo extra√Īa, suena como si estuviera hecha para manipular los pensamientos de las personas. Y no s√© si es algo bueno o algo malo, ya que la definici√≥n de √©tica y moral por parte de Lombard√≠a, es algo de lo cual pienso que es err√≥neo.

– Por cierto, ¬Ņno puedes dejar la habilidad [carisma] sin usar?

-Mmm. Es una habilidad que siempre est√° activa, por lo que no puedes apagarla (pero eso es mentira). Y como t√ļ y yo ya estamos conectados m√°gicamente, aunque me sueltes temporalmente, el efecto continuar√° mientras no estemos separados por demasiada distancia o tiempo.

-¬ŅQu√©…? ¬ŅQu√© fue eso otro que dijiste? Escuche otras palabras en el fondo de mi cabeza.

-No es nada, es sólo tu imaginación.

Hmmm, esto es algo sospechoso, estoy seguro que Lombard√≠a hab√≠a dicho algo m√°s…. Aunque puede que no sea importa. Si el efecto de dicha habilidad no puede romperse, entonces no hay nada m√°s que aceptarlo. No es como si fuera a destruir a Lombard√≠a por algo as√≠.

-Ahora que hemos derrotado a la quimera… ¬ŅQu√© debo hacer para abrir esa puerta?

Mi siguiente tarea es averiguar c√≥mo escapar de esta habitaci√≥n. Tiene que haber alg√ļn truco o mecanismo que Myna utiliz√≥ para abrir la puerta. Ahora que la Quimera ha sido derrotada, no deber√≠a de preocuparme porque mi vida corra peligro, as√≠ que puedo investigar calmadamente. Pero si es algo que requiera de la habilidad de un ladr√≥n, estoy jodido.  Con eso en mente, Lombard√≠a escucha mis pensamientos y procede a aclarar mis dudas.

-¬ŅDices que no puedes salir de la habitaci√≥n porque la puerta no se abre? En ese caso, la respuesta es simple, util√≠zame para romper la pared de piedra que est√° al costado.

-Ah, es cierto…

Es cierto, con el poder de esta hacha sagrada, no sería algo complicado. Así que procedí a recoger el equipaje que había dejado en la sala cuando estaba intentando escapar de la Quimera, y la colgué en mi espalda. Me acerqué al muro, y sostuve con fuerza el hacha, acto seguido di algunos golpes en el muro hasta que se abrió un hueco lo suficientemente grande para salir. Luego caminamos hacia la salida de las ruinas.

-He oído anécdotas de gente que utiliza la magia para atravesar las paredes de antiguas ruinas, y que, debido a ello, se han encontrado con gases venenosos atrapados en dichos lugares. Aunque no creo que sea cierto.

-…Pienso igual que t√ļ. Es un rumor algo tonto, pero, ¬ŅY si el rumor fuera real? ¬ŅQu√© har√≠as t√ļ?

-Sigo pensando que ser√≠a algo improbable. Pero, en vez de ser alg√ļn gas venenoso, veo m√°s probable alg√ļn tipo de trampa mortal. Cuando se trata de tomar decisiones importantes en lugares peligrosos como este, dudar no es una opci√≥n, mi vida corre peligro con cada paso que doy. De eso se trata ser un aventurero.

-Tienes razón. Para ser un aventurero hay que ser temerario hasta cierto punto.

-No digas ‘temerario’ ah√≠, di ‘valiente’.

-Hmm… Digamos que eres un hombre varonil. Me gusta que mi amo sea alguien varonil, ¬Ņt√ļ que piensas?

-Es todo un honor para mí.

Me dirigí a la salida de las ruinas mientras vacilaba ante las palabras de Lombardía. Pero entonces fui testigo de algo terrible, y tuve que esconderme siendo presa del pánico.

-¬°Fugghhh! ¬°Fugghhh!

-Fufu… Myna, todo esto es culpa tuya por desobedecernos. Los aventureros deben llevarse bien con sus amigos. Si no lo haces, acabar√°s en una situaci√≥n como √©sta.

Tres figuras se encontraban a poca distancia de la salida de las ruinas. Myna estaba atada a un árbol con una cuerda y amordazada en la boca. Frente a ella está el sacerdote y el mago. El mago tiene una daga en la mano, la ropa de Myna estaba rasgada por todas partes y su piel blanca quedaba al descubierto. Casi puedo imaginarme de que se trataba toda esta situación.

-Oye, Amo. ¬ŅEsos dos sujetos representan el mal? Veo esta situaci√≥n bastante desagradable, y quiero que los hagas sufrir.

-Sí, estoy bastante de acuerdo contigo en que es desagradable. Pero, Lombardía, no quiero que te manches con la sangre de esos hombres.

Salí de nuevo de las ruinas y me dirigí hacia ellos.


La primera persona que se fijó en mi presencia fue Myna. La chica pone los ojos en blanco cuando me ve. Los hombres miraban a Myna y estaban de espaldas a mí, así que no me di cuenta hasta que me giré para seguir su mirada.

-¬ŅQ-Qu√©…? ¬°Imposible…!

-¬°D-Douglas! ¬°Sigues con vida!

Rápidamente me apresuré a golpear a los dos hombres. El primer golpe se lo di al sacerdote directamente en la cara, cayó al suelo con gran fuerza a la vez que varios de sus dientes fueron desprendidos de su boca y volaron por los aires mientras que sufría una hemorragia nasal.

El segundo golpe se lo di al mago en su vientre, acto seguido cay√≥ al suelo en posici√≥n fetal y no paraba de toser sangre. El da√Īo ser√≠a casi irreversible con los golpes que recibieron de mi parte. Agarrar√© al sacerdote por el pelo y lo colgu√© del √°rbol.

-Oye, ha pasado un tiempo. Me alegra ver que eres tan feliz como siempre.

-¬ŅC√≥mo…? ¬ŅC√≥mo es que todav√≠a est√°s aqu√≠…? Deber√≠as estar muerto…

-Supongo que debe ser algo bastante decepcionante para ti. Al parecer soy más difícil de matar de lo que pensaba.

-Eres… Un maldito… Bastardo…

-Sabes, si s√≥lo hubiera sido por la forma en la que me traicionaste, te habr√≠a perdonado con un golpe m√°s suave, y menos mortal… Pero, no me gust√≥ lo que intentabas hacerle a Myna.

-Je, jeje… Estoy seguro de que t√ļ y yo nos llevaremos muy bien, Douglas-san… El afrodis√≠aco ya ha hecho efecto, y aunque es una gata mala, tiene un buen cuerpo— ¬°Ugh! ¬°Uuuggh…!

-¬ŅQu√© clase de sacerdote eres? ¬ŅQu√© clase de Dios al que sirves? ¬ŅEs un Dios malvado?

Le di dos pu√Īetazos en la cara luego de ahorcarlo y el sacerdote se qued√≥ con los ojos en blanco a la vez que perdi√≥ el conocimiento. Adem√°s de eso, golpee un par de veces al mago que segu√≠a retorci√©ndose en el suelo y dej√≥ de moverse.

Luego recojo la daga que sostenía el mago y la uso para desatar la cuerda y la mordaza que sujeta a la chica bestia. Cuando Myna quedó completamente liberada, salta sobre mí y me abraza a la vez que lloraba.

-¬°Douglas! ¬°Lo siento mucho! ¬°Me alegro mucho de que est√©s bien! Gracias por salvarme, ¬°Odio a estos tipos! ¬°¬ŅQu√© demonios pasa con ellos?! Si no fuera porque me rescataste, ¬°Odiar√≠a a todos los humanos!

-Oh, lo siento. No quiero disculparme en nombre de los humanos…. Pero, lamento que hayas tenido que pasar por todo esto.

Abracé ligeramente a la chica bestia y le doy unas suaves palmaditas en la cabeza.

-Est√° bien… No es tu culpa. Por el contrario, es Myna quien tiene que disculparse, nya. Yo fui quien abandon√≥ a Douglas… Lo siento mucho, nya…

-Y esa es la raz√≥n porque la no tienes que disculparte. T√ļ no hiciste nada malo, ellos hicieron todo esto. T√ļ hiciste todo lo que pudiste. ¬ŅVerdad?

-Uh, s√≠… Myna no quiso abandonar a Douglas, nya…

-Lo sé. Lo sé.

Abrac√© a Myna y le di palmaditas en la cabeza hasta que se calmara. Pens√© que le molestar√≠a que hiciera algo as√≠, pero Myna no mostr√≥ ning√ļn tipo de disgusto al respecto, por lo que estuve por mucho rato abrazado a ella y acarici√°ndole la cabeza. Finalmente, Myna dice; ‚Äúya estoy bien‚ÄĚ, as√≠ que la solt√©. La chica de las orejas de gato se aleja dos pasos de m√≠ y me sonr√≠e.

-Nuevamente. Muchas gracias, Douglas, nya… Pero, ¬ŅQu√© vamos a hacer con ellos, nya?

Preguntó mientras dirigía su mirada a los dos hombres en el suelo.

-Siento que sería mejor para el mundo y para la gente si nos deshacemos de ellos, pero, aun así, matarlos es un poco incómodo para mí. Y creo que me estaría extralimitando si mato a dos incapacitados.

-Entonces, ¬Ņpor qu√© no lo atamos y lo dejamos aqu√≠, nya? Los animales salvajes se lo comer√°n tarde o temprano, nya.

-Suena bien para mí. Y si tiene tanta suerte como yo, tal vez podrán sobrevivir.

De esta manera, até a los hombres con una cuerda, y los dejé tirados en el suelo al lado del árbol. Luego me puse en marcha con Myna camino de vuelta a la ciudad.

Pero…


-Ha… Haa… Haaa… Nyaahhh…

Mientras ambos volvíamos a casa camino por el bosque, la respiración de Myna empezó a agitarse a medio camino. Le miré, y su cara estaba toda roja, y parecía que algo le dolía mucho.

-Oye, Myna. ¬ŅQu√© te ocurre? ¬ŅEst√°s bien?

-Um… Est√° bien… No, creo que no, nya… Haah… Haaaa… D-Douglas…

Me acerqué a ella y la sacudí por los hombros, en ese momento ella me miró fijamente y me abrazó.

-Oye, Myna, ¬ŅQu√© est√°s…?

-D-Douglas… Por favor, nya… Myna necesita tu ayuda, nya….

Tras esas palabras, Myna se puso de pie y me besó.

-…¬°Huh!

-Mmmm… Amm… Mmm… Mmmm… ¬°Hmph!

Los suaves labios de Myna, y su cálida lengua devorando mis labios y mi boca. Las orejas de gato de la chica se agitaban y se movían con impaciencia.

-¬°Puha…! ¬°O-Oye, Myna! ¬°¬ŅQu√© crees que est√°s haciendo…?!

-Haaa… Haah… Ha…. L-Lo siento mucho, nya, Douglas… Me obligaron a beber algo raro, nya… Tal vez, sea eso… Nyaaah… Me duele, nya… Douglas… Ay√ļdame, por favor, nya…

La chica bestia me mira con ojos llenos de desenfreno. Ahora que recuerdo, ese sacerdote dijo algo sobre un afrodisíaco. Tal vez esté haciendo efecto ahora.

-Nyaaa…. ¬°Douglas, por favor, nya…! ¬°Myna  no podr√° soportarlo m√°s, nya… ¬°Me volver√© loca a este ritmo, nya….!

-Est√° bien, ¬Ņpero segura que quieres que sea yo?

-¬°S√≠! ¬°Quiero que sea Douglas, nya…! ¬°Quiero que complazcas mucho a Myna, ya…! ¬°Por favor!

-…Lo har√©.

Myna dijo que era adulta, a pesar de su apariencia, se ve muy joven para ser mayor de edad. Y de por sí ya tenían un atractivo sexual que me hacía dudar al respecto. Ya no me quedan razones para detener mi deseo. Por otra parte, Lombardía no dice nada al respecto, pero sé que está atenta a cada movimiento que haga.

-Lo siento Myna, pero yo tampoco puedo soportarlo m√°s, eres demasiado linda.

-¬ŅEh…? Douglas… Ummm.

Empuj√© a Myna hacia unos arbustos, y la llev√© a un lugar donde nadie nos pudiera ver.  Ahora ser√© yo quien tomar√° el control de esta situaci√≥n.

-Hmm.. Nyaaah…  Hah… Hah…. Douglas… ¬°No pares, nya!

Myna se emocionada cada vez m√°s, y no para de pedir mis besos, a la vez que mete su lengua en mi boca.

-Puhaa…! Douglas… ¬°Myna quiere que tomes todo de ella, nyaa! ¬°Ahora…!

Dicho eso, Myna se√Īala su entrepierna. Al fijar mi mirada en dicho lugar, pude observar algo bastante inusual, y es que los pantalones cortos que la chica gato estaba utilizando, se encontraban completamente empapado. Estaba muy sorprendido ante la vista que estaba observando, as√≠ que decid√≠ jugar un poco con ella.

-¬ŅTe has colocado as√≠ con solo unos besos? Wow, Myna es una peque√Īa zorra.

-No no… ¬°Esto se debe a la extra√Īa medicina que me dieron, nya!

Puse mi rodilla en la entrepierna de Myna a la vez que hice un poco de presión, provocando que su abdomen se retorciera un poco de placer.

-Veo que est√°s muy sensible ah√≠ abajo, y eso que todav√≠a no la toco por completo, ¬Ņtan desesperada est√°s?

-Nyaaaaah… Huh, Douglas… Por favor, no seas malo conmigo…

-Jajaja, lo siento. Es que Myna es tan linda que quer√≠a molestarla un poco…

-Ugh… ¬°Douglas es un tonto, nya!

-Lo siento. Bien, es hora de que demos el siguiente paso.

La chica bestia asintió con la cabeza mientras coloqué mis manos en el cinturón de los pantalones de Myna.


Desabroché el cinturón de Myna y le bajé los pantalones, incluyendo su ropa interior. Un grueso hilo de sus fluidos vaginales corría entre la suave entrepierna de la chica y su ropa interior. Metí mis dedos en la entrepierna de Myna. Ya estaba resbaladizo debido a todos los fluidos que había dentro de ella, así que la penetración fue bastante fácil.

-¬°¬°Ummm….!! ¬°ah, Douglas! ¬°Nyaaaaaa….!

Mientras jugaba con ella, todo su cuerpo se retorcía de placer ante la estimulación que provocaba mis dedos.

-Nya… Nyaaaaaa…! D-Douglas… ¬°Ya basta de los dedos…! ¬°Quiero algo m√°s grueso!

Por más que intente calmarla con mis dedos, no parecen dar efecto. Ese afrodisíaco que le dieron es muy potente. Así que procedí a sacar mis dedos del lugar secreto de Myna, y me bajé el pantalón. Una cosa rígida se levantó de mi entrepierna.

-Haah, haaah…. Date prisa… Estoy tan desesperada de sentir a Douglas dentro de m√≠…

-S√≠, yo tampoco puedo aguantarme m√°s. Te la voy a meter ahora… Rel√°jate un poco.

Myna asinti√≥ con la cabeza y abri√≥ a√ļn m√°s sus piernas. Agarr√© la esbelta cintura de Myna con ambas manos y presion√© la punta de mi pene contra la vagina de Myna.

-Aquí voy, Myna.

-S-S√≠, Adelante, Douglas nya…. ¬°Hmmm!

Empuj√© mi cosa en el lugar secreto de Myna, y aunque estaba muy mojada, el interior de la chica era peque√Īo, pero, aun as√≠, se sent√≠a muy bien, a pesar de estar muy estrecho.

-¬°Nyaaa…!

En el camino, sent√≠ como si hubiera perforado algo. Myna solt√≥ un peque√Īo grito de dolor.

-¬ŅEst√°s bien, Myna?

-Ummm, s√≠. S√≥lo duele un poco. Est√° bien, quiero que sigas, Douglas… Ve m√°s profundo, sigue dentro de m√≠.

-Muy bien.

Metí mi pene más adentro de su vagina.

-Es una tarea difícil. Myna es demasiado linda para no querer devorarte por completo.

-Hehehe…. Eso ser√≠a genial…. Si eso es lo que quiere Douglas, est√° bien… Myna podr√° soportarlo.

-No creo que sea correcto, lo haré despacio.

Quité mis manos de las caderas de Myna y moví lentamente mi cuerpo sobre la chica bestia.

-Hah… Aaah… Douglas, nya… Esto se siente tan bien… M√°s… Hazlo m√°s intenso, nya….

Al oír la voz de Myna, aumenté gradualmente la intensidad de mis movimientos. Todo esto provocado por hermosos gemidos que provenían de la chica.

– ¬°Ah, ah, ah…! ¬°Aaah, aaah, aaah, aaah, aaah, aaah, nyaaaa…!

Los gemidos de Myna son tan relajantes. Las orejas de gato de la cabeza giran con cada placer.

-Myna, puedo sentir como tu vagina aprieta cada con m√°s fuerza mi pene.

– ¬°Ah, Ummm, Nya…! Pero Douglas… ¬ŅTe sientes bien?

-Sí, se siente muy bien.

-Hehehe, estoy tan feliz… ¬°Douglas se siente muy bien con Myna!

Myna y yo nos abrazamos. Podía oír sus gemidos y mi excitación iba en aumento. Después de un tiempo, ambos alcanzamos nuestro limite.

– ¬°Ah, ah, ah, ah! ¬°Douglas…! ¬°Myna ya casi…!

– S√≠, estoy al l√≠mite tambi√©n. Voy a sacarlo….

-¬°No, no, no! ¬°Quiero que lo hagas adentro! ¬°Myna quiere tener la leche de Douglas dentro de ella…!

-…! Est√° bien, entonces adentro.

-¡Ah, ah, ah, dámelo todo! ¡Quiero sentir el jugo de Douglas dentro de mí, nya!

La estimulación es tanta que Myna no para de moverse retorcerse de placer, ella estaba debajo de mí, y seguía gimiendo a la vez que escupí toda mi esencia dentro de ella.

-Hyaaaaaa…. Dentro de m√≠… Hay un mont√≥n de Douglas… Y es tan caliente…

Empujé la parte posterior de la cabeza de Myna, todavía seguía saliendo gran cantidad de mi líquido, y no se detuvo hasta unos segundos después.

-Haha… Haha.. Eso se sinti√≥ bien nya, Douglas…

Myna me sonríe débilmente a la vez que yace de espaldas en el césped del campo. Las orejas de gato seguían moviéndose, y el líquido se derramaba de su entrepierna.


Un par de horas después, continuamos con nuestro viaje y yo llevaba a Myna en mi espalda.

-Ugh…. Lo siento, Douglas,nya… Myna se siente culpable de que hagas todo por m√≠, nya…

-De ninguna manera. No puedes mantenerte en pie, ¬Ņverdad?

-Cierto… El sexo con Douglas es demasiado bueno para ser verdad, nya… Y lo arruin√© todo, nya… Estoy tan avergonzada…

-Jajaja, entonces la culpa es m√≠a, por lo que es a√ļn m√°s lamentable.

Me re√≠ ante las palabras de Myna, y respond√≠ con algo que la haga sentir m√°s calmada. Intent√© mostrarle un lado de m√≠ en el cual se pudiera sentir c√≥moda y tranquila. Pero por dentro, mi coraz√≥n estaba muy acelerado por lo que hab√≠a hecho anteriormente con ella. Espero poder conseguir alguna magia anticonceptiva en la ciudad, ya que todo sucedi√≥ al calor del momento, y no estoy seguro del todo que eso haya sido que Myna deseara desde el principio. Era su primera vez…

Y también lo fue para mí, lo que es bastante lamentable en alguien de mi edad. Bueno, la propia Myna parece sentirse más culpable que insatisfecha, y trataré de no inmiscuirme más.

-Supongo que tendr√© que acostumbrarme a ello…

-¬ŅNya…? Douglas, ¬Ņa qu√© te acostumbras?

-No, nada. Sólo que no estoy acostumbrado a ser demasiado feliz.

-¬ŅTe refieres a lo que hiciste con Myna…?

-Sí, el hecho de tener a alguien que me quiera.

-Ya veo… Hehe, Myna se alegra de que Douglas sea feliz, nya.

Con tan dulces palabras, cargué a la chica bestia en mi espalda y regresé a la ciudad.


Cuando llegamos al pueblo, Myna se hab√≠a recuperado tanto que se baj√≥ de mi espalda y empez√≥ a caminar por s√≠ misma. Por cierto, su ropa rota y desali√Īada ha sido sustituida por un nuevo conjunto de ropa que ella misma llevaba en su equipaje. La ropa est√° bien por el momento, pero su cuerpo necesitaba una aseada. Era de tarde, el sol estaba casi por ocultarse, y la posada no debe haber preparado los ba√Īos todav√≠a.

As√≠ que fui a los ba√Īos p√ļblicos con Myna y ambos nos refrescamos y nos reencontramos despu√©s de los ba√Īos calientes con una gran sonrisa en la cara. Luego decidimos ir a un bar. Cuando llegamos a dicho establecimiento, tomamos asiento uno al lado del otro en el mostrador y pedimos algunas bebidas y aperitivos. Y despu√©s de un brindis, los dos comenzamos a pasar el rato.

-Fueeh… Este d√≠a fue muy agotador, nya… Han ocurrido tantas cosas que me cuesta procesador todo.

Myna se apoya l√°nguidamente en el mostrador. Alargu√© mi mano para tocarle la cabeza y le acaricio el pelo suavemente, un poco perdida, Myna dijo “nyufu~”, entrecerrando los ojos y moviendo las orejas de gato con alegr√≠a.

-Ya somos dos, es como si todos los puntos de inflexión de mi vida se hubieran juntado.

-…¬ŅLo dices por Myna, nya?

-No exactamente.

-¬ŅEntonces es por esos sujetos? Quiero decir, Douglas, ¬°todav√≠a est√° vivo! Lograste escapar de esa bestia… ¬ŅC√≥mo es que escapaste de algo c√≥mo eso?

-Bueno, ocurrieron muchas cosas.

Le conté a Myna lo que había sucedido luego de separarme de ella. La historia de cómo caí en un agujero mientras huía de la Quimera, cómo me encontré con el Hacha Sagrada Lombardía, y el cómo obtuve increíbles poderes y la forma en la que derroté a la Quimera. Los ojos de Myna se quedaron asombrados luego de escuchar esa historia.

-¬ŅEs cierto todo eso, nya? ¬ŅT√ļ s√≥lo derrotaste a la Quimera…?

-¬ŅNo me crees? Bueno, no te culpo. No me lo creer√≠a si alguien me contara la misma historia.

-S√≠, lo siento. Aunque, Douglas probablemente no es el tipo de persona que mentir√≠a sobre algo as√≠. As√≠ que estoy segura de que est√° diciendo la verdad. ¬ŅEsa el hacha m√°gica que encontraste ah√≠?

Myna mira el hacha sagrada, Lombardía, que está a mi lado. La agarré con mis manos y se la entregué.

-¬ŅMe creer√≠as si te dijera que puede convertirse en una chica desnuda?

-¬ŅEh…? ¬ŅEsta hacha se va a convertir en una chica desnuda? No entiendo lo que quieres decir con eso.

-Bueno, no importa.

Creo que decir eso fue una estupidez de mi parte. Si digo cosas c√≥mo esas, las personas pensar√°n que soy alguien paranoico y peligroso. Creo que ser√≠a mejor que Myna viera la verdadera forma de Lombard√≠a en un lugar donde no estemos rodeados de personas. Eso pens√©, pero…

-Esta chica… ¬ŅEn serio es dif√≠cil de creer que yo pueda tomar una forma humana? En ese caso, es mejor que lo vea por s√≠ misma.

-¬ŅQu√©…? Oye, espera un momento, no vayas a…

¬°¬°Poooof!!

Antes de que pudiera detenerla, Lombard√≠a hab√≠a tomado su forma humana. Su apariencia era la de una ni√Īa con la piel morena y el pelo largo de color negro.

-¬°¬ŅEeeh…?!

Todas las personas en la taberna exclamaron al unisonó a la vez que venían a donde yo estaba, ya que Lombardía se encontraba a mi lado.

-¬ŅQui√©n es esa chica desnuda…? ¬ŅEs la hijastra del viejo de al lado? Es muy bonita.

-No lo creo, pero, ¬ŅPor qu√© no lleva ninguna ropa? ¬ŅAcaso ser√° esclava de ese viejo?

-Lo m√°s importante, ¬ŅCu√°nto tiempo ha estado ella aqu√≠? ¬ŅQu√© fue esa luz extra√Īa de hace un momento…?

La gente de la taberna comenzó a hablar entre sí, mientras que a Myna tenía los ojos blancos y le costaba decir una palabra.

-Oye, Lombardía, ¡ven un momento!

-¬ŅHo…? ¬ŅQu√© ocurre, mi amo? ¬ŅPor qu√© tiene una actitud tan contundente? ¬°Si desea hablar conmigo, podemos hacerlo en este momento!

-¡Cállate! ¡Y sígueme en silencio!

Cogí a Lombardía de la mano, le tapé la boca y salí corriendo de la taberna. Entré en un callejón y empujé a Lombardía contra la pared y me aseguré de que no hubiera nadie más. Lombardía, por su parte, se retorcía y parecía avergonzada.

-¬ŅQ-Qu√© ocurre, mi amo?  Si quieres tener sexo conmigo, no tengas miedo de decirlo.

-¬°No me refiero a eso! ¬°No puedes hacer algo como esto en p√ļblico! ¬ŅHas pensando en lo que esto puede desencadenar? ¬°Muchas personas vendr√°n a por ti y querr√°n poseerte si se enteran que eres un hacha que puede cambiar de forma! Adem√°s, me har√° ver mal, pensar√°n que estoy esclavizando ni√Īos.

-¬ŅTe preocupa que te vean conmigo?  Ahora me tienes a m√≠, y vas a ser el mayor h√©roe del mundo. ¬ŅPor qu√© no puedes ser m√°s digno?

-¬°Eso no significa que pueda pasearme con una hermosa chica desnuda frente a todas las personas!

-Ho… As√≠ que soy una hermosa chica. Mi amo puede ser todo un caballero si se lo propone.

-Haah… Mira, mejor regresa a tu forma de hacha. Y no te conviertas en humana a menos que yo te lo diga.

-Es la primera vez que act√ļas como un verdadero amo, Kukuku. Est√° bien. Eres mi maestro, eso es todo lo que importa. Ahora, si quieres que te sirva con uniforme de criada, siempre puedes dec√≠rmelo, maestro.

Dicho eso, Lombard√≠a volvi√≥ a su forma de hacha. Haha… Tengo un sudor fr√≠o recorriendo mi frente. Tom√© la forma de hacha de Lombard√≠a en mi mano y sal√≠ del callej√≥n. Frente a la taberna, veo a Myna mirando a su alrededor. Cuando me vio, vino corriendo hacia m√≠ a toda prisa.

-D-Douglas… ¬ŅEsa chica era esa hacha, nya…?

-¬ŅAs√≠ que viste eso?

-S√≠, la he visto, nya… Y estoy dispuesta a creer todo lo que Douglas me diga, nya…

-Eso suena bien.

-Umm, y… Ella era una chica muy linda… ¬ŅTambi√©n te has acostado con ella, nya…?

La chica con orejas de gato me mira avergonzadamente mientras me habla con una voz entrecortada. Su apariencia fue tan encantadora que provoc√≥ que todo mi cuerpo reaccionara de una manera bastante inusual… Esto se debi√≥ en parte a la provocaci√≥n innecesaria de Lombard√≠a. Agarr√© a Myna firmemente por ambos hombros. La chica bestia muestra una expresi√≥n de miedo.

-Nya… ¬ŅQu√© ocurre, Douglas?

-Myna… Quiero volver a hacerlo contigo. Quiero que tengamos sexo, pero esta vez en una posada…

-¬°Nyaaa…! Pero… Lo acabamos de hacer.

-No puedo evitarlo, eres tan hermosa… Aunque si no quieres, me rendir√© ante esta petici√≥n.

-Ummm… Supongo que, si es inevitable… Podemos hacerlo, nya.

-¬°Yoo-hoo!

Levant√© los pu√Īos al aire mientras grit√© de alegr√≠a.

-Es agradable verte tan feliz…

Myna suspiraba contrariamente a las palabras… Despu√©s de esto, Myna y yo fuimos a una posada, y tuvimos sexo c√≥mo locos.

Una hora m√°s tarde. Luego de varios actos sexuales, Myna estaba tumbada en la cama, cubierta de todo mi liquido blanco.

-Es demasiado bueno para m√≠. Myna no puede enfrentarse sola contra Douglas…

La encantadora chica de orejas de gato se retorcía de placer mientras susurró algo para sí misma.


¬°Akumabeast ahora tiene pagina de Facebook!  ūü§ėūüŹĽ
Si lo deseas, puedes ayudarnos sigui√©ndonos a trav√©s de estas redes sociales. Es una forma de incentivarme a seguir con las traducciones, y as√≠ podr√°s estar pendiente de cuando saldr√° el siguiente cap√≠tulos, conocer avances de la historia o de nuevos proyectos que se avecinen ūüíĖ
[Pagina de Facebook] | [Perfil de Twitter]


¡También te invito a seguir a mis amigos de Bokugen Boys, con quieres colaboro en esta traducción!
[Pagina de Facebook] | [Servidor de Discord]

Traductor de Japones, catador profesional de hentai, programador front-end, y creador de Akumabeast.

error: Content is protected!!